VIVIENDO CON UNA PERSPECTIVA ETERNA: LA NATURALEZA FUGAZ DE LA VIDA

Por Dr. David R. Reagan

Este pasaje siempre me recuerda un incidente que ocurrió en mi vida hace varios años. Un querido amigo mío con quien había enseñado en una universidad de Texas, me llamó un día y me dijo que le habían diagnosticado cáncer de próstata.

“El doctor me ha dado sólo seis meses de vida”, indicó.

Le dije que sentía mucho escuchar esas noticias, y le prometí que oraría por él y su familia. Luego, añadí: “Pero ten en cuenta que puedo estar muerto antes que tú”.

“Oh, ¿tienes cáncer también?, preguntó.

“No”, respondí, “es sólo que no tengo la promesa de siquiera un solo día de vida, mucho menos de seis meses”.

Irónicamente, la Biblia nos dice que debemos vivir como que si fuéramos a vivir para siempre — pero no en esta tierra —. Debemos vivir en preparación para la eternidad, con esperanza, una eternidad con Dios.

“…el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará”. Jesús en Juan 12:25. Lo más probable es que usted sea un creyente nacido de nuevo que ha pensado seriamente en la eternidad, pero a quien se le hace difícil mantener una perspectiva eterna. Usted repetidamente se encuentra atrapado con los problemas de la vida, y el resultado es estrés, ansiedad e incluso depresión.

Vivir con una perspectiva eterna es una de las claves para vivir como un vencedor. Es una virtud que va a ser cada vez más importante a medida que la sociedad continúa desintegrándose y los cristianos sufren cada vez más ataques.

¿Cuál es el secreto para mantener una perspectiva eterna? Gran parte de la respuesta está en su actitud acerca de este mundo.

SU ACTITUD HACIA EL MUNDO

Deténgase por un momento y piense. ¿Cuál es su actitud respecto a este mundo? ¿Está entusiasmado con él? ¿O se siente incómodo con él? ¿Ama al mundo? ¿O se siente a menudo alienado de él? ¿Está en casa en este mundo? ¿O se siente como un extraño?

Hay una antigua canción espiritual de los negros que siempre me desafía a examinar mi actitud hacia el mundo. El primer verso es el siguiente:4

Este mundo no es mi hogar,

Sólo estoy de paso

Mis tesoros están guardados

En algún lugar más allá de lo azul.

Los ángeles me llaman

Desde la puerta abierta del cielo

Y no puedo sentirme como en casa

En este mundo ya.

¿Expresan esas palabras su sentimiento acerca de este mundo? ¿Qué palabra usaría para resumir su sentimiento? ¿Celoso? ¿Ansioso? ¿Enamorado? ¿Separado? ¿Está cómodo o se siente a disgusto?

En la tercera parte de esta serie acerca de vivir con una perspectiva eterna, explicaré por qué odio este mundo, y ver si Jesús y los apóstoles están de acuerdo.

Artículos relacionados:
»» Viviendo con una perspectiva eterna – Parte 1
»» Viviendo para Cristo en los Tiempos del Fin
»» Viviendo a la Luz de Su Venida
Traducido por Donald Dolmus. En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)
Original article:
Living with an Eternal Perspective

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Articulo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.