EL RESPETO A LAS AUTORIDADES

Mario E. Fumero

Una de las cosas que ha arruinado la política de nuestro país es y el irrespeto a las autoridades existentes, y el no saber mantener la diferencia entre respetar y orar por nuestros gobernantes a criticarlos y ofenderlos, algo inaceptable como cristiano, aunque no aprobemos sus acciones, ni seamos partícipe de sus malas obras.

Nuestro mundo se caracteriza por señalar siempre lo negativo de las personas y gobernantes, y a veces, hacer escarnio de los que están en eminencia, ignorando las enseñanzas bíblicas al respecto, pero hagamos un análisis bíblico de ello. Partamos del ejemplo bíblico de los cristianos en el libro de los Hechos de los apóstoles. En la época en que los apóstoles predicaban, el imperio romano dominaba todo los países del mediterráneo, incluyendo Palestina, y los cristianos eran acosados y perseguidos, llevando a muchos injustamente a la cárcel y el martirio. Un ejemplo de ello fue el mismo apóstol Pablo, que aunque ordenó oral por los gobernantes, fue víctima de las injusticias del sistema imperante, pero pese a los abusos que el mismo sufrió por parte del estado romano, nos dijo en Romanos 13:1-4 Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella;  porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo.  Después nos ordenó: “… que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador 1 Timoteo 2:1-3.

Cuando San Pablo se presentó ante el rey Agripa, a pesar de que era corrupto y despiadado, le predico el evangelio con todo respeto, y en ningún momento hizo señalamientos hirientes mi ofensivos, porqué él tenía muy claro que no podía descender a nivel de los gobernantes, porque Dios le había puesto por encima, como un  embajador del reino, y como tal tenía la obligación de respetarlos y orar por ellos aunque fuera corruptos, a lo que el Rey Agripa le dijo a Pablo después de escucharlo “ Por poco me persuades a ser cristiano” Hechos 26:28.

La iglesia a lo largo de la historia ha tenido que vivir bajo muchos sistemas de gobiernos diferentes, incluso bajo dictaduras, pero esto no le exime de su responsabilidad de respetar a las autoridades existentes, sean como sean, porque no podemos esperar que un hombre (o gobernante) que no tiene una experiencia profunda con Dios, que pueda vivir  santa y piadosamente, tampoco debemos de alinearnos con ellos y comprometernos en sus malas obras. Debemos tener presente que la Iglesia debe predicar y vive un reino dentro de otros reino, porque nuestro reino no es terrenal (Juan 18:36). Una de las cosas que condenó es el alineamiento de los líderes religiosos a lado de las corrientes políticas existentes, pero también condenó la falta de respeto hacia los gobernantes, sin importar su partido o ideología.

Es un deber, por no decir una obligación, que como cristianos tenemos que orar por las autoridades existentes y respetarlas, no entrando en el juego del señalamiento y palabras ofensivas, por qué dice la Biblia, que de toda palabra ociosa tendremos que dar cuenta a Dios (Mateo12:36). Tanto los presidentes de los tres poderes del Estado, como cualquier autoridad existente dentro del gobierno, debe ser respetada, y aunque podemos señalar sus errores con mucho respeto, debemos tenerlos en oración, y evitar usar palabras ofensivas y de descrédito a las autoridades, aunque este enfoque tiene que ver más con los cristianos fieles, y no podemos aplicarlo a los no creyentes, por lo tanto, respetemos a las autoridades, como ordena la Palabra de Dios.

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

 

 

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Autoridad, Mario Fumero, Oración. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a EL RESPETO A LAS AUTORIDADES

  1. alberto munnier dijo:

    Huy muy dificil despues de lo que poco se sabe la corrupcion esta POR doquier no quisiera estar en Su lugar sera muy terrible el resultado de la siembra de corrupcion chile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .