HOMOSEXUALES Y LESBIANAS

AUTOS DESCONOCIDO
Cada vez que las organizaciones de homosexuales y lesbianas llevan a cabo algùn acto público -desfiles, marchas, demostraciones o protestas, etc.- son muchas las iglesias que, inmediatamente, hacen su acto de presencia; todos con piedras en sus manos. En estas piedras siempre se lee:

  • ‘Dios odia a los homosexuales’
  • ‘Arderás en el infierno’
  • ‘Arrepiéntete de tus abominaciones’.
    Porque, dicen ellos, los actos de éstos -homosexuales y lesbianas- son abominables.

No se puede negar que sus actos son en realidad abominables; pero también son abominables los actos de un adúltero que dejando su esposa en casa, va y se acuesta con cuanta mujer le es posible; abominables también son los actos de la mujer fornicaria que mancha su cuerpo echándose con diferentes hombres.
Y así, abominables, son los actos de la iglesia terrenal -las siete iglesias de El Apocalipsis- o sea todas las iglesias; las cuales dicen: Así dice el Señor, cuando el Señor no lo ha dicho. La Santa Biblia no dice que Dios odia, específicamente, a los homosexuales; la Palabra dice: “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios?”. Seguidamente explica quiénes son los injustos o pecadores:
“No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientesni los estafadores, heredarán el reino de Dios.” (1Corintios NT).

Estos maldicientes son los que maldicen al homosexual diciéndole: arderás en el infierno.
Estos estafadores son los que se enriquecen con los diezmos y ofrendas del altar.
En otras palabras: Dios odia a los pecadores. El pecado de los homosexuales y lesbianas no es mayor que el que cometen estos maldicientes en dichas iglesias; no es mayor que el de estos estafadores, que medran robando en el nombre de Dios. El pecado de los homosexuales y lesbianas no es mayor que los pecados que a diario cometen los verdaderos creyentes, los cuales lloran arrepentidos, e imploran la misericordia del señor Jesucristo.

Nuestro señor Jesucristo dijo:
“El que de vosotros esté sin pecado, sea el primero en arrojar la piedra…” (Juan NT).

Y es precisamente lo que hacen estos maldicientes y estafadores; van a los desfiles y marchas de protesta con la gran piedra en su mano. ¡Y la arrojan!
Porque cuando una iglesia le dice a un pecador, arderás en el infierno, está tirando la primera piedra; y después dicen ‘así dice el Señor’, cuando el Señor no lo ha dicho.

En realidad, lo que el Señor dice es: “Ama a tu prójimo como a ti mismo” y “Ama a tus enemigos” ¿Y quiénes son mis enemigos?
Los enemigos del Señor Jesucristo: los pecadores -ladrones, maldicientes, estafadores, adúlteros, lesbianas y homosexuales- son los enemigos del verdadero creyente; a estos se refiere el Señor cuando da a sus ovejas el mandamiento de amar a sus enemigos. O, como lo pone [san] Agustín de Hipona: -…los debemos sufrir y amar de corazón, porque mientras existen en esta vida mortal, es siempre problemático y dudoso si mudarán la voluntad volviéndose a su Dios y Creador.-

Entonces ¿cómo podría un verdadero hijo de Dios alzar su mano, lanzar la piedra contra uno de estos pecadores a los cuales deberá amar en obediencia a nuestro señor Jesucristo? “Porque si decimos que le amamos, también le obedecemos”

Los habitantes de Sodoma -muertos espiritualmente- cometían actos abominables delante de Dios, “pecados”; pero no cometieron pecado contra Dios -desobediencia- porque a ellos no se dio la ley. Aquí, alguien podría preguntar: Entonces ¿por qué los castigó el Señor, con destrucción?

Ese castigo sólo es enseñado en las iglesias. El castigo de Dios es muerte eterna, que no destrucción de la carne. La destrucción cayó sobre Sodoma, dice Jehová de los ejércitos, “Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más,”

¿Quién clamó contra Sodoma? ¿Se lo imagina? Correcto: Lot el justo, sobrino de Abraham; y el oído del Señor está siempre atento a las oraciones de los que lo aman.

Pero los verdaderos creyentes deberán cuidarse de clamar contra los pecadores. Contrario a lo que hizo Lot, deberán clamar solamente contra el pecado; porque Dios aborrece a los pecadores, pero nos da mandamiento de amarlos:

“Amad a vuestros enemigos”. (Mateo, Lucas NT).

Y si amamos a un enemigo, lo mejor que podemos hacer es desearle Salvación, el reino de los cielos; amar a un enemigo no es desearle que arda en el infierno.
Ni siquiera debemos exigirles que se arrepientan de sus abominaciones; porque el arrepentimiento no trae Salvación.

Lot clamó contra Sodoma y Gomorra; el Señor escuchó su clamor; pero la maldición también cayó sobre Amón y Moab, hijos de Lot.

*****

En el evangelio de San Mateo, el Señor enseña que los homosexuales, como todo pecador, no nacen homosexuales; estos nacen -como nacemos todos- muertos espiritualmente: Nacemos con un alma muerta, abierta al pecado.

Contrario a las enseñanzas de muchas iglesias que, porque la Palabra dice que el impío es impío desde el vientre (Sal. 58:3) enseñan que el pecador es pecador desde el vientre de su madre: Ningún ladrón nació ladrón; ninguna fornicaria nació fornicaria; ningún adúltero nació adúltero; ningún homosexual nació homosexual. En otras palabras, ningún pecador nació pecador. Cierto, la Escritura dice que el impío está bajo la ira de Dios desde el vientre; pero no que haya pecado desde el vientre. ¡No se puede pecar dentro del vientre! “Y no sólo esto, sino también cuando Rebeca concibió de uno, de Isaac nuestro padre (pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal…)” (Romanos NT).

En el libro de Mateo el señor Jesucristo dice: “… hay eunucos que nacieron asì del vientre de su madre,” Eunuco es, en el diccionario de la lengua: Un hombre que ha sido castrado. Pero nadie nace castrado del vientre de su madre.
El Señor también dice:“… y hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres,”
Éstos son los que el diccionario define como: Un hombre que ha sido castrado.
Después, el Señor dice:“… y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos.”
Un hombre puede hacerse castrar, como en el caso del teòlogo-filòsofo Orígenes, pero ningún hombre -en su sano juicio- se castra a sì mismo. El Señor se refiere a los que renuncian a los deseos de la carne; renuncian a las mujeres, a la fornicación, para dedicarse a servir a Dios.

Fuera del contexto bíblico, la ciencia lo enseña de una manera casi similar: –Para el psicoanálisis la homosexualidad no viene dada por la genética sino que es una elección. No una elección voluntaria o consciente ni algo que el sujeto pueda modificar por gusto, sino una elección inconsciente. No habría nada en la naturaleza humana que dictaminara que a los varones deben atraerles las mujeres y a las mujeres los varones.

Freud derivaba la homosexualidad de la bisexualidad psíquica, común a todos los seres humanos y decía que intentar transformar un homosexual en heterosexual, era tan imposible como intentar transformar un heterosexual en homosexual. Así, con posterioridad, los estudios científicos realizados por Alfred C. Kinsey, concluyeron que, analizados tanto el comportamiento como la identidad, la mayor parte de la población parece tener por lo menos alguna tendencia bisexual (atracción hacia personas tanto de uno como de otro sexo), aunque ordinariamente se prefiere un sexo u otro. Kinsey y sus estudiantes consideraron que sólo una minoría (del 5 al 10 por ciento) es completamente heterosexual o completamente homosexual. De la misma manera, sólo una minoría aún más pequeña puede considerarse completamente bisexual y se establecieron diversos grados de bisexualidad.- (Ref. Wikipedia la Enciclopedia Libre).

Es poco lo que sabemos de Freud a través de sus escritos y por referencia; pero, aunque creía en la existencia de un Ser todopoderoso, en ningún caso se nos muestra como un verdadero creyente. Sin embargo, sus afirmaciones científicas respecto a la “bisexualidad psíquica” hacen perfecta concordancia con Génesis 1:27.

Cuando Sigmund Freud afirma que es imposible transformar un homosexual en heterosexual, se refiere a la imposibilidad de inculcar en un eunuco la atracción hacia el sexo opuesto. Pero para Dios no es imposible convertir a un homosexual en un verdadero creyente; no necesariamente convirtiéndolo en heterosexual, sino alejándolo de sus abominaciones homosexuales: “La tendencia homosexual es una cosa y la práctica de la homosexualidad otra.” (Catholic.net).

Como tampoco le es imposible -al Señor- convertir a un verdadero creyente en eunuco, dándole el don de continencia.

Los eunucos, los que “nacieron así del vientre de su madre”, además de haber nacido muertos espiritualmente, nacieron sin el deseo sexual o carnal. En este caso, deseo sexual significa ambos: homosexual y heterosexual.

En la epístola a los Romanos, el Señor lo explica así: “Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.
Profesando ser sabios, se hicieron necios…” “Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres,”

Es decir, no nacieron lesbianas ni homosexuales, sino que nacieron como nacemos todos, muertos espiritualmente (ellos, además, nacieron eunucos, sin el deseo de la carne). Profesando ser sabios, nos hicimos necios; y pecamos a diestra y siniestra: Ellos, que nacieron eunucos, pecan cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres y mujeres con mujeres; nosotros, que no nacimos eunucos, pecamos cometiendo hechos vergonzosos hombres con mujeres y hasta con niñas y niños.

Debemos aclarar que no todos los hombres -o mujeres- que nacieron eunucos: “habiendo conocido a Dios … se envanecieron en sus razonamientos”.

También, a través de la historia -y en la actualidad- sabemos de hombres y mujeres que nacieron sin el deseo de la carne, pero no se envanecieron en sus razonamientos ni se hicieron necios, sino que conociendo a Dios, dedicaron y dedican sus vidas a servirle y glorificarlo como a Dios, en conventos y monasterios. Muchos de estos hombres y mujeres, a menudo son acusados de ser homosexuales y lesbianas, como en el caso de la mexicana Sor Juana Inés de la Cruz, acusada injustamente por algunos, ignorantes de que en el diccionario de la lengua, la palabra “eunuco” aplica solamente al sexo masculino, puesto que implica castración física; pero en el diccionario de la Biblia aplica a ambos: masculino y femenino (También en psicoanálisis, la castración síquica aplica a ambos, niños y niñas). De esta manera, el hecho de que una mujer sea un ser eunuco -sin el deseo de la carne- no la hace, obligatoriamente, una lesbiana; a no ser que ésta se entregue a tales prácticas.

*****

Nuestro Señor Jesucristo llama hipócritas a los que dicen: “Apártate de mí, porque soy más santo que tú”. Por lo cual la Palabra dice que “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová”. El que ama a Dios le teme y le obedece en el nombre de nuestro señor Jesucristo de quien son el Reino, la majestad y la gloria ahora y por los siglos de los siglos; eternamente. Amén.

Todas estas cosas las veo y las toco, pero no sè encontrar las palabras convenientes para expresar lo que querría decir. Lo que he dicho, lo siento obrar dentro de mì espiritualmente. – [Sta] Catalina de Gènova.

****

Matrimonio Gay

En cuanto al matrimonio entre personas del mismo sexo, eso es un problema que deberá ser discutido y resuelto en los juzgados y congreso de cada país.
Hasta esta fecha, no sabemos de alguna organización lésbico-homosexual en ningún país del mundo, que reclame derecho al matrimonio eclesiástico; nuestro Señor dijo: “Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios.”  ¿Alguien tiene algo que objetar?

En otras palabras: Iglesias, no metan las narices en lo que no les es pertinente. Amèn.

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Homosexualidad. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a HOMOSEXUALES Y LESBIANAS

  1. Pedro dijo:

    A diferencia de los fornicarios, adúlteros, asesinos, mentirosos, difamadores y demás pecadores, el homosexual hace alarde de su condición, la predica, la enseña y procura ser aceptado por lo que cree que es. Otros pecadores huyen de ser vistos, se esconden, y niegan hablar de su condición pecaminosa. No se puede comparar el pecado de homosexualidad con otros pecados, porque el homosexual desea proclamar su realidad, hacerla común, inspirar a otros a ser como él o ella. Hoy en día han tenido tanto acceso que los gobiernos le dan lugar, los promocionan, siempre incentivados por satanás, que desea la destrucción de la familia y por ende, la sociedad. Nadie proclama ser asesino, ni mentiroso, ni adúltero ni ladrón; ni son esos pecados permitidos por el gobierno…el homosexsualismo SÍ.Así que, iglesia, mete tus narices en el asunto! REnseña que el matrimonio solamente es para un hombre y una mujer. Que el púlpito NO ES PARA LOS QUE NO SABEN SI SON UNA COSA O LA OTRA. Que hay que amar a todos, pero que no hay que dejar de enseñar que el pecado (cualquiera que sea) es un cáncer que destruye…pero que el homosexual es DOBLEMENTE PELIGROSO, porque contagia a otros a ser como él o ella, y está orgulloso de su pecado…

  2. Dionisio V. dijo:

    Esto no es cierto
    Las Iglesias ya no se meten con los Homosexales, este escritor solo está abogando de forma camuflada por los “derechos” entre comillas de los Homosexales.

  3. Luis zerpa dijo:

    Este portal “UNIDOS CONTRA LA APOSTASÍA” debería ser más exhaustivo a la hora de permitir publicaciones con tendencias subliminal que de alguna manera no fijan posición clara y convincente conforme a las escritura. Se respeta la libre expresión y de contenido pero si seguimos el espíritu del propósito de este portal no debe quedar a dudas que es lo que defendemos denunciamos respaldados y enseñamos conforme al verdad bíblica. Al leer este articulo muchas interrogantes quedan en el lector; es una defensa? a quién? se nota, no?…

  4. Jorge Fernando Hdez Lopez dijo:

    lastima de portal de noticias se ve que esta cargado de un lado lo mas importante es que la persona que conoce del señor Jesucristo al instante es regenerado yo no estoy contra el homosexual oh lesbianismo Dios ama al pecador aborrece el pecado ama al que hace su voluntad por lo tanto ora DIOS que podamos entender porque murió el señor Jesucristo en la Cruz del Calvario

  5. raulfierro dijo:

    Aunque hay una pizca de verdad en este escrito, no debiera tener acceso en un portal cristiano, porque la verdad es que si no dice que Dios odia … DICE QUE ABORRECE EL PECADO … y dice:

    2 PEDRO 2

    4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;

    5 y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos;

    6 y si condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente,

    7 y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados 8 (porque este justo,que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos), 9 sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio;

    10 y mayormente a aquellos que, siguiendo la carne, andan en concupiscencia e inmundicia, y desprecian el señorío.
     
    Atrevidos y contumaces … TAREA: leer la continuación por cuenta propia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .