REFLEXIONES EN PALABRAS, PARA HOY. LOS FALSOS PROFETAS

Mario E. Fumero

Mateo_7:15 “Y guardaos de los falsos profetas, que vienen á vosotros con vestidos de ovejas, mas de dentro son lobos rapaces“.

En el Nuevo Testamento se habla mucho del surgimiento de falsos profetas dentro de la iglesia en los últimos tiempos, algo que actualmente se ha convertido en un serio problema dentro de las iglesias evangélicas, porque hasta se dan seminarios para ser profetas, y éstos falsos profetas de hoy día, no vienen para frenar el pecado, sino para chantajear a la gente, y manipularlas con falsas profecías, cayendo en su error muchos incautos creyentes.

La Biblia enseña que debemos juzgar a los profetas, y cuando traen palabras contrarias a las proclamadas por Dios, deben ser rechazados radicalmente (Deuteronomio 13:1-5) e incluso, en el Antiguo Testamento eran sentenciados a muerte. Si en el día de hoy tuviéramos que aplicar este mandato, habría una masacre de personas, que desde los púlpitos,  predican mentira,  engañando al pueblo, pero gracias a Dios estamos en la dispensación de la gracia, y está, todo lo soporta.

Debemos diferenciar en el Nuevo Testamento, lo que es el ministerio de profeta, que es aquel que denuncia el pecado y proclama la sana doctrina según ocurrió en su origen en el Antiguo Testamento, y  la profecía como don, que es uno de los nueve dones del Espíritu, y el cual se manifiesta en el culto como una advertencia en relación a algo relacionado al acontecer puntual de una persona o lugar (1 Corintio 12:10), pero las mismas deben de ser juzgada (1 Corintio 14:29) porque le Biblia enseña que hay que juzgar los espíritus (1 Juan 4:1).

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Mario Fumero, Reflexiones en Palabras. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s