EL REINO VENIDERO – PARTE 18

 Dr. Andy Woods

Debido a que el mundo evangélico de hoy cree que la iglesia está experimentando el reino mesiánico, comenzamos un estudio que narra lo que la biblia enseña sobre el reino. la enseñanza bíblica sobre el reino ha sido examinada desde génesis hasta apocalipsis. este reino terrenal se anticipa en el oficio de administrador teocrático que se perdió en el edén, en los pactos bíblicos, en las predicciones de los profetas del antiguo testamento y en la teocracia terrenal que gobernó Israel desde el tiempo de moisés hasta Sedequías. este arreglo teocrático terminó con el inicio de los “tiempos de los gentiles”, cuando la nación no tenía ningún rey reinando en el trono de David, ya que Judá fue pisoteada por varias potencias gentiles. contra ese telón de fondo entró Jesucristo, el legítimo heredero del trono de David. si el Israel del primer siglo hubiera entronizado a cristo, el reino terrenal se habría hecho realidad. a pesar de esta oportunidad sin precedentes, Israel rechazó la oferta del reino, lo que llevó al aplazamiento del reino.

en consecuencia, cristo explicó las condiciones espirituales que prevalecerían durante la ausencia del reino. este programa interino incluye su revelación de los misterios del reino y la iglesia (Mateo 13; 16:18). dado que ni los misterios del reino ni la iglesia representan el cumplimiento de las promesas del reino de dios en el antiguo testamento, el reino permanecerá en un estado de suspensión mientras la obra actual de dios en el mundo continúe a través de su programa interino. sin embargo, un día se completará la misión de la iglesia en la tierra, lo que resultará en la remoción de la iglesia a través del rapto. entonces dios, que no se olvida de sus pactos incondicionales anteriores con Israel, volverá a extender la oferta del reino a la nación de Israel en medio de la gran tribulación venidera. a diferencia del primer adviento, esta vez la oferta será aceptada, conduciendo al regreso de cristo y al posterior reino terrenal. por lo tanto, apocalipsis explica cómo el mundo eventualmente pasará del gobierno que satanás ha tenido sobre el mundo desde la caída en el edén (lucas 4:5–8) al tiempo futuro en la historia cuando dios y su pueblo “reinarán sobre la tierra” (apocalipsis 5:10b; 11:15b).

además, explicamos que la expresión “arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”, simplemente comunica que la expectativa del antiguo testamento de un reino terrenal se había acercado en la persona de cristo. si la nación hubiera entronizado a cristo (Dt. 17:15), lo que el antiguo testamento predijo con respecto a un reino terrenal se habría convertido en una realidad no sólo para Israel, sino también para el mundo entero. mientras cristo estuvo presente entre el Israel del primer siglo ofreciéndoles el reino, éste estaba en un estado inminente de cercanía. esta realidad es un asunto completamente diferente de decir que el reino estaba presente o había llegado.

La “oración del señor” y el reino 

Algunos creen que cristo inauguró el reino en forma espiritual durante su primer adviento. Una forma de mostrar la inverosimilitud de esta proposición es explorar el verdadero significado de la llamada “oración del señor”, que se encuentra en mateo 6:9–13. estos versículos dicen: “padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. venga tu reino. hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. el pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal”.  En realidad, esta oración tiene que ver con el reino.Toussaint explica: “se puede concluir que la oración de muestra se da en el contexto del reino venidero. las tres primeras peticiones son solicitudes para la venida del reino. las últimas tres son para las necesidades de los discípulos en el ínterin anterior al establecimiento del reino”. Si Mateo 6:9–13 es en realidad una oración modelo para los discípulos que consiste en tres peticiones para que venga el reino y tres peticiones adicionales para satisfacer sus necesidades temporales antes del establecimiento del reino, entonces resulta obvio que el señor no estableció el reino en su primer adviento. también es obvio que los versículos antes mencionados, que se usan para argumentar que el reino está presente (Mt. 3:2; 4:17; 5:3, 10) no se pueden interpretar de esa manera. de lo contrario, la “oración de los discípulos” se vuelve absurda. después de todo, ¿por qué orar por la venida del reino y hacer pedidos adicionales hasta su establecimiento si el reino ya era una realidad presente?

Tres peticiones relacionadas con necesidades temporales

Anteriormente, observamos que las primeras tres cláusulas (mt. 6:9–10) que se encuentran en la “oración de los discípulos” (las peticiones para que el nombre de dios sea reverenciado, que el reino venga y que la voluntad soberana de dios sea hecha en la tierra) son en realidad peticiones para el reino todavía futuro. de manera similar, mateo 6:11–13 puede entenderse mejor como tres peticiones que solicitan al padre que satisfaga las necesidades temporales de los discípulos de cristo en la era previa al establecimiento del reino, mientras el reino permanece en un estado de postergación. Walvoord señala: “en el versículo 11, las peticiones se cambian a la primera persona relacionada con la necesidad humana”. Primero, Mateo 6:11 dice: “el pan nuestro de cada día, dánoslo hoy”. aquí, lo más probable es que “pan” se use como una figura retórica conocida como sinécdoque (donde una parte se usa para representar el todo) para representar la nutrición general. según Glasscock, “el ‘pan’ probablemente se usó en sentido figurado para la comida en general (Gn. 3:19)”.[5] el reino será una época de gran prosperidad agrícola que resultará en no más hambruna ni escasez de alimentos. Amós 9:13 dice: “he aquí vienen días, dice jehová, en que el que ara alcanzará al segador, y el pisador de las uvas al que lleve la simiente; y los montes destilarán mosto”. Isaías 65:21–22a señala de manera similar: “edificarán casas, y morarán en ellas; plantarán viñas, y comerán el fruto de ellas. no edificarán para que otro habite, ni plantarán para que otro coma”. Zacarías 8:12 predice de manera similar: “porque habrá simiente de paz; la vid dará su fruto, y dará su producto la tierra, y los cielos darán su rocío; y haré que el remanente de este pueblo posea todo esto”.

Hasta que llegue este momento de prosperidad agrícola en la era del reino, la escasez de alimentos seguirá siendo una realidad para la humanidad. por lo tanto, es apropiado que cristo instruya a sus discípulos a orar por su provisión diaria hasta que esta petición específica se vuelva innecesaria después de que venga el reino. durante las andanzas por el desierto, dios proveyó milagrosa y físicamente a la nación de Israel mediante la provisión diaria de maná. esta provisión continuó hasta que la nación entró en Canaán—la tierra que “fluye leche y miel” (Ex. 16:14–36; Jos. 5:11–12). en ese momento, la provisión diaria de maná ya no era necesaria, ya que la prosperidad de la tierra sostenía económicamente a la nación. de manera similar, dios debe suplir las necesidades diarias de sus discípulos hasta que todas las necesidades físicas se satisfagan en abundancia una vez que la prosperidad agrícola de la era del reino se convierta en una realidad terrenal. por lo tanto, cristo instruye a sus discípulos a orar por su sustento diario durante la ausencia del reino.

en segundo lugar, Mateo 6:12 dice: “y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores”. aquí, cristo instruye a sus discípulos a buscar la provisión espiritual cuando pecan y dejan de tener comunión con el padre. Toussaint explica, “el perdón judicial no está a la vista (hechos 10:43) sino la comunión (1 Juan 1:5–9). es imposible que alguien esté en comunión con dios mientras tenga mala voluntad en su corazón”. Walvoord también explica: “el cristiano que ya ha sido perdonado judicialmente no debe esperar restauración en la familia a menos que él mismo sea perdonador”. Glasscock señala de manera similar:

No es probable aquí que el tema del perdón se refiera al perdón redentor inicial (para la salvación) sino al perdón por la ofensa contra el padre en la situación de la vida diaria perpetua (para la comunión). no existe un pasaje salvífico que requiera que el que está siendo salvo realice algún acto, como perdonar a los demás, para obtener el perdón. el testimonio abrumador de las escrituras es que la salvación del tormento eterno es un regalo gratuito que no se otorga sobre la base de ningún acto (Ef. 2:8–9; Tito 3:5; ro. 4:5; etc.). 

cuando Cristo venga a establecer su reino, sus discípulos resucitarán y, por lo tanto, tendrán cuerpos glorificados sin capacidad para pecar (Dn. 12:2; ap. 20:4–5). sin embargo, mientras tanto, mientras todavía están en cuerpos mortales, los seguidores de cristo aún conservan una propensión al pecado y, por lo tanto, aún pueden dejar de tener comunión con el padre. en consecuencia, necesitan provisión espiritual para mantener o restaurar la comunión con dios. por lo tanto, cristo explica esta provisión espiritual interina en Mateo 6:12.

En tercer lugar, Mateo 6:13 dice: “y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal”. Glasscock señala, “y el objeto del cual debemos buscar liberación es el mal. más literalmente, debería entenderse como ‘el maligno’. . .la petición de la oración modelo, entonces, es que dios nos permita pasar la prueba, pero ser rescatados de la trampa del maligno, el diablo”.   el reino representa un tiempo en la historia cuando satanás será encarcelado (Ap. 20:2–3). con el reino ausente en la era actual, satanás sigue siendo el “dios de este mundo” (2 Co. 4:4) y “anda como león rugiente, buscando a quien devorar” (1 Pedro 5:8). por lo tanto, en la era actual, con el reino y el encarcelamiento de satanás no siendo una realidad presente, el creyente necesita protección del adversario (Juan 17:15). tal protección es por lo que el creyente debe orar durante esta era interina, antes de que venga el reino. en resumen, en Mateo 6:9–11, cristo enseña a sus seguidores a pedirle al padre que satisfaga sus necesidades temporales (provisión física, restauración espiritual y protección divina de satanás) durante la ausencia del reino. una vez que llegue el reino, tales solicitudes ya no serán necesarias. en conclusión, cuando se entiende correctamente, la “oración de los discípulos” consiste en tres peticiones para el reino venidero y tres peticiones adicionales de provisiones que se necesitan mientras el reino permanece en suspenso. tal marco hace obvio que el señor no estableció el reino en su primera venida. por lo tanto, toda la noción de que cristo ya estableció el reino en forma espiritual en su primera venida se vuelve improbable, si no imposible.

Continuará

traducido por Donald Dolmus. en defensa de la fe (endefensadelafe.org)

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Andrew Woods, Articulo, Teología del Reino. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.