LOS PERROS ESTARAN AFUERA -VIII-

LOS PERROS EN LA HISTORIA  DE LA IGLESIA

“Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño.” Hechos 20:29

Durante el desarrollo histórico de la iglesia la misma se ha visto afectada por la influencia de los religiosos o como les llama el apóstol Pablo los “perros”.

En el día de Pentecostés la iglesia de Cristo queda oficialmente constituida (Hechos 2:1-4) y el Espíritu Santo tomó las riendas de la iglesia del Señor; esto ocurrió en Jerusalén de Judea. Claro, el Espíritu de Dios dirigía la iglesia a través de hombres fieles a Cristo Jesús, como lo fueron Pedro, Juan, Santiago, Pablo y los demás apóstoles y líderes. De inmediato comenzaron a tener problemas y ser perseguidos por los religiosos del momento (según se discute en el capítulo VIII). Luego, los discípulos de los apóstoles mantuvieron las sanas enseñanzas que recibieron de los apóstoles de Cristo durante tiempos de intensa y cruel persecución. Al morir los discípulos de los apóstoles y discípulos de Cristo, y con la “conversión” al cristianismo del emperador Constantino, comienzan a surgir una serie de cambios en el quehacer de la iglesia que resultarían en la usurpación de la dirección de la iglesia por hombres con intenciones avaras e intereses de poder. La iglesia oficial según el mundo ya no era dirigida por el Espíritu del Señor, sino por hombres con intenciones muy diferentes a las intenciones de Cristo Jesús. Pero la obra de Dios no puede ser detenida y el Señor continuó usando a hombres sometidos a Cristo y a su Palabra para dirigir un pueblo en el clandestinaje. Dicho pueblo, la verdadera iglesia del Señor, fue entonces el objeto de la persecución de los que cambiaron el Cristianismo por una religión de hombres. Estos hombres cometieron el mismo error que el pueblo de Israel cuando dejaron la Palabra de Dios por sus tradiciones. Por esto mismo Jesús reprochó a los judíos cuando les dijo: “Entonces se acercaron a Jesús ciertos escribas y fariseos de Jerusalén, diciendo: ¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Porque no se lavan las manos cuando comen pan. Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? Porque Dios mandó diciendo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. Pero vosotros decís: Cualquiera que diga a su padre o a su madre: Es mi ofrenda a Dios todo aquello con que pudiera ayudarte, ya no ha de honrar a su padre o a su madre. Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición. Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres” (Mateo 15:1-9). Es más fácil y conveniente cumplir con una serie de dogmas de hombres que seguir a Cristo en espíritu y verdad, como hicieron sus discípulos. Estos hombres que comenzaron a dirigir la supuesta “iglesia”, para mantener su control y poder comenzaron a perseguir a los verdaderos seguidores de Cristo Jesús y de dicha persecución nace la llamada “Santa Inquisición”.

Según la información presentada en Wikipedia la palabra “inquisición” se refiere a instituciones dedicadas a la supresión de la “herejía” principalmente dentro de la Iglesia Católica Romana, aunque según fuentes católicas también hubo un tribunal del mismo género entre el calvinismo y otras denominaciones protestantes. Aparentemente, los protestantes heredaron esta horrible y diabólica práctica de los católicos (si es que es cierto que existió la inquisición protestante). Con frecuencia, en la era medieval, la herejía se castigaba con la pena de muerte. La primera inquisición (la inquisición medieval) data del 1184 en un poblado llamado Languedoc que se ubica al sur de Francia. La misma fue institucionalizada para combatir la herejía de los cátaros o albigenses. La primera inquisición estatal se establece en 1249 en el reino de Aragón. Luego con la unión de Aragón con Castilla se le conoció como Inquisición española (1478-1821), dirigida por la monarquía hispánica. Luego su ámbito de acción se extendió a América; la Inquisición portuguesa (1536-1821) y la Inquisición romana (1542-1965). En países de mayoría protestante también hubo persecuciones contra católicos, reformadores radicales (como los anabaptistas) y  contra practicantes de brujería. Sin embargo, el poder eclesiástico no dirigía una inquisición sino que tribunales se constituían en el marco del poder gubernamental, generalmente era un comité ad-hoc3 o para cada caso en específico.

Si reflexionamos un poco sobre esto, notaremos que los que supuestamente profesaban una fe en Cristo hicieron lo mismo o mucho peor que lo que los judíos hicieron al diácono Esteban (Hechos 6:8 – 7:60). No practicaron las enseñanzas del Maestro Jesús cuando dijo: “Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos” (Mateo 5:43-45).

Lamentablemente, al igual que los judíos, los “cristianos” se convirtieron en religiosos, en desobedientes, en “perros”. Por casi ocho (8) siglos se mantuvo esta persecución cruel y sistemática y aun hoy en día hay sectores dentro de la “iglesia” a que no se arrepienten de tan injustos y horribles crímenes y tratan de justificar los atropellos que han quedado registrados en la historia como los peores crímenes (tal vez superando los crímenes cometidos por Hitler y los Nazis). ¿Qué otro nombre podemos usar para describir a dichos religiosos, sino “perros”? Creo que así les hubiera llamado el apóstol Pablo.

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en LOS PERROS ESTARAN AFUERA. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LOS PERROS ESTARAN AFUERA -VIII-

  1. Dionisio M. dijo:

    Muy interesante estos artículos, la religiosidad es la madre de la ignorancia espiritual. También seria bueno examinar otro artículo en relación, en la página de Dave Hunt.
    http://www.thebereancall.org/node/8789

    • Vicente Quinones Aponte dijo:

      Gracias Dionisio, el espiritu de religiosidad es uno de los peores enemigos de la obra de Cristo y el mismo esta activo en muchas iglesia y ministerios. DTB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.