LA CRISIS DE FE Y LA DECADENCIA MORAL –II-

ario E.  Fumero

          El apóstol Pablo, cuando se refiere a los últimos tiempos, en relación a la iglesia, habla del surgimiento del espíritu del “hijo de perdición”, representado actualmente por la llamada “teología de la prosperidad”, una enseñanza que promueve la ambición de los ministros en el resurgimiento del deseo de tener “poder y riqueza”, lo cual se denomina proféticamente como el espíritu del hijo de perdición, que es la codicia.

Pero no fue San Pablo quien expresa estar realidad profética, también el apóstol Pedro lo ratifica cuando escribe: “Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme”. 2 Pedro 2:1-3.

En Apocalipsis, Juan describe esta iglesia apostata al definirla como “la Iglesia de Laodicea”, la cual no es ni fría, ni caliente (3:16), indicando que es indefinida, sin conceptos claros, adaptada al sistema dominante. Es por ello que Dios la vomita de su boca, y la describe como una iglesia que según 3:17 se jacta de ser rica y poderosa, pero es desventurada, miserable, pobre y desnuda.

Hoy nos enfrentamos a dos crudas realidades. Mientras la Iglesia Católica está azotada por los escándalos sexuales de sus líderes en relación a la pederastia y homo-sexualidad, originada por la negación a vivir una vida matrimonial, e implantar un celibato dogmático impositivo, que es anti bíblico, las iglesias protestantes se enfrentan a los escándalos por inmoralidad sexual y el enriquecimiento ilícito de sus pastores, los cuales mercantilizan el evangelio, proclamando una doctrina de codicia y ambición humana, añadiendo a ello, su alianza a la política vernácula y a una vida lujuriosa de vanidad y presunción.

Esto convierte a las iglesias en una especie de empresas mercantiles, donde se imitan los esquemas del mundo en una versión “cristianizada”. Todas estas realidades causan escándalo y escarnio al evangelio, por lo cual, el cristianismo sufre un ataque frontal de los grupos escépticos, ateos y satánicos, perdiendo credibilidad y testimonio. Como consecuencia de ello, los que se mantienen en la sana doctrina y la verdad, no negociando con el mundo, sufrirán el rechazo de los que viven en tinieblas, razón por la cual habrá una persecución de parte de los que tristemente han tomado el camino del “hijo de perdición”, naciendo la iglesia apostata o ecuménica.

Volviendo al texto de 2 Tesalonicenses 2:3, notemos que se menciona el aparecimiento del “hombre de pecado”, haciendo alusión a una descomposición social, donde la vida pecaminosa se convertiría en una conducta legal, de manera tal, que la iniquidad sería la característica de estos tiempos.  Es por eso que Jesús presenta el panorama final comparándolo con los días de Noé, al afirmar que: “como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre”. Mateo 24:37. ¿Y qué dice Génesis 6:5 de la condición moral de aquel tiempo? “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal”. La Iglesia verdadera se enfrenta a un mundo donde lo inmoral se vuelve moral, y el pecado en norma de conducta. En esta época, se establecen leyes que promueven el aborto, el matrimonio gay, la legalización de las drogas, el sexo neutro, los beneficios financieros para los que viven en amor libre, el negocio de la pornografía, la legalización de la prostitución y otras leyes que restringen la libre expresión contra el pecado, bajo el supuesto delito de discriminar, o promover el odio al pecado. Esta es nuestra realidad, a la cual nos enfrentamos hoy día, y según van las cosas, todo el que se resista a los antivalores proclamados como leyes, sufrirán las consecuencias del sistema dominante.

CONTINUARA

 

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostoasia.com

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Falsos Profetas, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA CRISIS DE FE Y LA DECADENCIA MORAL –II-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.