LA NUEVA CAMPAÑA LGTB

Mario E. Fumero

El poder internacional y económico del movimiento LGTB, que promueven por todos los medios imponer jurídicamente la ideología del género gay, no se detienen en la lucha para lograr que los países democráticos cedan antes sus pretensiones de legalizar y reconoce el matrimonio gay como un derecho humano, y todo lo que después conlleva, para lo cual tienen el poder de comprar conciencias, medios y gobiernos. Ellos tratan de imponer una conducta, biológicamente anormal desde la perspectiva científica, para convertirla en legal jurídica, rompiendo los esquemas fundamentales y tradicionales de la sociedad Hondureña.

Muchos no se dan cuenta de lo que se esconde detrás de esta campaña de movimiento LGTB que impondrá otras aberraciones más, y la larga, una vez que logren la aceptación de lo anormal como legal, quedaran las puertas abiertas para legalizar otras conductas antinaturales, como es el incesto, la pedofilia, el matrimonio con niños, con animales, la adopción etc. Veremos cómo lentamente todas estas aberraciones, que obedecen a una como conducta individual y sexual anormal, se le impondrá a nuestros hijos como una enseñarse norma, e incluso, se sancionaran y se llevaran presos a los que no la acepten o critiquen tales acciones, y muchos pastores y médicos que no se presten para hacerle el juego a este cambio de sexo, o ejecute el matrónimo gay, serán sancionados, como ya ocurre en otros estados. ¿Cómo es posible que una minoría que no llega al 10% le imponga al 90 % de la población sus derechos antinaturales?

Dar paso a reconocer este matrimonio gay, conllevara que al nacer los niños se les definirá un tercer sexo, el “neutro”, como ocurre en Australia.  Si abrimos la pequeña puerta a esta propuesta, ¿Qué vendrá después? La destrucción del principio básico de la familia. Recordemos las palabra de San Pablo cuando dijo que “poco de levadura leuda toda la masa” (1 Corintios 5:6).

Ningún congreso, de ningún país, puede legislar contra la naturaleza. La homosexualidad y las desviaciones sexuales son producto de trastornos psicológicos y conductuales, y no obedece a factores biológicos o genéticos. Científicamente en cada célula de nuestro cuerpo está determinado el género que somos, desde el punto de vista biológico, y aunque queramos cambiar el sentido del objeto, y darle otro nombre u propósito, siempre será lo que es en el AND, aun después de muerto. Debemos tratar las desviaciones sexuales como trastornos conductuales, y respetarles en sus inclinaciones, porque cada cual tiene el derecho de hacer con su vida lo que le dé la gana. Si un individuo se quiere sentir o reconocer como un perro, es su problema, pero esto no le da derecho y que todo lo demás tengan que aceptar su conducta como normal. Si le abrimos la puerta a las pretensiones del movimiento LGTB al matrimonio gay, no solamente estamos abriendo la puerta al supuesto matrimonio, sino que también estaremos abriendo la puerta a que en un futuro cercano se legalice el incesto, la pedofilia, el bestialismo, la poligamia y otras muchas formas de trastornos relacionado con conductas sexuales.

Es triste que el congreso legisle contra la naturaleza y las tradiciones, imponiendo el matrimonio homosexual como conducta social. Pero va a ser imposible detener tal aprobación, porque tristemente ellos tienen el poder económico, el poder de algunos medios, y sobre todo, sus infiltrados en todas las esferas de la sociedad, principalmente en el congreso, y como pastor, y conocedor de las profecías bíblicas, no me cabe la menor duda, que esto forma parte de la degradación social que prevalecería en los últimos tiempo, antes del advenimiento del anticristo y de la Segunda venida de Jesucristo.

Es necesario que todos los pastores y líderes religioso, y personas que defiendan la familia tradicional, hagamos un frente común para detener tal propuesta, porque somos más lo que creemos en el matrimonio bíblico que los que defienden esta ideología, solo que ellos tienen recursos, influencias y capacidad de maniobra y nosotros, solo oramos y nos encerramos en nosotros mismo, y nuestros silencio y aislamiento, les da a ellos el espacio para triunfar, pero si se hiciera un plebiscito, estoy seguro que tal propuesta no saldría adelante.

 

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Homosexualidad, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LA NUEVA CAMPAÑA LGTB

  1. Juan Edgardo Arita Leon dijo:

    HAGAMOS FRENTE COMUN PARA QUE PREVALESCA LA FAMILIA TRADICIONAL

  2. Salmeron dijo:

    Diferentes manifestaciones ha habido en los últimos años en diferentes países contra la agenda LGBTI. En México, en marchas multitudinarias se protestó, pero los poderes detrás del gobierno son muy fuertes y presionaron para no ceder, de manera que poco se logró. Hay mucha ignorancia y poca conciencia en la población, aquella ideología ha ganado muchas mentes, la gente cae en confusión y en la trampa. Pero es cierto de que la mayoría no les apoya. Aún estaríamos a tiempo de hacer ese frente común de resistencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.