MINISTROS ACUSADORES DE SATANÁS

acusadores 1Por Xuan González

Uno de los “ministerios” que ejerce Satanás, el más común, es el de la acusación. La Palabra nos dice que él está día y noche “acusando a los hermanos delante de Dios” (Apocalipsis 12:10). Por tal motivo, Jesucristo, Nuestro Sumo Sacerdote, también está siempre intercediendo delante de Dios. Él, por medio de Su Sangre, ha dejado sin efecto todas y cada una de sus acusaciones y anulado eficazmente todos y cada uno de los alegatos del Difamador, que es otro de los muchos títulos con que es conocido el Diablo.

Vemos esto en una preciosa ilustración del libro de Zacarías, donde se nos representa simbólicamente la acción satánica en contra de Josué, un tipo de verdadero ministro de Dios, en calidad de creyente-sacerdote, elegido por Dios a tal efecto, en los términos espirituales que, a todos los creyentes, Él nos otorga en virtud del Nuevo Pacto o Testamento (1 Pedro 2:9).

<< Me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel de Jehová, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle. Y dijo Jehová a Satanás: Jehová te reprenda, oh Satanás; Jehová que ha escogido a Jerusalén te reprenda. ¿No es éste un tizón arrebatado del incendio? Y Josué estaba vestido de vestiduras viles, y estaba delante del ángel. Y habló el ángel, y mandó a los que estaban delante de él, diciendo: Quitadle esas vestiduras viles. Y a él le dijo: Mira que he quitado de ti tu pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala. Después dijo: Pongan mitra limpia sobre su cabeza. Y pusieron una mitra limpia sobre su cabeza, y le vistieron las ropas. Y el ángel de Jehová estaba en pie.>> (Zacarías 3:1-5, RV60). Vemos como Satanás se sitúa en el plano de la acusación de Josué (muy astutamente a su lado derecho, que en las Escrituras siempre representa el de la justicia), señalando tanto el estado espiritual (las vestiduras viles), como la propia conciencia del creyente, tipificada en una mitra (gorro sacerdotal), que no estaba “limpia” según los reclamos fiscales del Acusador. Algo muy común, que el verdadero creyente siempre experimenta a diario, los ataques del maligno quien señala insistentemente nuestros defectos (reales, imaginarios o infundados), así como nuestro, muchas veces, penoso o poco fructífero desempeño en nuestra misión para con Dios en esta vida, proyectándolos sobre nuestro testimonio personal.

Gracias a Dios, también la Palabra nos señala al Ángel de Jehová (una prefiguración del Cristo no encarnado,) ejerciendo como nuestro Abogado para con el Padre (1 Juan 2:1,2), de pie, ejecutando la prerrogativa y la Autoridad Divina de justificar (vestir con ropas de gala) y de restaurar tanto la conciencia como el oficio sacerdotal del creyente (mitra limpia). ¡Alabado sea Dios por ello! Todo esto, lo lleva a cabo el Bendito Hijo de Dios para nuestro beneficio, y para nuestra paz, en la esfera celestial donde ya estamos a salvo con Él (Efesios 2:6).

Pero en cambio, uno de los mayores logros del Demonio, en este plano terrenal en el que estamos, es que ha sabido introducir este mismo ministerio en la iglesia, a través de “obreros fraudulentos” disfrazados de “ministros de justicia” (2 Corintios 11:13-15); personajes de dudosa o nula catadura moral, investidos de sus mismos ropajes de falsa piedad y autoridad mentirosa, y que también ostentan su misma crueldad a la hora de intimidar y acosar a sus víctimas, generalmente sencillos cristianos que aman al Señor con amor sincero.

Como Jezabel y Acab, son capaces de avergonzar, intimidar y maldecir (1 Reyes 19:2) revestidos de una falsa autoridad que Dios nunca les ha otorgado. Y al igual que el Acusador, estos falsos ministros procuran ejercer su dominio y control sobre las almas, proyectando siempre el dedo acusador sobre la culpa ajena, esgrimiéndolo como su mejor arma.

Para ellos, en la Biblia hay serias advertencias y de su fin nos habla muy claro el propio Señor Jesucristo, desvelándonos a este espíritu oculto en muchas iglesias, al que identifica con el nombre de la antes mencionada Jezabel, la malvada reina que acabó siendo defenestrada por sus sirvientes y cuya sangre terminaron lamiendo sus perros. Un final de estos ministros, y de sus ministerios, muy gráfico e ilustrativo. Así dice el Señor a la Iglesia, advirtiéndonos a todos y a cada uno de los creyentes:

<<Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos. Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación. He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella. Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que YO SOY EL QUE ESCUDRIÑA LA MENTE Y EL CORAZÓN; y os daré a cada uno según vuestras obras.>> (Apocalipsis 2:20-23, RV60).

Tengamos confianza, hermanos y hermanas que sufrimos alguna vez, o aún estamos sufriendo, los ataques del Calumniador. El Señor no se tarda, sino que es paciente para con todos (2 Pedro 3:9).

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Mentira. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a MINISTROS ACUSADORES DE SATANÁS

  1. nidia cortz dijo:

    Ese es es trabajo del enemigo acusarnos de dia y de noche pero tenemos abogado el Senor Jesucristo adelante hermanos el camino no es facil pero nuestra recompense la tenemos con nuestro padre celestial el nos defiende nos Ama con amor Eterno esa es Nuestra Unica Esperanza.El Senor Bendiga a los Pastores que son Fieles y hablan la verdad. Amen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .