CUANDO SE PIERDE LA CONFIANZA EN EL SISTEMA

Mario E. Fumero
Uno de los peores males que puede tener una persona, sociedad, nación o pueblo es el perder la confianza a sus parientes, sistema ,gobernantes, policía y sistema judicial. La confianza es el principio básico que nos permite vivir en seguridad.
Cuando en una sociedad se vive con seguridad, nos sentimos confiados. Esto equivale a vivir sin temor, y creyendo en las personas y en los sistemas. En lo personal, cuando en una relación humana se pierde la confianza, automáticamente se deteriora la relación, entonces aparece la desconfianza, la cual engendra una serie de males que pueden ir desde el celo, resentimiento y llegar hasta el rencor y la venganza. Se necesita mucho tiempo para ganar la confianza y reparar una relación afectada por el engaño. La confianza cuesta trabajo ganarse, pero se pierde en tan solo una fracción de segundo.
Pero la situación se vuelve más complicada cuando la desconfianza pasa del plano individual, al plano colectivo. Esto ocurre cuando la población y sus habitantes no confían en sus instituciones democráticas, lo cual trae como consecuencia  inseguridad, impunidad y zozobra, por lo que muchos optan por tomarse la justicia por su mano, y en tal caso, la sociedad entra a un proceso  de anarquismo jurídico, donde por la falta de funcionabilidad del sistema policial y judicial, la gente comienza a  actuar por su propia cuenta, o contratando a sicarios, porque al ver que la justicia no se aplica a los  que delinquen, y tienen en zozobra a sus pobladores, estos terminarán organizándose para defenderse.

El gobierno y los sistemas de seguridad del Estado están puestos para mantener el orden y hacer cumplir las leyes, pero cuando las mismas se violan descaradamente, y las autoridades no actúan apegados a ellas, el pueblo indignado, puede llegar al extremo de actuar de forma violenta y tomarse la justicia por sus manos,  y aunque algunas acciones se pudieran justificar, el peligro de ejecutar la justicia por nuestras propias manos podría traer graves consecuencias a la estabilidad  social, y cometerse muchas injusticias por lo que se iniciarían vendettas.

Estamos viendo con asombro y preocupación como Hondura va hacia esa realidad, a menos que logramos frenar la impunidad delincuencia, y obtener una justicia justa, que sea igual para todos, en donde las influencias y el dinero no lo la tuerzan, ni la compren. Cuando la ley se cumple, la sociedad vive en paz, pero cuando la misma se ignora, vivimos en zozobra.

Reconozco que hay muchos factores que puede impedir a los jueces actuar apegados a la ley. Muchas veces los grupos delincuenciales y crimen organizado tienen la forma de intimidar a los magistrados, y, además, la inseguridad los amenaza, porque tristemente muchos fiscales y jueces han sido asesinados, algunos por procesar y juzgar a personajes del crimen organizado, otros, porque no se han dejado sobornar. De igual forma, muchos policías se desaniman en aplicar la ley, porque ven como esos delincuentes en 48 horas están sueltos, y quizás amenazan sus vidas o familia, porque quedaron en libertad debido a las influencias políticas o dinero, para salir en libertad.

También tenemos el poder de los políticos corruptos, que tratan de manipular el poder judicial para su beneficio, y, por último, tenemos el peor flagelo de los sistemas democráticos, la corrupción, producto del poder que nace del amor al dinero, pues como bien dijo San Pablo, el dinero es raíz de todos los males, y muchos son víctima del mismo (Timoteo 6:10).

Para recuperar la confianza en el sistema debemos terminar radicalmente con la impunidad, el tráfico de influencia y la corrupción. Sera entonces en que tengamos una democracia solidad y podamos vivir en seguridad y bienestar.

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Mario Fumero, Política y fe. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.