REFLEXIONES EN PALABRAS, PARA HOY. LOS PROFETAS

Mario E. Fumero

1 Reyes 19:10 “Y él respondió: Sentido he un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu alianza, han derribado tus altares, y han muerto á cuchillo tus profetas: y yo solo he quedado, y me buscan para quitarme la vida

¿Quién era los profetas del Antiguo Testamento? Eran hombres escogidos por Dios para mantener viva la fe en medio de la corrupción e idolatría existente entre los pueblos que rodeaban al Israel.

Se  les llamaba a estos profetas “atalayas” (Ezequiel 3:17, 33:7), porque desde lo alto de las torres vislumbraban el peligro a lo lejos, para preparar al pueblo, y no ser destruido por el enemigo. Era lo que le traían Palabra de Dios a los líderes, cuando éstos se apartaban de la ley de Moisés, y junto a la palabra profética por el pecado de sus líderes, traía el anuncio de un juicio.

Los profetas del Antiguo Testamento no traían una nueva revelación, ni usaban la profecía para beneficio propio, como ocurre hoy día, sino que mantenían vigente los principios de la ley de Dios, para evitar que el pueblo se desviará de la sana doctrina. Es por ello que sufrían escarnio, muerte y persecución (1 Tesalonicenses 2:15).

Ser profeta en nuestros tiempos sería denunciar el pecado, y advertir del juicio que vendrá sobre aquellos que desobedecen la ley de Jehová. Tristemente los profetas de hoy parecen más  vividores y chantajistas, que mensajeros del altísimo para frenar el deterioro moral que vive la sociedad. Estos profetas modernos son como zorras en el desierto (Ezequiel 13:4), que por medio de supuestas revelaciones, manipulan las conciencias de las personas, y no predican la Palabra, sino que dan sus propias revelaciones.

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Mario Fumero, Reflexiones en Palabras. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s