LAS MUJERES, ¿DEBEN ESTAR EN SILENCIO TOTAL EN LOS CULTOS?

SILENCIO 2Marcos Andrés Nehoda

Recientemente aseguró un predicador que la mujer NO puede cantar himnos congregacionales en los cultos, ni siquiera se le permite decir el “Amén” cuando un varón ora, debido a que, según 1º Timoteo 2.11 y 1º Corintios 14.34, la mujer debe estar en los cultos EN COMPLETO SILENCIO.

Aunque NO estoy de acuerdo con lo que dice este predicador, en el sentido de que la mujer ni siquiera puede cantar himnos en los cultos o pronunciar en voz audible el “Amén”, aun así lo veo más coherente en su postura, que otros predicadores que se consideran de sana doctrina.

Porque hay quienes también afirman que la mujer debe callar, en el sentido de que no puede orar en público ni predicar delante de los varones. Pero sí aceptan que ella recite una poesía en público en presencia de varones, conceden que pueda ejecutar el órgano (dirigiendo de alguna manera el canto), permiten que ellas canten en un coro mixto, en un coro femenino, en un trío, en un dúo y aun, en un solo. Y están de acuerdo en que ellas pronuncien en voz alta el ‘Amén”.

Este predicador -errado en su postura- es coherente al tomar literalmente TODO el pasaje y no UNA PARTE del mismo, como lo hacen otros predicadores. Porque tomándolo LITERALMENTE, ‘silencio’ es sinónimo de ‘ausencia de sonido’.

Si se va a interpretar LITERALMENTE el pasaje bíblico entonces se debe tomar una de DOS posturas: 1) Se interpreta TODO en forma literal (que es lo coherente) o 2) se interpreta en forma literal LO QUE A UNO LE CONVIENE interpretar así.

En mi caso, NO INTERPRETO EL PASAJE EN FORMA LITERAL.

Entiendo que, a la luz del ministerio profético de las mujeres en la Biblia (no importa en este caso, si este ministerio está vigente o no en la actualidad; lo que queremos es interpretar el pasaje en el contexto de ESE TIEMPO EN QUE FUE ESCRITO), es IMPOSIBLE interpretar el pasaje de manera LITERAL.

Si así fuese, que debemos interpretarlo en forma LITERAL, también deberíamos interpretar de manera LITERAL el Padrenuestro; porque el mismo Señor Jesucristo ordenó (interpretándolo literalmente) “VOSOTROS PUES, ORARÉIS ASÍ”.

En este caso, entonces, tendría razón la I.C.A.R al hacer repetir (rezar) el Padrenuestro. Lo cual CONTRADICE las palabras anteriores del Señor en ese pasaje, cuando dice que NO HAGAMOS VANAS REPETICIONES.

Otro problema se origina cuando nos referimos a las mujeres SOLTERAS. ¿Cómo podrán ir a sus casas y consultar sus dudas CON SUS ESPOSOS? ¿Deberán guardar sus preguntas por años, hasta casarse? ¿Y si nunca se casan?

Entonces, ¿qué habrá querido decir el Apóstol, inspirado por el Espíritu Santo? (por lo cual, NO HAY ERRORES EN EL PASAJE BÍBLICO).

El silencio al que hace referencia el apóstol Pablo se debe a que la mujer por lo general, en aquellos tiempos, era una persona sin estudios, que muchas veces vivía en total ignorancia y no podía llevar adelante una conversación intelectual. Por este motivo, cuando había una cena importante o fiesta, los varones comían a la mesa y las mujeres se acomodaban en un rincón o en una habitación colindante, hablando de asuntos irrelevantes.

Cuando las mujeres conocen el Evangelio en el tiempo de la

Iglesia Primitiva, aparte del gozo de experimentar la Salvación y el conocimiento de las verdades bíblicas, es para ellas todo un acontecimiento. Su corazón abierto y ahora también, su mente abierta a nuevas verdades que la elevan, hacen que quiera saber más y más.

Todavía un poco indisciplinadas, las esposas suelen interrumpir un discurso y preguntar acerca de tal o cual duda específica. Entonces, el apóstol les dice que no interrumpan, que estén en silencio; que, si quieren saber o entender algo determinado sobre el tema tratado, consulten en casa con sus maridos.

Evidentemente, como antes hemos planteado, esto no se aplica en forma absoluta y total (silencio completo) porque, en ese caso, ¿qué harían las mujeres solteras que no tienen maridos, ya que no podrían preguntarle a ellos? ¿Y cómo resolverían sus preguntas, si nunca llegaran a casarse?

Considero que una hermana de buen testimonio puede orar públicamente en la congregación, dado que las oraciones en las Escrituras en la casi totalidad de las ocasiones eran siempre en voz alta o, al menos, murmurando suavemente. Por esta razón Elí se extrañó de que Ana moviera los labios en oración, pero que no se escuchara ningún sonido saliendo de su boca. (1° Samuel 1.12-13). Nunca se hubiese extrañado el sumo sacerdote Elí, si las oraciones en aquel tiempo se acostumbraban a realizar en total silencio.

En cuanto a que la mujer debe estar en silencio (1° Corintios 14.33-35), sabemos que no podemos tomar un solo pasaje y formar una doctrina. Porque si debe estar en silencio en forma absoluta, tampoco podría cantar en la congregación; ya que el silencio significa ausencia de todo sonido.

Tampoco en la época del apóstol Pablo hubiese podido profetizar, como señala el apóstol que la mujer lo debe hacer con la cabeza cubierta (1° Corintios 11.4-5). De todos modos, lo que se acostumbra a hacer desde hace unos años a esta parte -para evitar problemas con quienes que no están de acuerdo con la oración pública de la mujer- es orar en grupos de a dos, tomando al compañero de asiento que está a su lado: uno ora suavemente (sólo para que escuche su interlocutor) y luego su interlocutor hace lo mismo, escuchando a su compañero de oración y asintiendo con un “¡Amén!“

Esto se hace, más que todo, en las llamadas ‘reuniones de oración’. Nosotros lo hacemos así y un suave y estimulante murmullo se escucha, mientras oramos por los temas específicos propuestos antes. ¡Y nos libramos de soportar (en amor) a un hermano que se levanta a orar, que lo hace por interminables 15 minutos y que ni siquiera menciona en su oración los temas específicos propuestos!

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Articulo, Mujer, Silencio. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a LAS MUJERES, ¿DEBEN ESTAR EN SILENCIO TOTAL EN LOS CULTOS?

  1. raulfierro dijo:

    Ay hombre !!! … porqué tanta insensatez y falta de cordura ??? … la falta de insensatez y cordura es la tónica de este tiempo malo, NO hay que asombrarse. Por esto el comunismo, el feminismo, el darwinismo, los divorcios en masa, los recasamientos, las drogas, la pornografia, la prostitución legalizada o “trabajadoras del sexo” … en fin, la lista es clara.

    La razón es el alejamiento de Dios y el desconocimiento de las Escrituras, no lo dijo Cristo a los religiosos ??? … USTEDES YERRAN … porque no conocen ni a Dios ni su Escritura, así de simple. NO IMPORTA LA ÉPOCA EN LA QUE FUERON ESCRITAS … lo que les falta a los que yerran es el Espíritu de Dios, EL CUAL NOS ENSEÑA TODAS LAS COSAS …. o no ??

    Pongan atención:

    La mujer puede orar, puede profetizar … puede ir al baño … entienden ??? … lo que no puede es salirse del Marco que Dios le estableció, lo mismo que al hombre, leamos:

    Someteos los unos a los otros
     
    21 Someteos unos a otros en el temor de Dios. 22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; 23 porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. 24 Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo. 25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, 26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, 27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. 28 Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. 29 Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia, 30 porquesomos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos. 31 Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. 32 Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia. 33 Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.
     
    EFESIOS 6
     
    1 Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. 2 Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; 3 para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra. 4 Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.
     
    5 Siervos, obedeced a vuestros amos terrenales con temor y temblor …

    … CADA COSA EN SU LUGAR … no es dificil.

    Dios les aumente

  2. Miyid dijo:

    Esto es una gran distorsión de los textos relacionados con el tema de si las mujeres deben o no guardar silencio en las congregaciones.
    Invito a los hermanos sensatos y prudentes a ir directamente a las Escrituras y leer completamente en su contexto, los pasajes en cuestión.
    Hemos visto que mayormente dentro del pentecostalismo, se presentan como explicación para justificar la desobediencia a el Señor en esta ordenanza, varias cosas que son falsas.
    Dicen que esa prohibición se menciona en la epístola a los corintios y que IVA dirigido para las mujeres de esa época, porque en las iglesias de éstos había mujeres sin educación y mucho desorden, (como si en las iglesias de hoy no lo hubiera), mas pretenden falsamente decir que iba dirigido únicamente a las iglesias de los Corintios, cuando en realidad, se está refiriendo a todas las iglesias en general.
    Si esas fuesen las verdaderas razones, se les hubiese prohibido a muchos hombres también.
    Esto queda completamente aclarado , cuando vamos a Timoteo, donde aparece la misma prohibición, pero acá se confirma que indudablemente esta prohibición no está dirigida sólo a los Corintios, sino que está comprendida dentro de las instrucciones generales “para que sepamos cómo debemos conducirnos en la iglesia que es la casa de Dios”, (1 Tim.3:15)
    en la epístola a Timoteo donde dice: “La mujer aprenda
    en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar”. (1 Tim. 2:11-12 )
    Además, de una simple lectura de los textos, se ve claro que dicha prohibición iba dirigida a todas las iglesias: “Como en todas las iglesias de los santos, vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar”. (1 Cor 14:33-34)
    La misma prohibición se encuentra en: 1 Tim.2 : 11-13 “La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque
    Adán fue formado primero, después Eva”.
    Y aquí claramente no dice que la prohibición está relacionada a que las mujeres tuviesen falta de educación o a un desorden, sino que vincula el “por qué” desde la creación misma: Desde la creación Dios nos ha hablado a través de figuras, el primer Adán es figura
    del segundo Adán, Cristo. “Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante”. (1 Co 15:45)
    El sueño de Adán representa la muerte de Cristo, su costado abierto señala lo que sucedió con el cuerpo de Cristo cuando la lanza del soldado abrió Su costado para dar forma a Su esposa. La esposa que Dios le dio a Adán en Edén, es figura de la esposa de Cristo, Su iglesia (Apoc. 19: 7).
    Y la iglesia debe sumisión a Cristo su Señor, en ese concepto y figura profética, Dios ordenó desde el Génesis a la mujer ese sometimiento debido a la figura que representa como esposa.
    El autor aquí erróneamente alega que el hecho de que en esa época se le permitía a las mujeres profetizar, evidencia que su interpretación es correcta, pues abría una alegada contradicción, al decir que la mujer debe callar en las congregaciones y por otro lado, se les permitía profetizar .
    El asunto es que cuando un verdadero profeta hablaba, no lo hacía de su propia voluntad o sabiduría, sino por voluntad divina, y los profetas eran en ese momento sólo el vaso utilizado por Dios para traer su mensaje.
    Por lo tanto, no existe ninguna contradicción en esto,ya que la mujer que profetizaba sólo era un instrumento por el cual Dios traía su mensaje, quien no hablaba por su propia voluntad, diferente a hablar para enseñar o de algún modo ejercer dominio sobre el hombre.
    Cuando tomamos dichos textos ubicados en su contexto , no nos llevan a lo absurdo de interpretar que la mujer en la iglesia no puede decir amén,saludar,o decir palabra alguna,ya que evidentemente la prohibición es para los efectos de impedir que la mujer enseñe , o que realice cualquier actividad que implique que está ejerciendo dominio sobre el hombre.
    De todos modos, tanto el hombre, como la mujer, no asisten a la iglesia con el propósito de estar platicando,o en búsqueda de protagonismo sino a perseverar en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento de los panes y en las oraciones. (Hechos 2: 41-42)

    Nótese que la prohibición es en la congregación,no así en otros contextos.

    No continuemos pretendiendo hacer las cosas mejor que Dios, el es soberano y aunque no nos agrade de momento sus designios, debemos obedecerlos.
    Otros citan fuera de su contexto: “ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros
    sois uno en Cristo Jesús”.(Gálatas 3: 28)
    Para luego mal interpretarlo, diciendo: Ahora en la iglesia Dios no hace diferencia entre los hombres y las mujeres”, obviando todo el contexto de este pasaje, y demás pasajes en la Biblia donde Dios prohíbe a la mujer predicaren la congregación.
    Pero en Gálatas lo que se está enseñando es que ahora TODOS somos salvos por la gracia y no por las obras de la ley.
    Y Esto es lo que afirma en el versículo anterior “todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús”. (Gal.3:26).
    De manera que lo que Dios afirma en este pasaje es que No existe diferencia alguna para la salvación, pues por la fe en Cristo se salva el judío y el gentil, el hombre y la mujer.
    Así queambos, el hombre y la mujer entran a la iglesia por medio de la misma gracia salvadora, pero una vez dentro,
    cada uno recibe responsabilidades y tareas diferentes.
    Todos somos parte de el mismo cuerpo, pero no todos podemos ser boca como no todos podemos ser pies, manos etc…
    Algunos han llegado a el extremo de argumentar que Pablo incluyó esta prohibición porque era machista, implicando con esto que la Biblia no es la Palabra de Dios, sino de hombres, pero, todos los siervos que Dios usó para escribir Su Palabra, lo hicieron inspirados por el Espíritu Santo y no condicionados o limitados por las circunstancias culturales de la época.
    Seamos consecuentes, o reconocemos que toda la Biblia es la Palabra de Dios, o decimos que es un libro humano. No podemos aceptar únicamente lo que nos agrada y rechazar lo que no nos gusta, diciendo que es producto de una mala influencia del escritor humano, porque la Biblia dejaría automáticamente de
    ser “La Palabra de Dios”.
    Lo cierto es que en el nuevo testamento, no hay ningún ejemplo de alguna mujer como pastora, anciana u obispo.
    “Con todo eso, si alguno quiere ser contencioso, nosotros no tenemos tal costumbre, ni las iglesias de Dios”. (1 Cor 11:16 )

    Dios les bendiga.

    • Frank Latimer dijo:

      ME GUSTÓ tu comentario ….va más allá de la letra ….luego vamos a ver si obedecen las esposas doctoradas con un marido barrendero ( POR EJEMPLO )
      ….LA VIDA ACTUAL ES CONTRADICTORIA EN SI MISMA …
      UN REFLEJO DE LA DIRECCIÓN HUMANA ….
      Y DIOS SABE LO QUE DICE SIEMPRE…
      POR ESO ES EL FIN …O MUY CERCA …
      NO HAY CONOCIMIENTO DE DIOS EN LA TIERRA .
      DIOS TE BENDIGA .

      • Margarito lopez dijo:

        Has dicho algo que es para ponerse a pensar en serio, Dios creador del cielo y de la tierra y todo el universo, ordenando este tipo de cosas, o diciendo que el lo dijo, facil, para evitar responsabilidades humanas. por ello no quiero congregarme, ademas alfunos cristianos se jactan que Dios les habla a traves de su espiritu, por que no aclaran de una vez por todas este y los demas pasajes como numero 15: 32 al 36.

  3. wamvar dijo:

    ya basta con esas explicacionees absurdas: de que solo era para ese tiempo…….. La Palabra de Dios es viva y eficaz, y es para todas las edades (entiendanse tiempo); entonces todo el Antiguo Testamento no tiene nada que ver con nosotros, y que diremos del nuevo testamento, solo podremos sacar algo del libro de apocalipsis; vamos dejemos de torcer la palabra de Dios para que diga lo que queremos; La mujer puede y debe profetizar en publico, lo unico que debe estar sujeta a un marido; si no se sujeta y no presenta sumision al marido, no puede ejercer ningun cargo publico en la iglesia; ya dejense de sandecez y empiezen a respetar a la mujer como creacion de Dios al igual que nosotros; pero si la mujer no se sujeta a su marido, mejor que se rape la cabeza.

  4. raulfierro dijo:

    De acuerdo a la sensatez, el pasar por alto el orden de Dios trae consecuencias. Pero siempre hay excepciones, y entiendanlo claro … EXCEPCIONES, y no regla.

    Aquí les comparto una excelente excepción, una ex funcionaria de la ONU, la cual, con la gracia de Dios, pone a descubierto el complot satánico de la doctrina de género … véanlo, no tiene desperdicio, y que Dios les aumente:

  5. Bueno le recomiendo a los hermanos que lean las escrituras, que el señor Jesucristo utilizó a mujeres como mensajeras, para que llevaran el mensaje de su resurrección y fueron las mujeres que le llegaron a los hermanos que estaban reunidos y le dijeron que el señor Jesucristo había resucitado, no entiendo por que el hermano, denigra de la mujer, sabiendo que en el señor somos uno solo, somos iguales, tenemos los mismos derechos ante el señor Jesucristo.

  6. Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.
    Efesios 3:20-21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s