¿QUÉ ES MENTIRA?

Mario E. Fumero

Vivo en un mundo plagado de mentiras[1]. Tristemente la misma inunda todos los aspectos de la vida diaria,  tanto en la política, como en el comercio, los medios de comunicación, el internet y las redes sociales. No podemos evitar que  la mentira se haya convertido en una cultura que respalda la corrupción, el robo, el engaño, el descrédito y toda clase de males,  porque la naturaleza humana, bíblicamente hablando, está viciada (Efesios 4:22). Pero lo que más me duele es ver que la mentira se ha convertido en parte de la cultura eclesiástica, donde no solamente mienten los nuevos convertidos y los cristianos viejos, sino también los líderes religiosos, que envuelven  los mensajes con  mentiras, mezcladas con medias verdades, que atentan contra la verdad (Santiago 3:14) principalmente  de aquellos que usando el nombre de Dios, profetizan mentiras (Isaías 59:13).

La Biblia habla mucho de la mentira. El apóstol Pablo recomienda que no mintamos los unos a los otros (Colosenses 3:9) y coloca a los mentirosos en la misma lista de los fornicarios, sodomitas, y secuestradores (1 Timoteo 1:10) y establece que cuando la mentira  repetitiva y constante está envuelta de hipocresía y produce una cauterización[2] de la conciencia (1 Timoteo 4:2). En el decálogo mosaico se compara el acto de matar, de la cual hay que alejarse (Éxodo 23:7) y la coloca al lado del hurto y el engaño (Levítico 19:11) y se presenta la mentira como falso testimonio (Éxodo 20:16) y en muchas partes de la Biblia señala la mentira como un grave pecado del cual tenemos que arrepentirnos, porque por la mentira podemos perecer (Proverbios 21:28).

Pero ¿Qué encierran si la mentira? La mentira le abre la puerta al engaño. Dónde hay engaño aparece en la desconfianza, y la  desconfianza destruye la integridad. El engaño, como la calumnia, son dos conductas muy despreciadas por Dios a lo largo de las historias bíblicas. Recordemos el caso de la conspiración de Coré contra Moisés, cuando al murmurar contra la autoridad, se  desencadenó la ira de Dios sobre él y los que le siguieron, y  la tierra se abrió, y los trago los vivos al Hades (Número 16:30-33). Por otro lado, encontramos en la Biblia el caso de Ananías y Safira, los cuales metieron, pues ofrecieron dar la venta de su heredad, pero se quedaron con una parte, tratando de engañar a Dios, hecho  que les ocasionó la muerte (Hechos 5:1-5).

La mentira tiene muchas formas de manifestarse, como por ejemplo; aquel que promete algo que sabe que no puede cumplir, o  aquel que dice llegar, sabiendo que no puede llegar, o al distraerse en el camino, y no llegar a tiempo, inventa una mentira (llamada excusa) para justificar su error. También se considera mentira evadir una respuesta correcta usando una media verdad, la envuelve con otra media mentira. Otra forma de mentir esta en la impuntualidad, algo endémico en Latinoamérica, aunque es un acto de irresponsabilidad, muchas veces va acompañada de  mentira, con la cual se tratas de justificar el hecho de llegar tarde. También es mentira  predicar y exigir algo a los demás, que uno mismo no está dispuesto a cumplir. También entra al plano de la mentira las falsas promesas, la calumnia, falsificación, cuento, o el uso de actitudes diplomáticas para no decir la verdad, y quedar bien con todos, a fin de no tener enemigos, algo común en la política de las naciones.

Si hablamos de la mentira, debemos también  hablar de la sinceridad, la cual es opuesta a la misma. La sinceridad es evidencia de rectitud e integridad, porque las personas que hablan la verdad, saben que tarde o temprano tendrán problemas, porque al no quedar bien con los hombres por decir la verdad, serán rechazado, pero debemos ser fiel a Dios, ya que tenemos que obedecer a Dios ante que a los hombres (Hechos 5:29). Cuando hay sinceridad, hay franqueza (2 Corintios 3:12), y ambas está ligada a la integridad (Tito 2:7), la cual nos da credibilidad y nos hacen aceptó delante de Dios.

La mentira está asociada con la hipocresía. Si  hay algo que repudio Jesús en su ministerio fue la hipocresía de los religiosos de su época. En Mateo capítulo 23  tenemos todo una serie de texto en donde presenta este hecho de forma repetitiva, porque es  evidente que en el hipócrita siempre hay un alto grado de mentira y engaño.

¿Cómo debe de ser el hablar cristiano? Siempre con la verdad, porque somos hijos de luz (Juan 3:21) y aunque la verdad muchas veces nos puede crear problemas y enemigos (Gálatas 4:16) es un deber proclamarla, desechando la mentira y hablando entre nosotros con sinceridad y verdad. Hay veces que debemos aplicar la verdad con amor (Efesios 4:15), para no herir al débil, pero nunca evadir con mentiras o subterfugio[3] la verdad.

¿Cuál fue la enseñanza de Jesús sobre la verdad y la mentira? La Biblia enseña que no debemos tener un doble discurso, que nuestra palabra debe tener peso. Es por ello que Jesús dijo en  Mateo_5:37  “Mas sea vuestro hablar: Sí, sí; No, no; porque lo que es más de esto, de mal procede”. Noten el énfasis a el término “de mal procede” afirmando que la vaguedad y la falta de sinceridad envuelve mal, y ese mal es la mentira o el engaño. Como cristianos debemos de hablar claramente, el sí es sí, y no debemos tener un doble discurso. Sí digo que voy, voy. Si prometo algo, debo cumplirlo. Si hice un compromiso, debo cumplirlo. No hay cabida al engaño, evasión o mentira, porque de todo  lo que digamos o hagamos, tendremos que dar cuenta a Dios (Mateo 12:36).

[1] – Expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se piensa o sesiente.

[2] -kausteriazo (kausthriavzw, 2743), quemar con un hierro de cauterizar (cf. el vocablo castellano cáustico). Estado de insensibilidad espiritual. Cauterizar sería perder la sensibilidad -quiero insistir en total o parcialmente-, que es la capacidad de distinguir entre el bien y el mal.

[3] Usar pretexto.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Mario Fumero, Mentira. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿QUÉ ES MENTIRA?

  1. mapo dijo:

    Precisamente la mentira es la que nos ahuyenta, de las iglesias, la hipocresía va unida a ella. La gran mayoría de pastores evangélicos disfrazan sus discursos para ganancias personales, faltos de amor y sinceridad hacia las almas; bueno pero ya se ha hablado hasta la saciedad de eso.

    La realidad es el abandono de los creyentes hacia las iglesias, porque nos venden un evangelio de miedo, de infierno, de impuestos, menos de gracia, de estimulo, y de esperanza. Las iglesias hoy más que antes se encuentran vacías, estamos cansados de tanto pedir y pedir, además la desesperanza aparece cuando se esperan las promesas bíblicas en tiempos de angustia y necesidad y no se hacen realidad, nadie puede evitarlo, decir que estamos alegres cuando existe necesidad, es mentir. Hay muchos que dicen: ¿cómo está hno. (a) !En victoria¡, no es más que una mera repetición de lo que otros hablan. Pero no hay prosperidad en su vida, ¿hemos de creer que la mayor parte de creyentes estarán alegres ante la adversidad, la miseria?, tal vez unos cuántos, pero la realidad nos dice, que hay sufrimiento, y ninguno deseamos sufrir toda una vida.

    La pobreza es un flagelo, es una calamidad muy desagradable, ¿quién desea vivir de ilusiones?, en las iglesias venden ilusiones, mientras la gran mayoría de creyentes mueren de hambre.

    ¿Se puede juzgar a alguien que pierde su esperanza, cuando no ve cumplida sus aspiraciones, después de mucho orar, rogar o ayunar? He dejado de asistir a las reuniones en la iglesia, por el egoísmo, la falta de comprensión, por subestimarme, después de intentarlo varias veces y pensar que yo estaba errando; me convencí a mí mismo, que puedo buscar a Dios en mi aposento, que ir a una iglesia plagada de superficialidad. Necesito de Dios, pero tengo más tranquilidad ahora, que asistiendo a una iglesia. Dios les bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .