LAS PROFECÍAS Y LOS PROFETAS

Mario E. Fumero

            Es bueno diferencias el ministerio de profeta (atalaya) al ejercicio del don de profecía dado por el Espíritu Santo para la edificación de su iglesia. El propósito de este don en el quehacer de la Iglesia consiste en revelar lo oculto del corazón y edificar a los pecadores según enseña 1ª Corintio 14:24-25. Es bueno considerar que el mismo puede ser juzgado por los oyentes (14:29), sin embargo, la revelación esta sobre lo profetizado (14:30) pero entendamos por revelación no una visión personal, sino la Palabra escrita de Dios en el Canon Bíblico. Uno y otro están sujetos al juicio y orden bíblico, porque el Espíritu está sujeto al orden del cuerpo (verso 32) y opera no a capricho humano, sino como el mismo Él quiere en “particular” (1 Corintio 12:).

EL MINISTERIO DE PROFETA EN LA IGLESIA

            El Profeta como ministerio en la Palabra, es aquel que proclama, de forma profunda, el fundamento bíblico, manteniendo viva la doctrina de los apóstoles. Es un ministerio que socorre a los demás ministerios que bregan con la gente. Preserva, no solo el fundamento apostólico, sino la salud espiritual de la iglesia frente al pecado y a las falsas enseñanzas de los falsos apóstoles. Es una función más que una posición, y nada tienen que ver con el don de profecía que es para todos los creyentes que fueron llenos del Espíritu Santo. Tristemente se levantan profetas y profetizas por doquier contradiciéndose y atentando contra el consejo de la Palabra de Dios. Unos dicen una cosa, y otros dice otra, pero lo peor de todo es que dicen que Dios dijo, lo que no dijo: “Tomando en vano el nombre de Dios” (Éxodo 20:7) lo cual se considera dentro del judaísmo una blasfemia. Podemos poner muchos ejemplos, como el caso de una hermana de la Iglesia, que al tener problema con sus familiares, por razón de su fe, le aconsejamos que se separara de esos parientes, porque dice la Palabra que “¿andarán dos juntos si no estuvieran de acuerdo?” (Amos 3:3) “y a paz nos llamó el Señor y no a contienda”(1 Corintios 7:15,) sin embargo, una de esas profetas, que pululan por ahí, le dijo que:“el espíritu le había revelado que debía volver con su familia”, consejo este que atentaba contra el dado por los ancianos de la iglesia a través de la Palabra. Lo peor es que junto a la profecía o revelación, se le daba palabras de amenazas: “Si no hace lo dicho vendrá juicio” lo que agrava más las cosas, pues se apela a la intimidación.

            Supuestamente el ser profeta como ministerio significa apoyar en la enseñanza a los que gobiernan el cuerpo. Es aquél que conociendo las Escrituras y contemplando los peligros que amenazan la sana doctrina, se enfrenta a lo falso y engañoso para hacer prevalecer el “consejo de Dios” (Hechos 20:27). En vez de dar “profecías confusas”, juzga a la luz de las Escrituras lo que es, de lo que no es de Dios. Es un atalaya que preserva la doctrina.

LAS PROFECÍAS COMO DON DEL ESPÍRITU

            Cuando una persona es llena del Espíritu Santo adquiere, de forma latente, los nueve dones espirituales. Hay tres dones para hablar: lengua, interpretación y profecía (1 Corintios 12:8-10). Se puede hablar palabra profética en dos dimensiones:

1-    Ministerialmente, cuando lo hacemos basado en el conocimiento de la Palabra, mediante el conocimiento de las profecías paras enseñar la iglesia.

2-    Cuando hablamos mediante manifestación del dos de profecías para advertir, amonestar o edificar la iglesia en la asamblea de los santos.

            A la hora de traer un mensaje del Espíritu a la Iglesia, debemos seguir las reglas señaladas anteriormente en 1 Corintios capítulo 14. Estas reglas establecen que el mensaje de profecía <como don> envuelve una revelación especial y circunstancial, que no anula la Palabra Revelada y debe ser juzgada y analizada a la luz de la doctrina, por lo cual debemos “probar los espíritus” (1 Juan 4:1) y además dentro de los nueve dones, hay uno especial, que nos puede ayudar a saber si el mensaje profético recibido, es o no del Espíritu, o es de la carne o es del diablo, ese es el don de “discernimiento de espíritus” (1 Corintios 12:10). Según la doctrina pentecostal el don de profecía se usa en la iglesia “para edificación <especialmente de la fe>, exhortación <especialmente a seguir adelante en fidelidad y amor> y consolación <que da ánimo y reaviva la esperanza y la expectación> 1 Corintios 14:3. Mediante este don, el Espíritu ilumina el progreso del reino de Dios, revela los secretos del corazón de los seres humanos y pone a los pecadores bajo convicción (1 Corintios 14:24-25). Un buen ejemplo es Hechos 15:32[1]”. Tristemente a los que Dios usa con el don de profecía se les llama “profetas” pero no es correcto, porque los nueve dones operan en todos los creyentes según la necesidad de cada momento. No recibimos un bautismo en un determinado don, sino que recibimos el poder de una persona (El Espíritu Santo) que trae en sí nueve herramientas para darnos poder según la necesitad de cada momento y lugar.


[1] – “Teología sistemática” Stanley M, Horton. Edición ampliada, Editorial Vida, Miami, Fla, 1996, página 469.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Falsos Profetas. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a LAS PROFECÍAS Y LOS PROFETAS

  1. Mayron Rodríguez dijo:

    Hace un par de meses algún “profeta” de las colonias vecinas de SPS dijo que el Señor le había mostrado que el domingo 7 de febrero del 2010, Honduras sería azotada por un terremoto de una fuerte magnitud. Algunas iglesias estuvieron intercediendo y ayunando para que Dios no ejecutara su juicio. Lo dicho por la prafeta que dicho sea de paso no sabemos como se llama ni aquè iglesia asiste, no se cumpliò. Ahora dicen que Dios no ejecuto el Juicio contra Honduras por aquellas iglesias que estuvieron intercediendo.

    Honduras està siendo azotada por su propio pecado, los políticos y empresarios que buscan solo su beneficios, los jueces que no aplican ni cumplen la leyes. Las iglesias que se comenten pecados contra los miembros y tuerces las Escrituras, el homosexualismo y lesbianismo que corrompe nuestras sociedades. y un sin fin de males,Estamos viviendo siquieren llamarlo así un apocalipsis laico.

    Dios tenga misericordía de nosotros y de Honduras.

  2. Mario Villeda Martinez dijo:

    Un dicho muy popular dice que el habito no hace al Monge, y la biblia declara que el diablo se disfraza como angel de luz.
    Al escribir este comentario no lo hago con la intencion de congraciame con nadie, ni mucho menos recibir salutaciones.
    En la actualidad, la iglesia ha caido en una fiebre de profecia, muchos neofitos se colocan el titulo de profeta sin conocer la operacion de los dones y ministerios.
    Hoy en la iglesia el votar a la gente, se ha convertido en un signo de la manifestacion del poder y la gloria de Dios, cuanta decepcion nos causa oir a personas con estos titulos y que a simple vista denotan un desconocimiento de la palabra, pero mas decepcion nos causa la actitud de aquellos que con todo el benéplacito se sienten atraidos al engaño y a la farza.
    Esto solo confirma lo que la biblia dice, al hacer referencia a los falsos maestros y a los falsos profetas, un profeta no es cualquier cosa, es un hombre que conoce a profundidad los misterios de Dios, David era rey sobre Israel pero la palabra de Dios estaba en la boca de Samuel, David reinaba pero solo Samuel ministraba, no es la posicion ni el titulo que te llevan a ser un profeta.
    Que podemos decir de hombres que se autoproclaman apostoles y profetas, y no salen a la calle sino llevan un peloton a sus espaldas, ¿cual es el temor? ¿no dice la biblia que el angel de Jehova acampa alrededor de los que le temen y los defiende?, que decir de aquellos profetas que solo pueden alzar la voz en hoteles cinco estrellas, pero en la calle una mosca hace mas ruido que ellos, Jesus se confundia en medio de las multitudes, pero estos apostoles y estos profetas se confunden en medio de los que gobiernan y de las personas mas pudientes.

  3. palomito67 dijo:

    homosexuales y lesbianas arrepientanse Dios tenga misericordia , digan no a la adopcion porque es preferible a los niños quedar pobres pero con buena moral y humildad, que ricos y llenos de suciedad en su mente y despues no se haga un sodoma y gomorra,pues todo se degenera. si tienen mucho dinero donenlo a los alberges u orfanatos.

  4. lirt powll dijo:

    Hoy,la iglesia está caída ,muerta en delitos y pecados,cautiva de las ambiciones y de las pasiones no refrenadas del amor al tesoro de los egipcios,teniendo como cosa despreciable el vituperio de Cristo. Y la señal inequívoca de esto es, la increíble cantidad de personas que pretenden hablar en el nombre de Dios. Pues resulta que los profetas bíblicos poseen dos características únicas que los distingue y los separa de los pseudoprofetas de hoy,a saber,primero,el profeta trae amonestación,juicio y castigo,lo que se traducía en cautiverio,hambre,dolores,humillación,servidumbre,enfermedades y muerte,o sea,el mensaje profético no era nada fácil de oír y de digerir,y el profeta se encontraba a menudo en grandes tribulaciones,y,en segundo lugar,el profeta de Dios anunciaba eventos puntuales que debían cumplirse.
    Pero hoy,los que dicen traer un mensaje divino en vez de traer amonestación y juicio si no hay arrepentimiento y conversión,a causa de tres clases de pecados,a saber, por los pecados de la congregación como institución,por los pecados de los que gobiernan la iglesia como cabeza,y por los pecados del pueblo congregacional,en vez de ello,se escuchan cantos de sirena tan dulces como la miel,pero engañosos,tanto,como el susurro de la serpiente en los oídos de Eva,confirmando la bendición de Dios a los dirigentes,a la iglesia y a los hermanos. Esto se llama; “Política Religiosa”es decir,se apela y recurre a los mismos trucos que los políticos en campaña electoral,hablando bonito y haciendo por doquier anuncios de prosperidad,cuyo fin es el de captar los votos para su campaña. Y esto,que es una estafa espiritual o mejor dicho,estafa religiosa,no podría ocurrir,si no hubieran personas incautas,ingenuas,aunque en este caso deberían llamárseles,ignorantes,porque ignoran las advertencias y enseñanzas claras de la Palabra profética más segura. Amigos y amigas,basta de circo y de autocomplacencia,tomemos en serio la promesa que Dios nos ha dado,a saber,la vida eterna,porque el que venció a la muerte también nos sacará a nosotros de la sepultura,para transformarnos a su imagen y semejanza. En el evangelio se escuchó una voz venida del cielo que decía;éste es mi Hijo amado,A EL OID. Y en el libro de Hebreos aprendemos que si bien es cierto que Dios habló a su pueblo de muchas formas y maneras por medio de los profetas,a continuación,leemos que EN ESTOS POSTREROS DIAS NOS HA HABLADO POR EL HIJO. Pero nada es más característico que buscar e inventar cosas engañosas e intrascendentes,para ponerlas como agregado a la sola y única salvación que Jesucristo nos dió con su ofrenda acepta a Dios,por ejemplo,los católicos agregan la virgen María y la adoración a los santos,los adventistas agregan el Sábado,los evangélicos agregan el hablar en lenguas,y, como digo,señores,basta de circo;María,intercesora,es una blasfemia a Cristo,y ¿quién se arroga el conocimiento y la potestad de señalar infaliblemente quienes son los santos de Dios,con nombre y apellido?Claro,son los que en muchos casos han llevado agua a su molino.Sobre el Sábado,si el no guardarlo lleva a la perdición,entonces los judíos se salvarán,ya que ellos han guardado el Sábado ininterrumpidamente a través de los siglos,pero,me dirán,no creen en Cristo,y los sabatistas que guardan su Sábado,¿todos creen en Cristo?… entonces,dejemos a Moisés y sus leyes y volvámonos a Cristo,porque el amor a Dios y al prójimo es el cumplimiento de la ley.Y en cuanto a el hablar en lenguas,no se ve por dónde que utilidad pudiera tener en nuestros días,porque en los días de Pentecostés y posteriores,se dió como don para dar a conocer el evangelio de Jesucristo a las personas que desde los lugares más remotos de la tierra habían ido a Jerusalén en esos días,para que llevaran la buenas nuevas de salvación a su tierra natal cuando regresaran de Jerusalén. Pero las lenguas en que hablaban eran claras y comprensibles,teniendo como fin,la edificación y la salvación de los oyentes que no sabían nada de Cristo. Hoy,me pregunto yo ¿con qué fin se predicaría en otras lenguas DENTRO DE LA IGLESIA? pues todos hablamos el idioma español. Entonces habría que ir a hablarles a gentes cuyas lenguas no conocemos,pero,un detalle,hoy,en el año 2012 el evangelio se ha predicado en toda la tierra y en todos los idiomas,entonces¿para qué el don de lenguas? Para mí,hoy,pongo a los profetas y a los que hablan en lenguas en la misma categoría de farsantes que quebrantan la Palabra. Para mí,el título que más le viene a la iglesia cristiana de hoy,incluyendo a sus profetas y su glosalalia es la de MASTURBACION RELIGIOSA,porque su placer está en la autosatisfacción y en la autocomplacencia,ya que hoy no se va a la iglesia sino a alegrarse,a divertirse,a pasarlo bien un rato,a olvidar las penas como los borrachos van a la taberna,y son como Onán,incapaces de engendrar,espiritualmente hablando,hijos espirituales,ah,pero si una virtud tienen,es que se reproducen como conejos,carnalmente,pero espiritualmente son un cero a la izquierda. Pero esto no es más ni menos que lo que se merecen aquellos que voluntariamente se dejan engañar,como Eva y Adán,sabiendo de antemano la clara voluntad de Dios. La condenación de los falsos profetas y de los falsos cristianos no se tarda,así que en cuanto podamos,aferrémonos a las enseñanzas,a las palabras y al ejemplo del Señor Jesucristo. Ah,y no seamos demasiados hipersensibles y quisquillosos,porque el juicio del Señor comienza por su casa.

  5. carlos fuster dijo:

    Necesito ina definiciòn clara entre profeta y don d profecia

  6. ivan huertas dijo:

    El Profeta como ministerio en la Palabra, es aquel que proclama, de forma profunda, el fundamento bíblico, manteniendo viva la doctrina de los apóstoles. Es un ministerio que socorre a los demás ministerios que bregan con la gente. Preserva, no solo el fundamento apostólico, sino la salud espiritual de la iglesia frente al pecado y a las falsas enseñanzas de los falsos apóstoles???? ejemplos de tales profetas??? humildemente creo que los profetas han cesado pero no el Don de prafecia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.