INFLUENCIAS EXTRAÑAS EN LA TEOLOGÍA

Mario E. Fumero

           Cuando una masa recibe levadura, al cabo del tiempo ésta se hincha debido al efecto de fermentación, por lo cual el producto sufre substanciales cambios, siendo más susceptible a la corrupción. Fue por eso que Jesús uso el término “levadura”, para referirse a las doctrinas perniciosas que invadían en aquella época la cultura judía (Mateo 16:11, Marco 8:15).   Mientras que la levadura simboliza contaminación e influencias extrañas que dañan la verdad, la falta de ésta indica pureza. Es suficiente un poco de levadura para que comience, de forma lenta, un proceso de adulteración en la masa, que podrá alcanzar dimensiones incalculables. Así pasa en nuestro tiempo con algunas corrientes filosóficas y supuestamente doctrinales, que sutilmente se cuelan dentro del cristianismo, para desvirtuar lentamente la verdad absoluta de Dios a través de una mezcla absurda con la mentira  del diablo.

 LAS INFLUENCIAS EXTRAÑAS EN LA TEOLOGÍA.

            ¿Cuales son las influencias extrañas que más amenazan la sana doctrina que nace de la Palabra? En mi libro “Cuando la iglesia perdió la sencillez”[1] enfoco los factores que socavaron la vida sencilla del cristianismo, para dar cabida a acciones y mentalidades incongruentes con la esencia misma del evangelio. Existen algunos principios básicos que originan todo este proceso de deterioro teológico, y que lleva a la iglesia a una permisividad y superficialidad en la Palabra que hace lo ilícito en lícito, y cataloga anormal, como normal.

            Lo primero de todo es el uso de la filosofía y la psicología en la interpretación teológica. Tomar un texto bíblico y lo manejarlo a su antojo es una moda, no solo en las sectas, sino de muchos cristianos fundamentalistas. Buscan en las escrituras no el espíritu del escritor, sino el sentido de su conveniencia. Es común hoy día complementar la Palabra de Dios sacando el texto del contexto y añadiéndole revelaciones personales, que para todo lo que hagan, sea bueno o malo, tenga una justificación bíblica. Esta tendencia se ha hecho más fuerte cuando el razonamiento filosófico está envuelto de la metafísica dialéctica[2]. El tratar de explicarlo todo, y entenderlo, ha llevado al hombre a cambiar el curso de la historia, originando grandes descubrimientos. Referente a lo religioso, ha sido el medio de aumentar la confusión y desposeer a las Escrituras de su facultad de ser la verdad absoluta.

            Otras corrientes están tratando de minar el fundamento del Canon Bíblico. Se está tratando de imponer los evangelios de Judas y se han fabricado novelas con mezcla de historia y fantasía para desprestigian el fundamento de la Biblia, como por ejemplo la obra de Dan Brown “el Código Da Vinci”. Todos estos ataques desde afuera, y las herejías que aparecen adentro conducen al cristianismo a la apostasía. Es por ello que hoy nos enfrenamos a esta disyuntiva:

 

 La  verdad absoluta de Dios  Versus   la filosofía  humana

 EL GRAVE ERROR DEL PRAGMATISMO:

            Quizás ninguna corriente filosófica ha sido tan sutil para el cristianismo como la influencias de las ideas del pragmatismo[3] que surgieron en los Estados Unidos a finales del siglo XIX cuando William James y Charles Pierce formularon conceptos de razonamiento por medio de los cuales se miden lo “bueno por sus resultados y no por su naturaleza”. Esto quiere decir que si lo que hago funciona, aunque los recursos no sean éticos o correctos, no importa, si te va bien, está bueno. Esto llevó a proclamar una verdad que parte de nuestra experiencia:”La verdad es en sí el valor en efectivo de una idea” y por eso, si algo funciona bien, y resulta, hazlo. Cuando “el fin justifica los medios”, se pierde la perspectiva moral, pues todo se relativisa. Es aquí en donde la moral y los va-lores espirituales se vuelven cambiantes, sujetos más a la conveniencia humana, que a un decálogo divino.

            En la medida que las ideas pragmáticas[4] invadieron la cultura norteamericana, los cristianos comenzaron a fabricar una teología ajustada a sus necesidades, y no a las demandas divinas. Se desarrolló todo un mecanismo para tomar de las Escrituras aquello que satisface mi necesidad personal, o mi capricho carnal, para entonces formular una “doctrina individualizada” de las cosas. Lentamente, el valor por tener opacó el hecho de “ser”, y la lógica pragmática estableció una escala de valores ajustadas a la necesidad individual de cada ser humano, dándose éste a la loca carrera de alcanzar el bienestar, y estas ideas florecen incluso dentro de la Iglesia. De ello nos dice Erich Fromm: “La orientación de tener es característica de la sociedad industrial occidental, en el afán de lucro, fama y poder se ha convertido en el problema dominante de la vida”.[5]

UN MATERIALISMO DESTRUCTIVO

            La humanidad materialista ha desarrollado esta mecánica de “buscar y justificar mis deseos y caprichos” a través del poder económico. y encontró en la dinámica filosófica pragmática un buen aliado. Así que si esto produce un buen efecto, o si por medio de estas acciones me siento feliz; ¡mano a la obra! Olvidemos los principios que oprimen, y dejemos a la carne satisfacer sus deseos, pues “lo que no mata, engorda“. Lentamente la tolerancia a las pasiones carnales dieron rienda suelta a la permisividad. Esto nutrió otras corrientes y tendencias que expresan que “nada es real, sino los procesos[6]. Se trató de justificar la poligamia, la explotación la fe, y la creación de las estructuras jerárquicas, ofreciendo un cristianismo sin sufrimiento y enfermedades, donde todo es riqueza y poder. Se trató de tomar de la Palabra los textos que enfatizan la ambición, para desencadenar una retórica de prosperidad, que origina las pasiones ambiciosas del ser humano, y en fin, Satanás volvió a usar su argumento de la tentación, diciendo al hombre: “Te daré (todos estos reinos), si postrado me adoras.“(Mateo 4:9).

            No todo lo que sale bien es bueno, ni todo lo que funciona bien esta correcto, ni todo lo lícito nos conviene, como dice el pragmatismo. No es cierto que al tener bienes materiales, alcanzamos un nivel superior de felicidad. Que nuestras ideas y caprichos, una vez alcanzados, nos hacen felices. El pragmatismo proclama una verdad superior fuera de la verdad absoluta de Dios, por lo que crea un relativismo peligroso y enajenador, que penetra como veneno en la teología y sermones evangélicos.

EL RELATIVISMO RELIGIOSO.

            Muchos teólogos modernos ponen en tela de juicio la revelación Bíblica, alegando que no todo lo que la Biblia dice es verdad, y que muchas cosas ya están caducas, haciéndole el juego al relativismo filosófico, el cual a su vez es fortalecido por el pragmatismo moderno[7].

            ¿Pero qué es el relativismo[8]? Es una corriente filosófica que proclama “la no existencia de una verdad absoluta”[9]. La Palabra de Dios es tan solo una cosa relativa entre todo lo creado, por lo cual, la moral y la ética están sujetas a cambio según las circunstancias históricas de cada época. ¿Se dan cuenta del peligro que envuelve este concepto cuando se infiltra  dentro  del cristianismo? Quiere decir que lo que ayer la Biblia decía “era malo”, ya no lo es, porque la fuerza social ha impuesto modelos de conducta contrarios a la Palabra, y debemos aceptarlo como una realidad pragmática del proceso histórico. Entonces, echamos por la borda los mandamientos de la ley de Dios, y los principios cristianos de los evangelios, y a vivir sin freno, porque así lo imponen las circunstancias. Bajo este pensamiento se ha dado cabida a la aprobación de leyes contrarias al principio Divino: Se aprueba el aborto, el divorcio, se legaliza la homosexualidad, el uso de drogas, el hacer la guerra y practicar el genocidio etc. Esta idea al dominar la sociedad pone en duda las verdades trascendentales de la Palabra: Se cuestiona el infierno, el diablo, el cielo, la resurrección, la segunda venida de Cristo, los milagros y un sin número de  etcétera. Bajo estas ideas se levantaron filósofos como Friedrich Nietzche,[10] quien afirmó la superioridad de una raza, y dio pie al surgimiento del nazismo, que a su vez engendró a Adolfo Hitler, que abrazo esas mismas ideas creando campos de exterminio para una raza proscrita e inferior[11].

            Ese relativismo ha desvirtuado la realidad del infierno, ha menoscabado la realidad del pecado, ha negado la verdad de la salvación por Jesús, y lo que es peor, ha proclamado la muerte de Dios y la realidad absoluta del hombre como centro de toda la creación. A través del relativismo se explican los milagros, y se aceptan los fenómenos paranormales. Se niega el rapto de la Iglesia, pero se afirma la visita y existencia de extraterrestres. Se niega la venida de Cristo, pero se proclama la realidad de los OVNI[12] y algunas corrientes, influenciadas por la “Nueva Era”, afirman que “Jesús es un “extraterrestre”. Al respecto comenta el Dr. César Manzanares en su libro “OVNIS ¿CUAL ES LA VERDAD? lo siguiente: “para la Nueva Era y las supuestas revelaciones onvis, Cristo es, o un extraterrestre subordinado enviado a la tierra, o un simple maestro de corte orientalista (como pretende el Libro de Urantia).” Se enseña que lo importante es sentirse bien, dentro de una perspectiva carnal, eliminando todo complejo de culpa, e inhibiciones religiosas, para dar rienda suelta a las pasiones más bajas del reino animal.             Este elemento, muy diseminado por todo el mundo cristiano, trata de poner en segundo lugar la verdad bíblica, para especular con mentiras diabólicas, que llevan al hombre a la superstición. Esto ha creado una corriente por la cual se trata de desmitificar las escrituras. Notemos como cada corriente saca una Biblia con comentarios, e incluso en las modernas traducciones se han cambiado términos para debilitar el poder absoluto de la Palabra[13].

EL RELATIVISMO OPERANDO EN EL OCULTISMO.

            Algunas sectas basadas en el pragmatismo, afirman que: “Si funciona, está bueno“, y toman así el relativismo: “No existe una verdad absoluta, todo es relativo”, y han forjado en torno a la Palabra una manipulación mercantilista que beneficia a unos cuantos listos que ven en el resurgimiento de la credulidad, una formula de lucro.

            Algunos han hecho de la iglesia un circo o teatro, mediante espectáculos artísticos estilo mundano. Buscan con ello atraer a miles de personas, deseosas más de una diversión, que de una confrontación con el pecado. Así llenan las iglesias, ofreciendo música de moda, ahora cristianizada por la letra, pero con los mismos ritmos del mundo. Cuando se le cuestiona del por qué introducen esta música con melodía mundana y carnal en los cultos, afirman: “Si funciona y atrae a la gente, es valedero” es por ello que se afirma que: “Tanto si las palabras son males, inocuas o están basada en las Sagradas Escrituras, los efectos neurofísicos generales que genera la música sigue siendo los mismos[14]. Hay movimientos que tomando ideas supersticiosas, fetichistas o de la mal llamada “ciencia”, que muchas veces es curanderismo, les ofrecen a muchos creyentes objetos que estimulan una confianza en cosas que les pueden traer felicidad, bienestar o salud. Se manipula los colores, para identificarlos con estados emocionales. Se toman piedras, y se les dan influencias sobre la suerte o el destino. Se fabrican amuletos, para proteger a las personas de los malos espíritus, desgracias, enfermedades o calamidades. Se mezcla todo esto con la Palabra de Dios, para darle un toque de “cristianismo” a lo oculto, y cuando reclamamos el ¿por qué se actúan en esa forma, sin base bíblica? sacan un texto loco del contexto, y por medio de un razonamiento pragmático y relativista, se exalta el hecho de “que funciona”, y eso es lo importante. No podemos aceptar milagros originados por ideas relativas, que están en franca contradicción a la verdad absoluta de Dios revelada en las Escrituras.

             Actualmente estamos siendo invadidos por los “Show” de entrevistas escandalosas, en donde se enfocan hechos que están en completa contradicción con los valores morales tradicionales. Ahí tenemos al “Show” de Cristina, el de Gerardo, doblado al español, en donde se imparten una realidad que ronda lo absurdo y relativo de los valores existentes en la sociedad de hoy. Hombre promoviendo sus relaciones homosexuales. Mujeres que declaran prostituirse y hacer de ello un oficio. Matrimonios que proclaman su liberalidad, al permitirse cambiar las mujeres entre amigos, y en medio de este “shows”, de antivalores, un moderador que le hace el juego a esta triste realidad, difundiendo conceptos ambiguos, por lo que hace del relativismo un estilo de conducta.

No podemos justificar lo malo. Debemos señalarlo claramente. La diplomacia engendra las aberraciones que arrastran al ser humano a violar las leyes más elementales de la naturaleza. Cuando en la vida física, o biológica, rompemos alguna ley, el desastre sería inminente. Lo mismo ocurre con las leyes espirituales y morales. Cuando las destruimos y adulteramos, fecundamos fenómenos sociales como los que actualmente padecemos: Violencia, violaciones, proliferación del SIDA, delincuencia, drogas, corrupción, inseguridad ciudadana, agresividad social, explotación, desajuste ecológico y una larga lista de etcéteras. Debemos proclamar la absoluta soberanía de Dios, y su verdad como una guía de fe y moral. Si por ello nos llaman “fanáticos”, o nos dan el calificativo de “conservadores o fundamentalistas”, pues ¡Gloria a Dios!, pues la Palabra es clara al respecto: Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno; pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello” (1 Pedro 4:15:16).

            Es necesario pensar bien en los valores bíblicos y volvernos a las antiguas sendas. Debemos prepararnos para confrontar el relativismo permisivo que justifica, con teorías y fábulas necias, la pecaminosidad humana, el poder hegemónico y señalar las cosas por su nombre, sin usar esa retórica moderna por medio de la cual se disfraza la mentira del diablo. Hay que estar “águila”, porque los tiempos son peligrosos.


BIBLIOGRAFIA

  • [1] -Publicado por Producciones Peniel, Honduras, 1996.
  • [2]– La metafísica es la corriente filosófica que trata de buscar el sentido del ser a través de un análisis que parte del positivismo y la dialectica marxista.
  • [3] -Pragmatismo: Concepción filosófica cuya verdad y valores de referencia son el éxito, la eficiencia y todo aquello que supone beneficio. El filósofo pragmático W. James escribe “lo verdadero consiste simplemente en aquello que es ventajoso para nuestro pensamiento” tomado del libro Diccionario Términos Filosóficos, Editorial Acento,  Madrid, 1995 Página 68.
  • [4] – El pragmatismo no es un sistema filosófico en sí mismo, sino una metodología para racionalizar las cosas sin una investigación científica, para lo cual se vale más que nada del racionamiento comparativo y deductivo.
  • [5]- Del libro ” ¿Tener o ser?” Erich Fromm, Página 36 Publicado por el Fondo de Cultura Económica, 1976.
  •  [6]- Expresado y enseñado por el filosofo checoslavaco Z. Fiser y que da pie a la filosofía marxista.
  • [7] -Este proceso se le denomina “desmistificación teológica”. Consiste en quitarle a la Palabra de Dios el sentido de milagro, e interpretar estos, y la historia con una analítica científica.
  • [8] – El término “relativo” en el sentido filosófico  o teológico no se refiere solo a la autosuficiencia, sino al hecho de depender de las experiencias o de las relaciones, sin apoyarse en verdades concretas, por lo cual se limita tan solo al análisis de lo que siento, descartando toda verdad absoluta.
  •  [9]- Charles Colson en su libro “EL CUERPO” página 188 comenta: “Muchos creyentes parecen anonadados por la creciente antipatía hacia la fe cristiana. Sin embargo la razón es obvia cuando entendemos la dominante filosofía relativista que exalta la autonomía personal e incrementa la tolerancia por saber la verdad”.
  •   [10]- En su libro “Más allá del bien y del mal” de Editorial Orbis, 1983. Friedrich Nietzsche dedica un tópico a enfocar la temática religiosa, poniendo en tela de juicio el cristianismo y afirmando que “el teísmo europeo está creciendo pero que rechaza, con profunda desconfianza, justa la satisfacción teísta” por lo cual el ateísmo en la moda, y hace mofa de la fe cristiana. Ver Página 79.
  • [11] – El  “antisemitismo” se alimento de estas ideas, apoyándose en los conceptos proclamados por Nietzche.
  • [12] – El fenómeno OVNIS es una de las doctrinas de las sectas seguidoras de los principios de la NUEVA ERA y tiene un trasfondo de ocultismo impregnado de mentiras. Esta realidad, tan proclamada por los medios de comunicación, prepara el camino para cuando ocurra el “rapto de la iglesia”, lo cual proporcionara una explicación lógica a la desaparición de los cristianos de la tierra, hecho señalado por Mateo 24:40-42.
  • [13]– En la versión del 1995 de la Biblia de Sociedades Bíblicas, y en su versión popular se traduce el término Espíritu de Dios en Génesis con minúscula,  o sea que dice; “espíritu de Dios”.
  • [14] – “El Rock invade la Iglesia” John Blanchard. Editorial Clie, Barcelona, 1991 pagina 189.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Doctrina. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a INFLUENCIAS EXTRAÑAS EN LA TEOLOGÍA

  1. Myrian de Bobadilla dijo:

    Bendiciones!!soy una Pastora y además Docente del Institu Bíblico de las Asambleas de Dios en el Paraguay,utilizo mucho de sus informaciones,pues estoy enseñando la Materia “Evidencias Cristianas eso me es muy útil sus informaciones..Muchas Gracias y que Dios siga dándoles mas sabiduría para ayudar a muchos colegas Pastores y Maestros de la Palabra..Bendiciones desde mi calurosa Tierra Paraguaya

  2. hey dijo:

    Gracias Doctor Galat por orientarnos en este mundo tan perdido en el que vivimos, siga asi y felicitaciones, siga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.