VAMOS HACIA UN CAMBIO DE RÉGIMEN EN NUESTRO PAÍS, SÍ O SÍ.

Ángel Bea

No es nada nuevo. Siempre estuvo en el ambiente y proclamado de forma, más o menos discreta o abierta por aquellas fuerzas políticas que lo quieren propiciar. Sólo esperan el momento oportuno para que se puedan ir dando más pasos, además de los que ya se han dado. Para eso solo tienen que ocurrir algunas cosas:

1) Gobernar a base de decretos y sin consultar a todas las fuerzas políticas, para buscar el más amplio consenso, en relación con las decisiones más importantes.

2) Manejar el poder judicial por medio de miembros del mismo puestos a dedo por el poder ejecutivo.

3) Hacerse con el control de los medios de comunicación principales, para dominarlos a su antojo sin permitir crítica alguna al gobierno ni a las fuerzas políticas, actores del cambio.

4) Poco a poco, censurar, controlar, prohibir o cerrar, todos los medios de comunicación que, con plena libertad de expresión se permitan criticar la nueva orientación política hacia ese régimen diferente. Esto puede llevar tiempo; pero se hará, sí o sí.

5) Tratar de perpetuarse en el poder a toda costa, para realizar toda la hoja de ruta que se hayan propuesto, sin estorbos.

6) En todo este “proceso”, la Iglesia Católica lo tendrá muy difícil y la institución monárquica, también. A la primera, tratarán de “ahogarla” y  arrinconarla al terreno de lo particular; a la segunda echarla afuera, en favor de una posible 3ª República.

Todo eso, dicho con humildad y temor, pensando también en que en el proceso pudieran ocurrir serios y hasta graves conflictos a lo largo y ancho de todo el país, dado que, posiblemente, más del 50% de los ciudadanos no estarían dispuestos a aceptar esa transformación política, en principio solapada, pero abierta en la medida que se aseguren tal posibilidad.  Al tiempo.

Lo que espera a nuestra nación si Dios no lo remedia, no es un proceso hacia el “progreso del estado del bienestar consolidado” precisamente, sino a un estado de conflictos serios y permanentes. Y como siempre, pagarán los más inocentes; los que deseando de corazón vivir en paz los unos con los otros, no podrán debido a los que no pueden pasar un solo día sin crear conflictos y guerras entre hermanos.

Y mientras tanto, nunca el pueblo protestante/evangélico habrá estado tan dividido frente a lo que se avecina, por cuestiones… políticas.

Oremos por España, la cual no necesita enemigos de afuera para destruirla; ya hay suficientes divisiones, resentimientos, odios y corrupciones dentro de la misma para hacerlo.

“El arrogante no prosperará; el justo, en cambio, vivirá por su fidelidad” (Hab.2.4)

“No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal” (J.17.15)

(Ángel Bea)

www.contralaapostasia.com

 

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Ángel Bea, España. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .