DIFERENCIA ENTRE COBERTURA Y AUTORIDAD (PRIMERA PARTE)

Mario E. Fumero

Uno de los principios bíblicos en cuanto a la estructura de la iglesia se encuentra en el concepto “cuerpo” (1 Corintios 1212) lo cual da a entender una unidad de miembros con miembros “en partícula” (1 Corintios 12:27) que forman un conjunto, donde cada cual tiene una función específica (Romanos 12:4), pero en estrecha relación y cobertura unos con otros. Sin embargo, actualmente la onda neo-apostólica ha establecido un concepto de cobertura espiritual estilo Iglesia Católica Romana, donde reina una autoridad vertical, que no tiene una relación horizontal con sus miembros, sino que crea una autoridad impositiva, hegemónica y abusiva contraria a las enseñanzas apostólicas.

Es por ello que en este estudio deseo analizar a fondo el concepto de autoridad en sujeción y cobertura. Estas son palabras que se entrelazan, pero a su vez se diferencian, porque la cobertura es una, pero la autoridad se manifiesta en diversas formas, dependiendo desde que perspectiva la enfoquemos. Por regla general existen tres tipos de autoridad:

1-La autoridad filial. Que se forma la familia, fruto de una relación y entrega terrenal.

2-La autoridad delegada, Que es aquella se encomienda a alguien de forma delimitada.

3-La autoridad electa. Se elegí mediante el voto

¿QUÉ ES COBERTURA?

Iniciemos el análisis definiendo “cobertura”. Se denomina cobertura “todo lo que va por encima de algo, a primera instancia, una cobertura es colocada sobre algo, con el fin de proteger o cumplir cierta función. La cual estará magnificada dentro de cierto resguardo”[1]Para comprender este término, usemos la ilustración de un paragua en medio de una tormenta. La persona se cubre con el mismo, de forma tal que no se moja. Podemos afirmar que esta persona está cubierto de la lluvia, o sea, bajo cobertura. Esto indica que estás protegido en ciertas circunstancias. Al aplicarlo a la vida espiritual de la Iglesia, se entiende por cobertura el tener a alguien que vela por ti y te protege a la hora de tomar decisiones, o en los momentos en que buscar consejo, de manera que mientras este bajo ese consejo, estas protegido, como afirmó el salmista; “el que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente” Salmo 91:1. De manera que en esta relación, más que una autoridad impositiva, existe una relación protectora. Quien acepta una cobertura, está aceptando una protección, un consejo, una enseñanza, pero no está obligado a acatar lo que se le diga o enseñe de forma impositiva, sino relativa y de acuerdo a ciertos principios.

Es ahí cuando ocurren dos verdades fundamentales sobre la cobertura y la libertad del individuo dentro de un esquema espiritual. Aquel que ejerce autoridad para dar cobertura, es responsable de lo que enseña y aconseja, de tal forma que si su consejo es errado, será responsable de las consecuencias del mismo, y deberá responder por ello, tanto delante de Dios, como de la persona a la cual le ministro el mismo (Hebreos 13:17). No podemos evadir las consecuencias de nuestras acciones cuando tenemos personas bajo nuestra protección, a las cuales les ministramos erróneamente. De igual forma, si el sujeto bajo cobertura no acata lo enseñado, o no sigue el consejo recibido, actuando en desobediencia, sufrirá las consecuencias negativas, y en tal caso, el culpable será él, quedando su cobertor libre de responsabilidad bajó esta situación.

Para dejar más claro este principio pondré un ejemplo: Un hermano viene a mí pidiéndome un consejo respecto a una determinada decisión, yo, sin analizarla bien a fondos las consecuencias, le digo que lo haga, y al hacerlo tiene problemas ¿Tendré el deber de ayudarle en tal caso? Claro que sí, porque parte de la culpa está en el consejo que le di. Ahora pongamos el asunto al revés, un hermano me plantea un problema y me pide consejo, yo le doy respuesta y directrices, y después él se va, pero no acata el consejo recibido, y hace lo contrario, y le va mal; ¿Tendré yo responsabilidad para ayudarle en tal caso?, ¡Claro que no!, porque tomó una decisión contraria a mi consejo recibido.

[1] -http://conceptodefinicion.de/cobertura/

CONTINUARA…

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Autoridad, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s