SUPERMAN Y LA CRISTONITA

Por: Alfonso Botero Guzmán

No crean que me equivoqué o que haya un error de impresión en el texto. Creo que me acabo de inventar una nueva palabra, si señores la Cristonita. No es la misma piedra o mineral interplanetario verde y reluciente que proviene del planeta Criptón donde nació Supermán, que emite una radiación que lo priva de todos sus poderes y que incluso puede ser letal para nuestro valiente y querido superhéroe defensor del mal, no es Criptonita.

A diferencia de la Criptonita que debilita únicamente a nuestro personaje ficticio, la CRISTONITA llegó para fortalecernos. La Cristonita no es ficción, no viene de ningún planeta imaginario, sino que está aquí en la tierra, llegó hace más de 2000 años en cuerpo y alma y la trajo Jesucristo como una dádiva enviada por nuestro Padre a todos nosotros sus hijos. Así que no es un regalo personalizado o individualizado para unos cuantos elegidos al azar, ni por condiciones ligadas al lugar de nacimiento, raza, clase social o género. Tampoco se trata de una sustancia inmaterial o imaginaria como en los comics de Supermán. A diferencia de Clark Kent, que lucha contra la maldad de dos o tres enemigos que le quieren hacer daño, Cristo lucha contra la maldad del mundo, encarnada en toda forma de pecado a lo largo y ancho del planeta. La Cristonita tiene el poder de acabar el mal en todas sus formas manifiestas. Elimina la injusticia, acrecienta la misericordia, fortalece la bondad, pero sobre todo sana y restaura corazones. El efecto Cristonita se manifiesta en el respeto por sí mismo, por el amor al prójimo y por un deseo sincero de volver a la casa del Padre.

Mientras la Criptonita exhibe su poder destructivo a través de una roca que debilita y eventualmente mata con su efecto radiactivo al personaje de las historietas, la Cristonita no pretende matar ni debilitar a nadie, sino por el contrario, restaurar la vida de aquellos que aunque vivos, están debilitados por sus cargas pecaminosas y muertos espiritualmente. Rescatarnos a ti y a mí de las garras del pecado es la verdadera misión del único superhéroe real en nuestras vidas. Jesús!.  Así que la próxima vez que alguien te quiera compartir la Palabra, darte un testimonio de vida y/o comunicarte una sana experiencia espiritual, no lo rechaces, sino más bien abre tu entendimiento, observa y escucha atentamente, son dosis de cristonita. Recuerda lo que dijo el profeta: “El que tenga oídos para oír, que oiga; el que tenga ojos para ver, que vea”.

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Ilustración. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s