La Iglesia está en el Cielo antes de que el Anticristo sea Revelado en la Tierra

Por Bill Salus

La Iglesia cristiana está residiendo en el cielo antes de que comience el período de la tribulación. Esta conclusión está respaldada por la comprensión del orden cronológico de los capítulos dos a seis del libro de Apocalipsis. Apocalipsis 2 y 3 describen a la Iglesia en la tierra, mientras que Apocalipsis 4 y 5 describen a la Iglesia residiendo en el cielo. Apocalipsis 6 introduce los eventos terrenales que ocurren después de que la Iglesia cristiana ha sido removida de la tierra a través del Rapto. Las profecías en Apocalipsis 6 transicionan al Período-trib. Los detalles de este orden se explican a continuación.

Apocalipsis 2 y 3 contienen las siete cartas a las siete Iglesias. Estas cartas tenían múltiples aplicaciones en el momento de su emisión. En primer lugar, proporcionaban información individualizada importante para las siete Iglesias específicas a las que se dirigían. En segundo lugar, estas cartas detallaban las características distintivas que existirían en un momento dado dentro de varias Iglesias a lo largo de la era de la Iglesia. En tercer lugar, esbozaban el futuro profético de la era de la Iglesia. Estos dos capítulos retrataron a la Iglesia durante su existencia en la tierra durante la era de la Iglesia, desde su comienzo hasta su finalización. Se proporciona más información sobre este tema en el Apéndice titulado, “Las Siete Cartas a las Iglesias”.

Después de que se completa la era de la Iglesia, es decir, una vez que sea removida de la tierra, Apocalipsis 4 comienza con las palabras griegas “meta tauta”, que significan, “después de estas cosas”, y describe a la Iglesia siendo raptada al cielo. En otras palabras, después de estas cosas concernientes a la Iglesia en la tierra, ella es arrebatada al cielo en Apocalipsis 4 y 5.

“Después de esto (meta tauta) miré (el apóstol Juan), y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá [representando al Rapto], y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas” (Apocalipsis 4:1, énfasis añadido).

Se enseña comúnmente que los veinticuatro ancianos, que se identifican varias veces en Apocalipsis 4 y 5, representan a la Iglesia en el cielo. Apocalipsis 5:9 informa que estos ancianos son redimidos por la sangre de Cristo. Sólo los verdaderos creyentes están calificados para hacer tal afirmación de salvación. Además, estos redimidos son “de todo linaje y lengua y pueblo y nación”. Esto es un reconocimiento de que los veinticuatro ancianos representan a los creyentes salvados en todo el mundo durante la era de la Iglesia.

A continuación, se cita cómo el erudito de la profecía bíblica, el Dr. Arnold Fruchtenbaum interpreta la identidad de los veinticuatro ancianos.

“Aunque el texto no dice claramente a qué se refieren estos ancianos, hay pistas en el texto por las cuales su identidad se puede deducir. Primero, estos ancianos están vestidos de ropas blancas, lo que a través de Apocalipsis son símbolos de salvación. Los seres celestiales ante el trono de Dios no necesitaron salvación, porque, para comenzar, nunca se perdieron. Pero estos ancianos en un tiempo estuvieron perdidos y en algún momento recibieron salvación, como se ve por sus vestiduras blancas. La segunda pista es que portan coronas. Estas coronas no son diademas, las coronas usadas por los que son de naturaleza real, lo cual hubiera sido el caso si estos hubiesen sido seres celestiales. Estas coronas son stéfanos, las coronas de los vencedores, el tipo de corona dada como recompensa a los miembros de la iglesia en el tribunal del Mesías. Una tercera pista está en su mismo título de ancianos. En ningún otro lugar de las Escrituras se usa este término para describir a seres celestiales o angelicales. Este término se usa para con los humanos que están en posición de autoridad en la sinagoga o en la iglesia.

Por tanto, de estas tres pistas, los 24 ancianos deben representar a los santos de la iglesia. Si esto es verdad, entonces ellos proveen evidencia adicional para un rapto pretribulacional. La iglesia ya está en el cielo en los capítulos 4 y 5, antes de que la tribulación comience en el capítulo 6”.27

Algún tiempo después de que la Iglesia sea arrebatada al cielo, comienzan los eventos descritos en Apocalipsis 5. Un evento muy significativo que los veinticuatro ancianos atestiguan es la apertura del rollo celestial por Jesucristo. Este rollo contiene los juicios de los siete sellos. El primer sello de juicio, que está descrito en Apocalipsis 6:1-2, introduce al Anticristo a la tierra. Según Daniel 9:27, el Anticristo confirma un pacto con Israel por siete años. Se enseña comúnmente que la ratificación e implementación de este pacto se convierte en el punto de partida de los siete años del período de la tribulación.

Por lo tanto, se puede concluir que sólo cuando la Iglesia reside en el cielo, puede ver a Cristo abrir el rollo que contiene los juicios de los siete sellos. Hasta que estos sellos de juicios se abran, el Anticristo no puede emerger en la escena mundial y confirmar el pacto de siete años con Israel. Mientras el pacto no se pueda confirmar, el período de la tribulación no puede comenzar. En pocas palabras, el Anticristo no será revelado y el período de la tribulación no puede comenzar hasta algún momento después de que la Iglesia cristiana haya sido raptada al cielo.

Traducido por Donald Dolmus. En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Anticristo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Iglesia está en el Cielo antes de que el Anticristo sea Revelado en la Tierra

  1. Joel dijo:

    Estudiando muy bien el capítulo 4 de 1ra. de tesalonicenses, cuando leemos en el versiculo 15 la frase LA VENIDA DEL SEÑOR nos está dando en contexto los versículos más específicos del arrebatamiento que vienen a ser los versiculos 16 y 17 de 1ra. de tesalonicenses 4.
    Y aquí la clave es tomar en cuenta la frase LA VENIDA DEL SEÑOR que es en sí mismo el arrebatamiento en todo el contexto y NO LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR

    Y entonces armonizado las mismas expresiones paulinas (LA VENIDA DEL SEÑOR) en 1ra. de tesalonicenses como en 2da. de tesalonicenses nos encontramos con 2da. tesalonicenses 2:3 que leyéndolo EN CONTEXTO desde el versículo 1 dice:

    2ª Tesalonicenses 2:1
    Pero con respecto a LA VENIDA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos,
    2 que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que EL DÍA DEL SEÑOR está cerca.

    3Nadie os engañe en ninguna manera; porque NO VENDRÁ (VENIDA DEL.SEÑOR) sin que antes venga la apostasía, y SE MANIFIESTE EL HOMBRE DE PECADO, EL HIJO DE PERDICIÓN.

    Esta es la mejor explicación respecto a que aún estará la iglesia aquí en la tierra cuando se manifieste o revele el anticristo y es porque los tesalonicenses no eran una Iglesia 100% judía, era una Iglesia en su mayoría gentil, entonces la enseñanza a los tesalonicenses aplica en general a la Iglesia gentil de los últimos tiempos, y lo digo porque también se revela en mateo 24 que en efecto aún seguimos aquí en la tierra en los tiempos del anticristo cuando Cristo le dice a sus discípulos que cuando vean en el lugar santo la abominación desoladora huyan a los montes porque habrá GRAN TRIBULACIÓN y aquí la manera en la que descartan esto los pretribulacionistas es diciendo que el evangelio de Mateo fue escrito a los judíos, y supongamos que tengan razón, pero como ya lo argumenté la carta a los tesalonicenses es DIRIGIDA A LOS GENTILES QUE ESTÁN EN LOS ÚLTIMOS TIEMPOS.
    Y aclaro que mi postura no es post tribulacional sino pre ira.
    Los invito a que consigan el libro de h.l nigro que habla sobre el arrebatamiento pre ira, el libro se llama antes de la ira de h.l. nigro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .