EL AMOR Y SU EXPRESIÓN

(Tomado del libro de Mario E. Fumero “LOS CAMINOS DEL AMOR”)

CAPITULO   -VI-

          Muchos piensan que pueden haber sentimientos sin emociones, pero esto es absurdo, seria semejante al hecho de que pueda haber vida sin oxígeno. Somos seres creado para expresar nuestros sentimientos por medio de las emociones, ellas son la ventana del alma, y entre todos los sentimientos humanos, el más sublime, puro y necesario de aprender la expresión del amor.

Por lo tanto, veremos en esta lección la forma tremenda en que el amor se debe expresa, y la IMPORTANCIA QUE EL MISMO tiene en la relación humanas, para poder vivir una vida sana emocionalmente, y hacer de nuestro marco, un medio de felicidad y bienestar común. El amor es una necesidad en la familia, en la vida social de los seres humanos, y en las relaciones entre de los hermanos dentro del marco de la iglesia.

Pero si queremos ver cómo se expresa el amor, tendremos que ir a la Palabra de Dios. Allí, en la Biblia, encontraremos muestras palpables de este tremendo amor, hecho realidad por medio de los sentimientos. Es bueno aclarar que aunque el amor parece ser una CUALIDAD HUMANA, este debe transformase en ACCIÓN, en un verbo, para que pueda producir salud, vida y estabilidad emocional.

EL AMOR EXPRESADO COMO UN DESEO DE SERVIR

Las características principales del amor consisten en que éste se revela a través de un desprendimiento del “yo” y una exaltación del ““, o sea, es el vivo deseo de servir y vivir para los demás. Es aquí en donde el vocablo griego AGAPE toma fuerza. El amor de Dios es una entrega total e íntegra a los demás, sin esperar a cambio nada. La evidencia de ello lo tenemos en el hecho de que Dios nos amo tanto que pese a  que éramos sus enemigos; Él se entregó a la muerte por amor de aquellos que le odiaban. La Biblia dice el nos ama, no porque nosotros le amamos a Él primero, sino porque el nos amo a nosotros, y envió a su hijo “en propiciación por nuestros pecados“(1 Juan 4:10).

En la palabra de Dios encontramos muchos ejemplos del amor expresado a través de nuestras acciones, pues es imposible amar, sin expresar en hechos ese amor AGAPE. En la historia de David y Jonatán (1 Samuel 14:1) encontraremos la muestra de un amor puro, que venía de Dios. Al leer 1 de Samuel 18:1-5 vemos en qué forma, ambos amigos se identificaron en una amistad que vencía los odios y aún la oposición del propio padre de Jonatán; Saúl, el cual odiaba a David. Quizás la forma más elocuente de lo que es un amor comprometido esta en  el pacto de ayuda mutua que hizo David con Jonatán, cuando este último le dijo “Lo que desearé tu alma, haré por ti” (1 Sm 20:4). Después Jonatán, para salva la vida a su querido amigo David, expone la suya propia, muriendo, y después encontramos el hecho de como David reacciona al saber la muerte de éste, y aún la de su enemigo, Saúl. Dice la Palabra, que David se sintió tan adolorido que compuso un Salmo, y lloró la muerte de ambos, expresando que este amor, proveniente de Dios, es superior al carnal o sexual, cuando uso el término de “Más maravilloso fue tu amor que el amor de las mujeres” (Samuel 20:1-42; 2 Samuel 1:17-27). Algunos mal pensados, con mente sucia y corrupta, según lo explica Pablo en Tito 1:15, han querido interpretar la expresión de David al llorar la muerte de Jonatán en 2 Samuel 1:26 como una tendencia “homosexual”. Sin embargo, la expresión misma demuestra  la pureza de este amor que nace de lo más profundo del espíritu y no del placer carnal o  EROS. Notemos que aún David exalta y demuestra un tremendo amor no solamente por Jonatán, sino también por su enemigo Saúl, padre de Jonatán, pues pese a que éste trató de matarlo en muchas ocasiones, nunca busco venganza, y aunque tuvo la oportunidad de matarle, respeto su vida, le mostró el amor y le lloro cuando murió. Mientras que Saúl buscaba matar a David y hacerle mal, éste más bien busco su bien y trato de ayudarle por todos los medios, revelando así un amor que va mas allá de las circunstancias y de los intereses(verso 1:23).

El diablo a tratado por todos los medios pervertir la expresión del amor, con la mentira y morbosidad, a grado tal, que en las relaciones humanas nos cohibimos de expresar el amor entre los hermanos, a menos de que este sea carnal o sexual, para no dar lugar a malos pensamientos. Hemos asociado el beso, la caricia, el abrazo, las palabras dulce, el interés por el bienestar de otros etc… como signos carnales, de un interés morboso, de perversión sexual etc. No podemos negar que pueden haber caricias y expresiones que nazcan de mentes corruptas, pero no por ello debemos impedir las expresiones puras del amor sincero. Sería absurdo el no comer por miedo a que la comida nos haga daño, no beber agua, porque pueda estar contaminada, o no dormir por miedo a quedarnos muertos sin danos cuenta. El diablo sabe que el amor es vital para la salud familiar, que éste fortalece la comunión, mantiene la unidad. Expresar los sentimientos nobles  produce en los seres humanos estabilidad emocional, por eso el diablo lo distorsiona, lo explota y lo corrompe, para que no lo demos, haciéndonos creer que el mismo puede ser mal interpretado, y es por eso que vivimos en un mundo donde la gente vive un vacío interior, producto de la falta de amor.

Pero hay otra historia que revela, de forma maravillosa, la manifestación del amor, se encuentra en la historia de Rut y Noemí. Al morir el esposo de Rut, Noemí, su suegra, le dijo a ésta que si deseaba volver a su pueblo y rehacer su vida, lo hiciera, pues no quería atarla a su condición triste de viuda, pero Rut decidió no dejar a su suegra por nada, se sintió unida no en un simple lazo familiar, sino también en esos lazos de amor DIVINO, que no se rompe aunque los otros se acaben. Noemí dio libertad a su nuera, pero ésta proclamó el amor y fidelidad hasta la muerte (Rut. 1:3,4,8-14; 16-17). Quizás no hay expresión más hermosa de entrega entre unos y otros, que aquellas palabras de Rut cuando dijo; “No me ruegues que te deje, y me aparte de ti, porque a dondequieras que tú fueses, iré yo, y dondequiera  que vivieres, viviré yo. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. donde tú murieres, moriré, y allí seré sepultada”(Rut 1:17-17). ¿No es este un amor expresado una entrega total? Hoy muchos abandonan a sus seres queridos cuando están enfermos, o en desgracia, llevándolos a hogares de enfermos o ancianos, ignorando todo lo que por nosotros hicieron, y a veces, los sentimientos que producen estas acciones no nacen de un deseo puro de ayudarle, sino de quitárnoslo de arriba, para vivir según nuestros caprichos. La gratitud es una expresión nacida del amor puro.

El amor que se expresa es también una realidad en las mismas enseñanzas de Jesús, pues lo demostró en el relato de la parábola del buen pastor (Juan 10:7-14) en donde estableciendo la realidad de la entrega total a aquello que se aman, pues el buen pastor, su vida da por las ovejas. También lo demuestra en su sacrificio en la cruz, símbolo de la realidad Divina, pues por amor Jesús se entrega y pagó el precio del culpable (1 Juan 3:16; Juan 3:16). En sí, la vida de Jesús es una vida que impone amor, y enseña a todos la forma viva de expresarlo, pues para Jesús amar es olvidarse de sí y vivir para los demás, pues “El que ama su vida la perderá y el que pierde su vida, amando a los demás, la encontrara“.

Cuando estudiaba la asignatura en de MISIONES en el seminario, el maestro nos pidió que leyéramos el libro “PORTALES DE ESPLENDOR” e hiciéramos un resumen. Al estudiar este libro, que relataba la labor de unos misioneros en Ecuador que murieron, tratando de penetrar a predicarles a las tribus Aucas, me impacto profundamente lo que uno de esos misioneros escribió en su diario personal antes de morir, el dijo NO ES TONTO EL QUE DA LO QUE NO PUEDE GUARDAR (LA VIDA) PARA GANAR LO QUE NO PUEDE PERDER, (LA ETERNIDAD).

EL AMOR EXPRESADO EN LA IGLESIA

Esta realidad del amor, expresado y enseñado en la Biblia, se hace manifiesto en la Iglesia por hechos concretos. No puede haber amor sin expresión, ya es una fuerza que nos mueve a una acción, y esta acción es la expresión, la cual constituye la dinámica del amor. Queremos no sólo hablar o enunciar el amor, tener un rótulo que diga amor, o enseñar una doctrina filosófica que proclame amor. Necesitamos algo más, la vivificación de ese amor mediante los hechos de nuestra vida. El amor se expresa primeramente en el servicio a los hermanos, en nuestras relaciones sociales, con los que forman nuestro centro de acción. Consiste en buenas acciones, buenas obras encaminadas a glorificar a Dios mediante nuestros hechos (Gálatas 5:13). Nuestra forma de manifestar la realidad de Cristo proclamada en palabras está en la vida que se trasluce en una conducta impregnada de hechos (Mt. 16), ya que así debemos alumbrar al mundo perdido.

El amor debe ser natural, no artificial ni forzado, no lleno de prejuicio o mente carnal. Debemos aspirar, y obtener, una vida en amor dentro de nuestra comunidad cristiana de forma franca, es por ello que la Biblia enseña que el amor debe ser sin fingimiento. Debe corregir el mal de los demás, sin crítica o juzgar sádicamente, sino en forma de edificación y corrección. El amor significa corregir, y corregir es encaminar a otros a la perfección, con paciencia y ejemplo (Romanos. 12:9; Hebreos 12:6).       Una de las características primordiales del amor es que se expresa a través de la ternura o cariño. Los sentimientos son las ventanas del alma, y el amor se cristaliza y fluye en la vida cristiana en dos formas:

  1. A través del ósculo santo, esto es igual a un beso, símbolo de amor, y no de sexo, como se ha identificado actualmente. Este se usaba de forma común, como expresión cariño, en la iglesia primitiva. (Romanos 16:16; 1 Tesalonicenses. 2:26; Lucas 22:47; Hechos. 20:37; Lucas 7:45).
  1. Otra forma de expresión era el abrazo entre los hermanos. A veces, creemos que hacemos el cumplido con un saludo así no más, o quizás, dar tan sólo la mano. En la historia de la despedida de Pablo (Hechos 20:1; 21:6), vemos la forma en que la iglesia expresó su amor a aquel al cual amaban intensamente. Allí hubo abrazos, lágrimas y besos, porque estos sentimientos son la expresión viva de un amor profundo.

DEGENERACIÓN DEL AMOR

Sin embargo, el diablo ha pervertido y distorsionando los sentidos, e introduciendo sexo y pecado en todo, por lo que vivimos limitados en la expresión del amor, por prejuicios y malos pensamientos, así como abusos de hombres perversos que usan el amor para abusos sexuales, pero Dios quiere restituir todas las cosas y poner en nosotros la MENTE DE CRISTO para así, vivir la realidad pura del amor Divino, y para ello necesitamos el don de discernimiento para evitar los abusos sexuales de falsos cristianos y ministros que con el cuento del amor de Dios, dan rienda suelta a sus deseos carnales o eróticos.

El diablo ha hecho el beso símbolo de sexo, pero no es así, sino que este refleja la ternura y el amor, ¿Acaso los padres no besan a sus hijos por esa fuerza del amor, sin haber en ello ideas de sexo? La carnalidad y la mente sucia se ha introducido dentro de la iglesia, por la falta del Espíritu Santo y sus dones, y ha hecho que se juzgue malo todo, aun el abrazo puro y sincero de cualquier hijo suyo. Necesitamos vivir toda la realidad del amor pero, a la vez, tener discernimiento del Espíritu para poder juzgar tales cosas, porque, aunque en algunos casos estas cosas pueden ser carnalidad y suciedad, también puede ser puro y santo. En vez de crear barrera de temores y malicia, debemos buscar el juicio y la revelación del Espíritu en tales casos. Si alcanzamos la madurez de Cristo y su mente, si vivimos conforme al Espíritu, y si seguimos toda la verdad de Dios, estoy convencido que podremos vivir un amor puro y sano en donde no cohibamos los sentimientos y expresiones SANTAS, sabiendo que si viene de Dios es puro y perfecto. Recordemos siempre las palabras de Pablo a Tito en 1:15 cuando expuso que la actitud frente a las cosas depende de la mente que tengamos (leer 1 Corintios 2:16).

Muchos conflictos familiares, y  problemas emocionales de nuestros hijos se deben en gran medida a que no hemos sido enseñados a expresar con acciones humanas esos sentimientos de cariño que llevamos dentro. Es más fácil sustituir una expresión de cariño, regalando un objeto a nuestros hijo, que debido a ello hemos forjados vidas vacías interiormente. La deshumanización y la falta de amor es lsa enfermedad del siglo XXI y es la causante de la depresión, suicidio, violencia y frustración en todos los ámbitos del vivir.

Recuerdo una vez el reclamo de un hijo a un padre, cuando éste le reprocho el haber caído en las drogas. El padre le decía al hijo delante de mí. -.Le he dado todo lo que me pedía, le pague una escuela privada, lo envié al extranjero, le compre una moto, y después de todo lo que he hecho por él, termina drogándose.-, a lo que el hijo le increpo diciéndole  -.Papa, sabes una cosa, es cierto que me diste todo lo que te podía y aun más, pero dime, ¿Cuándo me invitaste a salir contigo cuando ibas con tus amigos al campo de cacería,? ¿Cuándo me preguntaste que me pasaba, que sentía y que deseaba? ¿Cuándo fue la última vez que me besaste, acariciaste o me acompañaste a la cama? ¿Cuántas veces te quise hablar para contarte mis problemas y tú me decías, ahora no puedo,? ¿Dime papa, desde cuando no sales conmigo? Yo te quiero a ti, no a tus cosas, pero para ti eran más importantes tus amigos, tus compromisos y el ganar dinero que yo. Papa, yo necesitaba tu amor, pero tu me comprabas con cosas.”. Así es, el mundo está enfermo, las mentes y los corazones dañados porque necesitan amor, y ese amor no se compra en una farmacia, ni está en los bienes de consumo. Este amor nace dentro de nosotros, se descubre cuando encontramos a Dios, y crece en la medida en que lo vamos proyectando en nuestra caminar diario.

El amor es el fundamento de nuestra fe, sin él, no somos nada, con el, lo poseemos todo, porque tener amor es  TENER A DIOS, PORQUE DIOS ES AMOR. 

EXPRESEMOS EL AMOR PARA QUE CRISTO SE GLORIFIQUE, PERO HAGÁMOSLO CON LA MENTE DEL SEÑOR Y POR EL INFLUJO DEL ESPÍRITU.

(Escrito en el año 1974. Revisado y actualizado en Córdoba, España en Julio del 1992 y reeditado en Miami, Florida en febrero del 2019)

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Amor, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.