ESTALLIDO DE LA TERCERA GUERRA MUNDIAL EN ORIENTE ES INMINENTE 6 PAÍSES YA ESTÁN EN GUERRA

 

ayatolá Akbar Hashemi RafsanjaniEl ayatolá Akbar Hashemi Rafsanjani, expresidente iraní y hoy máximo responsable del Consejo de Discernimiento del Interés del Estado, ha alertado este miércoles del comienzo inminente de la Tercera Guerra Mundial a causa del ascenso del terrorismo. El exdirigente ha responsabilizado a EE.UU. y la OTAN de fomentar este tipo de violencia en Oriente Medio y el norte de África.

Estallido_de_la_Tercera_Guerra_Mundial_en_Oriente_es_inminente_6_países_ya_están_en_guerra“La amenaza del estallido de la Tercera Guerra Mundial a causa de los terroristas es grave”, ha advertido el ayatolá Akbar Hashemi Rafsanjani, presidente del Consejo de Discernimiento del Interés del Estado y expresidente iraní entre 1989 y 1997, durante un encuentro mantenido con el ministro de Exteriores de Italia, Paolo Gentiloni, informa la agencia Fars.

La amenaza del estallido de la Tercera Guerra Mundial a causa de los terroristas es grave”, ha advertido el ayatolá Akbar Hashemi Rafsanjani, presidente del Consejo de Discernimiento del Interés del Estado y expresidente iraní entre 1989 y 1997, durante un encuentro mantenido con el ministro de Exteriores de Italia, Paolo Gentiloni, informa la agencia Fars.

Rafsanjani señaló la injerencia de EE.UU. y la OTAN como responsables de que se den las condiciones que conducirán a la guerra. “Estados Unidos y la OTAN invadieron Afganistán para arrancar de raíz el terrorismo y el narcotráfico, pero vimos que el terrorismo se expandió en la forma de Estado Islámico, Boko Haram y el Frente Al-Nusra a partes remotas del mundo a partir de Al-Qaeda y los talibanes en Pakistán y Afganistán”, declaró.
Además, el expresidente iraní pidió a los países occidentales que dejen de apoyar al terrorismo y tomen, en su lugar, medidas serias para combatirlo.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Italia Paolo Gentiloni saludó la propuesta referente a la necesidad de la lucha contra el terrorismo. “En mis reuniones con funcionarios iraníes e italianos mencionaré esto y espero que su propuesta sea un punto de partida a la hora de infligir una derrota histórica a los terroristas en las diferentes sociedades humanas”, expresó el ministro.
Washington ha autorizado el envío de las fuerzas especiales estadounidenses a Siria con el objetivo de “prestar ayuda” a los militantes que luchan contra los terroristas. El filósofo norteamericano James Fetzer opina que la meta real de EE.UU. es provocar el desencadenamiento de una nueva guerra mundial.

“Debido a que la situación es terriblemente mala para Estados Unidos, debido a que Rusia ha hecho pública la actitud fraudulenta de Estados Unidos, el presidente Barack Obama se ve obligado precipitar la Tercera Guerra Mundial, eso es lo que está ocurriendo ahora”, expresó James Fetzer en una entrevista para Press TV este sábado.

Asimismo, el filósofo calificó el envío de militares estadounidenses a Siria como un hecho “altamente inquietante” y declaró que con el fin de “desatar la guerra contra Rusia” y provocar una nueva guerra mundial el país norteamericano se propone sacrificar sus tropas en Oriente Medio. “Envían sus tropas para sacrificarlas en aras de iniciar la Tercera Guerra Mundial, ya que todo va en contra de EE.UU.”, comentó Fetzer y agregó que algunos de los antiguos aliados de EE.UU. en la región están buscando la “ayuda y asistencia de Rusia” en las circunstancias actuales.
El Papa Francisco

Según el pontífice, la serie de atentados perpetrados en la capital francesa, que dejó decenas de muertos y heridos, son “una parte” de la Tercera Guerra mundial. “Estoy cerca de los familiares de las víctimas y rezo por todos ellos. Estoy cerca de toda Francia, a la que quiero mucho”, agregó Francisco.

 

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Guerra. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ESTALLIDO DE LA TERCERA GUERRA MUNDIAL EN ORIENTE ES INMINENTE 6 PAÍSES YA ESTÁN EN GUERRA

  1. Rosa Luz Pastor del Palacio dijo:

    Esta información es falsa para una guerra mundial tienen que estar involucrados los cinco continentes y no es así esto ha corrido por internet como pólvora por favor desmientan esto ya que las condiciones del tratado no están dadas

    Enviado desde mi iPhone

  2. Rodolfo dijo:

    los promotores del terrorismo en el mundo son los de Irán, ellos serían los únicos culpables y después el resto del mundo árabe que odian a Israel.

  3. MANU dijo:

    Juzgando el planeta Tierra, Mi Comentario:

    La combinación del Rapto y la Batalla de Ezequiel 38 llenará al mundo de angustia e incertidumbre cuando empiece la Semana Setenta de Daniel. ¿A dónde se fue toda esa gente? ¿Cómo fue que Israel pudo destruir totalmente esa gigantesca invasión militar por sí solo? ¿Cómo fue que todas esas cosas sucedieron tan de repente? ¿Por qué nadie pudo ver que esto se venía para hacer algo y prevenirlo?

    Los juicios de los sellos

    En medio de todo el caos y confusión saldrá un líder (Apocalipsis 6:2). Él demostrará tener una increíble habilidad para restablecer la esperanza del mundo para el futuro, prometiendo traerles la paz. La población asustada escuchará y será rápidamente persuadida para seguir su liderazgo. Él estará de acuerdo con Israel en su demanda por un Templo en el cual puedan restablecer su tan largamente abandonada adoración al Único que les ha asegurado su reciente victoria. Él hará eso no porque quiera ayudarlos a honrar a Dios, sino porque tiene sus propios planes para el Templo (Daniel 9:27; 2 Tesalonicenses 2:4).

    De sus propias Escrituras (Ezequiel 48:1-10) él le mostrará a Israel porqué su nuevo Templo no debe ser construido en donde se encontraba el antiguo templo. En vez de eso debe ser localizado unos kilómetros al norte, en el antiguo Silo, en donde el Tabernáculo estuvo una vez. Con esto se mantendrán intactas las instalaciones musulmanas sobre el actual Monte del templo, por lo menos durante un tiempo. Después de la desaparición de la Iglesia el Islam rápidamente se convertirá en la religión dominante del mundo ya que ellos creen que su tercer lugar más sagrado queda sobre ese monte. Con este golpe maestro, él traerá una semblanza de paz a la región, demostrando que los judíos y los musulmanes pueden vivir en paz como vecinos en un valeroso mundo nuevo (Daniel 8:25). Toda la gente del mundo tendrá un suspiro colectivo de alivio.

    Pero demasiado pronto las guerras empezarán a explotar en diversos lugares (Apocalipsis 6:3) porque el fin último de este líder es el dominio mundial y algunas naciones se resistirán. Él convencerá a la gente que eso es solamente un inconveniente temporal y necesario y les asegurará que pronto todo volverá a la normalidad. Pero la combinación de guerras, escasez de alimentos, y una inflación descontrolada empezarán a cobrar sus víctimas (Apocalipsis 6:6). Los efectos mortales de esta combinación se sentirán en una cuarta parte de la tierra (Apocalipsis 6:8).

    A pesar de que generalmente se le llama una religión de paz, el Islam le ofrece al mundo solamente dos opciones, sometimiento o muerte, como pronto lo sabrán los mártires de las demás fe. Para la multitud de nuevos cristianos que fueron testigos de la desaparición de amigos y familiares en el Rapto y conocen por su experiencia de primera mano la verdad del Evangelio, la conversión al Islam será imposible y la cantidad de aquellas personas que morirán por su fe aumentará rápida y constantemente (Apocalipsis 6:9). Todas ellas clamarán al Señor por venganza pero Él les dirá que sean pacientes por un poco de tiempo más porque muchas otras personas como ellas morirán de la misma manera (Apocalipsis 6:10-11).

    Sin previo aviso, un gran terremoto, que será sentido en todo el mundo, disparará la actividad volcánica lanzando millones de toneladas de ceniza en el aire. El sol se oscurecerá y la luna se verá como sangre (Apocalipsis 6:12-14). Los líderes mundiales correrán a esconderse, algunos de ellos sabiendo intuitivamente que la Ira de Dios sobre la que fueron advertidos por los cristianos, quienes todos hemos desaparecido, ya ha empezado y no tendrá tregua (Apocalipsis 6:16-17).

    Los juicios de las trompetas

    Y como para confirmar los peores temores de estos líderes, una tormenta de granizo y fuego, mezclados con sangre, caerá sobre la tierra quemando una tercera parte de la misma. Una tercera parte de los árboles y toda la hierba verde se quemará (Apocalipsis 8:7). Un objeto parecido a un meteoro del tamaño de una gran montaña caerá en el mar. La contaminación resultante hará que la tercera parte de los océanos de la tierra se conviertan en sangre matando toda la vida marina en las áreas afectadas. El tsunami que eso produce hundirá y destruirá la tercera parte de los navíos del mundo. Más de 50.000 barcos comerciales desaparecerán en un solo día (Apocalipsis 8:8-9).

    Luego otra estrella caerá sobre la Tierra y cuando lo hace una tercera parte del agua potable se contaminará. Será tan tóxica y tan amarga que muchas personas morirán al tomarla (Apocalipsis 8:10-11).

    Tanto el día como la noche perderán un tercio de su luz debido al humo y la ceniza de los incendios y los volcanes. A través del humo y la niebla un mensajero traerá una advertencia del Señor, “Lo peor está aún por venir” (Apocalipsis 8:12-13).

    Un ángel caído abrirá el pozo del abismo saliendo humo que contaminará aún más el aire ya tóxico. Criaturas semejantes a langostas saldrán de este humo y durante cinco meses atormentarán a las personas con heridas semejantes a la picadora de un escorpión. Estas picaduras serán tan dolorosas que la gente deseará morir, pero no habrá escapatoria (Apocalipsis 9:1-11). Las únicas personas sobre la tierra que serán inmunes a este veneno serán los 144.000 evangelistas que el Señor habrá comisionado de entre las 12 tribus de Israel (Apocalipsis 7:1-8).

    Cuatro ángeles que han estado atados en la puerta hacia el oriente (el río Éufrates) serán desatados para matar a una tercera parte de la restante población del mundo, con plagas de fuego, humo y azufre (Apocalipsis 9:13-19). El oriente es muy diferente al occidente. El rencor entre musulmanes, hindúes, budistas y otras religiones en el Lejano Oriente, está bien establecido y es mortal. Puesto que el 40% de la población mundial vive en esas naciones al este del Éufrates la cantidad de muertos será enorme cuando luchen entre sí por la supremacía.

    Entre el Rapto, el martirio, las guerras y los juicios, bien que más de dos mil millones de personas no podrán ser encontradas entre los vivos del planeta tierra conforme se acerca el punto intermedio de la Semana Setenta de Daniel. Y sin embargo, la Biblia no nos indica si los incrédulos que quedan verán el error que cometieron y cambiarán de parecer. Esta es la parte más dura de los no salvos, aquellas personas que rehusaron creer la verdad del Señor y en su lugar aceptaron la mentira del anticristo (2 Tesalonicenses 2:10). En su estado de engaño creerán que están del lado de la luz y no de la oscuridad; que están en lo cierto y no equivocadas. Verán a Dios como el ejército invasor y a Satanás como su líder, trabajando para protegerlos. Espiritualmente, todo estará al revés.

    Pero con el sonido de la séptima trompeta en el Cielo, el reinado del Señor dará comienzo (Apocalipsis 11:15). Habiendo utilizado todo lo que estaba a Su alcance para persuadir a la gente de la tierra a que cambiaran de manera de pensar y aceptaran Su oferta del perdón, Él ahora entrará en acción para expulsar al usurpador del trono que legítimamente le corresponde a Él y reclamar para Sí todo lo que compró con Su propia sangre, el Planeta Tierra. Todas aquellas personas que tomaron partido con Satanás se enfrentarán ahora al peor momento de juicio en la historia de la humanidad. Si no fuera por un remanente del pueblo de Dios entre ellos, no quedaría ni un alma cuando todo esto termina (Mateo 24:21-22).

    Los juicios de las copas de la ira

    Los juicios de las copas de la ira ocupan el período de 3-1/2 años que conocemos como la Gran Tribulación. Los ciclos de los juicios de los sellos y de las trompetas fueron en parte para demostrar la evidencia de la existencia de Dios a las personas no decididas de la tierra. Pero eso llegará a su fin con los juicios de las copas de la ira. Estos tienen estrictamente el propósito de traer el juicio sobre aquellas personas que lo han rechazado a Él. En el proceso, el Señor destruirá completamente a todas las naciones entre las cuales Su pueblo (Israel) fue esparcido (Jeremías 30:11). Hoy en día hay tantos judíos en los Estados Unidos de Norteamérica como los hay en Israel, y más de los que hay en cualquier otra nación, así que ya ustedes saben que las personas que queden en este país después del rapto, no escaparán.

    Para entonces ya Satanás ha sido expulsado del cielo (Apocalipsis 12:9) y confinado a la Tierra (Apocalipsis 12:13). Desatará toda su furia en contra del pueblo de Dios. Pero aquellos que escuchan su advertencia (Mateo 24:15-21) serán escoltados a un lugar de refugio fuera del alcance de Satanás (Apocalipsis 12:13-16). Enfurecido, volverá su furia en contra de las personas gentiles que se han convertido en creyentes de Jesús como su Salvador desde el Rapto (Apocalipsis 12:17).

    Satanás tomará residencia en el cuerpo del anticristo (Apocalipsis 13:4) y con la ayuda de un falso profeta convencerá al mundo incrédulo de seguirlo a él y la gente se pondrá una marca en la mano derecha o en la frente para demostrarle su lealtad (Apocalipsis 13:16-17).

    Tres ángeles entregarán el mensaje final de Dios a la humanidad. El primero ofrecerá una última oportunidad para que acepten el Evangelio, el segundo anunciará la destrucción venidera de Babilonia y todo lo que esa ciudad representa, y el tercero le advertirá a la humanidad de no ponerse la marca de la bestia (Apocalipsis 14:6-11).

    Toda la gente que ha despreciado la advertencia de no ponerse la marca será tratada con una dosis de feas y dolorosas llagas (Apocalipsis 16:2). Toda el agua de la tierra se convertirá en sangre, tanto en el mar (Apocalipsis 16:3) como en las fuentes de agua (Apocalipsis 16:4). Todas las fuentes de agua están ya contaminadas. El ángel a cargo de las aguas nos recuerda que Dios es justo al hacer esto porque las personas que están siendo juzgadas han derramado la sangre de los profetas y los santos de Dios. Ahora Él les está dando a beber sangre (Apocalipsis 16:5-7).

    El sol se hará una súper nova en este punto volviéndose tan caliente que la gente estallará en llamas con solo salir afuera. De nuevo, van a maldecir a Dios pero rehúsan arrepentirse (Apocalipsis 16:8-9).

    Luego el sol se oscurecerá totalmente haciendo que el día sea noche, y aun así, la gente de la tierra maldecirá a Dios y no se arrepentirán de sus obras (Apocalipsis 10:11).

    El anticristo reunirá a los ejércitos del mundo en Armagedón en un esfuerzo final para repeler a los “invasores” de la tierra. Desde el cielo una gran voz anunciará, “¡Hecho está!” y todo el ardor de la ira de Dios será desatado sobre la tierra. Relámpagos, truenos, y el peor terremoto que la gente haya sentido jamás será seguido de un torrente de bloques de granizo de 45 kilogramos de peso (Apocalipsis 16:17-21). El castigo por la blasfemia es la lapidación, y la gente que blasfema sobre la tierra sufrirá la forma más extrema de este castigo por su comportamiento.

    Babilonia la Grande

    Luego Dios se volverá a Babilonia, centro de operaciones de las fuerzas que lo han desafiado desde el tiempo después del diluvio. Hay tres componentes involucrados en el sistema mundial de la humanidad y todos estarán localizados allí. Esos componentes son, gobierno, comercio y religión, y entre los tres han esclavizado a la gente de la tierra durante milenios.

    Primero, Dios va a usar el componente gubernamental para destruir el religioso.

    “Y los diez cuernos (los diez reyes asistentes del anticristo o naciones) que viste en la bestia (el anticristo), éstos aborrecerán a la ramera (la Babilonia religiosa), y la dejarán desolada y desnuda; y devorarán sus carnes, y la quemarán con fuego; porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar lo que él quiso: ponerse de acuerdo, y dar su reino a la bestia, hasta que se cumplan las palabras de Dios” (Apocalipsis 17:16-17).

    Luego Él se volverá al componente comercial. Será tan completa su destrucción que los líderes de la tierra quedarán estupefactos no queriendo creer lo que ven con sus propios ojos.

    “Se pararán lejos por el temor de su tormento, llorando y lamentando, y diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad, que estaba vestida de lino fino, de púrpura y de escarlata, y estaba adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas! Porque en una hora han sido consumidas tantas riquezas” (Apocalipsis 18:15-17).

    Y finalmente el componente gubernamental.

    “Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos” (Apocalipsis 19:20-21).

    Durante seis mil años Dios ha trabajado sin descanso para reconciliarse con la humanidad, aun dando Su propia vida a cambio de la nuestra, y todos Sus esfuerzos han terminado en fracaso debido a la infidelidad de la gente. Pacto tras pacto fue instituido y roto. El único que no lo fue es el que hizo el Padre con Su Hijo para salvarnos. Pero aun así, la mayoría de las personas, dándoles a escoger para que participen como beneficiarias de este pacto sempiterno, se rehusaron a aceptarlo. Finalmente con Su paciencia agotada, Dios va a remover el remanente que escogió el perdón que Él ofrece, y juzgará al resto. ¿Lo pueden culpar por eso? Ya casi se escuchan los pasos del Mesías

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s