ELIGIENDO ENTRE EL CORONAVIRUS, EL HAMBRE, Y LA RECESIÓN

Mario E. Fumero

Todos los gobiernos del mundo se enfrentan a una terrible disyuntiva, tiene que escoger entre tres posibles calamidades, y como es lógico, entre un mal mayor y un mal menor, siempre se escoge el mal menor, entonces, frente a la pandemia ¿Cuál es el mal mayor y el mal menor?

Un virus tiene arrinconado a todos los gobiernos del mundo, y para evitar la muerte por tan terrible flagelo que se esparce rápidamente, los gobiernos han optado por decretar una cuarentena, y paralizar toda la fuerza laboral de un país, lo cual indudablemente colapsara la economía y creara colateralmente otros dos graves problemas; la pedía de empleos, cancelándose millones de puestos de trabajo y generado la crisis económica, y a su vez desencadenara el hambre y la recesión, haciendo retroceder el progreso de los países.

Es por ello que no podremos seguir en cuarentena más de dos meses, y los gobernantes tendrán que enfrentarse a tres grandes realidades que les llevara a tomar decisiones trascendentales.

Lo primero es aceptar que el coronavirus afectará al mundo por más de dos meses, quizás un año o más, y que ninguna economía podrá soportar tanto aislamiento, porque las perdidas serian incalculables y el hambre, precedida por la escases de alimentos sería una amenaza mayor, que podría provocar una hambruna que dejaría más muertos que el Covid 19. Si observamos fríamente las estadísticas de este virus, de cada 100 personas infectadas, la cifra más alta de muerte es de un 10%, y aunque no es tan mortal como otras enfermedades, el problema radica en su rápida expansión, que pone en riesgo a la gran mayoría de los habitantes del planeta que tienen condiciones vulnerables.

No cabe duda que la falta de empleo y de circulante (dinero) aumenta la pobreza y los grupos marginados, qué triste que son las mayorías en el tercer mundo, podrían convulsionarse frente a la terrible hambruna que podría ocurrir, lo que originaría la muerte de un 20 a un 30% de las personas por hambre o violencia, creándose una convulsión social que podría dejar miles de muertos. Así que los muertos por hambre y violencia podrían superar las cifras de los muertos por el Covid19.

Otro factor que también genera el desempleo y el hambre es la recesión económica, que dará paso a una economía digital y virtual, originando un masivo desempleo que generará más pobreza, algo que conducirá a la ruina a empresas, industria y personas, como ya está ocurriendo en el campo de la aviación y del petróleo. Frente a estas realidades ¿Qué harán los gobiernos? Tendrán que aceptar la realidad y aprender a vivir con la pandemia, si no quieren conducir al mundo a un caos económico irreversible.

El coronavirus y su efecto mundial va para largo, y sólo les quedan a los gobernantes dos opciones; adaptarnos a vivir con él, y seguir trabajando en la producción de alimentos, agricultura, y actividades normales, siempre con las medidas preventivas necesarias para evitar el riesgo latente del contagio, o de lo contrario, quedarnos encerrados en nuestras casas esperando que el hambre y el desempleo nos lleve a la muerte.

Es un dilema serio para los gobiernos, porque tienen que decidir entre los riesgos de que mueran un 10% de la población y seguir trabajando para salvar la economía y evitar el hambre, o dejamos encerrado hasta que la ciencia encuentre la vacuna o la cura para esta pandemia. Y he aquí que surge la gran pregunta ¿Salvamos a un 10% de la muerte encerrados en casa, llevando a un 30 o 40 % de la población al desempleo y el hambre, o aceptamos la realidad y nos adaptamos a ella? ¿Qué prefiera Ud.?

mariofumero@hotmail.com

www.contralaapostasia.com

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en CORONAVIRUS, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ELIGIENDO ENTRE EL CORONAVIRUS, EL HAMBRE, Y LA RECESIÓN

  1. Ese es el dilema al que se enfrentan los gobiernos hoy. Como dice la Escritura:
    «Y habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y sobre la tierra, angustia entre las naciones, perplejas a causa del rugido del mar y de las olas, desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que vendrán sobre el mundo; porque las potencias de los cielos serán sacudidas.»
    Lucas 21:25‭-‬26 LBLA.
    «Desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que vendrán sobre el mundo». Esto es lo que Jesús profetizó para cuando estuviese cerca el fin. Todo lo que está pasando actualmente cumple profecía bíblica:
    «Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente que decía: Ven. Y miré, y he aquí, un caballo amarillento; y el que estaba montado en él se llamaba Muerte; y el Hades lo seguía. Y se les dio autoridad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con pestilencia y con las fieras de la tierra.»
    Apocalipsis 6:7‭-‬8 LBLA.
    A la muerte se le dió autoridad sobre la cuarta parte de la tierra. Ya los líderes mundiales han comenzado a hablar de una «Pandemia de hambre» en el mundo producto de los efectos de la pandemia del virus covid 19.
    ¿Traerá también esta pandemia guerras entre naciones y reinos por la sobrevivencia?
    Sin embargo, al pueblo de Dios, a su Iglesia, Jesús dijo:
    «Cuando estas cosas empiecen a suceder, erguíos y levantad la cabeza, porque se acerca vuestra redención.»
    Lucas 21:28 LBLA.
    Sí, se acerca nuestra redención. No es tiempo de atemorizarse, sino de levantar la cabeza, erguidos, con esperanza, con la firme esperanza y fe en la promesa de Cristo de la redención.

  2. mapo dijo:

    La situación de los buenos gobernantes y sus administraciones se verán muy afectadas, pero en Gueviernos como el del señor Juan Orlando del partido nacional, donde la corrupción hierve como el crematorio, no habrá dilema, ya que que se conoce cual es la respuesta: Endeudamiento + Corrupción= a Miseria+ Coronavirus= altas tasas de mortalidad y desempleo. Todo esto pudo haber cambiado el panorama; si tan sólo existieran gobernantes de la talla del presidente del Salvador. Pareciera que Honduras está condenada a continuar en la infamia de la corrupción a vista y paciencia de un pueblo sin voluntad, manejado por el titiritero de turno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .