¿QUE LAS MUJERES CALLEN EN LA IGLESIA? (PARTE 2)

de José Daniel Espinosa Contreras

taparse-boca1Esta publicación es la continuación al primer artículo de esta serie: ¿Que las mujeres callen en la iglesia? En esta ocasión, analizaremos uno de los pasajes difíciles que, normalmente, se malinterpretan:

«Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice» (1 Corintios 14:34).

Algunos cristianos –generalmente hombres– utilizan este texto para defender la idea de que la mujer no puede enseñar en la Iglesia. Pero, ¿es eso lo que el versículo está enseñando?

Lo primero que me gustaría recalcar es que el apóstol Pablo en ningún momento usa el término «enseñar», ni aquí, ni en los versículos inmediatos. ¿Cómo va el apóstol a prohibir algo que ni si quiera el texto menciona? Y aquí, algunos dirán: «Pues, si Pablo dice que ‘las mujeres callen en las congregaciones’, se supone que tampoco pueden enseñar». Lo interesante es que muchos limitan este imperativo –cállense o guarden silencio–, únicamente, a la enseñanza. Pero, lo que Pablo prohíbe NO es enseñar (del griego «katejéo» usado en el vs. 19), sino hablar (del griego «laleo»). El término griego laleo se utiliza en el Nuevo Testamento unas 300 veces con significados diferentes: «conversar», «hacer preguntas», «discutir», «profesar», «charlar inmoralmente». Ninguna de estas alusiones hace referencia a la profecía u oración. Por tanto, el que dice que la mujer tiene prohibido enseñar por este pasaje, simplemente, está diciendo algo que el texto no dice, pues el fin de la profecía es: «que todos aprendan, y todos sean exhortados» (14:31), lo cual, requiere enseñanza. Y si el versículo es entendido como un mandato absoluto para toda mujer, de toda generación, de cualquier iglesia, entonces, ninguna mujer podría abrir la boca en la congregación. Y no sólo para enseñar, sino también para cualquier otro tipo de conversación. Sí, a esto es lo que conduce una interpretación literalista –que no tiene en cuenta el contexto histórico-gramático–.

Sin embargo, si tenemos en cuenta el contexto, inmediatamente nos damos cuenta de que esa no era la intención de Pablo. En la misma epístola, Pablo anima a las mujeres a profetizar y orar en público, siempre que lo hagan con el debido orden (11:1-5). Pero, ¿no debían las mujeres estar calladas? No, no es eso a lo que Pablo se refería. De hecho, en el mismo capítulo del texto en cuestión, se da por sentado que las mujeres profetizan en la asamblea con el reiterado «todos» de los versículos 14:23-24 y 31, además del «cada uno» en el vs. 26. Lo que es indudable es que las mujeres de Corinto profetizaban en la iglesia y Pablo recuerda que «el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación» (14:3). Curiosamente, «la edificación», «exhortación» y «consolación» están estrechamente relacionadas con la enseñanza. Tanto es así que el vocablo «edificación» significa literalmente: «construir», «edificar», y está estrechamente relacionado con la enseñanza (Efesios 2:20; 4:12; etc.). Éste, ya sería argumento suficiente para demostrar que las mujeres sí podían enseñar, pero, ¡hay más!

Sin duda, la clase de comportamiento que Pablo prohibió en las mujeres, es aquel que causaba disturbios en cualquier congregación. Debido al analfabetismo de la mujer del primer siglo, éstas hacían muchas preguntas, interrumpiendo el desarrollo normal del culto. De hecho, se cree que las primeras reuniones cristianas estaban organizadas a la forma de la sinagoga judía –donde las mujeres estaban a un lado y los hombres al otro–, por lo que hacer preguntas interrumpiría bastante el curso normal de la liturgia.

Lo importante es recordar que en este capítulo, Pablo está intentando poner orden en el culto público, como acto de reverencia a Dios. Orden para hablar en lenguas, orden para hablar en profecías y orden para el problema del analfabetismo femenino. La misma cultura del siglo I, tanto judía como gentil, no permitía que las mujeres hicieran mucha bulla en las reuniones públicas. Pablo simplemente sigue las normas de su cultura: «como también la ley lo dice». Curiosamente, la ley (Torá) no dice nada de esto. Entonces, ¿a qué ley se refería Pablo? El reconocido exégeta, Gordon Fee, ha hecho la siguiente apreciación: «Primero, cuando Pablo apela a ‘la Ley’ siempre cita el texto (p.ej. 9:8; 14:21), generalmente para apoyar un punto que él mismo establece». Sin embargo, Pablo hace aquí referencia a «la ley» sin citar el texto original, lo cual es una clara indicación de que se refiere a una «ley» diferente a la dada por Dios. Seguramente, a la ley judía –creada por hombres judíos–. De hecho, existen pruebas que lo avalan, como refleja el judío Flavio Josefo al decir: «La mujer, dice la Ley, es en todo inferior al hombre. Por lo tanto, que sea sumisa».

Resulta sugerente la exhortación de Pablo en 1 Corintios 14:31 «Porque podéis profetizar TODOS [esto incluye a hombres y mujeres] uno por uno, para que TODOS APRENDAN [esto incluye a hombres y mujeres], y todos sean exhortados». ¿O es que se nos ha olvidado que también había mujeres profetisas en Corinto? Sí, el pasaje enseña que los hombres pueden aprender de las mujeres.

Después de todo esto, me pregunto, ¿Cómo puede contradecirse Pablo afirmando que las mujeres pueden enseñar y profetizar, pero por otro lado, decir que guarden silencio? Pues bien, la contradicción no se encuentra en la Biblia, sino en el intérprete. Y es que la petición de Pablo, a que las mujeres guarden silencio, no tiene un sentido absoluto, sino que debe entenderse dentro de un contexto específico, pues esas palabras fueron dirigidas a unas personas específicas, en un tiempo concreto, en unas situaciones y circunstancias únicas.

Me ha resultado cautivadora la apreciación que un querido profesor de teología ha hecho sobre el texto de 1 Corintios 14:35 «Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación». Cito textualmente sus palabras: «Noten la innegable conexión entre “aprender” y “hablar”. Así pues, la única clase de habla que Pablo restringe en este pasaje, es la de hacer preguntas. Ambas, tanto preguntas de apertura como las basadas en la ignorancia. Por tanto, la petición de Pablo a las mujeres de guardar silencio no tiene un sentido absoluto. Es una corrección al problema en específico. Esto es lo que extraemos del contexto. En lugar de clamar públicamente por explicaciones, las mujeres deben aprender de sus maridos en la casa. No obstante, cuando se refiere a hablar en la reunión para edificación de la iglesia, les pide a todos que hablen con libertad (1 Corintios 11:5; 14:26, 31)».

Barclay reconoce que: «No cabe duda que sería un error injustificable el sacar estas palabras de su contexto e imponerlas como una regla universal para la iglesia».

Ahora, usted puede sopesar si las evidencias textuales y contextuales favorecen a que este texto es una prohibición a la enseñanza de las mujeres o, si por el contrario, es una solución que el apóstol da a una iglesia en específico, debido a unos problemas concretos y en un tiempo determinado. A mi juicio, lo primero supondría una renuncia al uso de mi razón, de mi conciencia y del contexto bíblico. Además, sería un rechazo a la exégesis seria, pues el simple uso y significado de los vocablos griegos me convence de lo contrario. Así mismo, debería hacer la vista gorda al resto de pasajes bíblicos que claramente indican que las mujeres enseñaban a los hombres –los cuales serán mencionados en el próximo artículo–. Por último, tendría que obviar la evidencia empírica, pues la experiencia me ha demostrado que Dios usa a las mujeres como grandes predicadoras y maestras y, para mayor inri, el Señor bendice sus ministerios.

Como sé que algunos estarán pensando que con esto, estoy defiendo el pastorado, apostolado, o cualquier otro «ado» de la mujer, he de decir que lejos está de mi esa intención. Con esta publicación, me limito a hacer una apología de la enseñanza de la mujer. Nada más, ni nada menos.

En los próximos días, Dios mediante, publicaré el tercer artículo sobre este tema. Para esta vez, trataré el pasaje de 1 Timoteo 2:11-13 que, parece ser, causa aún más controversia.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en callar, Mujer. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a  ¿QUE LAS MUJERES CALLEN EN LA IGLESIA? (PARTE 2)

  1. raulfierro dijo:

    Aquí les pongo un tema, a ver si se logra enderezar el entendimiento de aquellos que de “buena fe” esán en el error de creer en el feminismo y doctrina perversa de supuestas reivindicaciones:

    El Patriarcalismo.

    Raul Fierro

    Desde la mitad del siglo pasado, ciertas organizaciones y partidos políticos que dicen “defender” derechos humanos, impulsaron la desestabilización del sistema que sostuvo los pilares de la sociedad humana durante todos los siglos, la familia, la moral y la fe en Dios, el Patriarcalismo.

    Pero no solo estas organizaciones y partidos políticos, también sus opositores que dicen defender la “libertad”, la llamada derecha y el sistema capitalista, pues TODO el sistema terrenal, está bajo el despiadado imperio del monetarismo y la mentira.

    Para entender cabalmente el sentido original y verdadero del Patriarcalismo, debemos saber que los Patriarcas eran HOMBRES Y MUJERES EJEMPLARES, de los cuales el mundo no era digno.

    Detrás de sus detractores, la calumnia del humanismo y sus bastardos, el comunismo y el femenismo, está la artera estrategia del mismo Diablo, que por intermedio de aquellos que solo piensan en lo terrenal, entre los cuales los falsos profetas ocupan el primer puesto, raptan de su contexto los textos bíblicos, inventando y mintiendo, diriguiendo su discurso a ignorantes, gentes livianas de pensamiento, cuyas vidas giran solo en torno a lo material, cuyo dios es el vientre.

    Los resultados del bombardeo incesante de las bases del Patriarcalismo, ha desembocado en la legalización a nivel mundial del desafuero, y los resultados están a la vista, entre los cuales podemos nombrar:

    la proliferación del DIVORCIO, LAS LIBERALES FORMAS MODERNAS DE CONVIVENCIA DE LA PAREJA HUMANA, EL ABORTO, EL HOMOSEXUALISMO, LAS DROGAS, que han producido un relajo y un desate de las pasiones humanas.

    Esto ha traido consigo la actitud cada vez mas despiadada del ser humano, en todos los campos, también en la destrucción del medio ambiente, los bosques y selvas, los mares y oceanos, así como el aire y la capa de ozono, fenómenos que están llevando al planeta al borde del abismo.

    Para un mundo corrupto y licencioso, degenerado, lleno de injusticia y mentira, dónde muchos hombres han abandonado el uso natural de la mujer, encendiéndose en lascivias y desatando sus bajas pasiones, hombres con hombres, las mujeres no han actuado distinto. Ambos necesitan del orden de Dios, del Patriarcalismo.

    Quiero hacerte solo un comentario. El Señor Jesucristo dijo que que “árbol” se conoce por su fruto, ¿no? … y bien, DIME:

    ¿CUALES SON LOS FRUTOS DE LA ABOLICIÓN DEL PATRIARCALISMO? …

    Lo que pocos saben, es que el sistema patriarcal es el sistema mismo de Dios. Para entenderlo debo recordar que los Patriarcas eran HOMBRES Y MUJERES EJEMPLARES, de los cuales el mundo no era digno.

    ¿CONOCES LOS MANDAMIENTOS DE DIOS? …

    La mentira en contra del Patriarcalismo, el sistema de Dios, es hacer creer que el Patriarcalismo es injusto, PERO, en Dios no hay injusticia, de manera que cuando hablas lo que no sabes, o lo que te han contado, o lo que te parece, por LA MANIPULACIÓN DE LA INFORMACIÓN QUE HAY EN ESTE MUNDO, calumnias su sistema, estás calumniando a Dios.

    Y es cierto que Dios pone frontera a la mujer, pero no solo a la mujer, también al hombre y a los hijos, solo QUE TU NO LO SABES … por lo que debes leer e INFORMARTE.

    Hay una razón por la cual es necesario que la mujer tenga una frontera, lo mismo que el hombre, pero esto no es fácil explicarlo a quienes han perdido el sentido común, pues se ha de ver en su contexto, y cada uno en su rol natural.

    EL TRASPASO DE ESTE ORDEN … al traspaso del patriarcalismo, le ha sucedido la destrucción de la familia y de la moral … ESA ES LA VERDAD, y cualquiera que use de sensatez y de cordura, entenderá que el mandamiento de Dios, así como la creación y su ordenamiento, son perfectos.

    Dios te aumente

    … entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada …

    http://perspectivacristiana.mforos.com/1982256/10779091-el-patriarcalismo/

  2. Hay 4 palabras griegas para callar o hacer silencio SIOPAO es una palabra fuerte, tipo militar, YA CALLATE! FIMOO, que signirifa PONTE UN BOZAL EN LA BOCA ninguna de estas palabras emplea Pablo en 1 Corintios 14:34 eMPLEA SIGAO que signfica USTED TODO LO COMENTA ES PREFERIBLE QUE SE CALLE. eXISTIAN EN cORINTO ALGUNAS MUJERES QUE HABLABAN DEMASIADO. Era preciso ponerlas en orden. En primero Timoteo 2:12’13 se emplea JESUKIA para indicar que las mujeres han de esperar la oportunidad de enseñar cuando el pastor asi lo estime conveniente.

  3. raulfierro dijo:

    Hola Luis, la paz de Cristo.
    No es mi intención ponerte en mal pie, pero mje recorde de un tema que escribí hace un tiempo, pues es MUY NECESARIO: El español es suficiente para que entendamos … si en verdad queremos, porque el Espíritu Santo es nuestro guia e intérprete .. créelo !!!

    Todas, todas las mujeres no están impedidas de enseñar … a veces aparece una Débora, pero esto NO es la regla, sino una excepción MUY excepcional. Ocurrió cuando el pueblo de Israel se fue tras otros dsioses una y otra vez, PEROOOO … sabe alguno la historia de Débora ??? … je je je, varias veces que me la hyan nombrado, al enfrentar a quien, desviado por Satanás ha recibido la mentira manipulada para que crea en el error, resulta que NO CONOCIA LA HISTORIA.

    LEAMOS:

    JUECES 4
     
    4 Gobernaba en aquel tiempo a Israel una mujer, Débora, profetisa, mujer de Lapidot; 5 y acostumbraba sentarse bajo la palmera de Débora, entre Ramá y Bet-el, en el monte de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a juicio. 6 Y ella envió a llamar a Barac hijo de Abinoam, de Cedes de Neftalí, y le dijo: ¿No te ha mandado Jehová Dios de Israel, diciendo: Ve, junta a tu gente en el monte de Tabor, y toma contigo diez mil hombres de la tribu de Neftalí y de la tribu de Zabulón; 7 y yo atraeré hacia ti al arroyo de Cisón a Sísara, capitán del ejército de Jabín, con sus carros y su ejército, y lo entregaré en tus manos? 8 Barac le respondió: Si tú fueres conmigo, yo iré; pero si no fueres conmigo, no iré. 9 Ella dijo: Iré contigo; mas no será tuya la gloria de la jornada que emprendes, porque en mano de mujer venderá Jehová a Sísara. Y levantándose Débora, fue con Barac a Cedes. 10 Y juntó Barac a Zabulón y a Neftalí en Cedes, y subió con diez mil hombres a su mando; y Débora subió con él.
     
    … JE JE JE … Débora sabía mejor cual era su lugar …

    Ahora quiero que todos lean este buen enlace:

    http://perspectivacristiana.mforos.com/1969642/10576026-el-griego-el-arameo-y-el-hebreo/

    Dios les aumente

  4. FRANK LATIMER dijo:

    Una cosa está clara… calladas no han estado nunca en ninguna parte,es obvio que oran , profetizan y cuando abran la biblia… en un púlpito…en vez de enseñar (si saben mas que el hombre) …..podemos llamarlo compartir …..y todos contentos , ellas hacen lo mismo y nosotros no nos sentimos como Urias heteo ,yo por mi solo no soy capaz de hace callar a dos hijas y una esposa , una empezara ahora 4º de filología clásica y ya tiene ganas de hacerme callar ella a mí …así que no les puedo dar recetas ,pero si les aseguro que el gobierno de la casa y de la iglesia es algo que no admite el ir a medias ni al lado …cabeza es cabeza…cuerpo es cuerpo , es una ilustración que Dios hace de su relación con la iglesia como cabeza …de su futura esposa ..-
    Moises le estropeó a Dios una ilustración al golpear dos veces a la ROCA , que como sabemos es tipo de Cristo que solo sería sacrificado una vez , recibió una orden para ilustrar un plan de Dios, estropeó la ilustración al golpearla dos veces PORQUE le hartaron y eso que era hombre manso mas que ninguno en la tierra ( hay gente que le quita la paciencia al mas santo )…EN RESUMEN …
    A DIOS NO LE GUSTO QUE LE ESTROPEASE LA ILUSTRACIÓN …Y SE QUEDO SIN ENTRAR EN CANAAN…ANDEMOS CON POCAS BROMAS Y LENGUAS MUERTAS Y CÁTEDRAS DE ARAMEO Y ETRUSCO …JUGANDO AL ENTENDIDO …Y VAMOS A VER SI NO LE ESTROPEAMOS AL SEÑOR LA ILUSTRACIÓN …(precisamente con su desposada …siendo el la cabeza a la que su esposa se sujete )…..
    Y …YA VEREMOS COMO SE LO TOMA SIENDO LATINO MEDITERRÁNEO .
    NO ANDEN FASTIDIANDO LA RELACIÓN CABEZA CUERPO .porque eso ya es otra cosa y es cimiento de la obra del Señor que EL compró con su sangre………..
    OJO…….que a todos estos entendidos se les ve venir de lejos …y el objetivo y la diana …no es el hablar de la mujer ..sino hacer callar la autoridad del hombre como cabeza…van poquito a poquito …al estilo de Billy Graham…el plan es ecuménico y no tienen prisa…
    PRIMERO …. LA …A ….Y LUEGO LA ….B…
    ….a por el patriarcado …a acabar con lo que queda de el.
    AVISADOS ESTAMOS Y YA VIMOS COMO LO HAN MONTADO LOS MAESTROS DE ESTOS ……………..¿ O TODAVÍA NO ?
    ESPERO QUE POR SER COLOQUIAL … MI LENGUAJE NO SEA OFENSIVO —si lo ven feo me dicen y cambio de expresión…puedo ser muy serio y muy aburrido
    DIOS LES BENDIGA.

  5. JOSE MAYORGA dijo:

    es interesante leer sus comentarios, pero también quiero comentar algo y es lo siguiente: este asunto tiene que ver con lo cultural, las mujeres en el tiempo que hablamos no tenían derechos, y aunque hubiesen estudiado no podían entender el evangelio de Jesucristo, pero deben de recordar que los fariseos y otros personajes del sexo masculino, conocían de los escritos y de cultura contemporánea, historia, filosofía y muchas otras cosas, y no entendieron el evangelio, pero, las mujeres que acompañaron a Jesús, aprendieron del mejor maestro, y conocían de la materia, pero la Biblia, no habla de ellas mas que en una reseña, además de ello, recibieron mayor conocimiento, carácter y así mismo el Espíritu Santo les iluminó, el “camino”. las mujeres de las que habla Pablo en la Biblia, no conocían de las enseñanzas del evangelio, las conocieron en “ese momento”, y su curiosidad se “destapo” todas querían una explicación, querían saber lo que es lo que les decían, nadie podía callarlas y posteriormente cuando conocieron un poco más, ya querian demostrarlo, “profetizaban y hablaban en “lenguas angelicales” (porque idiomas no era), ya lo vemos que las que más hablan “lenguas” en los templos, son las mujeres.
    era pues un asunto de orden, no de preceptos o de leyes, las que estaba implementando Pablo.
    los que entendemos sabian del evangelio eran los hombres pero es por su familariedad con la educacion.
    no podemos hablar con lijeresa del feminismo en la iglesia, es una “hermandad” dañina y perversa en sus propias definiciones y en la iglesia no deben de estar asi mismo ninguna de estas “organizaciones”, debemos tratarlas como una infeción en el cuerpo de la iglesia.
    hoy la mujer pastorea una iglesia, pero a la verdad, dejan mucho que desear en sus funciones.

    bendiciones!

    • wamvar dijo:

      Jose Dios le bendiga; algo que me llamo la atencion de su comentario es la parte donde escribe: “este asunto tiene que ver con lo cultural” esto significa que la Biblia es inexacta ya que muchas cosas no se aplican a mi cultura, y por ende la Palabra de Dios no es la misma ayer, hoy y siempre (lo cual decirlo seria una erejia) y que diremos a: 2 Timoteo 3:16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarg:uir, para corregir, para instruir en justicia, (por lo cultural desecharemos la palabra de Dios? NO) deberiamos desechar esta parte tambien ya que por cosas de cultura no aplica a nosotros ciertos versiculos Biblicos…… Ahora bien si en las iglesias de Dios se quitaran de sus mentes el problema torcido y retorcido del dominio; tal como: quien manda, quien es mas o yo mando y dejaramos que el Señor nos limpie el corazon de ese orgullo mirariamos mejor estos versos; dejemos de medir mundanalmente el hecho de estar al frente en una congregacion, si no al reves, Mateo 20:26 Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, asi que si Dios dice que el hombre es la cabeza vasta, punto y final, si Dios dice que la mujer calle, no te pongas a pleitar con El, solo calle! ya es ora de que empezemos a vernos (sea mujer u hombre) como esclavos del Señor y en muchas ocasiones el hombre calle tambien, pero esto solo se puede entender cuando tratas de servir a Dios y no a los sentimientos; pero si en su congregacion se le permite a la mujer ejercer autoridad sobre el varon, sigalo haciendo; Con todo eso, si alguno quiere ser contencioso, nosotros no tenemos tal costumbre, ni las iglesias de Dios.

  6. Angel dijo:

    Quizás a alguno le sirva, es un estudio que encontrarás en Internet

    El ministerio de la mujer en la Iglesia

    ¿Igualdad absoluta del hombre y la mujer desde Génesis?
    ¿Llamada la mujer “también a la estatura de Cristo”?

    ¿Está la mujer “justo a la altura del varón en cuanto a potencial en Cristo Jesús”?

    Víctor M. aborda estos puntos.

    Intercalamos comentarios en su carta.

    Enfocamos la organización de Dios para toda su creación.
    Rangos y roles distintos aun entre los miembros de la Deidad misma.
    También entre los ángeles y los seres humanos.
    La naturaleza benévola de la organización divina. 

    “Apreciables señores, he recibido su correo y me ha sido sorpresa el tema a que se refieren sobre el ministerio de la mujer. Desconozco al Dr. Caballero y estoy fuera de lugar para tomar criterio analítico al respecto.”

    -Aclaración. El Sr. Víctor alude al estudio sobre “El ministerio de la mujer” escrito por el Dr. Pablo Caballero y analizado por nosotros en… http://www.editoriallapaz.org/mujer_intercambio_doctorCaballero.htm.  
    “Estoy muy motivado a aprender sobre el tema ya que en mi congregación, la tendencia es a sustentar la igualdad entre ambos géneros de entre los seres humanos. Nuestro argumento es soportado desde Génesis (sobre la ayuda idónea para el hombre), interpretando que la mujer está justo a la altura del varón en cuanto a dignidad y potencial en Cristo Jesús y que está llamada también a llegar a la estatura de Cristo.”

    -Comentarios nuestros.
    1.  Estimado Víctor, me solidarizo con su apreciación según la que “la mujer está justo a la altura del varón en cuanto a dignidad y potencial en Cristo Jesús y que está llamada también a llegar a la estatura de Cristo”. Dios nos libre de restar a la mujer los privilegios, bendiciones y derechos que el Creador mismo la otorga. Sin duda, ella está a la altura del varón en muchos aspectos vitales. Por ejemplo:
    a)  Ella también es alma de Dios, creada a imagen y semejanza de Dios (Génesis 1:26-27), y por consiguiente, posee la misma dignidad que el varón. Desde luego, ambos tienen dignidad solo si viven conforme al propósito y la voluntad del Creador para ellos.
    b)  El espíritu de la mujer procede de Dios, al igual que el del hombre.
    c)  La mujer tiene el mismo derecho a la salvación eterna que el varón.
    d)  Tanto la mujer como el hombre poseen la facultad de “conciencia” y tienen “libre albedrío”.
    e)  Sus facultades intelectuales y de raciocinación son iguales, aunque difieran algo en términos de apreciación o enfoque.
    f)  La mujer “está llamada también a llegar a la estatura de Cristo”, como dice usted, si por esta expresión usted quisiera decir que la mujer cristiana, al igual que el varón cristiano, está llamada a la madurez espiritual, a perfeccionar su santidad, a adquirir el “conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual” (Colosenses 1:9). Estudiamos con más detenimiento esta expresión en el numero “6” de estos comentarios.
    2.  Sin embargo, absoluta igualdad entre ambos géneros no la veo en la Palabra de Dios, ni siquiera en el Edén antes de la caída en pecado. Veamos.
    a)  “Adán fue formado primero, después Eva”, dice el apóstol Pablo en 1 Timoteo 2:13, basando su afirmación en los hechos de la creación relatados en Génesis 2. “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra…” Luego, “dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él” (Génesis 2:7, 18). El hombre y la mujer no son creados en el mismo instante, y por consiguiente, en el aspecto de “precedencia de creación” no son absolutamente iguales.
    -“Precedencia. (Del lat. praecedentĭa). f. Anterioridad, prioridad de tiempo. 2. Anteposición, antelación en el orden. 3. Preeminencia o preferencia en el lugar y asiento y en algunos actos honoríficos. 4. Primacía, superioridad.” (Diccionario de la Real Academia Española en Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos)
    b)  El primer hombre fue formado “del polvo de la tierra”. En cambio, la primera mujer fue formada “de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre” (Génesis 2:7, 22). La primera mujer fue “llamada Varona, porque del varón fue tomada” (Génesis 2:23).
    c)  Aun antes de crear a la mujer, el mismo Jehová Dios fija un aspecto particular de la relación entre el hombre y la mujer, identificando el rol de la mujer como “ayuda idónea”.
    -“Ayuda. (De ayudar). f. Acción y efecto de ayudar. Persona o cosa que ayuda.”
    -“Ayudanta. f. Mujer que realiza trabajos subalternos, por lo general en oficios manuales.”
    -“Ayudar. (Del lat. adiutāre). tr. Prestar cooperación. 2. Auxiliar, socorrer. 3. prnl. Hacer un esfuerzo, poner los medios para el logro de algo.  4. Valerse de la cooperación o ayuda de alguien.”
    (Definiciones del Diccionario de la Real Academia Española, en Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.)
    Un ayudante o una ayudanta no es igual en todo sentido a la persona que él o ella ayudan. En el contexto de la creación original, Adán no es la “ayuda idónea” de Eva sino viceversa. En todo aspecto espiritual, moral e intelectual Eva es igual a Adán, pero no lo es, según nuestro entendimiento hasta el momento, en todo aspecto de roles, organización o autoridad. De haber Jehová Dios creado a los dos absolutamente iguales, demás hubiese sido haber introducido el factor de “ayuda idónea”. “Varón y hembra los creó” (Génesis 1:27), y no de un solo sexo. Físicamente, eran diferentes, y siguen siendo los dos sexos diferentes hasta el sol de hoy. Corporalmente, el varón es más robusto que la hembra. Él es más alto, pesado y fuerte que ella. La voz de él es muy distinta a la de ella. Él es proveedor y protector; ella es su “ayuda idónea”. Bella y muy significativa relación a nuestro parecer, y la obvian los seres humanos con repercusiones desagradables para ambos sexos y la sociedad de los humanos en general.
    3.  Después de la caída en pecado, se pronuncian distintas maldiciones para el hombre y la mujer. “A la mujer dijo” Jehová Dios: “Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor dará a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti” (Génesis 3:16). Si implica que antes de la caída Adán no se enseñoreara de Eva. Después de la maldición dictada para ella por Dios, Adán se enseñorearía de su esposa. ¿Absoluta igualdad entre ellos? ¡De modo alguno!
    -“Enseñorear. tr. Dominar algo. 2. prnl. Hacerse señor y dueño de algo.” (Diccionario de la Real Academia Española, en Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.) De manera que la absoluta igualdad es imposible que la haya donde el uno se enseñorea del otro, cualquiera sea el grado o tipo de señorío.
    -Jesucristo no anuló la maldición pronunciada por su Padre en Génesis 3:16. En sus preñeces, la mujer sigue sufriendo “dolores”, aun “en gran manera”, pese a los beneficios de la medicina moderna. En cuanto al “señorío” del varón sobre la mujer, el Espíritu Santo dice que “el varón es la cabeza de la mujer” (1 Corintios 11:3). Según el evangelio del Señor, en el matrimonio “el marido es cabeza de la mujer” (Efesios 5:23). “Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor” (Efesios 2:22). Desde luego, esta relación no abre paso al señorío duro, sin amor o compasión, de parte del esposo. Muy al contrario, el marido ha de amar a su mujer “como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella… Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos” (Efesios 5:25-28).
    4.  Entre los discípulos de Cristo durante su ministerio terrenal, las mujeres que creían en él hacen el rol de “ayudantas”, no tomando nunca para sí el rol de “predicadora, pastora o apóstol” ni autorizándolas el Señor Jesús a que lo hicieran.
    a)  “Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él, y algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades: María, que se llamaba Magdalena, de la que habían salido siete demonios, Juana, mujer de Chuza intendente de Herodes, y Susana, y otras muchas que le servían de sus bienes” (Lucas 8:1-3). Jesús y los doce apóstoles predican. Las mujeres no predican sino que sirven al Señor de sus bienes.
    b)  Al llevar José de Arimatea el cuerpo de Cristo a la tumba, “las mujeres que habían venido con él (con Jesús) desde Galilea, siguieron también, y vieron el sepulcro, y cómo fue puesto su cuerpo…” El primer día de la semana, vienen al sepulcro, hallándolo vacío. Perplejas ellas, “he aquí pararon junto a ellas dos varones con vestiduras resplandecientes, y como tuvieron temor, y bajaron el rostro a tierra, les dijeron: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?” Entonces, “María Magdalena, y Juana, y María madre de Jacobo, y las demás con ellas” van y cuentan a los apóstoles lo sucedido. Lucas 23:50-56; 24:1-12.
    (1)  Estos hechos no significan que de repente las mujeres creyentes fuesen autorizadas por Dios a ser “pastoras, predicadoras o apóstoles”. No significan que Dios alterara, a causa de aquellos sucesos particulares,  su organización para la humanidad y la iglesia, eliminando la ley conforme a la que “el varón es cabeza de la mujer”, pues esta pauta seguía vigente durante el tiempo apostólico, según 1 Corintios 11:3.
    (2)  Tampoco significan estos hechos que las mujeres creyentes fuesen favorecidas hasta por encima de los apóstoles. Su propósito de llegar “muy de mañana” al sepulcro era ungir el cuerpo de Jesús con “las especias aromáticas” y “ungüentos” que habían preparado. Deseaban seguir sirviendo. No esperaban encontrar al sepulcro vacío. Cristo había dicho que resucitaría, pero la fe de aquellas mujeres en esta promesa no fue mayor que la de los apóstoles. Siendo ellas las primeras personas en acercarse al sepulcro aquel “primer día de la semana, muy de mañana”, naturalmente eran las primeras en hallarlo vacío, y por ende, las primeras a ser informadas de la resurrección de Jesucristo. Al dar “nuevas de todas estas cosas a los once, y a todos los demás” (Lucas 24:9), hacían lo que puede hacer cualquier mujer creyente, a saber, compartir tanto con hombres como con mujeres las buenas noticias de la resurrección del Señor. De modo alguno se implica que tomaran un estrado para “predicar”, a la manera de “pastoras o reverendas” de actualidad. Certeramente, las acciones de aquellas mujeres no asienten precedente para tener a “pastoras o reverendas” sobre congregaciones del pueblo de Dios durante la Era Cristiana. Interpretar que aquellas mujeres fuesen más espirituales, más entregadas, más sabias o más aptas para ministerios que los mismos apóstoles lo hace solo quien obvia las circunstancias de aquellos eventos. O lo hace quien busca desesperadamente justificación para “pastoras en la iglesia”, haciendo caso omiso de contextos y hechos.
    c)  Ninguna mujer figura entre los apóstoles nombrados por Jesucristo.
    d)  Ninguna mujer figura entre los “otros setenta” enviados “de dos en dos delante de él a toda ciudad y lugar adonde él había de ir” (Lucas 10:1-20).
    5.  Establecida la iglesia de Cristo en el día de Pentecostés del año 33 d. C. (Hechos 2), y cumpliendo los apóstoles su ministerio, las damas creyentes siguen ejerciendo su rol de “ayudantas”. Revisando cuidadosa y exhaustivamente todo el Nuevo Testamento, no encontramos ejemplo de siquiera una “pastora” frente a una congregación o “movimiento”. Ninguna mujer funciona como “reverenda” o “apóstol” en las congregaciones establecidas por los apóstoles.
    a)  La “hermana Febe” era “diaconisa de la iglesia en Cencrea” (Romanos 16:1). “Diaconisa” y “diácono” son traducciones del griego diakonos o sus variaciones. Según el reconocido lexicógrafo Henry Thayer, el vocablo significa “uno que, en virtud del oficio asignado a él por la iglesia, cuida de los pobres y está a cargo del dinero colectado para el uso de ellos, administrándolo”. El verbo griego diakoneo significa “ministrar a otro; ejecutar servicios ministeriales”; “servir a una mesa, ofreciendo alimento y bebida a los invitados”; “suplir alimento y las necesidades de la vida” (Léxico griego-inglés del Nuevo Testamento. Joseph Henry Thayer, D. D. American Book Company, New York. Páginas 137 y 138. Traducción de HSA). “Diaconisa” no es, pues, sinónima de “pastora”. “Servir” es el rol de la diaconisa en la iglesia, y no el de ser “pastora de una congregación”. El apóstol Pablo testifica de Febe: “ella ha ayudado a muchos, y a mí mismo” (Romanos 16:2). ¿Se da cuenta usted, estimado Víctor? “HA AYUDADO.” Pablo no dice que Febe fuera “pastora de la iglesia en Cencrea”. Tampoco dice que ella desempeñara el papel de “apóstol” o “predicadora a las masas”. AYUDAR es la obra de diaconisa, y AYUDAR es lo que hacía la hermana Febe.
    b)  Priscila colaboraba con su esposo Aquila, y además con el apóstol Pablo, “en Cristo Jesús” (Romanos 16:3). Acerca de María, de la iglesia en Roma, Pablo escribe que ella “ha trabajo mucho entre vosotros” (Romanos 16:6). También nombra a otras damas de aquella congregación por sus destacadas contribuciones a la causa de Cristo: a “Trifena y Trifosa, las cuales trabajan en el Señor”; a “la amada Pérsida, la cual ha trabajado mucho en el Señor” (Romanos 16:12). Escribiendo a la iglesia en Filipos, Pablo atestigua que Evodia y Sintique “combatieron juntamente conmigo en el evangelio, con Clemente también y los demás colaboradores míos” (Filipenses 4:2-3).
    -Desde luego, la mujer cristiana de aquel Siglo I podía colaborar, trabajar mucho y combatir “en el evangelio”  de muchas maneras sin jamás actuar como “pastora” o ejercer “dominio sobre el hombre” (1 Timoteo 2:12). Podia…
    -Enseñar el evangelio a otras mujeres, entrando donde el hombre no podía entrar o donde no le convenía entrar.
    -Enseñar en las casas y en las calles no solo a mujeres sino  también a hombres, sin treparse a tribuna pública alguna. Priscila colabora con su esposo Aquila, instruyendo los dos al elocuente Apolos “más exactamente el camino de Dios”. No lo hicieron delante de un público sino que “le tomaron aparte” (Hechos 18:24-28).
    -Brindar su casa para las reuniones de la iglesia, cosa que hacía Priscila (Romanos 16:3-5; 1 Corintios 16:19) y “María la madre de Juan” (Hechos 12:12-17).
    -Asistir a los varones cristianos que proclaman el evangelio, brindándoles alojamiento y comida, obra que hizo Lidia de Tiatira (Hechos 16:14-15).
    c)  Profetisas había en la iglesia del Siglo I (Hechos 20:9; 2:17), pero ningún ejemplo de alguna que estuviera frente a una congregación en el rol de “pastora”. Hacía falta el ministerio de las profetisas para así llevar mensajes espirituales a todas las demás mujeres dondequiera que estas se encontraran, obra que los varones no siempre podían efectuar sin causar tropiezos, escándalos o aun confrontaciones violentas por las normas o tabúes en vigor en aquellas sociedades. Ahora bien, el don de profecía cesó cuando llegó “lo perfecto”, es decir, la plena y perfecta revelación de “toda la verdad”, de todo el conocimiento divino contenido en el Nuevo Testamento, de toda profecía (1 Corintios 13:8-13; Juan 16:13; Apocalipsis 22:18-19). (Sobre la cesación de los dones sobrenaturales hay numerosos estudios en http://www.editoriallapaz.org.) Así que, las mujeres del presente que reclaman ser “profetisas enviadas por Dios” no lo son en realidad. Nada nuevo pueden añadir a “la fe que ha sido una vez dada a los santos” (Judas 3), y por consiguiente, cualquier “revelación, sueño o profecía” que pretendan añadir ha de calificarse de “falso”. El Nuevo Testamento fue revelado en su totalidad y ratificado durante el tiempo de los apóstoles, y tengamos presente que “Un pacto, aunque sea de hombre, una vez ratificado, nadie lo invalida, ni le añade” (Gálatas 3:15).
    d)  Efectuando Pablo y Bernabé sus obras evangelísticas, “constituyeron ancianos en cada iglesia” (Hechos 14:23). “Ancianos”, “obispos” y “pastores” son sinónimos (Hechos 20:17, 28; Hebreos 13:17). Vocablos masculinos. No constituyeron “pastora” a ninguna hermana de la iglesia. Ni tampoco constituyeron, dicho sea de paso, a ningún varón como el solo y único pastor de una iglesia sino que establecieron en cada iglesia un liderato plural –“ancianos”, plural. Este precedente el evangelista Tito debería seguirlo. Pablo le escribe: “Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieses lo deficiente, y establecieses ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé” (Tito 1:5). “Ancianos”, y no “ancianas” o “pastoras”. Entre los muchos y rigorosos requisitos para ser “obispo” (pastor, anciano) se encuentran los siguientes: “marido de una sola mujer” y “que gobierne bien su casa” (1 Timoteo 3:1-7). Demás es observar que estos requisitos son para varones, y no para mujeres.
    e)  Asentando el Espíritu Santo directrices para la selección de evangelistas, dice a Timoteo, mediante el apóstol Pablo: “Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros” (2 Timoteo 2:2). Qué conste: “a HOMBRES fieles”, no figurando la mujer como candidato para el ministerio de evangelista.
     6.  Respetado Sr. Víctor, usted informa que se enseña en su iglesia que “la mujer está justo a la altura del varón en cuanto a dignidad y potencial en Cristo Jesús y que está llamada también a llegar a la estatura de Cristo”. ¿Cómo interpretan los maestros de su iglesia las expresiones “potencial en Cristo Jesús” y “la estatura de Cristo”? ¿Acaso quieren decir que la mujer cristiana tenga derecho de hacer, según el Nuevo Testamento, todo cuanto el varón tiene derecho de hacer? De hecho, esto mismo es lo que creen multitudes de creyentes. Mas sin embargo, ha de ser evidente para todo estudioso imparcial de estos temas que tal no es el caso. Esta deducción descansa en dos categorías principales de pruebas. En estos “comentarios”, ponemos a relieve una, a saber, la posición y el ejemplo de las mujeres desde la creación en las organizaciones sociales y espirituales establecidas por Dios. La segunda se compone de las pautas asentadas en el Nuevo Testamento para la participación de la mujer en la iglesia. Estas  se enuncian en textos tales como 1 Timoteo 2:11-15; 1 Corintios 14:33-40 y Tito 2:3-5. “No permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.” “Como en todas las iglesias de los santos, vuestras mujeres callen en las congregaciones, porque no les es permitido hablar…”
    a)  En mi calidad de “varón cristiano”, puede que mi “potencial en Cristo Jesús” sea muy grande. Sin embargo, por grande sea, hay límites; hay restricciones. No tengo el derecho, simplemente en virtud de ser “varón de Dios”, de inventar para mí puestos y títulos no autorizados en el Nuevo Testamento. “Cabeza de la iglesia”, “Presidente de la iglesia”, “Papa de la iglesia”, “Cardenal”, “Arzobispo”, “Apóstol”, “Pastor vitalicio”, “Reverendo”, “Reverendísimo”, “Pastor único”. Ningún oficio o título de estos aparece en la ley de Dios para su iglesia, y por consiguiente, de tener este que escribe la osadía de arrogarme uno o más de ellos, ¡ciertamente pecaría!
    b)  Asimismo, puede que el “potencial en Cristo Jesús” para la mujer sincera y fiel sea muy grande, mas sin embargo, también hay límites para ella; hay restricciones. Al igual que para el varón. Tampoco tiene ella derecho de arrogarse oficios, títulos u obras que no le corresponden conforme a la ley de Dios en el Nuevo Testamento para su iglesia.
    c)  Llegar la mujer a “la estatura de la plenitud de Cristo” no incluye tomar ella oficios, títulos u obras que no le corresponden. No incluye ejercer en la iglesia roles asignados exclusivamente a varones cristianos. Qué quede del todo claro: no se trata de inferioridad intelectual o espiritual, como tampoco de “discriminación sexual” alguna, sino de organización, papeles determinados por el Creador, deberes particulares y las obras correspondientes a ellos.
    -Tengamos cuidado de no extraer expresiones de su contexto, usándolas para apoyar doctrinas no encontradas en el texto. Por ejemplo, la frase “la estatura de la plenitud de Cristo” se encuentra en Efesios 4:13, pero no tiene nada que ver específicamente con el rol particular de la mujer en la iglesia, como tampoco con él del varón, en el contexto del pasaje. Mas bien, se trata del “cuerpo de Cristo” en general (Efesios 4:12), y de llegar toda la iglesia “a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo”. ¿Cómo llega toda la iglesia a tan elevada y noble meta? La respuesta se encuentra en el mismo texto: “que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto… para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina…” (Efesios 4:13-16).
    7.  Organización, rangos y roles distintos en toda la creación de Dios. ¿Por qué exceptuar a la iglesia?
    a)  La Deidad. “Dios” es “la cabeza de Cristo” (1 Corintios 11:3). Durante la Era Cristiana, “todas las cosas” están sujetadas “debajo de los pies” de Cristo, mas “claramente se exceptúa aquel que sujetó a él todas cosas” (1 Corintios 15:25-27). Es decir, Dios el Padre no está sujeto a su Hijo Jesucristo.
    b)  Arcángeles están sobre los demás ángeles, pero todos están sujetos a Dios y Cristo (Hebreos 1:13-14; Apocalipsis 12:7; 5:11-14), con la excepción de “los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada” (Judas 6), aunque estos también están sujetos, les guste o no, ya que están guardados “bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día”.
    c)  La sociedad de los seres humanos.
    (1)  “El varón es la cabeza de la mujer” (1 Corintios 11:3).
    (2)  La mujer es “ayuda idónea” para el varón.
    (3)  En el matrimonio, “el marido es cabeza de la mujer” (Efesios 5:23).
    (4)  En lo secular o político, los cristianos, tanto hombres como mujeres, estamos en el deber de someternos “a toda institución humana, ya sea al  rey, como a superior, ya a los gobernadores…”, haciéndolo “por causa del Señor” para “callar la ignorancia de los hombres insensatos” (1 Pedro 2:13-16). “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios…” (Romanos 13:1).
    d)  La iglesia.
    (1)  Cristo es “cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo…” (Efesios 1:22-23).
    (2)  Los apóstoles y profetas están sujetos a Cristo, figurando en “el fundamento” de la iglesia, pero no siendo iguales a “la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo” (Efesios 2:19-22).
    (3)  Los evangelistas leales al Señor están sujetos a Cristo y los apóstoles. (2 Timoteo 3:14; 4:1-5; Tito 1:5; etcétera)
    (4)  Los pastores (obispos, ancianos) de cada congregación son constituidos por evangelistas (Hechos 14:23; Tito 1:1-10), y han de responder a ellos de ser acusados por “dos o tres testigos” (1 Timoteo 5:17-20).
    (5)  Los diáconos de una congregación no son sus pastores sino siervos sometidos a los pastores (obispos, ancianos).
    (6)  Todos los miembros de una congregación han de someterse a sus pastores. “Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos…” (Hebreos 13:17).
    (7)  En la iglesia, la mujer cristiana no debería “ejercer dominio sobre el hombre” (1 Timoteo 2:12).
    e)  A resumida cuenta, Dios ha organizada toda su creación conforme a sus propósitos y sabiduría. ¿Por qué rebelarse contra ella? Al fin y al cabo, en su organización todos servimos los unos a los otros para el mutuo bien y felicidad de todos y cada uno. “Someteos unos a otros en el temor de Dios” (Efesios 5:21). Aun la Deidad y los ángeles del cielo nos sirven a nosotros los humanos, amándonos y procurando nuestra felicidad pese a que estábamos rebeldes de corazón. Así que, al constituir Dios su organización, no se trata de control dictatorial abusivo o cruel, de señorío egoísta, frío, duro e hiriente. Tampoco de injusta discriminación arbitraria. Sino de la disposición benévola de la creación para el óptimo funcionamiento y rendimiento de sus distintos componentes integrantes. Cada uno, pues, desde Cristo y los arcángeles hasta el más humilde siervo en la iglesia, ocupando juiciosamente el lugar que le corresponde en la organización de Dios y cumpliendo cabalmente los deberes y las tareas atañederas a su posición, aporta para el aprovechamiento de todos y cada uno.
     

    “Aunque según las enseñanzas paulinas también hay la polémica sobre unos versículos de que la mujer se calle y no debe participar del púlpito. Interpreto que el apóstol Pablo hablaba a las personas de su época y de su entorno cultural. Mucho les agradezco la información que me han hecho llegar. Me despido reiterando mi agradecimiento. Atte. Víctor M.”

    -Comentario nuestro. Las dos razones dadas por el Espíritu Santo a través de Pablo para sostener la prohibición “no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio”, se apuntan en 1 Timoteo 5:13 y 14. “Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.” Estas razones nada tienen que ver con el “entorno cultural” del Siglo I, tabúes sociales de aquella época o la posición de la mujer en el Imperio Romano, entre los griegos o siquiera entre los judíos. Habiendo nosotros analizado detenidamente 1 Timoteo 2:11-14 en otros escritos, tenemos a bien no abundar más en esta ocasión. Recomendamos el estudio de los estudios encontrados en http://www.editoriallapaz.org/mujer_compilacion.htm.
    “Hace un poco más de trece años que dejé mi filiación religiosa Católica. Y desde entonces me he nutrido con enseñanza sustentada no en dogmas ni en determinaciones conciliares sino en el documento bíblico. Víctor M.”

    -Comentario y despido. ¡Excelente! Nuestro ferviente deseo es que las aclaraciones y enseñanzas traídas por este servidor, respondiendo a su carta, las encuentre usted edificantes. Dios ilumine constantemente su mente y espíritu, como también a nosotros y a todos los que aman la Verdad divina por encima de cualquier otra consideración. Para servirle en el amor del Señor, Homero Shappley de Álamo.

  7. Francisco dijo:

    Este es parte del comentario biblico de Gill acerca de Galatas 3:28: Ya no hay judío NI griego; no hay esclavo NI libre; no hay varón NI mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.there is neither male nor female;
    among the Heathens F19 also females were not admitted to some of their sacred rites and ceremonies; and among the Jews the males only were concerned in many things both of a civil and religious nature; no female might be heir to an inheritance with a male F20; females had no share in the civil government, nor in the priesthood; males were to appear three times a year before the Lord, and, according to their oral law, women and servants were exempted F21; the mark of circumcision, the sign of the covenant made with Abraham and his natural seed, was only upon the males; but now under the Gospel dispensation there is no distinction made between male and female as to divine things; as they are alike called by the grace of God, they have the same right to Gospel ordinances, baptism and the Lord’s supper, and to every spiritual privilege. The apostle’s design is to show the common right of believers, of every nation, condition, and sex, and to encourage the Gentiles, and demolish the pride, vanity, and boasting of the Jews, their men especially, who valued themselves upon these “three” very things which the apostle here makes no account of; as that they were Israelites and not Gentiles, freemen and not servants, men and not women; and in their public prayers they give thanks to God in this form,

    “blessed be the Lord our God, the King of the world, that he hath made me an Israelite; blessed be the Lord who hath not made me a Gentile; blessed be the Lord who hath not made me a “servant”; blessed be the Lord who hath not made me a “woman”;”
    instead of which last the woman say,
    “blessed be the Lord who hath made me as he pleased F23:”
    for ye are all one in Christ Jesus;
    being alike chosen in him, united to him, redeemed by his blood, justified by his righteousness, regenerated by his Spirit, the children of God by faith in him, and heirs of the same grace and glory, they make, both Jews and Gentiles, bond and free, male and female, as it were but one new man in him; one body, of which he is the head, one spiritual seed of Abraham and of Christ.

    • FRANK LATIMER dijo:

      No hay esclavo ni libre …
      hombre ni mujer ….
      en cuanto a sacerdocio para entrar al lugar santísimo por la sangre de Cristo
      .———————————————————————————————————————
      SI….PERO
      EFESIOS 6 VERSO 5
      “Siervos, obedeced a vuestros amos terrenales con temor y temblor, con sencillez de vuestro corazón, como a Cristo;”
      1ª de PEDRO 2 VERSO 18
      ” criados ESTAD SUJETOS a vuestros amos “.
      TITO 2 VERSO 9
      9 Exhorta a los Siervos a que se sujeten una SUS amos, Que agraden en TODO, Que No Sean respondones;
      ———————————————————————————————————————
      ..Luego….
      Hay amos y criados en relación de sujección pero que como sacerdotes son iguales para entrar al lugar santísimo.

      RESPECTO A LA MUJER ————————————————————————————-
      EFESIOS 5 verso 22
      ” Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;”
      COLOSENSES 3 VERSO18
      18 Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor.
      19 Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.
      TITO 2 VERSO 5
      4 Que enseñen a las mujeres Jóvenes a amar una SUS maridos ya SUS hijos,5 a ser prudentes , castas, cuidadosas de Su Casa, buenas, sujetas a SUS MARIDOS,
      >>Para Que La Palalabra de Dios no sea blasfemada
      ————————————————————————————————————————
      TEXTUALMENTE ES PARA ESTO PARA LO QUE SE SUJETAN COMO PRIMERA RAZÓN
      ———————————————————————————————————————-1ª DE PEDRO 3 VERSO
      1 Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados SIN PALABRA POR LA CONDUCTA de sus esposas,2 considerando vuestra conducta casta y respetuosa.
      3 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos,4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.5 Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos;
      ————————————————————————————————————————
      HAY HOMBRES Y MUJERES con el mismo sacerdocio exactamente ,pero la mujer sujeta a su marido en relación de jerarquía exactamente igual que la iglesia al señor.
      NI MAS …NI MENOS …
      Si quieren cambiar esto o eliminar esa jerarquía mediante subterfugios o intentando amedrentar y cohibir a los hermanos sencillos mediante estudios de los manuscritos en chino pre -diluviano , o bien… mediante titulaciones religiosas o académicas de película de terror….QUE SE USAN COMO UNA PORRA PARA CALLAR AL QUE SE ASUSTE CON ELLAS ….SEPAN QUE SI TUERCEN LA PALABRA DE DIOS …POR MUY GRADUALMENTE QUE LO INTENTEN SE NOTA MUCHO porque cuando la palabra de Dios es blasfemada las cosas toman la dirección opuesta al cielo, y se nota muchísimo la diferencia entre quien busca que :
      1—-La mujer culta con intención de servir tenga su lugar compartiendo conocimientos …SEGÚN EL LUGAR QUE DIOS LE DA (Si maneja las escrituras SIN FANTASÍAS de circo y para servir dentro del orden del nuevo testamento,bajo la autoridad de su esposo ).
      2—-Y quien quiere trepar a un púlpito a buscar lo que NO PUEDE obtener estudiando una carrera y titularse en lo secular y trabajar de normalita …en lo que el señor la guíe con su carrera…PORQUE NO VALE PARA EL ESTUDIO….y el camino mas corto y mas seguro a la estafa y la posición de jerarquía que no le corresponde es decir …” dios me dijo “…
      o hacer un cursillo de ordeno y mando en un seminario ecuménico para asustar a los analfabetos.
      ………………..OIGAN…SE NOTA MUCHO la diferencia.
      Ysi me alteran lo que es jerarquía en el matrimonio…APAGA Y VÁMONOS .

      DIOS ME LOS GUARDE Y AMPARE ——————————————————

  8. Estos post estan fuertemente influenciados por el humanismo y el pensamiento actual, le recomiendo al pastor fumero volver a leer y publicar unos post basados en el libro cuando el cristianismo era nuevo, donde habla como era la situacion de la mujer en la religion secular y en el cristianismo primitivo

  9. Lenin Sandy dijo:

    Estimado Jose Daniel Espinoza Contreras, Por que no citas todo el texto anterior al verso 34, es decir, el verso 33 que forma parte del verso 34. Textualmente dice: Como en TODAS las iglesias de los santos, vuestras mujeres callen en las congregaciones; por que no les es permito hablar……………
    Interesante, verdad?. Pablo dice: EN TODAS LAS IGLESIAS. Se refiere solo a las iglesias de Corinto o a todas las iglesias del mundo donde se congregan los santos de Dios?

  10. Dra. Assenet De los Santos Olveda dijo:

    Hermanos,es muy bueno que el hombre sea cabeza del hogar cuando éste se sujete a Cristo, pues en automático se convierte en un hombre justo, amoroso, bondadoso y humilde, en ningún momento se siente superior, más sí responsable de remar con más fuerza el barco, donde el timón siempre será Jesucristo. Cuando el marido no toma autoridad en su casa, pues entonces la mujer lo tiene que tomar y sé por experiencia que el Señor escuchará su súplica de que el marido tome su remo y cuando así es, una se somete sin siquiera sentirlo, pues es en amor.
    Por otra parte, acuerdense de la mujer Samaritana, que MUCHOS Samaritanos creyeron en Jesucristo por la palabra de la mujer (Juan 4:39 ). Creo en mi corazón que el Espíritu se no dá sin medida a todos los que creemos, por lo tanto, cuando el Espíritu te manda a testificar, exhortar, profetizar, no vamos a llamar al marido para que lo haga, se hace y punto. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.