UNA ANÉCDOTA DE SOR MARIA ROSA.

Mario E. Fumero

fundacionmr.org
Sor María Rosa

El día 16 de octubre del 2020 partió a la presencia del Señor una mujer ejemplar, que dedicó su vida a los niños abandonados, me refiero a Sor María Rosa, una monja católica que se entregó en cuerpo alma y corazón al servicio de los más necesitados.

De ella conservo una grata experiencia que quiero compartir. Corría el año 1973 cuando unos jóvenes de las aldeas SOS de Miraflores llegaron a un grupo cristiano que estaba formado en la Kennedy, llamado Brigadas de Amor Cristiano, los cuales teníamos como fin rescatar a jóvenes perdidos en droga y llevarlos a las áreas más necesitadas para ayudar a en las zonas rurales, y formábamos un movimiento evangélico.

Uno de esos jóvenes, que llegó a ser pastor de nuestra iglesia y actualmente es pastor en España, me comentó que su madre espiritual, Sor María Rosa quería saber a qué grupo cristiano asistía, y que, para darle permiso, quería conversar conmigo. El joven me llevó a su casa en la colonia Miraflores, y era lógico que Sor María Rosa estuviese preocupada de que sus muchachos fueran a una secta herética, así que les condiciono darle permiso al hecho de poder hablar conmigo y conocerme, y fui con el Joven a su casa.

Sor María Rosa me recibió muy amablemente, y nos sentamos para conversar. Su primera pregunta fue si yo era Testigo de Jehová o mormón, y le expliqué que éramos descendiente de la Reforma protestante, de un fraile llamado Martín Lutero. Después de una larga conversación, Sor María me dijo: “tenemos al mismo Dios y al mismo Jesucristo, y estamos en la misma misión, rescatar a los perdidos y abandonados, lo único que no me gusta es que los evangélicos no aceptas a la virgen María”. Yo le respondí que para nosotros María era un modelo de mujer, la madre de Jesucristo hombre, y que nos aconsejó que hiciéramos todo lo que Jesús mandara (Juan 2:5), lo único que no aceptábamos es  que era la madre de Dios, porque Dios era antes de que María fuese, y sin discutir más, establecimos una estrecha y larga amista, pues pese a ser católica en una época de intolerancia, ella  tenía una mente muy amplia, y un corazón muy grande.

Dos meses antes de qué falleciera, hablé con ella cuando estaba ingresada en el hospital, con el COVID-19, el cual superó milagrosamente. Sin embargo, los años pesan y como no somos eternos, ella me dio a entender que ya estaba preparada para el viaje eterno, pues somos transitorios y peregrinos en la tierra (1 Pedro 2:11).

No puedo juzgar su vida espiritual íntima, por qué el hombre mira lo que hay afuera, pero no mira lo que hay en el corazón (1 Samuel 16:7), pero si puedo juzgar sus hechos y sus frutos, “porque por sus frutos los conoceréis” (Mateo 7:16) y ellos evidencian el amor que tenía por los necesitados, el cual nace de Dios, y son miles los hijos espirituales que dejo en esta nación.

Ella se fue, como todos nosotros tendremos que irnos algún día, sin embargo, clamo  y espero que Dios levante a otras mujeres valientes que tomen la antorcha que ella sostuvo toda su vida, y no cabe duda de que Sor María Rosa ha dejado huellas indelebles en la vida de miles de  jóvenes que hoy son familias estables, y personalmente la admiró,  por qué siendo católica, en una época en donde las mentes era muy radicales, actúo con una mente amplia y un corazón noble, reconociendo que Jesucristo no es una religión, sino una experiencia profunda de entrega y servicio a los demás. Descanse en paz, y que reciba de Dios la recompensa por su ardua labor.

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Articulo, Sor Maria Rosa. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a UNA ANÉCDOTA DE SOR MARIA ROSA.

  1. Ileana dijo:

    Deja un gran legado, Dios permita se levanten más mujeres como ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .