LA NUEVA INDUSTRIA  TRANSNACIONAL DE LA MARIHUANA

Mario E. Fumero

La legalización sobre el uso de la marihuana en muchos países del mundo como en Uruguay y en algunos estados de Norteamérica, han abierto las puertas a la estructuración de una industria que ya está planteándose la posibilidad de elaborar  diversos productos hechos en base a los derivados de la marihuana, principalmente el THC, (o delta-9-tetrahidrocannabinol Δ9-THC) y sus derivados, por lo que se avecina el surgimiento de muchas empresas y laboratorios que patentaran diversos productos derivado de esta droga, con lo cual harán un gran negocio.

Las legislaciones aprobadas permiten el uso de la marihuana con fines medicinales, pero también se está ampliando a el uso para placer y distracción. Actualmente la misma se distribuye abiertamente en Uruguay, México y algunos estado de la unión norteamericana, en donde no solamente se limitan al uso médico, sino también al uso recreativo. En vista a su legalización, están apareciendo empresas farmacéuticas que están tratando de elaborar en laboratorios ciertos medicamentos y productos diferentes derivado de la misma, para hacer negocio con una sustancia que en algunos aspectos puede tener efectos positivo, pero a la larga, crear adicción y dependencia, y no podemos predecir a corto plazo, los daños que el uso  liberal de la misma pueda causar en las generaciones futuras.

Me sorprendió una noticia difundida por las agencias y noticieros de los Estados Unidos. Se está estudiando la posibilidad de incluir en ciertos refrescos gaseosos muy populares, una sustancia derivada de la marihuana. Ya de por sí, alguno de estos refrescos gaseosos tienen algunas sustancias adictivas, pero al añadir esta otra sustancia, la dependencia del consumidor a estos productos será mucho mayor. Se comenta que la empresa Coca-cola en Estados Unidos está estudiando la posibilidad de añadir a su producto un derivado de la marihuana, el cual está siendo manipulado y estudiado en laboratorios. Pronto tendremos poderosas transnacionales que a través de la propagación del consumo de los derivado de la marihuana hará grandes negocios, creándose una mayor adicción en una juventud, que ya va a la deriva, en busca de emociones virtuales y sensaciones psicotrópicas.

La THC,  o los derivados de la marihuana, son poco solubles en agua, pero se disuelve fácilmente en la mayoría de disolventes orgánicos, específicamente lípidos y alcoholes. Es por ello que veremos gotas, pastillas, cremas y diversos químicos a los cuales se podrían añadir esta sustancia, igual que a jugos, refrescos o jarabes, para imponer una moda mercantil que dejará grandes ganancias a las empresas que elaboren estos productos, por lo que tenemos ante nosotros el nacimiento de una poderosa industria de adicción, solapada con el pretexto de ofrecer ayuda médica y de recreo, como fórmula de combatir la depresiones, ansiedades y diversos trastornos mentales, sin embargo, ocurrirá lo mismo que paso cuando se aprobó el consumo del tabaco, el cual comenzó su venta en España en torno a los año 1825 al 1833, y se llamó “cigarrillo”, elaborándose en cajetillas. Pasaron muchas décadas para descubrir el terrible daño que hacía a la salud. Fue en 1962 cuando se publicó en el Reino Unido uno de los primeros informe que marcó el comienzo de un cambio en las actitudes del ser humano ante el consumo de cigarrillos, y pese a la lucha contra su uso desde ese entonces, cada año mueren miles y millones de personas por culpa de la nicotina y otros derivados del mismo.

¿Qué futuro nos depara al imponerse la industria del THC? Veremos a largo plazo los efectos destructivos de la marihuana en la salud de las personas. Estudios científicos han determinado que produce efectos cardiovasculares, causando un mayor riesgo de ataques cardíacos en adultos. También produce efectos respiratorios, ya que el humo de la marihuana irrita los pulmones. Los fumadores habituales de marihuana tienen muchos problemas de salud, y el humo de la marihuana que inhalan los fumadores activos y pasivos contiene los mismos productos químicos cancerígenos que el humo del tabaco. También produce cáncer de pulmón y habitualmente está estrechamente relacionado con el daño a los tejidos de las vías respiratorias, produciendo serios efectos en la salud mental, sistema nervioso y en el cerebro. Así que la nueva industria del THC nos traerá serios problemas en el futuro a los países que la legalicen.

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Marihuana, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a  LA NUEVA INDUSTRIA  TRANSNACIONAL DE LA MARIHUANA

  1. Me gustó mucho la publicación. Yo acabo de publicar una en la que me refiero al consumo de alcaloides en los lugares de trabajo. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.