CRISTIANISMO SIN SOLIDARIDAD

Mario E. Fumero

Es triste contemplar como dentro de las organizaciones religiosas,  principalmente la nuestras, el compromiso y el servicio es absorbido por el interés y el mercantilismo, porque para muchos movimientos cristianos, es más importante las ganancias, que el servicio filantrópico. Esto es decepcionante, principalmente cuando ocurre dentro de una misma visión, y se olvidan de la solidaridad entre los diferentes proyectos sociales que deberían formar parte de un todo, y dar la ayuda, dejando a un lado el interés material.

¿Qué está pasando en el mundo evangélico cuando priva más la utilidades más que la integridad? ¿Podemos valorar el precio de una vida rescatada de las gallas del abismo? Tristemente el espíritu de compromiso ha sido devorado por el interés material, y hemos perdido el sentido de la ayuda mutua para ser absorbido por el materialismo brutal que arropa la sociedad moderna. Esto lo vemos en todas las esferas de nuestro diario vivir, máxime cuando pensamos que en una labor social y cristiana, al ver que buscamos primero la utilidad más que la entrega, el interés, más que el servicio, el prosperar, más que el sacrificio. Esto nos está llevando a un mundo cada vez más injusto, donde el 5% de las personas tienen lo que la falta a un 95% de la población mundial.

¿Dónde está la piedad, desprendimiento,  amor por los hermanos y el espíritu de sacrificio?
Cuando no somos solidarios entre nosotros mismos, ¿qué podemos esperar hacia aquellos que no forman parte de nuestra familia? Cuando logramos servir al prójimo y necesitado, y nos damos el servicio de los demás ¿Que estamos demostrando? El amor de Dios en nosotros. Pero ¿Dónde mora el amor de Dios en nosotros si ponemos primero el dinero, que el servicio desinteresado al necesitado?

La Palabra de Dios es clara cuando enseña la importancia de pensar en la necesidad de los que sufren, y el apóstol Juan escribe: Mas el que tuviere bienes de este mundo, y viere á su hermano tener necesidad, y le cerrare sus entrañas, ¿cómo está el amor de Dios en él” 1 Juan 3:17. El verdadero amor de Dios no se fundamenta en la utilidad, ni en las ganancias, sino en el desprendimiento y entrega. La obra de Dios es como un barco, que tiene diversos compartimentos, pero todos vamos en la misma nave y hacia un mismo puerto, por lo tanto, debemos ser solidarios los unos con los otros, porque si el barco se hunde, todos pereceremos. No podemos ponerle precio al servicio, y menos a la entrega. Tristemente muchas iglesias y proyectos sociales comienzan con el amor y la entrega, pero de pronto, por los afanas de este siglo, se desvían del camino, y comienzan a ponerle valor material al servicio, desvirtuando el quehacer divino, y perdiendo la cobertura del creador.

Debemos saber la diferenciar entre el “tener” y el “ser”. Tristemente para muchos es más importante la prosperidad que el sacrificio el tener que el ser, y mucho ignoran que la bendición no viene por las utilidades que tengamos, sido por el sacrificio y la entrega que hagamos, ya que como dice la palabra Dios, el bendice al dador alegre, (2 Corintios 9:7), y cuanto más grande sea nuestro sacrificio por los demás, mayor será la bendición y la recompensa de Dios para nuestras vidas.

La ruina del testimonio evangélico en nuestros tiempos radica en la ambición y el deseo de “tener” para “ser”, lo cual rompe con el compromiso y la entrega de un evangelio que es desprendimiento y entrega total, para forjar una teología diabólica llamada de la prosperidad.

Qué triste es ver como entre nosotros mismos no existe solidaridad, y aunque nos llamamos hermanos, y formando una misma familia, carecemos de la ayuda mutua (Hebreos 13:16) Entonces yo me pregunto ¿Qué podemos esperar hacia los pecadores y los que no forma parte de nosotros mismos? Es ahí cuando la parábola del buen Samaritano se vuelve realidad en nuestros tiempos (Lucas 10:25-37).

Es deprimente ver la decadencia de valores dentro del cristianismo. Es triste ver la falta de solidaridad entre unos y otros, y mucho más triste es ver como el interés sobrepasa la necesidad humana, por lo cual, muchas veces nos vemos con limitaciones, porque hemos olvidado lo más grande e importante para ser bendecido, que es el amor a los necesitados.

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

 

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Mario Fumero, Solidaridad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.