¿POR DONDE ANDABA JESÚS?

Mario E. Fumero

¿Se ha preguntado alguna vez por donde anduvo Jesús cuando estuvo en la tierra? Pues anoche, mientras dormía, el Espíritu me lo mostró:

De seguro que no lo va a encontrar sentado en una oficina, con una secretaria que programe sus citas, ni tampoco lo vas a ver encerrado en un templo, ni con un auto de lujos, rodeados de guardaespaldas y servidores. Tampoco lo veras vestido de lino fino, ni rodado de políticos y empresarios.

A Jesús lo vas a encontrar andando por los lugares más marginados y miserables del territorio de Palestina. Lo encontraremos en la región de Samaria, donde vivía gente despreciadas por los judíos (Lucas 17:11, Juan 4:9), y en Gádara, lugares cuya gente era proscrita por criar cerdos, animales inmundos para los judíos (Mateo 8:28). En Jericó, una ciudad lejana de publicanos corruptos como Zaqueo (Lucas 19:1-10) y en los caminos, sanó a ciegos y enfermos (Lucas 18:35). Andaba por los polvorientos desiertos de Judea, por las montañas de Nazaret y en las aldeas y lugares apartados donde solían vivir los proscritos de la sociedad, como los leprosos, mendigos y despreciados (Lucas 17:12). El estaba en los barrios marginados donde habían prostitutas y ladrones, y no llegaban los religiosos de su época.

Allí estaba, en las laderas de los montes, predicándole a la gente (Mateo 5:1). Lo encontramos a la orilla de un lago, junto a los humildes pescadores de Galilea (Lucas 5:1). En las casas de los pobres y necesitados (Lucas 10:38). Lo encontramos orando sobre una roca, en lo alto de los montes, bajo el cielo estrellado (Lucas 6:46, Mateo 14:23, ) y durmiendo debajo de un árbol de olivo o sicomoro, sin una almohada (Mateo 8:20).

Cuando enseñaba y les predicaba a la multitud (Mateo 5:1, 15:10), no tenía un pulpito, ni músicos, ni equipo de sonido y pero les hablaba con amor y autoridad. Sus seguidores y oyentes se sentaban en el suelo de tierra o yerba, para escucharle (Mateo 5:1-47 14:19, 15:35). Sanaba y consolaba mientras si hacer camapaña (Lucas 9:11). Solo se detenía para descansar.

No tenía transporte, como sería un caballo o asno, siempre andaba a pie, y cuando iba a entrar a Jerusalén por última vez, tuvo que pedir prestado un pollino (Marcos 11:2-6). Jamás tuvo una oficina, ni siquiera un lugar fijo para reunirse con sus discípulos, por lo que tuvo que pedir un lugar prestado para celebrar la Última Cena (Marcos 14:14). Cuando visitaba las Sinagogas, lo hacía para predicar (Mateo 9:35) y proclamar las profecías de Isaías (Lucas 4:16-28). Jamás predicó en el templo de su Padre (Templo de Jerusalén), y la vez que fue a él, la ira y el enojo lo llevó a desalojar a los vendedores y cambistas, porque la casa de oración de su Padre, la habían convertido en un mercado y cueva de ladrones (Mateo 21:13).

No usó la diplomacia, siempre fue directo y cortante (Juan 6:67, Lucas 9:60). Siempre habló de forma clara, sin medias tintas (Mateo 5:37), nunca aceptó la adulación (Lucas 20:22-25, 23:2).

Jamás le ofreció a sus seguidores bienestar o prosperidad, sino al contrario, les advirtió que sufrirían desprecio y aflicción (Juan 16:33, 15:18, Mateo 5:11). A los que querían seguirles, no les pidió dadivas, ni dinero, más bien les mandó a despojarse de todo, para poder ser su discípulo (Mateo 19:21). Nunca aceptó la exaltación ni los títulos (Mateo 19:17 23:10). Por decir la verdad, fue acusado y condenado. Nunca buscó posición, ni ocupar los primeros puestos en las cenas o sinagogas (Mateo 23:6), y presentó el modelo del ejemplo en la persona hablando de Juan el Bautista, exaltando su humildad en su estilo de vida, y aclarando que los que llevan ropa delicadas, en los palacios están (Mateo 3:4, 11:7-11). Jesús vestía de forma sencilla, su túnica era sin costura (Juan 19:23).

Se enfrentó a los religiosos de su época, fariseos y saduceos, los cuales habían tomado la religión para explotar la fe, diezmándole a las viudas hasta la poca comida o especies que tenían, y vivían hipócritamente (Mateo 23:13), aparentando piedad, pero viviendo lejos de ella (Mateo 23:14,23).

Nunca intervino en la política, ni crítico el régimen invasor de los romanos, que dominaba Judea, porque él decía que no se puede servir a dos señores, haciendo alusión al príncipe de este siglo, y al del Padre Eterno (Mateo 6:24). También proclamó que su reino no era de este mundo (Juan 18:36). Él se sujetó incluso a pagar los impuestos, aunque algunos eran injustos (Mateo 17:24-27).

Y después de este análisis preguntó; ¿Dónde puedo encontrar a los que dicen servir a Dios hoy día con estas características?  ¿Cómo viven actualmente sus ministros en los países pobres? ¿Dónde puedo encontrar a mi pastor cuando lo necesite? ¿En qué aspecto se parecen mis líderes a Jesús?

BUSQUE UD. LA RESPUESTA.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a ¿POR DONDE ANDABA JESÚS?

  1. Frank Latimer dijo:

    así es

  2. Cristian dijo:

    En estos tiempos finales donde la apostasia esta introducida en la iglesias locales es muy dificil encontrar hombres que sirvan a Dios de corazon, la inmensa mayoria busca exprimir a las ovejas usando aun si es posible la ley mosaica, como por ejemplo el tema del diezmo ya anulado con el nuevo pacto, aca en Argentina, se ha desvirtuado tanto la Palabra que desde los pulpitos se enseña un evangelio raquitico y basado en emociones y desviado a salvar tu economia y no tu alma; encontrar pastores que se amolden al ejemplo de Jesus es muy dificil, no digo imposible, oremos para que en estos tiempos finales encontremos siervos con corazon para servir y no para servirse del evangelio, bendiciones.

  3. Ileana dijo:

    Triste realidad actual, nadie quiere servir, todos quieren ser servidos.

  4. Cici dijo:

    Ser millonarios.

  5. chiltepito dijo:

    buen analisis hermano, salu2 desde Guatemala

  6. Siendo piedras de tropiezo para los más pequeñitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s