COMO DIOS NOS HABLA

Mario E. Fumero

dios-hablaLa otra noche me desperté a las 3 de la madrugada con una tremenda inquietud y no podía dormir. En mi mente sentí una voz que me decía “BASTA YA”, y comencé a pensar  que significaba esa expresión, y trataba de dormirme mientras buscaba el entender el mensaje. Para que no se me olvidara la palabra, lo escribí en mi celular, para reflexionar en la mañana al despertarme y trate de dormirme. Sin embargo, no podía conciliar el sueño, y de pronto, comenzó a pasar por mi mente una serie de cosas que fueron poniendo sentido a la expresión “BASTA YA”  y  no pude dormir mas. Me  levante y me puse a escribir eso que rebotaba en mi cabeza, haciendo el artículo que así se llamaba, y las ideas fluían como una fuente de agua.

Dios nos habla, pero no lo hace de forma espectacular, con  ángeles, visiones o apariciones, ¡NO!  el tiene muchas formas sencillas de hablarnos, sin necesidad de usar métodos sensacionalista, como son las revelaciones espectaculares, tales como que se me apareció Jesús, o un ángel  llevó al cielo etc. El nos habla a través de la circunstancias, y por medio de su Espíritu a mi espíritu. Tampoco nos habla como que tuviéramos una línea telefónica de la tierra al cielo para que nos hable todos los días, sin embargo, Él tiene la forma de revelarse y hablarnos a través de la circunstancias del diario vivir.

 

Dios nos habla por su Palabra. Al leer la Biblia Él define como debemos de actuar en cada momento. Su Palabra es la que nos ordena ir y predicar. Ella nos manda a ayudar al necesitado y amar a todos, incluso a los enemigos. Dios nos habla cuando al tratar de hacer algo que deseamos nos cierra las puertas, y a través de las pruebas y circunstancias de la vida, nos muestra su voluntad. El nos habla a través de la compasión, al ver una necesitada y sentir una fuerza interior que nos lleva a actuar a favor de ella. El nos da primero la compasión, para después darnos la visión, y llevarnos a la misión, que es la acción.

Dios pone el querer y el sentir (Filipenses 2:13). El nos habla de muchas forma, y lo hace tan normal y naturalmente, que muchas veces no entendemos el porqué  nos ocurren ciertas cosas. El Espíritu Santo  nos lleva, como el viento lo hace con barco de vela, hacia donde menos pensamos o deseamos. Toda mi vida, desde que comencé mi ministerio en el 1963, Dios me ha llevado, hablado, guiado y revelado todo lo que he hecho a  través de las circunstancias de la vida. He hecho lo que he hecho, sin saber que lo haría. Me ha hablado de muchas formas, pero la mejor de todas las formas es aquella que opero en la tribulación . Unas veces me hablo por sueño, otra con una voz en mi interior que me decía algo, algunas veces con una inquietud que me movió de un lugar a otro, otras veces me habló a través del fracaso, sometiéndome a pruebas, y en fin, describir las diversas formas en que Dios nos habla, y si tuviera que describirla, requeriría hacer un libro de experiencias inmenso.

A veces luchamos por algo que no se cristaliza, y terminamos en frustrado. Es como luchar contra la soberanía de Dios, como le ocurrió a San Pablo, cuando Dios le puso un aguijón en la carne, para doblegarlo en su carácter, lo cual se expresa en 2 Corintios 12:7 “Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera”. He aprendido que detrás de todo lo negativo de la vida, Dios tiene algo positivo, y por medio de ello nos está hablando.

Muchas veces nos desgastamos tratando de cambiar a una persona, o ganar al mundo para Cristo, o edificar una iglesia grande, y tratamos de forjar un gran ministerio y descubrimos que fracasamos. Entonces comenzamos a usar las armas carnales, métodos humanos, formulas mágicas para logar eso que deseo, y al final descubro que estoy engañado y he engañado a otros. Es como aquel padre que quiere cambiar la conducta negativa de su hijo, dándole todo lo que quiere, pero después descubre que lo destruyo, porque no quiso usar la disciplina.

Cuando hacemos lo correcto delante de Dios y no obtenemos los resultados deseados, rindámonos y dejémosle a Dios la obra. Recordemos aquella expresión de Jesús cuando le dijo sus discípulos en Mateo7:6 ” No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen”. Tratemos de hacer lo correcto, pero si fracasamos, si los que nos escuchan no quieren obedecer, si te sientes  traicionado, y  no obtienes los resultados humanamente esperado, entonces ríndete, y déjale al Señor Jesús el problema, porque Dios también nos habla por medio del fracaso, las pruebas y las dificultades. No hay nada malo que nos pueda ocurrir de lo cual Dios no tenga el control. Recordemos que una vez San Pablo se enfermo y no pudo seguir su viaje, y se tuvo que quedar un largo tiempo entre los Gálatas, debido a una enfermedad del cuerpo, pero por medio de misma, Dios le permitió  que les predicara y los llevara al evangelio a los Gálatas  (Gálatas 4:13).

Dios me habla cada día. No necesito tener una revelación sensacional, ni que me visite un ángel, ni que me lleve al cielo. ¡NO!. Dios me habla hoy por medio de las circunstancias de la vida, por medio de los fracasos, del engaño, de la frustración, de la traición. Dios me habla hoy cuando me inquieta por ver una iglesia que se hunde en la apostasía, y me llama a alzar la voz para anunciar su verdad, aunque me desprecien. Dios me habla hoy, por medio del dolor, de la enfermedad, al despertarme a medianoche, y sentirme inquieto y frutado  por el sufrimiento de su pueblo y la corrupción de sus líderes.

¡Sí!, Dios habla a través de todo lo que nos rodea, pero muchos no escuchan su voz, porque esperan una revelación sensacional, sobrenatural. Tristemente vemos como  Dios se humaniza para enseñarnos a ser fiel en lo natural, y nosotros, tristemente nos divinizamos para vivir en las nubes (1 Corintios 15:46). Si quieres saber la voluntad de Dios, y ver su mano poderosa en tu vida, no busques lo sensacional, sino lo natural. Jesús enseño por medio de las cosas naturales verdades espirituale. Observa a tu alrededor, y busca en las cosas sencillas la grandeza de Dios. Trata de ver en tus fracasos y las luchas de tu diario vivir, la voz de Dios, el te hablas en todas tus circunstancias por más adversas que sean.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Dios, Habla, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a COMO DIOS NOS HABLA

  1. Miyid dijo:

    Oremos para que Dios continúe usando al hermano Fumero, y a este medio para que como hermanos continuemos aprendiendo, analizando e intercambiando respetuosamente nuestros respectivos puntos de vista.
    Que Dios nos guíe siempre a su verdad y permita que tengamos una mayor sed de su Palabra, y que su Santo Espíritu por medio del estudio de la Biblia, nos ayude a despojarnos por completo de todo aquello que hayamos aprendido que no tenga un válido fundamento bíblico.
    “Y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es para salvación; como también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le ha sido
    dada, os ha escrito,
    3:16 casi en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes
    tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición.
    Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza.” (2 Pedro 3 :15-16)

    “Yo testifico a todos los que oyen las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añade a ellas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro;”…(Apocalipsis 22:18,19)
    La ley y los profetas fueron hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es predicado, y todos se esfuerzan por entrar en él. (Lucas 1:16)
    “El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.
    Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;
    mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará”. (2 Corintios 13:8-10)

    Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciara otro evangelio contrario al que os hemos anunciado, sea anatema.(Gálatas 1:8)
    Dios lesbendiga.

  2. Walter dijo:

    Hermano MIYID los dones del Espíritu Santo todavía operan en los Cristianos. y Dios habla de diferentes maneras: por medio de su Palabra, sueños y visiones, la oración, un Pastor en una predica, un hermano(a), etc. no limitemos a Dios.

  3. Gustavo alberto cordova dijo:

    Gracias hermano por ese mensaje tan claro sencillo como Dios quiere que lo entendamos . Dios lo bendiga le saludo desde Danli

  4. Miyid dijo:

    Estimado Hermano, coincido con usted en términos de que los dones están vigentes.
    Pero obviamente sólo aquellos que la Biblia indica.
    El obedecer y dirigirse por lo que dice la Biblia no es jamás limitar a Dios.
    Mas el oponerse a lo que el Señor a designado es desobedecerlo.
    Es el mismo Dios quien en su Palabra dijo que determinados dones cesarían cuando llegara lo perfecto, y esto sucedió cuando se terminó de escribir la Biblia.
    Este santo libro contiene lo perfecto,la revelación completa de Dios necesaria para nuestra salvación.
    Dichos dones tenían unos propósitos establecidos por Dios para las primeras etapas de la iglesia.
    Dios hace como quiere, el es soberano, pero algunos se resisten e insisten en hacer las cosas a su manera, y no a la manera de Dios.
    Humildemente entiendo que no debemos aceptar enseñanzas, manifestaciones, prácticas o experiencia subjetiva alguna que no esté sustentada realmente, por la Biblia.
    Es responsabilidad de cada hermano el evaluar si lo que defiende es lo que mal aprendió, o es lo que en realidad dice la Palabra.
    Este asunto por ser de gran importancia, es indelegable, por lo que no se debe asumir posturas confiando y descansando en interpretaciones ajenas.
    El mandato de escudriñar las Escrituras no estaba dirigido únicamente a los pastores, sino a todos en general.
    El pueblo perece por falta de conocimiento, el cual debemos adquirir al alimentarnos directamente de la palabra de Dios.
    Para ser efectivos,nuestra motivación al estudiar la Biblia, debiera ser la de genuinamente conocer la verdad, no el prevalecer, o sustentar ideas preconcebidas.
    Además, es necesario tener una actitud humilde y honesta, dispuesta a someterse a lo que dice Dios en las Escrituras, aunque esto significase tener que admitir que estábamos equivocados.
    El asunto es que muchos al ser confrontados con la verdad bíblica, tendrán una lucha interior contra su propio ego: que dirán los demás, que será de sus “ministerios”, o de los cargos que ocupaban, los cuales se basaban en el error.
    Y por miedo a el ridículo prefieren persistir en las prácticas extra bíblicas,como si al aferrarse a las mismas, pudiesen validar su error.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s