ESTUDIO DE DISPENSACIONES -XIII-

LA DISPENSACIÓN POR VENIR

LA DISPENSACIÓN DEL GOBIERNO DIVINO-   EL MILENIO

Es el plan de Dios en su gran propósito retentivo para el universo, dirigir y poder todas las cosas bajo Cristo (Ef. 1:10). Las llaves de toda la vida, y de la historia del gran universo de Dios, están en sus manos y su (el de Cristo) propósito es conducir todo hacia una meta final. Dios, habiendo consumado nuestra redención en la cruz, se propone en las edades venideras, mostrar las riquezas incomparables de su gracia en su bondad hacia el ser humano por medio de Jesucristo (Ef. 2:7). Sin embargo, la cruz es el centro de este gran propósito eterno, y todas las cosas miran hacia allá.

El reino de Dios en el A.T. es visto como una perspectiva y promesa. Bajo la ley, con sus ordenanzas y servicio divino, es visto como un tipo y sombra de lo que habría de venir. En la presente dispensación de la gracia,  el reino está siendo establecido en su aspecto espiritual. El reino de Dios es ahora; aunque en sus elementos terrenales, y por las actividades de Satán, vemos su lucha para corromperlo, como vemos en las parábolas de Mateo 13, en donde hay una liga del bien y del mal.

Hay una errónea enseñanza dispensacional que nos dice que Juan el Bautista y Cristo son los mismo, ofrecieron a los judíos el reino manifestando, y si éstos hubiesen aceptado a Cristo, el reino hubiese sido inmediatamente establecido y el gobierno romano hubiese sido sucedido por el reino universal de Cristo. Esta enseñanza dice que debido al rechazamiento de Cristo por la nación judía, el reino fue pospuesto. Esto no podía ser la importancia “del reino de los cielos”, como anunciaba  Juan, pues la cruz estaba en el plan y propósito de Dios desde antes de la fundación del mundo, y esto inevitable. Aún Juan mismo señalo a Cristo entre los primeros discípulos, como “El Cordero de Dios que quita el pecado del mundo”. Si Cristo hubiese estado ofreciendo el reino manifestado a los judíos, el gobierno romano así lo hubiese entendido, pues Cristo nunca se equivocó. El hubiese sido culpable de seducción y traición; y Pilato nunca le hubiese pronunciado inocente.

Los Términos “Reino de los Cielos” en Mateo y “Reino de Dios” en Marcos y Lucas, son idénticos en significado e importancia, y se refieren a esta presente dispensación, cuando el Reino ha sido proclamado y aquéllos que lo aceptan entran al Reino por el Nuevo Nacimiento. El Reino de Dios está siendo establecido en el tiempo presente, actual y espiritualmente, pero Dios no está siendo glorificado en la tierra como debe y ha de serlo. La oración del Señor “venga tu Reino, sea hecha tu voluntad, en el cielo como en la tierra” no ha sido contestada todavía. Pero de seguro será contestada, y el Reino de Dios será manifestado con la gloria venidera en la tierra. Este es el período delante de nosotros, la dispensación por venir, el Milenio.

Milenio significa 1,000 años, y se compone de dos palabras latinas, MILLE, de mil y ANNUM de año. Este período es mencionado seis veces en un pasaje de las Escrituras, Apo 20: 1-7. Es el tiempo en que Satán será atado y Cristo reinará en la tierra. Daniel, en la visión de la imagen y de las bestias ( Dan. 2:7 ) vió la sucesión de cuatro reinos o poderes mundiales, seguidos por “El Reino de Piedra” (Dan. 2:45; 7:13-14). Este reino es establecido, y la revelación de Cristo apareciendo desde el cielo (Apo. 19:1-21) para destruir al Anticristo, (2ª Tes. 2:8) y para juzgar a las naciones (Joel 3:9-17).

                                                     LA FORMA DE GOBIERNO

La tierra será gobernada entonces, no como una monarquía, no como una gran democracia, ni tampoco como una autocracia; pero sí como una TEOCRACIA: esto es, Dios mismo reinará en la persona de su Hijo, el Señor Jesucristo (Luc. 1:32-33; Dan. 7:3-14). Parece haber mucha evidencia en la escritura que David, de cuyo linaje vino Cristo en la carne, tendrá una parte en el gobierno de Israel restaurado como un príncipe o viceregente (Oseas 3:3-5; Jer. 30:9; Ezeq. 37:24-25). Cristo claramente prometió a los discípulos que ellos “se sentarían sobre doce tronos, juzgando las Doce Tibus de Israel” (Mat. 19:28).

                                                  EL ASIENTO DEL GOBIERNO

La capital mundial no será entonces Roma, Viena, Londres, Washington, París o ninguna de las grandes ciudades de la tierra en el presente, pero sí Jerusalén, al parecer insignificante en el tiempo presente; antigua y aún desechada. Esta será restaurada y reedificada. Entonces, será cumplida la visión del salmista: “grande es Jehová y digno de ser en gran manera alabado, en la ciudad de nuestro Dios, en el monte de su santuario, hermosa provincia, el gozo de toda la tierra es el Monte Sión a los lados del aquilón, la ciudad del Gran Rey. Dios, en sus palacios es conocido por Refugio” ( Salmo 48:1-3; Isaías 2:2-4 ).

                                                          LA TIERRA MILENIAL

Hay diferencias en opinión en cuanto a la enseñanza de las Escrituras relacionada con la extensión del territorio milenial que Israel ocupará. Es cierto que la extensión de la Tierra Prometida a Abraham (Gén. 15:18) nunca fue totalmente ocupada por la nación judía, aún ni durante sus tiempos de prosperidad con David y Salomón. La concesión original se extiende desde el río de Egipto (algunos dicen el Nilo, pero hay serias objeciones a esto. Otros creen que esto se refiere al Wady Arish, un pequeño riachuelo que sale de la Península Sinaí, cerca del término de Egipto, hasta el río Eúfrates). Si toda longitud del Eúfrates es tratada como una guardarraya, entonces toda la Península Arábiga será excluida. Más base para creer esto, se puede ver en Deut.11:24; Ezeq.47:18: “hasta la Mar Postrera y el Mar e Oriente”. Esto puede referirse al Mar Muerto, pero seguramente es al Mar de la India. “El desierto florecerá como la rosa“, es la promesa de la Escritura, y el gran crecimiento numérico y extensivo de Israel durante el Milenio, y es profetizado en Isa.60:22. El angosto y estrecho territorio entre el Mediterráneo, el Jordán y el Mar Muerto, difícilmente será suficiente. Una interesante discusión sobre este tema se puede ver en el folleto: “La gloria de todas las tierras“, por C. W. Stevens, S. S. Times Co., Philadelphia.

              LA CIUDAD MILENIAL   Y LA ASIGNACIÓN DEL TERRITORIO

En Ezq. 48:1-35, está expresado el reparto de este territorio entre las doce Tribus de Israel, en dos bandos, extendiéndose de este a oeste, empezando con la Tribu de Dan en el norte, y terminando con la de Gad en el sur. Entre las tribus de Judá y Benjamín hay una porción conocida por Santa Oblación. Este espacio es de 60 millas cuadradas aproximadamente, en el cual estará situada la Ciudad Milenial en el sur, y en el norte estará el templo, ocupando una milla cuadrada. Los sacerdotes y levitas servirán en el templo y en una tierra reservada.

                                                              EL RÍO MILENIAL

El pasaje en Ezeq. 47:1-12 ha sido generalmente espiritualizado como refiriéndose sólo al río de la salvación, las aguas del Espíritu Santo, la cual empezó a fluir en el Día Pentecostés, y en una corriente cada vez más caudalosa que ha traído frescor y frutos al mundo. Sin embargo, en su significado primario, seguramente es la descripción literal de un río fluyendo del Nuevo Templo, hacia el este, y desembocando en el Mar Muerto. Las aguas sanadoras de este río transforman al Mar Muerto de su presente estado salobre, para que así puedan vivir peces allí. Los frutos será producidos en gran abundancia en las orillas del río. El cauce de este río correrá hacia el este (hoy día es imposible) debido al trastorno que ocurrirá en el Monte de las Olivas en el tiempo de la Venida de Cristo (Zac. 14:4 ), haciendo que la montaña se divida por el medio, y se mueva hacia el norte y hacia el sur. El escritor no tiene dificultad en creer que un río literalmente puede fluir por debajo del Templo, porque hasta hace pocos años la ciudad de Springfield (60000 habitantes) ha sido suplida de agua de un gran riachuelo que fluye por debajo de una roca muy cerca de la ciudad. La entera región de Ozarks, en Missouri, está repleta de cuevas en rocas tras las cuales hay ríos subterráneos y manantiales.

PREGUNTAS

  1.  ¿Cuál es el centro de todo propósito redentivo de Dios?
  2.  ¿Cuál es la naturaleza del Reino en el A.T. y en esta presente dispensación de gracia?
  3. Pruebe que Juan Bautista y Cristo ofrecieron un reino espiritual en su primera venida.
  4.  ¿Cuál es la importancia de los términos “Reino de Dios” y “Reino de los  Cielos” en los evangelios?
  5.  ¿Cómo será contestada la oración del Señor en relación con el Reino?
  6.  ¿Qué significa la palabra milenio?, ¿Qué comprende el contenido del término?
  7.  Diga algo de la forma de gobierno.
  8.  ¿Dónde estará el asiento del gobierno mundial?
  9.  Describa la Tierra Milenial en cuanto a su extensión.
  10. 10.  Diga lo que pueda respecto a la Ciudad Milenial y repartición de territorio a Israel.
  11. 11.  Describa el río Milenial.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Dispensaciones (Estudios). Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ESTUDIO DE DISPENSACIONES -XIII-

  1. Zerojustice dijo:

    aunque estoy deacuerdo del milenio… este no es establecido en la tierra. Jamas se menciona el MILENIO EN LA TIERRA sino al contrario en el CIELO puesto que despues de la segunda venida HACENDEMOS A LOS Cielos MIENTRAS SATANAS ESTA CAUTIVO Y PRESO EN UNA TIERRA VACIA Y DESTRUIDA POR EL RESPLANDOR DE SU VENIDA, es ahi donde los salvos estaran 1000 mientras Cristo habre los libros frente a ellos.

    Luego de Mil años la Santa ciudad volvera a la tierra para proseguir su reinado en la tierra donde todos lo no salvos se levantaran del polvo para recibir la justicia de Dios (la muerte segunda).

    En la tierra nueva es donde se cumplira la primesa de que tendremos desendencia y volveran a reproducirse.
    Mientras que en el Cielo seresmo como angeles sin buscar la reproduccion.

    El milenio debe entenderse a la luz de las profecias de DAniel y apocalipsis… y tambien de las promesas a Israel LITERALES se cumpliran espiritualmente en aquellos que son injertados en la vid del señor.

    Puesto que Israel solo es una RAMA MAS de la raiz (Romanos 11) y no es la raiz en si misma.

  2. Zerojustice dijo:

    PD: para otra entrada espero ser mas escritural puesto que voy de pasada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .