LIBRO: EL PLAN DE DIOS PARA LAS EDADES (2DA. ED.) – CAPÍTULO 2

EL ABUSO DE LA PROFECÍA

¿MERECE EL DESPRECIO QUE RECIBE?

Por Dr. David R. Reagan

Seamos realistas — la profecía bíblica es despreciada por la mayoría de la gente. Los que no son cristianos se burlan de la idea misma del conocimiento sobrenatural acerca del futuro. Lo irónico es que, al hacer eso, cumplen una profecía de Pedro: “…en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento?” (2 Pedro 3:3-4).

LOS APÓSTATAS 

La verdadera tragedia con respecto a la Palabra Profética de Dios es que muchos cristianos profesantes comparten esta misma actitud de burla. Los seminarios cristianos apóstatas han rechazado bastante bien todo el concepto de la profecía. La mayoría ahora enseña que la profecía es realmente historia escrita después de los hechos, pero escrita como profecía para hacerla más interesante.

Este rechazo de la profecía por parte de los cristianos apóstatas es un resultado natural de su adoración en el altar artificial de lo que los teólogos llaman “crítica histórica”.

Esta metodología despreciable rechaza la Biblia como la revelación de Dios al hombre, argumentando en cambio que representa la vacilante búsqueda de Dios por parte del hombre. Sus partidarios han llegado a la conclusión de que la Biblia está llena de mitos, leyendas y supersticiones.

Dado que han rechazado lo sobrenatural, estas personas no pueden aceptar la idea de la profecía como un revelado conocimiento previo de la historia. Ésta es la razón por la que el libro de Daniel ha sido el centro de su desprecio y ridículo. No es nada inusual escuchar a uno de sus eruditos decir: “El libro de Daniel es demasiado preciso. Tuvo que haber sido escrito después de los eventos que dice profetizar”. Esto no es más que flagrante incredulidad que cuestiona la propia aceptación de nuestro Señor de la autenticidad del libro de Daniel (Mateo 24:15).

Esta actitud también es cumplimiento de la profecía, porque Jesús dijo que en los tiempos del fin habrá una gran apostasía dentro de la iglesia profesante (Mateo 24:10-12). Como dijo Pablo, los tiempos del fin estarán marcados por hombres “que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella” (2 Timoteo 3:5).

LOS ESPIRITUALIZADORES

La profecía también ha sufrido abusos a manos de aquellos que se han especializado en espiritualizarla. Tanto los liberales como los conservadores han sido culpables de esta práctica.

Cuando hablo de “espiritualizar”, me refiero a la metodología que sostiene que la profecía no significa lo que dice. En la práctica, esto siempre conduce a una interpretación simbólica. Se niega el significado de sentido llano de la profecía, y los libros proféticos como Apocalipsis son tratados como si fueran historias para adultos de Alicia en el País de las Maravillas, con un mensaje vago y general, pero sin un significado específico.

Esta espiritualización de la profecía por parte de los liberales es fácil de entender. Es una extensión natural de su tendencia a espiritualizar toda la Escritura. Han espiritualizado los milagros de Dios en el Antiguo Testamento y los milagros de Jesús en el Nuevo Testamento, así que, ¿por qué deberían aceptar el significado del sentido llano de la profecía, especialmente cuando enseña una consumación sobrenatural de la historia?

Son los espiritualizadores conservadores los que son un misterio tan desconcertante para mí. Aceptan la Biblia como la Palabra de Dios. Están de acuerdo en que la Biblia contiene revelaciones sobrenaturales acerca del futuro. Interpretan prácticamente todos los pasajes no proféticos de forma literal. Incluso interpretan literalmente las profecías de la Primera Venida. ¡Pero insisten en espiritualizar todas las profecías de la Biblia concernientes a la Segunda Venida!

Por lo tanto, niegan la realidad venidera de la Tribulación, el Reino Milenial y la Tierra Nueva. Toman un pasaje como Zacarías 14, que dice que Jesús regresará al Monte de los Olivos y reinará sobre la tierra, y lo espiritualizan para que signifique que cuando usted acepta a Jesús como Señor y Salvador, viene a su corazón (el Monte de los Olivos) y comienza a reinar sobre su vida (el reinado en la tierra). ¡A estas personas se les debería otorgar un doctorado en imaginación!

Si todas las profecías concernientes a la Primera Venida de Jesús se cumplieron de alguna forma literal en su significado del sentido llano, entonces, ¿por qué no deberían cumplirse de la misma manera las profecías de la Segunda Venida?

LOS FANÁTICOS

Incluso algunos de los amigos de la profecía bíblica han sido capaces de abusar de ella. Me refiero a los fanáticos que la usan como un patio de recreo para sus fantasiosas especulaciones.

Por lo general, están obsesionados con el establecimiento de fechas o con la especulación acerca de si una persona como Bill Gates es el Anticristo. ¡A menudo son los esparcidores de rumores que difunden historias locas sobre alineaciones planetarias que causan terremotos; computadoras belgas que se apoderan del mundo; los judíos recolectando bloques de construcción para el Templo; la Administración del Seguro Social estampando números en las manos de la gente; y cualquier presidente que odien teniendo un nombre que es el equivalente numérico del 666!

LOS APÁTICOS

Finalmente, están aquellos cristianos que simplemente son apáticos acerca de la profecía. No podría importarles menos.

Muchos de estos cristianos piensan que la profecía no tiene relevancia práctica para su vida diaria, por lo que la ignoran. Nunca han leído a los Profetas Mayores. Ni siquiera pueden encontrar a los Profetas Menores. Y ciertamente no van a desperdiciar su tiempo con ese “rompecabezas chino” llamado el Libro de Apocalipsis.

Mi propia herencia eclesiástica se ajusta a esta descripción. Nuestra actitud apática era motivada por la peculiar creencia de que toda la profecía del Antiguo Testamento se había cumplido y, por lo tanto, el estudio de la profecía era una pérdida de tiempo.

“ES MUY COMPLICADA”. 

Algunos cristianos se han desentendido de la profecía porque sostienen que es demasiado compleja. “Tienes que tener un doctorado en hermenéutica para entenderla”, exclaman.

Esta actitud a menudo es motivada por el vocabulario especializado de la profecía. Cuando las personas escuchan términos técnicos como “premilenial”, “postmilenial”, y “amilenial”, sus ojos generalmente giran hacia atrás en sus cabezas y se distraen, concluyendo que la profecía es un campo de estudio sólo para expertos. Pero eso, por supuesto, no es cierto. Como veremos en este libro, lo que es necesario para la comprensión de la profecía bíblica es el poder del Espíritu Santo que mora en nosotros, la disposición a estudiar, y la convicción de que la profecía puede ser entendida.

“ES MUY ETÉREA”.

Otros ignoran la profecía bíblica porque la consideran demasiado de “otro mundo”. Muchos pastores tienen esta actitud. “Todo es ilusiones engañosas”, argumentan. Y, por lo general, añaden: “Simplemente no tiene relevancia para el presente”.

Como veremos, este argumento es falso. La profecía bíblica tiene el poder de transformar vidas aquí y ahora, al llamarnos a la santidad y al motivarnos al evangelismo.

Satanás solía derrotarme todo el tiempo al recordarme constantemente mis pecados pasados. Pero mi estudio de la profecía bíblica me ha dado una nueva arma con la que luchar contra Satanás. Ahora, cada vez que me recuerda mi pasado, ¡yo le recuerdo su futuro! Responde alejándose enfurruñado en derrota.

“ES MUY CONFLICTIVA”.

Algunos pastores ignoran la profecía bíblica porque la consideran divisiva. Ésta es una preocupación legítima porque puede serlo, si no se enseña correctamente.

Muchos maestros de profecía parecen decididos a demostrar que todos los demás están equivocados. Aparecen como perros de ataque y, en el proceso, se alienan y dividen. Pero, si la profecía bíblica es presentada con una actitud amorosa y con el enfoque en Jesús, sólo puede ser edificante.

“ES DEMASIADO ESPANTOSA”.

Y luego están aquellos que consideran que la profecía bíblica da miedo. Como me lo expresó una persona en una carta: “No me gusta la profecía, ¡porque se trata de escenas sangrientas, y bestias y cosas que chocan en la oscuridad!”. De nuevo, hay algo de verdad en esta declaración. Hay muchas malas noticias en la profecía bíblica, pero todo es para los incrédulos. Para aquellos que han puesto su confianza en Jesús, sólo hay buenas noticias. Considere Malaquías 4:1-2. En el versículo uno, el profeta habla de cómo los incrédulos serán quemados como paja en la Segunda Venida del Señor.

Pero, en el versículo 2, dice que los creyentes se regocijarán y serán bendecidos cuando vean al Hijo regresar. De hecho, ¡dice que estarán tan gozosos que “saldréis, y saltaréis” como becerros soltados de un establo!

UNA CONSPIRACIÓN SATÁNICA

Creo que el mismo Satanás ha inspirado todo este abuso de la Palabra Profética de Dios. Satanás no quiere que nadie estudie la profecía, porque la profecía contiene la revelación de la derrota definitiva y total de Satanás. El mensaje de la profecía es que “¡los creyentes ganan al final!”. Satanás no quiere que nadie conozca este mensaje.

El libro de Apocalipsis inicia con las palabras, “La revelación de Jesucristo”. El libro de Apocalipsis, como el resto de la profecía, pretende revelar el futuro. Está destinado a ser comprendido. Dios quiere edificar nuestra esperanza en medio de un mundo oscuro y turbulento, al revelarnos las grandes victorias que tenemos por delante en Su plan maestro.

Le exhorto a permanecer firme contra Satanás en su intento de convencerlo que la Palabra Profética de Dios no debe ser tomada en serio. No abuse de ella. No la ignore. El apóstol Pablo nos mandó respetar la profecía (1 Tesalonicenses 5:20). El apóstol Pedro también nos instó a “estar atentos” a la profecía “como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro” (2 Pedro 1:19).

 

Traducido por Donald Dolmus. Ministerio En Defensa de la Fe

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en David R. Reagan, Profecias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .