EL POR QUE HAY PARA QUE SER VALIENTE

Por Deivis Joel Serrano Diaz.

Josué 1:9 “Esfuérzate y se valiente…” ¿pero en qué? Y ¿para qué?

Textos fuera de contexto es algo muy común dentro de las distintas tradiciones cristianas, es unas más y otras menos, pero hay. Uno de ellos es Josué 1:9. Es un texto bíblico citado para momentos, cómo, para un creyente cuando cumple años o para alguien que está cursando una carrera universitaria, y para otras ocasiones. ¿Pero será realmente a esas ocasiones en lo que quiere exhortar el texto bíblico en esencia? ¿Ese era el mensaje que el Espíritu Santo quiso trasmitir a los oyentes naturales de ese momento? Lo cierto es que la aplicación o explicación que hoy en día le dan al texto bíblico citado está alejado del propósito original.

Para nuestra mayor comprensión incluiré todo el contexto inmediato de esa porción bíblica, la cual no comienza en el versículo 9 sino en el 1. Josué 1:1-9:

1 Aconteció después de la muerte de Moisés siervo de Jehová, que Jehová habló a Josué hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo: 2 Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel. 3 Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie. 4 Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Éufrates, toda la tierra de los heteos hasta el gran mar donde se pone el sol, será vuestro territorio. 5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé. 6 Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. 7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”. Moisés, quien hablaba cara a cara con Dios, el líder que los saco de esclavitud había muerto. El siervo de Moisés, Josué, debía tomar las riendas del liderazgo de Israel y entrar a tierra de Canaán para conquistarla, para así luego repartirla entre el pueblo hebreo. Es decir, debía preparar al pueblo para la conquista de aquella tierra prometida que fluía leche y miel, la cual Dios había prometido al Moisés, el varón de Dios.

En estos nueve (9) versículos se encuentran varias promesas:

  • * Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé (v.5)
  • * Prosperidad en todas las cosas que emprendiera Josué y el pueblo (vv.7-8).
  • * Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas (v.9).

Todas estas promesas fueron una gran bendición para los destinatarios originales y también lo es para nosotros. Lo que muchas veces ignoramos o callamos es que todas ellas (las promesas) están condicionadas a la obediencia.

La gran mayoría de las promesas del Señor reveladas en las Escrituras están subyugadas a la obediencia. Sin obediencia no hay cumplimiento de las promesas bíblicas.

Ahora bien, Dios da varias promesas al nuevo líder y al mismo tiempo al sequito de israelitas. Todas estas promesas están supeditadas a:

(Vv.6, 9) “Esforzarse y ser valiente” ¿Pero en qué? En “…cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito…” (Vv.7-8).

Josué, el nuevo varón de Dios debía esforzarse, ser valiente, no temer ni desmayar en:

  • * Cuidar de hacer conforme a toda la ley que Dios entrego al siervo Moisés.
  • * No apartarse de esa ley ni a diestra ni a siniestra.
  • * Que de su boca nunca se apartara la ley de Jehová.
  • * Meditar de día y de noche en ella.
  • * Guardar y hacer conforme a todo lo que está Escrito.

¿Para qué? Si el varón de Dios se esforzaba, mostraba valentía, confianza y no desmayaba en dar cumplimientos a los requisitos que el Señor le pedía, entonces:

  • * Nadie iba a poder hacerle frente todos los días de su vida.
  • * Dios iba a estar con él como estuvo con Moisés, no lo iba a desamparar ni a dejar.
  • * Sería prosperado en todas las cosas que él emprendiera.
  • * Dios iba a estar con él a donde quiera que él fuera.
  • De manera que, nos damos cuenta que todas estas promesas codiciables dadas al hermano Josué estaban (y lo siguen estando) sujetas a condiciones dadas por Dios mismo.

Dios iba a prosperar en todo a Josué siempre y cuando él se comprometiera en dar cumplimiento a todas las Palabras dadas por el Señor.

Hablando a nuestro hoy. En triste ver como en muchas congregaciones sacan de este contexto a Josué 1:9. Desde el estrado o pulpito de la congregación los predicadores llaman a los distintos hermanos y les dice al oído o con voz alta: ¡Dios te va a prosperar en todo! ¡Dios estará en contigo a donde quieras que tú vayas! ¡Nadie te podrá hacer frente todos los días de tu vida! ¡Dios no te va a desampara ni a dejar!

Mas no lo dicen que Dios quiere prosperarlos pero que antes de todo eso él quiere obediencia, sí, obediencia en:

  • * Cuidar de hacer conforme a toda la ley que Dios entrego al siervo Moisés.
  • * No apartarse de esa ley de Cristo ni a diestra ni a siniestra.
  • * Que de sus bocas nunca se aparte la ley de Jehová.
  • * Meditar de día y de noche en ella.
  • * Guardar y hacer conforme a todo lo que está en las Sagradas.

Mis hermanos, nuestro Señor y único Dios está deseoso de hacernos prosperar en todas las cosas, en estar con nosotros a dónde quiera que nosotros vayamos, pero antes de eso, Él quiere que AMEMOS SU LEY, SU PALABRA.

Si queremos que Josué 1:9 se haga realidad a nuestro hoy, entonces esforcémonos, seamos valientes, no temamos ni desmayemos en guarda su santa Palabra, la Biblia.

A mis hermanos predicadores y pastores, no saquemos de contexto a Josué 1:9, recordemos que daremos cuenta a Dios por el servicio que dimos al santo cuerpo de Cristo mientras estuvimos con vida.

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Valientes. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL POR QUE HAY PARA QUE SER VALIENTE

  1. Juan Edgardo Arita Leon dijo:

    El escritor dice que amemos su ley, pero en las iglesias se les enseña a la gente, que no vivimos bajo la ley y que esta fue clavada en la cruz
    Que cosa terrible los que enseñan en las iglesias por eso Oseas en el capitulo 4 verso 6 en el dice que el pueblo perece por falta de conocimiento y que el Eterno sacara del sacerdocio a quien se olvide de la Torah (LEY) y que si lo hacen se olvidara de sus hijos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.