LOS DOS PELIGROS DE LA IGLESIA: IMPROVISACIÓN Y PLANEACIÓN

Mario E. Fumero

Uno de los factores más importantes en el desarrollo de un culto es  la espontaneidad en cuanto a la adoración, sin embargo y debido a varios factores dentro de la iglesia, se ha destruido la espontaneidad debido al abuso de la mucha improvisación, ya que algunos hermanos hacen, del derecho a expresarse, un abuso extremos, trayendo profecías y revelaciones que van contra el contexto bíblico, y mediante la misma trata de manipular a las personas con mensajes que no tienen contenido doctrinal. Debido al deterioro de la espontaneidad, y al énfasis extremos a las profecías y a los largos testimonios, vacíos muchas veces de contenido, y para evitar la improvisación, se ha optado por tener cultos planificados, en donde el programa limita la espontaneidad para evitar la improvisación.

Tristemente nos enfrentamos a dos grandes problemas, el abuso de la espontaneidad y el error existente en la improvisación, ambos han llevado a que muchas iglesias opte por la planificación del culto a través de una liturgia que determina el esquema del devocional, y la pregunta que hago es: ¿hasta dónde es buena la planificación, y hasta dónde es peligrosa la improvisación?

Uno de los factores, para no caer en uno de estos dos elementos, es la educación en el conocimiento de la Palabra. En la iglesia primitiva no había una liturgia de planificación respecto al culto, y aunque existía  espontaneidad, la misma se fundamentaba en el conocimiento de la Sagradas Escrituras, para que todo se hiciera en orden (1 Corintios 14:40), dejando al Espíritu Santo moverte libremente, lo cual  no puede ocurrir cuando los esquemas son muy estructurados en una planificación rigurosa, como se hace actualmente en la liturgia evangélica en donde todo sigue un orden programado.

Los latinoamericanos somos propensos a la improvisación, y tristemente todo lo dejarlo todo para última hora, y a veces, cuando alguien toma  la palabra, abusan del tiempo, e incluso, muchos predicadores creen que cuanto más largo sea un sermón, más unción va a tener, pero en la realidad no es así. A la hora  de predicar debemos ser claros y precisos, sin mucha redundancia, y  conciso en la enseñanza, para que el pueblo sea edificado.

Si es cierto que la improvisación es un peligro, que le puede abrir la puerta al desorden, también es cierto que la mucha planificación puede limitar la libertad del Espíritu para actuar dentro de la iglesia y llevarnos a destruir la espontaneidad, entonces: ¿Qué debemos hacer para forjar un correcto equilibrio entre estas dos posiciones? Estructurar el culto de tal manera que no demos motivos a la improvisación, pero a la vez, evitar que la mucha estructuración cree una liturgia regida,  ya que  la Biblia nos da los elementos que deben haber en un culto, pero no determina el orden el orden( Efesios 5:19), porque el mismo debe de estar determinado por dos factores: Primero por la necesidad dentro de la iglesia. Segundo por la espontaneidad del Espíritu Santo en el quehacer de la iglesia, y para ellos deben de estar listos los líderes o ancianos para juzgar y frenar todo exceso.

Combatamos la improvisación que nos puede llevar a la confusión, pero también evitemos la mucha planificación, que nos debe llevar a la liturgia rígida en donde la espontaneidad se pierda. Debemos crear las condiciones para que el Espíritu Santo pueda manifestarse de forma ordenada, dentro de los parámetros bíblicos  establecidos (1 Corintios 14:29), pero para lograrlo se requiere que los líderes religiosos eduquen a la iglesia para que sepan los límites y las manifestaciones  en las actuaciones dentro de la comunidad, lo cual debe de ser para edificación y no para confusión como dice 1 Corintios 14:31-33 Porque podéis profetizar todos uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados. Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas; pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos 

.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Espontaneidad, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .