LOS FUNDAMENTOS DE LA PROFECÍA BÍBLICA – LECCIÓN 12

La Iglesia en la Profecía

Hecho: Hay malas noticias y buenas noticias para la Iglesia en la profecía bíblica.

Escritura Clave: “…sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella” (Mateo 16:18).

Hay profecías negativas y positivas en la Biblia concernientes a la Iglesia en los tiempos del fin. Las negativas son realmente horribles, pero las positivas son maravillosamente gloriosas.

Las Malas Noticias

La imagen de la Iglesia en general en los tiempos del fin no es muy bonita.

Apostasía — Por un lado, la Biblia profetiza que la Iglesia será atormentada por la apostasía. Jesús mismo profetizó que “muchos tropezarán” (Mateo 24:10). Del mismo modo, Pablo dijo que el Anticristo no puede ser revelado hasta que la “gran apostasía” se lleve a cabo (2 Tesalonicenses 2:3).

Pablo revela la fuente de la apostasía en 2 Timoteo 3:5 — “Los hombres tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella”. El cumplimiento de esta profecía comenzó en la década de 1920, con la ascendencia de la Escuela Alemana de la Alta Crítica. Esta escuela de pensamiento, que barrió rápidamente los seminarios estadounidenses, abogaba que la Biblia debía ser abordada como cualquier otra pieza de literatura — con un ojo crítico. Los conceptos de la inspiración especial y la inerrancia de la Biblia fueron rechazados. La Biblia llegó a ser vista como la búsqueda de Dios por parte del hombre en lugar de la revelación de Dios al hombre. Como un producto humano, era considerada llena de mitos, leyendas, y supersticiones.

Este ataque contra la integridad de la Palabra de Dios abrió las compuertas de la apostasía. En poco tiempo, los teólogos y ministros cristianos se estaban riendo del nacimiento virginal, descontando sus milagros, poniendo en duda Su resurrección y negando rotundamente Su promesa de regresar.

Y allí es donde estamos hoy, atrapados en medio de una grave apostasía que dice, “Cree lo que quieras. Lo importante es ser sincero. Hay muchos caminos a Dios”. Todo lo cual hace a Jesús un mentiroso, quien dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6). El resultado es que hay mucha gente sincera que sinceramente está yendo al lago de fuego.

Cultismo —  Un segundo conjunto de profecías advierte que la Iglesia será atacada por el engaño sectario en los tiempos del fin. Jesús enfatizó este punto repetidamente en Su Discurso del Monte de los Olivos (Mateo 24:5, 11 y 24). Y Pablo lo subrayó en el lenguaje más fuerte posible cuando escribió: “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (1 Timoteo 4:1).

El cumplimiento de estas profecías comenzó en el siglo XIX con el surgimiento del mormonismo y su enseñanza demoníaca que Jesús es el hermano de Lucifer, uno de los miles de dioses creados por el súper dios, Adán, un hombre exaltado. Los Testigos de Jehová fueron los siguientes en el escenario, con su enseñanza pervertida de que Jesús es el arcángel Miguel.

El siglo XX fue testigo de la rápida multiplicación de los cultos, tal como fue profetizado. Hoy, cristianos de toda la vida que no saben por qué creen lo que profesan están siendo arrastrados a las sectas por decenas de miles.

Herejías — Un tercer grupo de profecías indica que, en los tiempos del fin, la Iglesia será atacada por el error doctrinal. Éstas son doctrinas que no condenan el alma, pero que confunden y debilitan el espíritu.

 

En 2 Timoteo 4:3-4, Pablo dice: “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas”. Hay muchos mitos populares en la cristiandad hoy que roban a la gente el poder de su fe o los engañan para que practiquen una fe presuntuosa.

Mundanalidad —  Una cuarta característica profetizada acerca de la Iglesia en los tiempos del fin es que será comprometida y corrompida por la mundanalidad. La imagen profética de esta iglesia mundana se encuentra en Apocalipsis 3:14-22, donde se describe a la iglesia de Laodicea.

Las siete Iglesias descritas en Apocalipsis 2 y 3 son simbólicas de siete períodos de la historia de la iglesia. La iglesia de Laodicea, la última en ser presentada, es representativa del tipo de iglesia que prevalecerá en la cristiandad al final de la Era de la Iglesia.

La imagen es patética. La Iglesia es apática, ni fría ni caliente. La apatía es un producto de la adopción por parte de la Iglesia de una actitud mundana expresada en las palabras, “Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo” (Apocalipsis 3:17).

La Biblia deja en claro que la Iglesia estará tan comprometida en los tiempos del fin que se meterá en la cama con el mundo, lo que dará por resultado la desintegración de la sociedad, hasta el punto que se volverá tan inmoral y violenta como en los días de Noé (2 Timoteo 3:1-5; Mateo 24:37).

Las Buenas Noticias

¿Hay alguna buena noticia acerca de la Iglesia en la profecía del tiempo del fin? Sí, sí hay.

El Derramamiento del Espíritu — La increíblemente buena noticia es que la Biblia profetiza un gran derramamiento del Espíritu de Dios en los tiempos del fin, para empoderar a los que sean receptivos a oponerse a la embestida de Satanás.

La profecía se encuentra en Joel 2:28-30. El contexto antes del pasaje (versículo 23) deja en claro que habrá dos derramamientos del Espíritu (la “lluvia temprana y tardía”). La lluvia temprana ocurrió en Pentecostés, cuando los apóstoles fueron ungidos con el Espíritu. El derramamiento final comenzará después de que los judíos sean reunidos en su tierra y restablecidos como nación (versículos 18-27).

Hemos estado en el período de la “lluvia tardía” desde el restablecimiento del Estado de Israel el 14 de mayo de 1948. El Espíritu está siendo derramado, y los dones del Espíritu se manifiestan de una forma inigualable desde el primer siglo.

Hay muchas otras manifestaciones del derramamiento del Espíritu de Dios en la Iglesia hoy. En 1949, el ministerio de Billy Graham despegó como un cohete cuando William Randolph  Hearst presentó al evangelista en su miríada de publicaciones. A través de la utilización de la tecnología moderna por parte de Graham, pudo llegar a todo el mundo con el Evangelio.

Lo mismo ha sucedido con la Película Jesús, que fue producida por Campus Crusade en 1979. Desde entonces ha sido traducida a más de 1,600 idiomas y se ha exhibido a más de siete mil millones de personas, lo que ha dado como resultado más de 530 millones de decisiones para Cristo.

La tecnología moderna también ha hecho posible producir traducciones de la Biblia más rápido que nunca. El resultado es que la Biblia ahora está disponible en todos los idiomas principales del mundo.

Esta explosión en el alcance ha producido un incremento exponencial en las conversiones. En 1800 la tasa de conversión era 100 por día. Para 1900 se había incrementado a 1,000 por día. ¡Hoy la tasa es un astronómico 175,000 por día! Y 3,500 nuevas iglesias están abriendo cada semana en todo el mundo.

Entre los cristianos fieles, esta gran unción del Espíritu está produciendo un remanente que está inmerso en la Palabra, comprometido con la justicia, crucificado a sí mismo, dedicado a la oración, rendido en adoración, celoso por el evangelismo, y anhelando el pronto regreso de Jesús. Es este remanente que estará firme para Jesús hasta el día que Él regrese por Su Iglesia.

El Rapto — La profecía bíblica le da a la Iglesia la maravillosa promesa de que será removida del mundo antes de que Dios derrame Su ira en la Tribulación (1 Tesalonicenses 4:13-18). Vea el capítulo 14 para más detalles.

La Segunda Venida —  A la Iglesia se le promete que regresará con Jesús al momento de Su Segunda Venida (Apocalipsis 19:7-8, 14). Esto significa que los santos de la Era de la Iglesia serán testigos de Su victoria en Armagedón y Su coronación como Rey de reyes y Señor de señores. Vea la lección 18 para más detalles.

El Milenio —  A la Iglesia se le promete que reinará con Jesús cuando Él regrese a la tierra para reinar por mil años desde Jerusalén (Daniel 7:13-14, 18, 27; 2 Timoteo 2:12; Apocalipsis 20:4).

El Estado Eterno —  A la Iglesia se le promete que residirá para siempre en una nueva y perfeccionada tierra en la presencia de Dios el Padre y Jesús (Apocalipsis 21:1-7). Vea la lección 20 para más detalles. Pablo resumió las bendiciones futuras de la Iglesia cuando escribió: “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse” (Romanos 8:18).

Preguntas:

1) ¿Cómo explica la existencia de profecías de los tiempos del fin acerca de la Iglesia que retratan a la Iglesia como energizada por el Espíritu para un mayor alcance, mientras que también experimenta una creciente apostasía? Lea Mateo 13:24-30, 36-43.

____________________________________________________________

_________________________________________________________

____________________________________________________________

2) Lea 2 Timoteo 4:1-3. ¿Qué doctrinas apóstatas o heréticas en la Iglesia hoy vienen a su mente cuando lee este pasaje?

___________________________________________________________

___________________________________________________________

___________________________________________________________

3) Lea Apocalipsis 3:14-17. ¿Cree que estos versículos describen la condición de la Iglesia en su país ahora?

____________________________________________________________

____________________________________________________________

4) Tres veces en Mateo 24 (versículos 5, 11, 24) Jesús profetizó que, en los tiempos del fin, habría una explosión de falsos cristos y sus grupos sectarios. ¿Cómo definiría un culto? ¿Cuáles son algunas de sus características comunes?

____________________________________________________________

____________________________________________________________

____________________________________________________________

5) La primera profecía en la Biblia en mencionar específicamente a la Iglesia fue dada por Jesús en Mateo 18. Él dijo que la edificaría sobre “esta roca”. ¿Cuál roca?

____________________________________________________________

____________________________________________________________

6) Muchas personas hoy creen que la membresía de la iglesia no es importante. Otros piensan que pueden cumplir con la membresía de la iglesia al ver un servicio de la iglesia en la televisión. ¿Qué piensa y por qué? Lea Hebreos 10:25.

____________________________________________________________

____________________________________________________________

 

Traducido por Donald Dolmus. En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en David R. Reagan, Profecia. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LOS FUNDAMENTOS DE LA PROFECÍA BÍBLICA – LECCIÓN 12

  1. Juan Edgardo Arita Leon dijo:

    https://es.m.wikipedia.org/wiki/Manuel_Lacunza

    No les escribo mas
    Espero q entiendan que mas heregia que el rapto y
    La doctrina de reemplazo – iglesia por Israel

    • David Abner dijo:

      Si, haznos un favor y ya deja de escribir más, puesto que no aportas nada al apelar a falsas teorías conspirativas para atacar al Pre-tribulacionismo. Pero vamos a ver, has citado el link del artículo en Wikipedia donde se habla del jesuita Manuel Lacunza, obviamente por que crees que el Pre-tribulacionismo fue inventado por él y es una doctrina ”jesuita”. ¿De donde rayos sacas eso de que Lacunza era Pre-tribulacionista? Por favor, no digas mentiras, en su obra ”La Venida del Mesías en Gloria y Majestad”, Lacunza NUNCA enseñó ideas Pre-tribulacionales, todo lo contrario, él era un Post-tribulacionista que creía que la Iglesia sería perseguida por el Anti-cristo, el cual concebía que dicha tribulación anti-cristiana duraría unos 3 1/2 años. Esto lo da a entender claramente en el Tomo II de su obra. Por tanto, Lacunza NUNCA enseñó un Rapto antes de una Tribulación de 7 años y luego la Segunda Venida (que es lo que propone el Pre-tribulacinismo),¡NO!, él más bien enseño a la Iglesia siendo perseguida por el Anti-cristo (que no lo interpretaba como un hombre literal) y siendo librada al final de esos tres años y medio en la Segunda Venida del Mesías en Gloria y Majestad, donde los santos serían arrebatados. Así que mientes descaradamente cuando dices que Lacunza era Pre-tribulacionista y que el Pre-tribulacionismo fue inventado por él. Por que obviamente no lo era. Te sugiero que te leas su obra completa (la cual puedes descargar al español) para que dejes de comentar tonterías sobre falsas y ridículas teorías conspirativas. http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-95211.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.