LOS PROFETAS POLITICOS

Mario E. Fumero

En la época de los reyes de Israel aparecieron los profetas cuyo propósito principal era  mantener viva la revelación de Dios dada a Moisés, principalmente en momentos de crisis, en donde los líderes si apartaban de la palabra para pecar e ir detrás de los ídolos. Ellos aparecían para reprender a los gobiernos, y no para alimentar su ego.  Estos profetas eran  los que señalaban el pecado de los reyes. Un ejemplo de ello lo tenemos en el Rey David, cuando arrastrado por los deseos de la carne, se acostó con la mujer de Urías, y después lo mando a morir indirectamente (2 Samuel 11:1-27), para quedarse con  Betseba, apareciendo Natán para dar juicio contra el Rey David (2 Samuel 12:1-5). Lo mismo ocurrió con Samuel, cuando le advirtió al pueblo las consecuencias de elegir un gobierno monárquicos, ignorando el gobierno teocrático (1 Samuel 8-5-19). También aparecen Samuel y  Natán, juzgando los pecados de  Saúl, que los condujo a ser atormentado por demonios.

Sería muy extenso relatar todos los profetas que existieron en la época antigua testamentaria, y la función que tuvieron en determinados momentos de la historia de Israel, los cuales tuvieron la misión de amonestar a los reyes, cuando sus líderes  pecaban, y nunca  promovieron el poder y la posición de autoridad. Ninguno de ellos apareció para hacer política o favorecer a un determinado rey, o alinearse al lado de los poderes dominantes cuando éstos actuaban en forma incorrecta. Más bien, cuando decía la verdad, Irán perseguidos, apedreados y muchas veces asesinados, esto lo dijo el mismo Jesucristo cuando afirmó; ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas á los profetas, y apedreas á los que son enviados á ti! ¡Cuántas veces quise juntar tus hijos, como la gallina junta sus pollos debajo de las alas, y no quisiste!” Mateo 23:37.

En las ondas modernas aparecen los profetas políticos, estos no vienen para señalar el pecado y la injusticia, sino para acentúan y proclama la permanencia de los líderes que son señalados por la opinión pública como corruptos o déspotas, después que concentraron en sus manos todo el poder, o cometer actos violatorios de las normas constitucionales. Si es cierto que el silencio otorga, peor aún es la intervención de la iglesia en proclamas, fuera de una realidad histórica, e inmiscuirse abiertamente en los negocios de este siglo, adoptando una posición  parcialista, y no reconciliadora en momentos de crisis. Es un deber de la iglesia orar por sus gobernantes, y respectar el sistema dominante, sin mezclarse en los negocios de este siglo, ni apoyar ningún asuntos  vinculado a la política, la cual a lo largo de toda la historia, ha sido siempre corrupta, y se ha llevado de encuentro a la iglesia cuando la misma se ha alineado con los poderes dominantes. Esto no la exime de denunciar todo lo que es inmoral, y atente  contra la verdad del evangelio.

¿Qué buscan estos profetas modernos? Recibir preventa del gobierno, alcanzar popularidad, y alinearse al lado de los poderes dominantes, olvidando su misión de proclamar un evangelio que se fundamenta en defender un reino justo, dentro de un reino injusto, pero por medio del principio del Nuevo Nacimiento (Juan 3:7). Podemos cambiar a los hombres, pero no podremos cambiar los sistemas. El cambio global viene precedido por un cambio individual, el cual depende de una experiencia profunda con Jesucristo. Esta es la verdad fundamental de la teología evangélica, condensada por Jesucristo, en el principio de que es necesario tener una conciencia cristiana, la cual aparece con la nueva criatura (2 Corintios 5:17) que general un nuevo estilo de vida.

Muchos pastores son atraídos por la política con la idea de obtener beneficios a favor de la iglesia evangélica, y no niego que en algunos aspectos lo obtengan, pero a la larga, es más el riesgo que el beneficio, porque los gobiernos son cambiantes, y todos sabemos que la política vernácula no se rige por los ideales de los hombres que están al frente, sino por los designios y estrategias establecidas por los organismos internacionales, ya que al endeudarnos,  estamos empeñando nuestra soberanía, y a la larga, muchas leyes impopulares tienen que ser aprobadas para obtener beneficios que puedan salvar al país de la crisis económica, en la cual ha caído debido a los malos gobernantes, que resuelve los problemas a base de préstamos, con los cuales transitoriamente resolvieron algunos problemas, pero empeñaron su soberanía.

Es un peligro usar la profecía con fines políticos o personalistas, al respecto dice el profeta Malaquías lo siguiente: ”Así dice el SEÑOR acerca de los profetas que hacen errar a mi pueblo, {los cuales} cuando tienen {algo} que morder, proclaman: Paz. Pero contra aquel que no les pone nada en la boca, declaran guerra santa. Por tanto, para vosotros {será} noche sin visión, y oscuridad sin adivinación. Se pondrá el sol sobre los profetas, y se oscurecerá el día sobre ellos. Los videntes serán avergonzados, y confundidos los adivinos. Todos ellos se cubrirán {la} boca porque no hay respuesta de Dios”. Miqueas 3:5-7.

Es prudente actuar con sabiduría en los momentos proféticos en que vivimos, en donde la corrupción los devorada todo, y la ambición se ha adueñado de algunos líderes religiosos que manipulan, con falsas revelaciones al pueblo, no solamente al pueblo de Dios, sino a los intereses dominantes, desconociendo que nuestra misión es preparar a la iglesia para el establecimiento del verdadero reino de Dios, el cual vendrá después que se cubran toda las profecías bíblicas de estable un nuevo y una nueva tierra (Apocalipsis 21:1), porque todo lo que hoy existen será consumido por fuego el día del juicio de Dios,(2 Pedro 3:7) según esta establecido en las escrituras.

En estos momentos trascendentales que vive la humanidad, en donde la división interna reina por doquier, debemos, como iglesia,  ser pacificadores y reconciliadores, denunciando el pecado en cualquier lado que esté, pero teniendo cuidado de no alimentar más la división, el odio y la codicia humana, porque somos sal y  luz de la tierra, y  debemos combatir la ambición y proclamar la verdad del evangelio para lo cual Jesucristo nos ha llamado y enviado.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Mario Fumero, Política y fe, Politica en la iglesia. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LOS PROFETAS POLITICOS

  1. Roque López dijo:

    Mario,
    No soy un profeta. Ni quizás ya Santo para proclamarme como uno. Creo también que uno no debería involucrarse en la política sino es dirigido por Dios. Usted hace mención de la gente que se involucra con este mundo como si nada tocáramos que sea de este mundo . Los mismos pastores y líderes usan la palestra para de una u otra manera influir en sus feligreses. La iglesia ( institución ) por largos siglos ha sido usada para poner y quitar gobiernos.
    Estoy de acuerdo que no nos involucramos si no somos dirigidos por Dios o es que solo usamos los mensajes con relación a Jeremías cuando nos conviene.
    Jesús se avergüenza de nosotros los cristianos que queriendo estar bien con el y el mundo no hacemos nada y nos escondemos bajo la prédica de que no nos revolquemos con el mundo . Si es cierto no se revuelva con el mundo si no está dispuesto a sacrificar aún su propio bienestar o quizás sin su propia vida. Si Jesús se siente avergonzado de ver como muchos de nuestros pastores viven en la comodidad mientras nuestro pueblo se muere del hambre . Cuantos años usted lleva en “ el servicio” muy famoso si .. le ha preguntado a Dios si el lo quiere en un puesto de mayor influencia . Oh no..claro que no porque es más cómodo vivir escondido detrás del evangelio sin arriesgar nada.
    Mucha prédica para mi el vivir es Cristo y el morir es abundancia. Pero a la menor amenaza de muerte nos refugiamos en el evangelio.
    Creo que un hombre de Dios , si estoy hablando de alguien protegido por el y alguien que es un Cristiano genuino ( porque los hay verdad? ) sería de mejor utilidad en la palestra política que detrás de la cortina murmurando y vociferando lo que todo mundo debe hacer sin arriesgar ni un poquito.
    Que no hablo de luchas armadas, ni violencia . Hablo de fe, fe en nuestro Dios , fe que la sangre de Jesús nos cubre . Usted cree si sangre nos cubre..?

  2. joel dijo:

    Hey Roque, discúlpame hermano, pero tomate un tiempo para que dediques en leer el perfil de Don Mario Fumero y luego haber si te atreves nuevamente a decir que él vive cómodo y que nada ha hecho para el avance de el Reino de Dios.

    https://contralaapostasia.com/perfil-autor/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.