LAS TRAMPAS DE LA (MAL) INTERPRETACIÓN DE LA BIBLIA, 2ª. PARTE

Por John MacArthur

biblia-inspiracic3b3nSi tuviera que hacer una presentación sobre la Dirección de Gettysburg de Lincoln, ¿cómo te prepararías? ¿Quieres estudiar el trabajo de los académicos para absorber tanta información pertinente y perspicacia como puedas? ¿O simplemente reflexionaría usted los pocos hechos y los detalles que usted ya conoce, esperando que los trozos de información dispar se unan en un resumen útil?

Es evidente que el segundo método es un camino a la vergüenza, la desinformación y la falta. Pero entonces ¿por qué toleramos patrones similares cuando se trata de estudiar y enseñar la Palabra de Dios?

Hemos estado identificando algunas de las dificultades principales en el ámbito de la interpretación de la Biblia, y el siguiente es simple: evitar un estudio superficial. Un buen estudio bíblico preciso es un trabajo duro. Como ya hemos visto, discernir lo que Dios nos está diciendo a través de Su Palabra no se puede hacer hojeando rápidamente y buscando mensajes donde a nuestros ojos se les ocurra sentarse. Tampoco es la comprensión de la Biblia, una cuestión de opinión personal (“Para mí significa …”).

El manejo cuidadoso y exacto de la Palabra de Dios requiere diligencia. Si somos diligentes, podemos llegar a una interpretación correcta de las grandes verdades de la Escritura y la orientación general de ciertos pasajes. Dios no ha escondido Su verdad de nosotros.

Pero tampoco el significado de Su Palabra siempre es inmediatamente claro. A veces, el verdadero significado de un pasaje se revela en la comprensión de la cultura a la que iba dirigida. A veces se pone de manifiesto por un matiz simple en el idioma original. Es por eso que no podemos llegar a ella improvisando al azar con poca seriedad y a la ligera que es tan popular hoy en día en algunas iglesias. Algunas diferencias de interpretación no se pueden resolver en esta vida, pero eso no niega nuestra responsabilidad de estudiar cuidadosamente y con diligencia.

En 1 Timoteo 5:17, Pablo describe el “doble honor” que ha de darse a aquellos en la iglesia “que trabajan en predicar y enseñar.” La razón por la que Dios ha dado maestros a la iglesia es que la comprensión de Su Palabra y el instruir correctamente a las personas en las Escrituras requiere de personas que están comprometidas con el trabajo persistente y concienzudo en respuesta al llamado divino.

Bernard Ramm escribió:

Se afirma a menudo que personas devotas puedan conocer la Biblia completamente sin ayuda. Ellos prologan sus interpretaciones con un comentario como este: “Queridos amigos, no he leído el libro de alguien. No he consultado comentarios hechos por el hombre. He ido directo a la Biblia para ver lo que tenía que decirme por sí misma.” Esto suena muy espiritual, y por lo general es secundada con amenes de la audiencia.

Pero, ¿es este el camino de la sabiduría? ¿Hay algún hombre que tenga el derecho o el aprendizaje para evitar toda la sabiduría divina de la iglesia? No lo creemos.

En primer lugar, aunque la pretensión de evitar meros libros humanos e ir directamente a la Biblia en sí suena devoto y espiritual es un egoísmo velado. Es una afirmación sutil que un hombre puede conocer adecuadamente la Biblia, sin la erudición incansable, santa, consagrada de hombres como Calvino, Bengel, Alford, Lange, Ellicott, o Moule ….

En segundo lugar, esa afirmación es la antigua confusión de la inspiración del Espíritu con la iluminación del Espíritu. La función del Espíritu no es comunicar una verdad nueva o instruir en asuntos desconocidos, sino iluminar lo que se revela en las Escrituras. Supongamos que se selecciona una lista de palabras de Isaías y le pedimos a un hombre que dice que él puede pasar por alto el aprendizaje piadoso de la erudición cristiana si puede salir de su propia alma u oración y dar su significado o importancia: Tiro, Sidón, Quitim, Sihor, Moab, Mahershalahashbas, Calno, Carquemis, Hamat, Ajad, Migron, Micmas, Geba, Anatot, Lais, Nob, y Galim. El encontrará la única luz que el pueda conseguir sobre estas palabras de un comentario o un diccionario bíblico. 1

Lo que estaba describiendo Ramm —esa falta de respeto por el trabajo de los teólogos dotados y expositores que han pasado años estudiando e interpretando la Escritura— está en exhibición en muchas iglesias, ministerios, y en particular, en los campus universitarios cristianos de hoy.

No voy a pretender entender todas las razones por las que atrae esa mentalidad a la gente, y especialmente a los jóvenes. Podría fluir de una profunda insatisfacción con los modelos y prácticas de la iglesia de su juventud. O simplemente podría ser evidencia de un corazón inclinado a la rebelión abierta. No importa la razón, el impacto sigue siendo el mismo: se desconecta al individuo, a la congregación, o incluso a toda la comunidad de las enseñanzas y sabiduría recogidas de la Iglesia y la guía e instrucción de la historia de la iglesia.

En términos de su propio crecimiento espiritual, así como la de cualquier persona que pudiera seguir su ejemplo, los riesgos espirituales son demasiado altos para confiar únicamente en su propio entendimiento, o esperar a que una instrucción especial y única del Señor.

Una vez escuché una entrevista radial en la que se le pidió a una mujer pastor como ella “obtenía sus sermones de arriba.” Ella respondió: “Yo no los recibo, yo lo hago descender. Dios me los entrega a mí.” Sus palabras reflejan una actitud muy familiar en la iglesia de hoy. Muchos creen que es poco espiritual estudiar. “Después de todo,” dicen algunos (tomando un versículo fuera de contexto): “¿No dijo Jesús: ‘Porque el Espíritu Santo os enseñará en la misma hora lo que debáis decir?””(Lucas 12:12).

Ese tipo de enfoque superficial y poco profunda a las Escrituras es una manera segura de perder su verdadero significado. No se puede improvisar a su voluntad a la comprensión bíblica y la madurez espiritual, no en el púlpito y no en su estudio personal. No trate de hablar en nombre de Dios cuando no tiene idea de lo que está hablando, y no siga a nadie que lo haga.

Mañana veremos una trampa más a la interpretación —una innecesaria alegoría.

(Adaptado de Charismatic Chaos .)

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Hermenéutica. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LAS TRAMPAS DE LA (MAL) INTERPRETACIÓN DE LA BIBLIA, 2ª. PARTE

  1. FRANK LATIMER dijo:

    Una trampa infalible es buscar interpretaciones a aquellas cosas que son afirmaciones o negaciones simples y escribir una enciclopedia para entender cosas como esto :
    Mateo 24 VERSO 14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
    Este evangelio del reino no es otro evangelio …y obviamente solo lo puede predicar la iglesia ….luego…. inventan 2 evangelios…. 1 el del reino y otro el de la gracia ….DÍGANME SI HAY QUE SER TEÓLOGO PARA ENTENDER que es el mismo evangelio…. así constantemente para demostrar lo indemostrable y… luego…. a estudiar como se interpreta lo mas simple de lo simple para que cuadre con lo imposible que estaba previamente y exclusivamente en mi cabecita.
    Enfín….procuren buscar el camino recto que es el mas corto entre dos puntos , ir desde Buenos aires a Tegucigalpa pasando por Pekín es absurdo , SE PUEDE IR DE FORMA MAS SENCILLA …
    ….pero claro no tiene tanto mérito …enfín …cada uno que mire por si mismo y por la doctrina.

  2. Pamc Pamc dijo:

    Dios los bendiga hermanos,gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.