LA MISTERIOSA VISIÓN DE ABDÍAS – PARTE 1 DE 4

Por Bill Salus

Para comenzar este estudio, recuerde que Abdías identifica nombres, lugares y eventos históricos y futuros, usando el vernáculo hebreo de su época. Además, él presume que sus lectores poseen una comprensión básica de historia hebrea en el momento en el que se discierne su visión. Dado que esta visión debe ser descifrada en estos tiempos presentes, esta consideración histórica incluye su éxodo fuera de Egipto, el cautiverio babilónico, sus siglos de dispersión mundial, el pasado renacimiento de la nación de Israel en 1948, y estos tiempos modernos. Los hechos más importantes a tener en cuenta a medida que su misteriosa visión se abre son:

Esaú se estableció en el territorio del antiguo Edom, que en la actualidad es el sur de Jordania, y es el padre patriarcal de los pueblos edomitas.

Una contingencia remanente de la población edomita puede ubicarse dentro de los palestinos de hoy en día.

Esta generación palestina será juzgada por los crímenes históricos que sus padres edomitas cometieron anteriormente y por los crímenes que actualmente cometen contra el pueblo judío. La ejecución de este juicio sobre los palestinos se realizará mediante el poderío militar de la nación de Israel. 

El Comentario de Abdías

Un pastor una vez instruyó a su congregación que leyera todo el libro de Abdías antes del próximo servicio dominical. Cuando llegó el domingo siguiente, comenzó el servicio pidiendo que todos los que habían leído al menos los tres primeros capítulos de Abdías, levantaran la mano. Le complació observar que se levantaron varias manos. Después de soltar una carcajada, comentó: “Eso es gracioso, sólo hay un capítulo en el libro de Abdías; ¿de qué Biblia estaban leyendo?”.

Abdías es sólo un capítulo que consta de 21 versículos, lo que lo clasifica como el quinto libro más corto de la Biblia. Aunque es un libro corto, está repleto de información profética oportuna para esta generación final. A menos que uno entienda el libro de Abdías, probablemente carecerá de una comprensión significativa acerca de la pieza faltante del Salmo 83 del rompecabezas profético. A continuación se encuentra una lista de los diez libros más cortos de la Biblia:

1. 3 Juan — 1 capítulo, 14 versículos, 299 palabras

2. 2 Juan — 1 capítulo, 13 versículos, 303 palabras

3. Filemón — 1 capítulo, 25 versículos, 445 palabras

4. Judas — 1 capítulo, 25 versículos, 613 palabras

5. Abdías — 1 capítulo, 21 versículos, 670 palabras

6. Tito — 3 capítulos, 46 versículos, 921 palabras

7. 2 Tes. — 3 capítulos, 47 versículos, 1042 palabras

8. Hageo — 2 capítulos, 38 versículos, 1131 palabras

9. Nahúm — 3 capítulos, 47 versículos, 1285 palabras

10. Jonás — 4 capítulos 48 versículos, 1321 palabras

Visión de Abdías. Hemos oído una noticia de parte del Señor y un mensajero ha sido enviado a las naciones, diciendo: «¡Vamos, marchemos a la guerra contra ella!» (Abdías 1:1; NVI).

Dos cosas se declaran en el versículo 1. Primera, los profetas (plural) han escuchado “una noticia de parte del Señor”. Segunda, “un mensajero ha sido enviado a las naciones”. Note que la “noticia de parte del Señor” no es necesariamente el mensaje enviado a las naciones; más bien, el mensaje a las naciones dicta la necesidad de la noticia. La noticia se da a través de los profetas, para que el pueblo judío conozca la respuesta de Dios al mensaje conmovedor de batalla “enviado a las naciones”. 

Sabemos lo que dice el mensaje: ”¡Subid a la batalla!” (Jer. 49:14; RVR–1960). Pero, ¿quiénes son los “nosotros” a quiénes se les da la noticia? ¿Quiénes son las naciones a las que el mensajero ha sido enviado? Por último, ¿quién es “ella”, a la que atacarán estas naciones? Los profetas son Abdías y Jeremías. “Nosotros”, Abdías y Jeremías, “hemos oído una noticia de parte del Señor”. Abdías se hace eco de una noticia escuchada primero por Jeremías: “La noticia oí, que de Jehová había sido enviado mensajero a las naciones, diciendo: Juntaos y venid contra ella, y subid a la batalla” (Jeremías 49:14, RVR–1960).

¿Quiénes son las naciones? Hay tres formas clave de determinar cuáles son las naciones. Primero, en el versículo 2 se nos dice que Edom está entre estas naciones. 

“He aquí, te empequeñeceré [Edom] entre las naciones [confederadas]; serás muy menospreciado (Abdías 1:2, RVA–2015; énfasis añadido). 

En segundo lugar, en (Abdías 1:7), las otras naciones, además de Edom, están reunidas juntos con estos edomitas en una confederación:

“Todos los hombres de tu confederación te forzarán [palestinos] a la frontera; los hombres que estaban en paz contigo te engañarán y prevalecerán contra ti (Abdías 1:7; NKVJ–trad. propia; abreviado con énfasis añadido).  

Por último, en el versículo 1, el mandato de la confederación es levantarse en batalla contra alguna nación a la que se hace referencia como “ella”. ¿Es Edom esta “ella? Las Escrituras generalmente hacen referencia a Edom o Esaú como “él”, en lugar de “ella”.  Además, ¿cómo podría ser Edom un miembro de una confederación que estuviera en su contra? Aunque el versículo 7 describe a Edom como un miembro engañado dentro de la confederación, todavía es un miembro conocido de la confederación. No es probable que los edomitas, que están vinculados a los palestinos de hoy en día, se levanten en batalla entras las naciones confederadas, con las naciones, para extinguir su propia existencia.

Sin embargo, lo más importante es notar que la noticia que Abdías escucha se refiere al juicio final contra los pueblos edomitas. Las Escrituras señalan que el juicio final contra los palestinos será ejecutado por una sola nación—esa nación es Israel. No hay base bíblica para asumir que la destrucción final del pueblo edomita será a manos del propio Edom, reunido con una multiplicidad de naciones.

Actualmente, residiendo entre los refugiados palestinos de hoy en día, hay una contingencia de descendientes edomitas. Por lo tanto, esta profecía aún no cumplida está destinada a encontrar su asociación con un juicio pendiente contra los palestinos y sus secuaces vecinos árabes que los apoyan. Estas naciones se identifican más adelante en este estudio.

Entonces, ¿quién es la “ella” del versículo 1 destinada a ser atacada? Ella es atacada por un grupo de naciones confederadas. Dado que Edom se encuentra entre estas naciones atacantes”, ella” debe ser alguien que los palestinos quieren destruir. Abdías 1:10-14 nos dice que es Israel con quien Edom antagoniza. Salmos 83:1-8 nos dice que los palestinos se involucran en una confederación para levantarse en batalla contra Israel. Además, Israel es referida como “ella” en la Biblia más veces que cualquier otra nación. 

Así, en resumen, Dios le da al pueblo judío a través de sus profetas, predominantemente Jeremías y Abdías, como se prescribe en la fórmula profética de Amós 3:7, una noticia importante, cuyo contenido se explicará en Abdías 1:1-21 y Jeremías 49:7-22. Esta noticia de parte del Señor sirve como la respuesta de Dios a la petición del salmista Asaf en Salmos 83:9-18. En segundo lugar, “un mensajero ha sido enviado a las naciones”. Aunque destaca a Edom, esta respuesta también incorpora a las naciones miembros de la confederación de Salmos 83:6-8 del Líbano, Siria, Iraq, Jordania, Arabia Saudita, Egipto, y Gaza; Edom es sólo un miembro de “las naciones”. Podemos restringir al grupo de “las naciones” a aquellos miembros que, en Abdías 1:7, están alineados en una confederación con Edom. 

“Levantaos, y levantémonos contra ella en batalla”. Entre las naciones confederadas, el llamado a la batalla ha sonado en la visión del futuro de Abdías. Ha llegado el tiempo para que los miembros de Salmos 83:6-8 se levanten contra ella, la nación de Israel, en batalla. La intención: 

“Han dicho: Venid, y destruyámoslos para que no sean nación, ¡qué el nombre de Israel no vuelva a recordarse!” (Salmos 83:4).

Adelante con la Visión de Abdías

“He aquí, te empequeñeceré [Edom] entre las naciones [confederadas]; serás muy menospreciado (Abdías 1:2, RVA–2015; énfasis añadido). 

La noticia de parte del Señor comienza haciendo dos afirmaciones proféticas en el versículo 2 con respecto a Edom. Primero, serán reducidos en estatura nacional entre las naciones, y segundo, serán muy despreciados. 

Entre las naciones confederadas, Edom será la de menor estatura. Esta condición se enfatiza en Salmos 83:6, en el que se identifica a los palestinos como “las tiendas de Edom”. Para cuando surja el llamado a la batalla entre las naciones confederadas, “Edom” será “pequeña entre las naciones”. Los palestinos son identificados como habitantes de tiendas de campaña, probablemente refiriéndose  a ellos como una población desplazada, quizás un pueblo sin su propio Estado. Recuerde que, bíblicamente, “las tiendas de”, típicamente se refiere a refugiados, campamentos militares, o ambos. 

Muchos consideran que Abdías es un contemporáneo de Jeremías, lo que significa que ministerio profético floreció en la época del cautiverio babilónico. Un estudio de la historia de Edom desde la época del cautiverio babilónico se dio en el capítulo de mi libro sobre el Salmo 83 titulado “¿Quiénes son los edomitas hoy?”, pero vale la pena resumirlo nuevamente. La siguiente cita ilustra el proceso de la reducción nacional de Edom, es decir, “He aquí, te empequeñeceré entre las naciones”. De la Enciclopedia Bíblica Estándar  Internacional:

“Ellos [los edomitas] dieron toda la ayuda que pudieron a Nabucodonosor, y se regocijaron por la destrucción de Jerusalén, provocando la más amarga indignación en los corazones de los judíos (Lm. 4:21; Ez. 25:12; 35:3ss; Abd. 1:10ss). Los edomitas presionaron hacia las tierras entonces evacuadas en el sur de Judá. En el 300 a.C., el Monte Seir con su capital Petra cayó en las manos de los nabateos. Al oeste del Arabá, el país que ocuparon llegó a ser conocido por el nombre griego de Idumea, y la gente como idumeos. Hebrón, su ciudad principal, fue tomada por Judas Macabeo en el 165 a.C. (1 Mac. 4:29, 61; 5:65). En el 126 a.C., el país fue sometido por Juan Hircano, quien obligó al pueblo a convertirse en judío y someterse a la circuncisión. Antípater, gobernador de Idumea, fue nombrado procurador de Judea, Samaria y Galilea por Julio César. Allanó el camino hacia al trono para su hijo, Herodes el Grande. Con la caída de Judá bajo los romanos, Idumea desaparece de la historia”.

Actualmente, hay un grupo de árabes desplazados en la región que luchar por una patria. Comúnmente se les llama palestinos. Durante los últimos cien años, la comunidad internacional los ha alentado en varias ocasiones a reasentarse en sus tierras árabes ancestrales, lejos de lo que se conoce como el moderno Israel. Sin embargo, hasta la fecha, estos pueblos siguen residiendo predominantemente como refugiados y, en general, no pueden reasentarse en las naciones árabes.

Hay numerosos campamentos de refugiados palestinos ubicados en varios lugares dentro de las fronteras de Israel y sus países árabes vecinos. En general, estos países se han negado a asimilar a estos refugiados en su ciudadanía. Es probable que estos pueblos desplazados, al menos en parte, encuentren que su ascendencia se remonta al grupo étnico conocido como los edomitas. Podríamos inferir que estos pueblos desplazados, han sido “hechos pequeños entre las naciones”.

(Bill Salus es un expositor de Profecía Bíblica radicado en California, Estados Unidos. Se especializa en explicar la importancia profética de eventos actuales del Medio Oriente y del mundo. Sus artículos han sido publicados en revistas, publicaciones cristianas, y de forma extensa en Internet. Él es el autor de los éxitos de librería, Isralestine, Revelation Road, Psalm 83: The Missing Prophecy y Nuclear Showdown in Iran) (prophecydepot.com

Traducido por Donald Dolmus. Ministerio En Defensa de la Fe

Original article: Obadiah’s Mysterious Vision – Part 1 of 4

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Articulo, Profeta. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .