JUSTICIA VERSUS IMPUNIDAD

Mario E. Fumero

¿Qué es justicia?  Es la forma de hacer cumplir las leyes establecidas dentro de una convivencia social. Las leyes pueden ser sociales; cuando rigen la convivencia entre uno y otros. Individuales; Cuando establecen nuestros derechos relacionado con los deberes. Morales; Cuando establecen valores espirituales o cívicos.  Físico o biológico; Cuando desobedecemos la leyes de higiene o naturales. Este conjunto de normas, leyes y valores, forman el decálogo jurídico que rige los destinos de los pueblos, por mas empírico que  sean.

Entonces, ¿Qué ocurre cuando las leyes se violentan? aparece el castigo. ¿Para qué sirve el castigo? Para infundir temor, o sea, para que los seres humanos, en su convivencia social y personal, sepan que toda acción produce una reacción, y toda violación a una ley establecida, puede acarear consecuencias. De manera que como dice el apóstol San Pablo, los que ejercen el cumplimiento de la justicia, y llevan la espada, o sean, aplican el castigo, deben infundir temor al que hace lo malo, porque “no en vano lleva la espada”  (Romano 13:4). Entonces el conocimiento de la ley produce “temor”, pues somos conscientes que toda transgresión o  desobediencia a la misma producirá consecuencias jurídicas, físicas o morales negativas.

¿A que llamamos “impunidad”? A la forma en que violamos la ley descaradamente, sin que la justicia funcione, o corrija nuestras malas acciones. Entonces: ¿Porque existe la impunidad? Porque el sistema no funciona, porque la justicia es obsoleta, corrupta, cómplice, vulnerable, vendible o ciega. Esto origina una convivencia anárquica, donde prevalece el más fuerte y poderoso, que se enseñorea de los débiles y vulnerables. Cuando esto ocurre, dejamos de vivir en una sociedad de “derecho”, para vivir en una jungla de salvajes.

Cuando hay impunidad, se evidencia que no existe el temor, el cual la Biblia define como el principio de la sabiduría( Proverbio 1:7). ¿Qué es el temor? Es el miedo a sufrir las consecuencias de nuestras acciones, cuando hago actuamos contra el orden establecido. Opera como un freno,  nos detiene cuando tenemos el deseo, tentacion o atracción de violentar una ley establecida. Ejemplo: Si tomó una serpiente venenosa, se que me puede morder y morir, por lo tanto. me detengo. Si robo, me pueden castigar y encarcelar. Si conduciendo, me llevó un semáforo en rojo, me puedo estrellar con otro auto. Si violento las leyes de higiene, me voy a enfermar etc..

Así que para que el sistema funcione con seguridad, necesitamos infundir respeto y temor a un orden establecido. Esto evita el caos, la violencia y la inseguridad. De manera que cuando en un sistema jurídico reina la impunidad, automáticamente caemos en inseguridad, y establecemos el criterio de que tal sistema de justicia no funciona, ya sea por debilidad o corrupción. No hay nada que dañe mas el sistema jurídico que la politización del mismo, así como el dominio del poder económico dominante sobre la justicia, pues entonces, los poderosos compraran el derecho para torcer la justicia.

Cuanta más impunidad exista en un Estado, menos temor habrá, y más corrupto estarán en el sistema. Esto evidencia que las leyes no funcionan, y esa sociedad ira  irreversiblemente al caos y destrucción. Así que, para que las autoridades funcionen dentro de los demás poderes del Estado (ejecutivo y legislativo), se requiere un sistema judicial saneado, justo y apegado al derecho, que no se venda. De nada vale sanear la policía, o los poderes ejecutivos, si los sistemas judiciales no funcionan justamente.

Si queremos vivir en seguridad, requerimos erradicar la impunidad para frenar la corrupción. Para evitar la impunidad, se requiere una justicia recta, justa e imparcial, que no se venda, y que funcione igual para todos. Solo así viviremos civilizadamente.

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Impunidad, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.