UNA CONVERSACIÓN ENTRE EL ÁRBOL Y EL NUBE

Mario E. Fumero

La naturaleza tiene vida, y de ella depende también nuestras vidas. Quizás algunos piensan que los árboles no sienten, pero todo lo que nace, crece y se reproduce tiene vida, y trasmite vida. Sabemos que el agua  no tiene la vida en sí, pero de ella dependen las planta y todo ser viviente, porque es la que sostiene la vida de todo lo que existe. Es por ello que vamos a relatar, en forma de fábula, una de las más grandes problemáticas que actualmente nos aflige, y para ello usaremos la imaginación, para poder entender cómo se comunica la naturaleza entre sí.

En un bosque hondureño, de los tantos que existen, había un árbol de pino muy triste porque había quedado solo en medio del bosque, todos sus compañeros habían sido talados, unos porque se enfermaron, otros por las manos criminales de los hombres, y en la parte superior de la montaña alguien le pegó fuego al bosque con el fin de hacer una zona residencial y así poder justificar tal hecho,  destruyendo otro grupo de árboles jóvenes.

Éste solitario pino, triste y apesadumbrado, comenzó a ver como las maquinarias labraban el terreno para hacer una colonia. De pronto una nube densa de agua se pozo sobre él, y mirando al solitario pino comenzó a hablarle, y le dijo:

“Hola pino, te veo solo y triste”

“Hola nube, aquí estoy triste y solo, y tú, te veo  cargada de agua”. Y la nube le replicó:

“Si, tengo mucha agua que estoy buscando donde descargarla para alimentar vuestra vida, pero te veo solo y triste, y pensaba dejar caer un poco del agua que llevó sobre ti, para refrescarte, aunque esta zona está desierto, ¿Y dónde están tus compañeros?”. El árbol entristecido le contesto  a nube.

“Mis compañeros han sido talados. No tengo esperanza de sobrevivir, los humanos nos están destruyendo, y todos han  asesinados aun a mis hijos, y todo ello por la ambición y la mano criminal de los leñadores” Y la nube le preguntó:

“¿Quiere que deje caer un poco del agua que llevo sobre ti?”

“No”, replicó el pino, “no lo hagas porque mis días están contados, y es bueno que los humanos sepan que cuando nos destruyen a nosotros, se están destruyendo ellos mismos, llévate el agua para donde haya muchos árboles que necesiten de ti”.

“Te comprendo, replicó la nube, no tiene sentido dejar caer mi agua en un terreno tan desolado, seguiré adelante a ver dónde encuentro un bosque frondoso que se pueda beneficiar del agua que llevó”.

“Haces muy bien nube, contestó el árbol, busca un bosque frondoso porque aquí no tiene sentido tu agua, ya que nos destruyen sin pensar que les damos oxígeno y que los protegemos de la erosión del suelo, yo estoy sentenciado a morir, pero tú debes llevar la vida a dónde nos estén cuidando, los que aquí nos destruyen sufrirán las consecuencias de habernos exterminado, pero ya es muy tarde para recuperarnos”.

Y la nube entristecida continuó su rumbo hacia el occidente, buscando un frondoso bosque donde pudiera dejar caer su precioso líquido, el cual le da vida a los árboles y también a los humanos.

Moraleja: quien no ama la naturaleza no se ama así mismo, y quien destruye los bosques se destruye a sí mismo. Es bueno saber que  quien no cuida los árboles, está asesinando a la naturaleza y por ende, se están suicidando a sí mismo,  cumpliéndose la palabra de Dios la cual afirma que;  “todo lo que uno siembra eso también es lo que recoge” (Gálatas  6:7).

Cuidemos nuestro entorno y recordemos que la naturaleza tiene un equilibrio para sostener el ecosistema, y cuando rompemos las leyes naturales, e ignoramos el equilibrio ecológico, tarde o temprano sufriremos las consecuencias de plagas, sequía, y desastres naturales y entonces veremos grandes calamidades, como la que vivimos actualmente.

 

mariofumero@hotmail.com

www.contralaapostasia.com

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Fabulas, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.