CÓMO FABRICAR ENEMIGOS

Mario E.  Fumero

Si queremos tener enemigos entre los amigos, solamente tenemos que hacer una cosa, “decir la verdad, sin ofender”, y olvidarnos de la diplomacia. Ninguna verdad es agradable para los que andan mal, y al señalar los problemas sociales, humanos o políticos, nos convertimos en enemigos de los tales, a menos que estos recapaciten y asuman la verdad con dignidad y valor. No cabe duda que el decir la verdad duele y molesta, principalmente a aquellos que viven en el error y el engaño.

Jesucristo tuvo muchos  enemigos en sus ministerio, y la causa principal fue su enfrentamiento con la clase religiosa y  privilegiada de Israel, y por decir las verdades, en un momento en que el judaísmo vivía una crisis de valores, porque sus líderes religiosos engañaban a los humilde y se alineaban al lado del poder dominante, fue llevado a juicio. Es por ello que los religiosos, que eran los fariseos y saduceos, fueron señalados por Jesús como hipócritas, ya que estos se habían congraciado con  la clase política de Roma, la cual era una potencia extrajera e invasora del territorio palestino, haciéndole el juego a la ocupación, para tenerlos contentos, a fin de que le ofrecieran ciertos derechos respecto a la libertad de culto, pero ellos no supieron usar debidamente ese derechos, y se dedicaban a explotar a la población, demandándole  pagar tributos al templo, y visitaban a las pobres viudas para diézmateles hasta las especies que usaban para cocinar (Mateo 23:23).

Esa enemistad de los fariseos y saduceos hacia Jesús, al decirles las verdades en su cara, fue la que ocasiono la conspiración para llevarle a la muerte. Estos líderes religiosos vivía ostentosamente, fuera de la realidad de las enseñanzas del Talmud y de la ley de Moisés. Fue entonces, que con falsas acusaciones, llevaron a Jesucristo a la cruz del calvario (Mateo Capitulo 23). Sin embargo no podemos ignorar que la muerte de Cristo era el designio divino para la salvación de la humanidad, pero hoy día, al decir la verdad desde los púlpitos, condenando el pecado, indudablemente no les va caer bien a los que andan mal, a menos que estos reconozcan su condición y esté dispuesto a arrepentirse.

Canutase una historia que una vez el profesor bíblico Dwight Lyman Moody (1837- 1899) al terminan su clase el viernes,  mandó a sus alumnos a predicar a las iglesias de esa región, y al volver a la semana siguiente, les hizo una pregunta: ¿cuándo predicaste, cuantas personas se convirtieron? Y después de escuchar la respuesta de los jóvenes, lanzó la segunda pregunta: ¿Y cuántos se enojaron por tu mensaje? Al final muchos de ellos afirmaron que aunque nadie se había convertido, tampoco se habían enojado, a lo que Moody les contestó: “cuando uno predica la verdad sólo caben dos opciones, o se arrepiente, o se enojan, pero si quedan contento, y no se arrepiente, es porque le predicaste un mensaje que no los confrontó con su condición pecaminosa.

Decirle la verdad a los que andan mal, y denunciar el pecado en  aquellos que están torcido, no te va a producir muchos amigos, sino al contrario, te creara muchos enemigos. Es por ello que actualmente acudimos al arte de la mentira y la diplomacia, a fin de que todo el mundo quede contento y evitar tener enemigos o problemas de señalamiento, pero pregunto: ¿no es esta una actitud hipócrita, con lo cual buscamos quedar bien con todos, y no tener enemigos,  callando la verdad? ¿Se ha puesto a pensar que pasaría si un político dijera la verdad? Es por ello que siempre prometen cosas que saben que no pueden cumplir, y la gente, tristemente lo cree todo, porque a nadie le gusta lo que definimos como un mensaje negativo. La naturaleza humana agrada y busca la alabanza, las bendiciones, la prosperidad, el bienestar y la comodidad, y por eso los pulpitos y las plataformas políticas están llenas de hombres que proclaman estas verdades, porque a nadie le gusta que le digan que va a sufrir, que viene problemas, que hay que dejar el pecado, que debemos sacrificarnos por los demás etc.

Sé que la verdad duele, pero nos ayuda a aceptar la realidad, porque con esconderla ¿qué resolvemos? Dejemos de ser hipócrita, y digamos la verdad cuando alguien nos pida respuesta de la esperanza que hay en nosotros (1 Pedro 3:15).

 

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

 

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Enemigo, Exegesis, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a CÓMO FABRICAR ENEMIGOS

  1. ileana dijo:

    Amen pastor, tiene razón, a mi me pasó en mi trabajo , por decir la verdad, ahora les caigo mal a muchos… la gente quiere que le aplaudan el pecado….

  2. mapo dijo:

    Las personas sinceras o francas, no caemos muy bien, pues; nuestra honradez no nos permite estar de acuerdo con alguien que no actúa correctamente, y lo manifestamos en el acto. Por supuesto que también erramos, pero reconocemos nuestras faltas y aceptamos corrección. Cuando alguien ve en mí, una falta de virtud y me hace manifiesto el hecho; yo agradezco que me lo digan, ya que puedo pecar de omisión y no darme cuenta. Así puedo corregir lo que podría dañar a mis semejantes.

    Como creyente, he ido observando el proceso paulatino del cambio de actitud de otros creyentes; muy poca sinceridad en sus corazones para con otro hno o hna. o miembro ya sea de su congregación o de otras. Como ejemplo puedo decir: Falta de transparencia en hacer tratos justos, falta de pago justo y en el tiempo, adular para conseguir algo de alguien; aprovecharse de la honestidad y de la amistad de otro, falta de amor fraternal, hipocresía, egoísmo, avaricia, menosprecio, subestimar a alguien, etc.

    Luego de permanecer por muchos años en el evangelio, he decidido aislarme, para evitar llevarme experiencias que no edifican mi alma; algunos líderes, y pastores de hoy; tanto local como internacionalmente de acuerdo a mi juicio, hacen más daño que beneficio a las ovejas. Por eso está escrito: “A causa de la maldad de los hombres, el amor de muchos se enfriará”, y luego los pastores se preguntan: ¿Por qué hay tanto ausentismos en las iglesias, y las gentes ya no creen?

    Excluyo de este comentario a los pastores, y pastoras honrados (as), que se entregan a Dios de todo corazón, y a las ovejas de EL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .