LA CONVULSIÓN DE LA NATURALEZA 

El mensaje de los desastres naturales

Por Dr. David R. Reagan

UN LIBRO PROFÉTICO

En 2006, un corresponsal de la Casa Blanca (uno de los 250 que hay en el mundo) llamado William Koenig, escribió un libro titulado “Ojo a Ojo”. Fue subtitulado “Enfrentando las consecuencias de dividir a Israel”.1 La tesis del libro era que muchas de las calamidades naturales, reveses económicos y crisis políticas experimentadas por los Estados Unidos desde 1991 han estado directamente relacionados con las acciones que hemos tomado para obligar a Israel a entregar territorio a los árabes.

Koenig es un devoto cristiano evangélico que tiene el don de la profecía. En consecuencia, tiene el discernimiento para ver la relación sobrenatural entre los sucesos mundiales y los juicios de Dios.Su libro tiene una portada muy profética. Muestra al Presidente Bush mirando por encima de su hombro derecho a un huracán, y en el ojo del huracán estaá la Estrella de David, el símbolo de Israel.

El título del libro, Ojo a Ojo, fue sugerido por la esposa de Koenig.2 Ella lo tomó del comentario de Matthew Henry sobre Isaías 52:8 —

Ellos [los vigilantes] verán un acuerdo y una correspondencia exactos entre la profecía y los eventos, la promesa y la actuación; verán cómo se ven en otro ojo por ojo, y estarán satisfechos de que el mismo Dios habló lo uno e hizo lo otro.3

En otras palabras, en los tiempos del fin habrá gente que estará proféticamente dotada para reconocer la correspondencia entre las profecías de la Biblia y los eventos mundiales.

En su libro, Koenig muestra los sorprendentes paralelismos entre el maltrato de EE.UU. a Israel y las consecuentes calamidades naturales, los reveses económicos y las crisis políticas. Déjenme mostrarles algunos ejemplos.

La Conferencia de Madrid — Esta conferencia, la que forzamos a Israel, marcó el principio del proceso de “tierra por paz”. La apertura de la conferencia el 30 de octubre de 1991, coincidió con la formación de la “Tormenta Perfecta”. Esa fue la tormenta que rompió récords sobre nuestra costa atlántica, la que produjo olas de 30 metros de altura que dañaron duramente la casa del Presidente Bush en Kennebunkport, Maine. Los titulares de USA Today el 1 de noviembre mostraban las historias de la tormenta y la Conferencia de Madrid una al lado de la otra.

La Ronda Seis de las conversaciones bilaterales sobre el acuerdo de paz — En junio de 1992, Yitzhak Rabin fue elegido como el nuevo Primer Ministro de Israel. El gobierno de EE.UU. inmediatamente insistió que viniera a Washington, D.C., y se reuniera con Yasser Arafat. El día que ese encuentro comenzó, el 24 de agosto de 1992, el Huracán Andrew golpeó Florida con vientos de 284 km/h. Los daños producidos sumaron 30,000 millones de dólares — el huracán más costoso en la historia de EE.UU. hasta ese momento.

Arafat en la ONU — En septiembre de 1998, Yasser Arafat fue invitado a hablar en una sesión especial de la Organización de las Naciones Unidas que se llevó a cabo en Nueva York. El Presidente Clinton preparó un encuentro con él para presionar a Israel. En el momento que la reunión tenía lugar, el Huracán Georges aplastó la Costa del Golfo, causando daños por valor de más de 6,000 millones de dólares.

Arafat y un Estado Palestino — Con el aliento de EEUU, Arafat anunció que iba a proclamar un Estado Palestino el 4 de mayo de 1999. A pesar de que el Presidente Clinton más tarde persuadió a Arafat para posponer la declaración al menos hasta diciembre, en el mismo día que la proclamación estaba programada para ser hecha (3 de mayo en EE.UU., 4 de mayo en Israel), el tornado más potente de la historia de EE.UU. desgarró la ciudad de Oklahoma con vientos de 500 km/h, destruyendo más de 2,000 hogares.

La Cumbre de Camp David — Desde el 11 al 24 de julio del verano del año 2000, el Presidente Clinton organizó una conferencia cumbre entre Israel y la Autoridad Palestina. Clinton presionó al Primer Ministro israelí Ehud Barak a entregar la parte central de Israel. Durante esos días precisos, una gigantesca ola de calor golpeó el centro-sur de EE.UU. y se produjeron incendios en los estados occidentales. En un momento, había más de 50 incendios activos que consumieron más de 200,000 hectáreas antes de que acabara ese mes.

La celebración de Ramadán en la Casa Blanca — En la noche del jueves 7 de noviembre de 2002, el Presidente Bush organizó una cena en la Casa Blanca para honrar la fiesta religiosa musulmana llamada Ramadán. En su discurso esa noche, el Presidente dijo:

…esta temporada conmemora la revelación de la palabra de Dios al profeta Mahoma en el santo Corán. Hoy esta palabra inspira a los fieles musulmanes a llevar vidas de honestidad e integridad y compasión…

Vemos en el Islam una religión que traza sus orígenes hacia atrás en la llamada de Dios a Abraham…

Dos días más tarde, un total de 88 tornados golpearon Arkansas, Tennessee, Alabama, Mississippi, Georgia, Ohio y Pennsylvania.

El Plan de Paz para el Medio Oriente — El 30 de abril de 2003, el Embajador de EE.UU., Daniel Kurtzer, presentó la “Hoja de Ruta” del plan de paz al Primer Ministro israelí Ariel Sharon. Era un plan formulado por una coalición impía llamada “el Cuarteto”. Este grupo estaba formado por Rusia, la Unión Europea, las Naciones Unidas y los Estados Unidos. Llamaba a Israel a entregar Gaza y su núcleo territorial de Judea y Samaria a los palestinos. El 3 de mayo, el Secretario de Estado, Colin Powell, salió hacia Medio Oriente para tener las conversaciones para implementar ese plan.

El 4 de mayo, el Secretario Powell se reunió con el líder terrorista de Siria, Hafez Assad, y se comprometió con él a incluir la entrega de los Altos del Golán en el plan de paz. Ese día, un enjambre de tornados comenzó a hacer pedazos el centro de EE.UU. Durante los siguientes siete días, hubo un total de 412 tornados — el grupo más grande jamás observado por la NOAA (Administración Nacional Atmosférica y Oceánica) desde que comenzó a mantener registros en 1950. El récord anterior había sido 177 tornados en 1999.

En resumen, entre octubre de 1991 y noviembre de 2004, los EE.UU. experimentaron:11- 9 de los 10 eventos más costosos cubiertos por las compañías aseguradoras en la historia de EE.UU.

9 de los 10 más grandes desastres naturales, tal como han sido calificados por los costos de ayuda por FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias)

5 de los huracanes más costosos huracanes en la historia de EE.UU.

3 de los 4 enjambres de tornados más grandes en la historia de EE.UU.

Todos los cuales estaban relacionados con nuestros intentos de presionar a Israel para que dividiera su tierra o entregara parte de su capital, Jerusalén.

El mundo se reiría y llamaría a esto coincidencias, pero no creo en las coincidencias. Sólo creo en las incidencias de Dios. Dios es Soberano. Él está en control.

LA RETIRADA DE GAZA

Uno de los eventos caóticos más recientes en Israel fue la retirada forzada de todos los judíos de Gaza, en el verano de 2005. Comenzó el 7 de agosto y continuó hasta el 22 de agosto, y casi 9,000 israelíes fueron arrancados de sus tierras y hogares.

Muchos habían estado en el área durante 35 años. Su desalojo se hizo ante la insistencia del gobierno de los Estados Unidos, como parte de la política de apaciguamiento de “intercambio de tierras por la paz”.

Fue un evento desgarrador ver a mujeres y niños siendo maltratados, sinagogas violadas, rollos de la Torá profanados, casas arrasadas, tumbas excavadas y granjas destruidas. Comunidades judías enteras fueron sacadas por la fuerza de la tierra que Dios le ha dado al pueblo judío como una eterna posesión (Salmos 105:8-11).

El impacto económico en la economía israelí fue abrumador. Las granjas en Gaza representaban el 70% de los productos orgánicos israelíes, el 60% de las hierbas exportadas del país, el 15% de sus exportaciones agrícolas totales, el 60% de sus exportaciones de tomate cherry, y 120 millones de dólares de sus exportaciones de flores.

Y mientras se realizaba esta farsa, la Secretaria de Estado Condoleezza Rice comenzó a aplicar más presión con la siguiente declaración: “Todos simpatizan con lo que los israelíes están enfrentando. . . pero no puede ser solamente Gaza”.

LA RESPUESTA SOBRENATURAL

La retirada de Gaza finalizó el 22 de agosto de 2005, y al día siguiente, el gobierno de Bermudas anunció que una depresión tropical se había formado frente a su costa. Apodada “Katrina”, la tormenta se convirtió rápidamente en el huracán más poderoso de la historia moderna. Se estrelló contra Nueva Orleans y la costa de Mississippi cuatro días después, el día 27. El huracán interrumpió el 25% de nuestra producción de petróleo crudo y destruyó el puerto más grande de nuestra nación (el quinto más grande del mundo en términos de tonelaje).

Creo que es interesante notar que el huracán golpeó sólo tres días antes de que Nueva Orleans — que a menudo se refiere a sí misma con orgullo como la “Sin City USA” (la Ciudad del Pecado de EE.UU.) — tuviera programada a albergar un evento impío llamado “Gay Mardi Gras” (un carnaval homosexual. El tema de ese año era “Jazz and Jezebels” (Jazz y Jezabeles). El año anterior, el evento atrajo a 125,000 juerguistas que orgullosamente hicieron alarde de su perversión pública en un desfile estrafalario. Increíblemente, este evento es patrocinado por un grupo que se ha denominado a sí mismo “Decadencia del Sur”.

Nueva Orleans es conocida por sus prácticas ocultistas, particularmente por el vudú. La ciudad también es famosa por su alta tasa de asesinatos y por su rampante corrupción política.

Sin embargo, no creo que la tormenta fuera principalmente como un juicio sobre la ciudad de Nueva Orleans. Más bien, lo vi como un juicio sobre toda nuestra nación por nuestro maltrato a Israel. Las consecuencias de la tormenta fueron de alcance nacional. Provocó una subida de precios de los combustibles, lo que llevó a un aumento de precios para todos los bienes. Interrumpió indefinidamente el flujo de bienes dentro y fuera de nuestro país. Provocó un incremento significativo de nuestra deuda nacional. Nos avergonzó ante el mundo, mientras manejábamos mal las secuelas. Y marcó profundamente el Gobierno de Bush.

Traducido por Pablo Losa . Editado por Donald Dolmus

Publicado por Donald Dolmus en 23:52

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en David R. Reagan, Profecia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA CONVULSIÓN DE LA NATURALEZA 

  1. Javier dijo:

    Ellos (Israel) son su pueblo, la nación que Dios escogió entre todas las demás naciones en su soberanía, luchar contra ellos, es luchar contra las estrellas. Hay juramento de Dios mismo, entre bendecir a Israel ó luchar contra ellos. Nunca nunca luchen contra las estrellas de Dios, al contrario, bendigalos y oren por la paz de Israel y serán bendecidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .