CONGREGARNOS EN ÉPOCA DE PANDEMIA

Mario Fumero

Algunos pastores y líderes religiosos están desesperados por que se abran los templos para celebrar los cultos evangélicos y católicos, sin tomar en cuenta que la pandemia del coronavirus está en un proceso de expansión, y que la aglomeración de personas puede aumentar los riesgos de contagios, ya que la cifra de la epidemia va en ascenso.

La iglesia, para funcionar, no necesita de un edificio, sólo necesita principios sólidos en la Palabra de Dios y tener sus miembros una buena enseñanza bíblica para vivir la fe en familia y apoyar con su mayordomía a sus congregaciones, considerado que donde haya dos o tres reunidos en el nombre del Señor, allí está el presente (Mateo 18:20). Sin embargo, no niego que el congregarse es una forma de compartir y fortalecer la relación entre los hermanos, pero frente a las medidas de seguridad establecidas para evitar la propagación del Covid-19, va a ser muy difícil el poder tener una relación afectiva, ya que tenemos que mantener la distancia y evitar, por ahora, el contacto físico.

Los pastores que promueven la apertura de las iglesias de forma precipitada no están pensando en el peligro que esto envuelve, cuando en estos momentos la expansión del contagio está en aumento, ya que no es sabio en esta situación promover reuniones a menos que disminuya las cifras de infectados, y que las estadísticas establezcan el criterio de una mayor apertura para congregarnos, y de hacerse seria de forma paulatina y segura, porque a Dios lo podemos buscar, servir y adorar en todo lugar.

Reconocemos que muchos pastores están preocupados porque tienen que pagar la renta, la luz y cubrir los gastos del edificio, pero si los hermanos que forman su congregación están bien doctrinados en la Palabra respecto a su mayordomía, no hay porque preocuparse, pues ellos pueden hacer llegar su aporte del diezmo y ofrenda por los medios virtuales, a menos que, se use chantaje para sacarle el dinero. Sin embargo, me preocupa qué el motivo principal de algunos pocos pastores para querer precipitar los cultos en medio de la crisis actual es el querer abrir sus iglesias por el dinero, sin tomar en cuenta las medidas de bioseguridad, y sin considerar el nivel de la estadística en cuanto al crecimiento de la pandemia.

Tenemos que ser prudentes en cuanto a las reuniones de grupos, y debemos ir lentamente acomodando los planes para los futuros cultos, no a cuando por el capricho de algunos pastores, sino por los dictamines técnico sobre esta pandemia, y evaluar la reducción de la curva de infecciones que actualmente está ascendiendo, porque estamos jugando con vidas, y somos responsable no solo del alimento espiritual, sino de la preservación de la salud de nuestros miembros. No podemos ignorar que como pastores y religiosos tenemos a mano muchos recursos tecnológicos para llegar a las personas y ministrarles en sus casas el aliento y la esperanza del Evangelio.

No podemos usar el argumento de que los negocios y empresas estén operando, porque es imprescindible el proveer de alimento al pueblo, ya que es el eje de la economía.  La iglesia puede funcionar unánime, aunque no esté junta. Si los hermanos están bien enseñados en la Palabra de Dios, aunque no puedan asistir al edificio, cumplirán con sus deberes de mayordomía y adoración en sus casas, y apoyaran la obra del Señor. El verdadero pastor cuidara el rebaño donde quiera que este, aunque hay algunos que no van detrás de las ovejas por sus necesidades espirituales, sino que, como los fariseos, va buscando obtener y diezmo del el eneldo y el comino como denuncio Jesús (Mateo 23:23).

Mientras la cifra de contagio esté en ascenso, y no se tenga controlada la pandemia, es lógico y prudente mantenernos sin congregarnos, hasta que las condiciones se den, y alistarnos con los recursos necesario para una bioseguridad después que se supere la crisis, porque este covid-19 durara mucho tiempo y tendremos que aprender a convivir con él.

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a CONGREGARNOS EN ÉPOCA DE PANDEMIA

  1. Egla dijo:

    Estoy de acuerdo con Usted pastor. Aún no es el tiempo, los contagios van en ascenso, además, existe el antecedente en Europa especialmente en Alemania, la Iglesias abrieron y a la semana ya había una centena de contagiados. Debemos esperar.

  2. Checi dijo:

    Excelente artículo . Los felicito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .