REFLEXIONES PARA HOY, EN PALABRAS: LIGAMENTOS

Mario E. Fumero

Colosenses_2:19 pero no asiéndose a la Cabeza, de la cual todo el cuerpo, nutrido y unido por las coyunturas y ligamentos, crece con un crecimiento que es de Dios.

Ya reflexionamos sobre el concepto de cuerpo y coyuntura en artículos anteriores. Hoy vamos hacerlo, analizando el término “ligamentos”.

¿Qué es un ligamento? Según definición es una banda de tejido conjuntivo fibroso, muy sólido y elástico, que une los huesos entre ellos en el seno de una articulación, fortaleciendo las coyunturas para que estén firmes, apareciendo los tendones que protegen la unidad entre la unidad de dos huesos, para que no se disloquen.

Cuando dos partes diferentes se unen, deben de tener un soporte, para que ambas se sujeten y se ayuden en momentos difíciles. Ese elemento que fortalece la unidad de dos partes diferentes se les llama ligamentos. En el caso de ser una iglesia, los ligamentos representarían el amor fraternal de unidad entre los hermanos, por medio del cual se forma el cuerpo.

Es difícil someternos y aceptarnos mutuamente en sujeción fuera del marco de la Palabra. Es por ello que el Espíritu Santo nos da una fuerza poderosa para que por medio del amor, se fortalezca esa unidad. Así que los ligamentos dentro de las coyunturas representan el amor, mediante el cual nos aceptamos, soportamos y ayudamos mutuamente, aunque seamos diferentes, porque según la Palabra, el amor todo lo soporta (1 Corintio 13).

La Biblia enseña que el amor el don por excelencia, la base de la doctrina, y la esencia del cristianismo. Por amor Jesús murió por nosotros, y nos ordenó amarnos uno a otros. El único elemento que hace posible una relación en sujeción y dependencia, pese a nuestras imperfecciones, es el amor. Esté nos ayuda a sobrellevar las cargas de los más débiles (Gálatas 6:2), pese a nuestros errores y debilidades.

La falta de amor en la sujeción, o en las relaciones entre los hermanos, puede hacer que la misma se vuelva una tiranía, principalmente cuando los pastores o líderes, no viven como siervo, sino como empresario. Es por ello que en la medida en que el amor crezca, la sujeción mutua se hará llevadera y fácil, porque el que ama, sufre con gozo, y el amor nos protege en los momentos difíciles, como los ligamentos protegen las coyunturas en los momentos de choques.

 

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Mario Fumero, Reflexiones en Palabras. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s