¿POR QUÉ NO SANAN?

Marcos Andrés Nehoda   pastor

¿Acaso Dios sana siempre? Muchas personas tienen o han tenido  mucha fe  y viven  en santidad  y, sin embargo, no han sanado. Tal es el caso de  Joni Eareckson. “Después de 43 años de vivir paralizada del cuello hacia abajo y tras la reciente noticia de que ahora tiene cáncer de mama, Joni Eareckson Tada sigue siendo todo sonrisas “. ” Quiero asegurarles que estoy realmente contenta de recibir de Dios lo que Él considere conveniente para mí… ”
“Lo que se escucha de Joni es la Joni real “, dijo Bundy a The Christian Post. ” Es una mujer de gran fe que ha pasado 43 años en una silla de ruedas. No es una mujer que va a pretender con prepotencia que las cosas cambien. Estamos frente a una mujer que verdaderamente comunica pensamientos profundos y personales… no para mostrar algo a la gente, sino porque es quien es ” (*).
Sabemos que Cristo no murió en vano; esto no se discute. Pero si el hecho de estar enfermo un cristiano significara que Cristo murió en vano, al no poder aceptar tal aberración habría que aceptar entonces que los tales no son cristianos verdaderos, porque si lo fueran, hubiesen sido sanados por su herida. Pensamiento o conclusión que es también una aberración;  porque todos sabemos que alguna vez moriremos.
La mayoría de las personas que mueren, lo hacen por alguna enfermedad: ” De los 57 millones de defunciones que se produjeron en todo el mundo en 2008, 36 millones -casi las dos terceras partes-, se debieron, principalmente a enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y enfermedades pulmonares crónicas”. (Datos de la Organización Mundial de la Salud).

Joni y su limitación física no impidieron servir a Dios

¡Está claro que Dios disciplina al creyente, y esto a veces incluye una enfermedad! Pero afirmar que un cristiano no puede enfermarse  a menos que  sea por pecados cometidos es un error conceptual y espiritual (1º Corintios 11.28-32 y Hebreos 12.4-11).
¡Está claro que los creyentes también se enferman sin relación con pecados cometidos y sin relación a una imprudente alimentación! Nos enfermamos porque todavía  nuestro cuerpo no ha sido redimido:”…nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo”. (Romanos 8.23).
¡No podemos generalizar y poner a todos los cristianos bajo las mismas circunstancias! ¡No es justo ni sabio ponerle un cargo de conciencia a quien está padeciendo una enfermedad, juzgando que la padece por algún pecado o imprudencia! En ocasiones, por ejemplo, el hecho de concurrir a un hospital que no ha sido adecuadamente desinfectado puede provocarnos o contagiarnos una enfermedad.
Hay misioneros consagrados a Dios que han contraído paludismo por causa de ir a vivir en medio de la selva… ¿Cristo murió  en vano  por ellos? ¡Claro que no!

El apóstol Pablo comenta:”… a Trófimo dejé en Mileto enfermo” (2° Timoteo 4.20). ¿Por qué no oró por él, conforme a Santiago 5.15? ¿Por qué  lo dejó  enfermo?
Pablo relata:”… me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee…  Y me ha dicho: ‘Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad’. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades…”. (1º Corintios 12.7-9). ¿Por qué Pablo  no sanó  de su azote? ¿Acaso ocultaba algún pecado?
Pablo escribe a Timoteo:”… usa de un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades” (1ª Tim 5.23). ¿Por qué le aconseja a Timoteo que beba un poco de vino por causa  de sus frecuentes enfermedades? ¿Por qué no lo exhortó a renunciar a sus pecados o por qué no le exhortó a no provocarse enfermedades por causa de una inadecuada alimentación? Con respecto al Antiguo Testamento encontramos que Dios  le dio permiso  al diablo para hacer sufrir a Job con la pérdida de sus hijos, de sus bienes y de su salud personal. Sus ‘amigos’ le censuraron al sugerirle que sus males se debían a algún pecado disimulado en su vida  (Job 11.5-6). Ver Lamentaciones 3.37-38.
El apóstol Pedro cita las Escrituras del Antiguo Testamento, cuando dice: “…  quien llevó Él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el Madero… (1° Pedro 2.24).  Se refiere a  Isaías 53.4-6: “Ciertamente llevó Él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados…”
1. Pedro señala que el Señor llevó nuestros pecados.
2. Isaías señala que el Señor llevó nuestras enfermedades.
1. Aunque llevó nuestros pecados, aún seguimos pecando, porque todavía cargamos junto con el nuevo hombre también el viejo hombre, hasta que el Señor Jesucristo venga a arrebatar a Su Iglesia; entonces  seremos como Él es (1º Juan 3.2).
2. Aunque llevó nuestras enfermedades, aun así seguimos enfermándonos, porque todavía cargamos este cuerpo animal, terrenal, que se corrompe, que es carne y sangre, pero que  será transformado en un cuerpo glorioso (1º Corintios 15.44-52).
1.  ¡Jesucristo llevó nuestros pecados! ¿Qué significa esto? Significa que, aunque somos pecadores hemos sido perdonados, justificados y tenemos la esperanza y la promesa de que en un futuro seremos como Él es.
2.  ¡Jesucristo llevó nuestras enfermedades! ¿Qué significa esto? Significa que, aunque ahora nos enfermamos como cualquier ser humano, tenemos la esperanza y la promesa de que en un futuro seremos transformados a su gloria y semejanza.

1. Por esta causa es que, aunque somos del Señor, lamentablemente todavía pecamos algunas veces.

2. Por esta causa es que, aunque somos del Señor, lamentablemente todavía nos enfermamos algunas veces.
(*) Copiado y adaptado de Christian Post.
 http://espanol.christianpost.com/news/joni-eareckson-tada-no-tiembla-ante-cancer-de-mama-381/

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Sanidad Divina. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿POR QUÉ NO SANAN?

  1. Alex Cruz dijo:

    Hay cosas que no entendemos porque no queremos, sabemos que aun como cristianos hay en nosotros EGO, nuestro YO, y yo quiero ser el mas fuerte, el mas inteligente, el mas poderoso, pero si ese ego es la ocación de no heredar el reino de los cielos, y habiendo recibido a Jesucristo como Señor y Salvador, y Dios que sabe como es nuestro corazon mirando que vamos rumbo a la perdicion, mejor nos es perder un ojo, un brazo, un pie y entrar al Reino de los Cielos.
    Dios esta preocupado de salvar nuestra alma no nuestro cuerpo, Así que si con mi cuerpo sano, esbelto, bello, atractivo puedo irme al infierno……….mejor es un estado enfermizo en donde no me pueda vanagloriar de mi misno y SER SALVO POR SIEMPRE Y PARA SIEMPRE AMEEENNN
    Esto es un principio de FE y solo puede ser explicado y entendido para un corazon totalmente entregado a DIOS y a JESUCRISTO.

  2. VICTOR CASIAN MARQUEZV dijo:

    LO QUE PASA ES QUE MI PASTOR DICE QUE SI NO ESTAMOS SANOS ES POR QUE NO NOS SABEMOS APROPIAR DE LA ERENCIA DE JESUS QUE POR SUS LLAGAS FUIMOS SANADOS O PORQUE NO TENEMOS EL NIVEL DE FE SUFICIENTE,,,,,,,,,,Y ENTONCES YO ME PREGUNTO SI YO PADESCO ALGUNAS EMFERMEDADES Y SI NO ME SANO NO TENGO UNA FE MAS FUERTE….-_

  3. Ali dijo:

    Respuestas muy variadas de parte de todos ustedes, quiza no tengan mala intención pero cada uno dice algo distinto afirmando que es lo correcto porque la palabra lo dice o lo dicen estas personas citadas arriba. La pregunta es, ¿Dios no puede darme una respuesta solo a mi en vez de depender de ustedes que me llevan de un lado a otro con tantas afirmaciones que según ustedes son las “correctas”?, afirman que Dios ama a todos, afirman que Dios nos tiene en cuenta a todos, Afirma que dios nos busca independientemente a todos nosotros, cada uno tiene su propio valor, pero al escucharlos solo veo a Dios con ustedes y no con nosotros, ustedes enseñan y nosotros aprendemos, ustedes primero y nosotros segundo, ustedes hablan y nosotros callamos como si no necesitaramos de una palabra personal para cada uno. Es el precio por no poder pensar por nosotros mismos y depender de gente como ustedes, repito, quiza no tengan mala intencion, pero estan equivocados. Sean mas sensibles con las cosas que dicen, es facil aceptar la voluntad de Dios cuando se esta sano, o se vive libre de complejos y temores, o cuando sueños se cumplen, pero hay personas que realmente necesitan escuchar la voz de Jesus PERSONALMENTE porque realmente la pasan mal y estan cansadas de escuchar a gente que les dice, tranquilo, tranquilo si usted esta enfermo es la voluntad de Dios, por favor alegrese, de gloria, salte de alegria. Si es la voluntad de Dios que yo este enfermo y sufra, que sea el que me lo diga tal como se lo dijo a Pablo, y no ustedes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .