HACIA UN ESTADO QUEBRADO

Mario E. Fumero

Indudablemente podemos prever que la economía hondureña, principalmente la del Estado, va hacia una quiebra irreversible, y el próximo año será un tiempo caótico para este país. No lo digo porque sea profeta, ni hijo de PROFETA, simplemente tengo que analizar la realidad existente a nivel nacional y mundial, para poder predecir lo que va acontecer.

El gobierno se ha enfrentado a una pandemia para la cual no estaba preparado, tomando recursos que no tenía, y contrayendo deuda que no esperaba. Mientras que algunos funcionarios, aprovechándose de la situación existente, han hecho fiesta con los fondos del Estado para combatir el Covid-19 y claro está, al tener un 70% de una población en pobreza, los gobiernos han tenido que canalizar ayudas para los más pobres lo cual sobrepasará su capacidad financiera, por lo que se ha tenido que derogar más dinero de la capacidad de ingresos que tiene, para así afrontar la crisis del coronavirus.

¿Qué ocurrirá en la economía hondureña en el próximo año? No podemos negar que el estado cuenta con una gran burocracia, la cual requiere de muchos recursos para poder sostenerla. Muchos altos puestos políticos devengan grandes salarios, y existen empleados numerarios, por lo que los gastos para mantener la infraestructura estatal es muy onerosa, y al disminuir sus ingresos en las arcas del Estado por la reducción de los impuestos, más el aumentar del desempleo y el cierre de grandes y  pequeñas empresas, y  quedar muchas en morosidad, se prevé que los ingresos fiscales se reduzcan drásticamente aún más, no pudiendo cubrir el presupuesto existente ni las deudas contraídas, razón por la cual entraremos a un estado económicamente colapsado.

¿Qué solución le podemos dar el gobierno para salir de este atolladero? No le quedara más remedio que reducir el salario de los altos funcionarios, así como disminuir el tamaño del Estado y reducir al mínimo la cantidad de ministerios, algo que políticamente podrá pasarle factura al gobierno de turno, y establecer una economía de austeridad en los próximos cuatro años, lo que será una carga pesada para el gobierno que salga electo en las próximas elecciones.

Pero este no es solamente un problema nacional, ya que la crisis económica y la recesión abarca todos los países del mundo, incluyendo las grandes potencias. Es de esperar que desde ahora vayamos economizando los recursos, planificando una economía de crisis, y prepararnos para lo que indudablemente se avecina, como es despidos masivos, para la reducción del Estado, y una política coherente para enfrentar la escasez de alimentos que se pronostica, así como resolver un mayor endeudamiento, porque las grandes potencias, al estar también envuelta en crisis, no podrán ayudar a mucho de los países pobres del tercer mundo.

Todavía estamos a tiempo de hacer algunos ajustes, tanto a nivel de empresa, como de estado y de personas, para detener esta crisis que indudablemente el coronavirus nos va a dejar, reconociendo que viene una recesión, acompañada de escasez de alimento a nivel mundial.

Y termino haciendo alusión a la profecía de Jesús en Mateo 24:7, donde se nos pronostica que después de la epidemia (pestes) vendría el hambre y terremotos en diversos lugares, cosa para los cuales debemos de estar preparado.

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en CORONAVIRUS, Crisis, Economia, Hambre, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a HACIA UN ESTADO QUEBRADO

  1. Dionisio V. dijo:

    Muy per MUY acertado el análisis del Pastor Fumero. Los gobiernos del mundo sin lugar a dudas que tendran que pensar en alguna solución para intentar mitigar la crisis economica y las ambrunas que se avesinan por dicha causa de la pandemia.

    ¿No les parece que suena a algo como a la necesidad de un lider mundial que ofresca aquellas soluciones de los problemas existentes?

    Preparate Iglesia de Cristo para recibir al Señor en el aire, porque todo indica que nos acercamos aceleradamente al cumplimiento de la semana 70 de Daniel.

    Bendiciones,
    Dionisio V.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .