CRISIS POLÍTICA Y LA IGLESIA

Mario E. Fumero

Muchos países viven actualmente una convulsión política e ideológica que divide a los pueblos en dos bandos, volviendo 《nación contra nación y reino contra reino》 (Mateo 24:7). No podemos negar que detrás de estas luchas ideológicas, se encuentra la ambición humana, una enfermedad muy grave que nace de la corrupción, y el deseo de poder de los políticos.

Lo peor de esta situación de luchas ideológicas y políticas esta en el papel de la iglesia en Latinoamérica,  la cual  se encuentra en medio de una división entre la izquierda y la derecha radical, y en ambos lados hay corrupción y lucha de poderes. Estos dos bandos están tratando de hacer que los líderes religiosos, se definan  hacia un lado, u otro, alegando que debemos combatir la corrupción y la injusticia, y de esta forma obligarlos a emitir juicios respecto a una determinada ideología. 

Actualmente se está implementando la denominada “teología del reino ahora” o “dominionismo”, la cual acuña la utopía de que los cristianos podremos, desde una plataforma política, frenar la corrupción e impunidad existente en los gobiernos latinoamericano. Bajo esta teoría se empujar a los líderes religiosos a buscar posiciones políticas, para alinearse con uno u otro bando, lo cual afecta la unidad del cuerpo de Cristo, ya que se ignora que la iglesia es “un reino dentro de otro reino”, y al trata de tomar partido por un lado, con el cuento de que  podemos evitar la corrupción y el dominio del hombre sobre el pecado, algo difícilmente que cambiaremos. Entonces, bajo esta perspectiva  la iglesia se politiza, creándose un conflicto divisionista que nos desvía de nuestra misión esencial, y caemos en la trampa de hacerle el juego a los esquemas de este mundo.

Quiero analizar el pasaje bíblico en donde Jesús habló del “César” en relación a una pregunta capciosa, que le hicieron los religiosos de su época, para ver de qué lado se inclinaba en el aspecto político (Mateo 22:15-22). Ellos le mostraron una moneda y preguntaron; ¿A quién deberíamos dar tributo? Tenemos que entender el espíritu de la pregunta de los fariseos, y tomar en cuenta el marco histórico. Los fariseos querían tenderle una trampa a Jesús, para acusarlo delante de las autoridades romanas o religiosas. Si Jesús decía que sólo hay que darle tributo al César, se estaba identificando con el dominio extranjero, el cual era un sistema injusto, cruel y despótico, implantado por el imperio romano, y le podían acusar de traidor a su pueblo. Si  decía que había que dar tributo a Dios, entonces lo acusaban delante de las autoridades romanas de no respetar al imperio,  de sedicioso. Pero Jesús conocía la mente de quienes le interrogaban(Juan 2:25), y su hipocresía (Mateo 22:18), y pidiéndoles una moneda, hizo una sencilla pregunta: “¿De quién es esta imagen, y la inscripción”  (Mateo 22:18) y ellos afirmaron  “De César”,  entonces Jesús declaró que hay que dar a Dios lo que es de Dios, y al César lo que es del César.

Analicemos quién era el César, y para ello debemos tener una noción mínima de la historia de la época de Cristo. Si  tuviéramos que definir al “Cesar” y el gobierno romano en términos modernos, podría afirmar que era un rey dictatorial y despótico, que aunque tenía un Senado, él manejaba todo el imperio como un soberano, con poderes absolutos. Por eso se le decía “Kyrius”, que significaba un “ser supremo”, considerado casi un dios. El Imperio Romano era

un sistema completamente corrupto, donde reinaba la depravación,  traición, conspiración y la hegemonía. Incluso el territorio de Israel estaba bajo domino, reprimiéndolos, aunque les permitieron funcionar desde el punto de vista religioso.

Mucho antes que los romanos conquistaran Israel, hubo brotes de rebelión contra otros imperios, como relata la historia de los Macabeos. En la época de Jesús, había un movimiento subversivo o “guerrillero” contra el invasor romano llamado los “zelotes”. Ubicándolos en este marco histórico, es bueno reflexionar sobre cuál era la posición de Jesús en relación a la situación política de su época. Él no tomó una posición ni en contra, ni a favor del dominio del César, aunque sí condenó radicalmente todo tipo de violencia. ¿Por qué Jesús fue tan indiferente a la realidad política de Israel? ¿Qué le impidió definirse contra un sistema opresor? ¿Por qué no reprochó el dominio político, pero sí reprochó en el capítulo 23 de Mateo a los líderes religioso de su época, llamándole hipócritas, víboras, ciegos, etc.? ¿Irrespetó Jesús a Poncio Pilatos, pese a que lo juzgo injustamente?

La respuesta la encontramos en las enseñanzas de Jesús en torno al concepto “REINO”. Su ideal no era cambiar un sistema mediante una lucha política, sino cambiar a los hombres dentro del sistema, para forjar un reino dentro de otro reino (Juan 18:36), sabiendo que este reino tendría que subsistir bajo el dominio del príncipe de este siglo (Juan 14:30), hasta que volviera otra vez para hacer justicia. El emperador de Roma representaba el dominio político, y el Reino de Dios fue establecido por Jesús, se llama “la Iglesia”, la cual está en el mundo, pero no es del mundo (Juan 17:14-16).

Partiendo de esta premisa, preguntó: ¿Cuál debe ser la posición de los líderes religiosos frente a los conflictos políticos que vive Latinoamérica? ¿Qué ocurre cuando en nuestras congregaciones hay de todas las tendencias políticas, y como líderes nos inclinamos a favor de alguna de ellas? ¿Cuál de los candidatos reúne todos los requisitos morales, para considerarlo un hombre íntegro y honesto? ¿No es de hecho la corrupción un mal endémico e histórico, que cada vez se hace más gigante? ¿Acaso el imperio romano no violaba todo los derechos humanos dentro y fuera de su dominio? ¿No se le violentaron todos los derechos a Jesucristo a la hora de juzgarlo, cometiéndose injusticia? ¿No fueron victima todos los apóstoles de cárceles, persecución y condena? ¿Se manifestaron para denunciar los abusos del sistema, o más bien transformaron, con su ejemplo, el sistema? Como iglesia debemos proteger, auxiliar y dar de comer a los marginados, y establecer en nuestro entorno ese mundo ideal que proponen los ideólogos, pero que solo puede existir cuando estamos impregnados del verdadero amor que nace de una experiencia con Dios.

 

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostaia.com

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Mario Fumero, Politica en la iglesia. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a CRISIS POLÍTICA Y LA IGLESIA

  1. Frank Latimer dijo:

    El mundo está en el borde del juicio Y BAJO JUICIO EN MUCHOS CASOS YA EVIDENTES , la iglesia esta en el borde de ser perseguida por el mundo sin disimulo ni medida si sigue FIRME sin unirse a la gran ramera para intentar cubrir la política del mundo usando el nombre de Cristo ..a ver si disimula con cuatro pastores medio-medio … lo que es de escándalo … que se los lleva el diablo a todos …
    SIN FUEGO NO HAY TAL IGLESIA , DIOS RESPONDE POR FUEGO Y SI NO AVALA LO SUYO …QUIERE DECIR QUE NO ES SUYO
    …y no se compliquen más ,que no tiene más ciencia ni más corre -corre …
    Mientras uno, o todos reunidos mejor , estén ardiendo y se vean llenos del Espíritu …BIEN
    ..Dios dice con eso que ese es el camino y la forma …pero ….si falta esa respuesta …
    pueden aconsejar al papa o al presidente de la república , o ser muy respetados donde sea que los políticos necesiten encubrir algo con una biblia, si no está uno llenándose de fuego y ciencia de la palabra ….frente ante lo que se ve en el mundo ….se lo lleva el río …y si se lo lleva el río del mundo ¿ de que le sirve la religión evangélica ?

    • Cristian dijo:

      En estos tiempos la iglesia evangelica, no toda aclaro, porque hay un remanente que sigue buscando la guia de Dios, esta descarriada ya sea hacia la politica como tambien hacia la apostasia.
      Estuve hace algunos dias atras en un movimiento de supuesto avivamiento, y como tocaban unos grupos de musica de indole cristiana fui a verlos. No solo no hay avivamiento sino que en ese lugar ni siquiera se predica en evangelio. Se encubre un gran negocio economico detras de una fachada espiritual, pero que cuya finalidad esta en juntar dinero y no en predicar el evangelio, eso si, estaba lleno de personas, con remeras de este movimiento pero yo le comentaba a mi esposa cuantas de esas personas eran realmente cristianas, y cuantos en realidad eran salvos.
      Dios abrio por misericordia mis ojos espirituales, y puedo ver dos grupos de evangelicos: los legalistas de siempre, que creen que su salvacion es por obras, que ellos merecen ser salvos y el resto son pecadores que no se deben juntar con ellos. Y por otro lado los apostatas que usan el evangelio para hacer dinero, supuestos falsos avivamientos que no alcanzan a nadie, y que solo sirve para hacer ricos a los pastores o supuestos ” apostoles” actuales.
      Pero esta tambien la iglesia de Cristo, personas nacidas de nuevo que pareciera van en contracorriente, porque encontrar aca en Argentina una congregacion de sana doctrina es casi algo imposible, ya que todo parece religion o apostasia.
      Oremos por los verdaderos cristianos, que no se nos apague el fuego viendo tanta religion y mentira.

  2. Antonio A Solorzano C dijo:

    Ciertamente la iglesia es apolitica, es decir no tiene nada que ver con la politica. Esta establecido en la Palabrta, un principio ineludible, en 2 Timoteo 2:1-3; la obediencia a este principio, trae la paz y la tranquilidad; de manera tal,
    si no se obedece, este principio, las consecuencias, tarde o temprano se daran, en cualquier nacion del mundo, donde este presente la Iglesia de Jesucristro.

  3. Miyid dijo:

    Este movimiento herético llamado dominionismo no debería tener cabida en ninguna verdadera iglesia cristiana.
    Es evidente que por sus doctrinas el movimiento Dominionista no es cristiano.
    Se trata de una burda imitación donde sus líderes se guían por una serie de principios antibíblicos que han creado y que mezclan con la Biblia.
    Sus cánticos triunfalistas han invadido las emisoras cristianas y de igual modo, sus libros han invadido las librerías cristianas.
    Se hacen llamar apóstoles o profetas y continuamente utilizan frases triunfalistas sin base bíblica como: arrebato, declaro, decreto, cancelo, rechazo, cobertura, guerra espiritual, reino,etc.
    Todo este engaño confirma que la verdadera iglesia cristiana consiste sólo de un remanente.
    En relación a el tema de la política en la iglesia, entiendo que el deber de un pastor es enseñar y predicar correctamente el evangelio, no es hablar de política.
    Entonces las ovejas que se congreguen con este tipo de pastor estarán adecuadamente alimentadas en términos espirituales, para en su momento elegir el candidato cuya plataforma mejor represente los valores cristianos.
    En los Estados Unidos de Norte América tienen dos partidos principales.
    Uno es el Republicano llamado conservador o de derecha.
    El otro es el partido demócrata, llamado progresista, liberal y de izquierda.
    Actualmente El partido Republicano es el que suele defender los principios bíblicos de el derecho a la vida, el matrimonio sólo entre un hombre y una mujer , defiende la constitución y aboga por el cumplimiento de la ley y el orden.
    Defiende la emigración legal y planificada basada en meritos, no apoya la agenda globalista y promueve el que se aseguren las fronteras.
    Entiende que es bueno Promover la economía para general empleos de manera que los ciudadanos cuenten con su propia autonomía monetaria, para que no tengan que depender innecesariamente de las ayudas gubernamentales para subsistir.
    Defiende la libertad religiosa y reconoce a Jerusalén como la capital de Israel.
    Defiende el derecho constitucional de los ciudadanos a portar armas.
    Fortalecen el ejército y el sistema de defensa para mantener la paz por medio de demostrar la supremacía militar.
    Por otro lado el partido demócrata se caracteriza por defender el aborto hasta el tercer trimestre, los matrimonios entre personas de un mismo sexo,Promueven la enseñanza a los niños de la ideología de género, legalizan el uso de la marihuana para usos médicos y recreativos, atacan la constitución, defienden la desobediencia de las leyes que no les agradan como las de emigración,
    desean eliminar el derecho constitucional de los ciudadanos de portar armas.
    Atacan el cristianismo y la libertad religiosa hasta el extremo de no mencionar el nombre de Dios en entidades gubernamentales y públicas, alegadamente para no ofender a los musulmanes y a los ateos.
    Promueven la agenda globalista, el multiculturalismo desmedido y un U.S.A sin fronteras
    Promueven la dependencia excesiva de ayudas gubernamentales como en los países socialistas, tales como:universidad gratuita,servicios de salud gratis que incluyen el costo de los abortos. hasta el tercer trimestre de embarazo.
    Implementaron por primera vez la celebración anual en la casa blanca de el DIA del orgullo gay, el cual fue eliminado por el actual gobierno republicano conservador.
    Impusieron la inclusión por primera vez en la historia de las personas homosexuales y transgénero en el ejército, incluyendo el que el gobierno les subsidie las costosas cirugías de cambio de sexo y todo el tratamiento que esto conlleva.
    Imponen todas estas cargas económicas a el limitado presupuesto de la nación, y enzima Promueven regulaciones en extremo, lo que entorpece el desarrollo de la economía.
    En estos tiempos difíciles con la amenaza de Corea del Norte, promueven la reducción del presupuesto que se asigna a la defensa, después de haber reducido significativamente el ejército y de haber eliminado un estratégico submarino nuclear que tan sólo con su existencia brindaba seguridad al disuadir a los enemigos quienes no atacaban por temor a la posible respuesta.
    Ningún hombre podrá traer la verdadera paz que anhelamos en la tierra, pero los cristianos sensatos deben apoyar con su voto el candidato menos malo es decir aquel que en cuya plataforma se protejan en mayor medida, los valores cristianos.
    Conclusión:
    Los pastores no deben hablar de política, sólo deben predicar el evangelio.
    Y al hacerlo, capacitan a los creyentes para que puedan tomar sus decisiones acorde con los principios y valores cristianos, y obviamente, esto incluye a quienes elijirán al momento de ejerser el derecho al voto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.