LOS NUEVOS APÓSTOLES

MÁS  SOBRE  LOS  NUEVOS  APÓSTOLES

 Por Vicente Mercado Santamaría

 Amada Iglesia: A raíz del reciente mensaje que enviáramos, titulado “Algunos boletos gratis !”, sobre la presentación en mi ciudad, cobrando la entrada, del auto-denominado nuevo “apóstol” Guillermo Maldonado, nos contestó con desacuerdo otro de los nuevos apóstoles, en solidaridad con su colega ministerial. Por considerar que nos concierne a todos y es un tema muy actual, me permito compartirles parte del mensaje que amablemente me enviara este otro apóstol, quien además nos honra como miembro de estas listas, así como la respuesta que le hemos enviado.   

Pedimos excusas por reservarnos, con el debido respeto, la identidad del ministro. Y para terminar, al final hemos reproducido un mensaje sobre el mismo tema, titulado “Los nuevos Apóstoles”, el cual publicamos en Julio 21/2006, también pidiendo excusas a quienes lo habíamos enviado antes, por concesión a los nuevos agregados en estas listas:  << Hola hermano, me alegra hayas prestado atención a mis palabras……Quiero aclararle que un misionero no es un apóstol, de hecho esa palabra misionero no está en las escrituras, así que no le cambie el nombre a lo que Dios bien llamo APÓSTOL, como mi hermano en Cristo quiero aclararte con todo el amor de Dios que si crees que el ministerio Apostólico no es para este tiempo, tampoco lo son los otros, ya que estos siempre aparecen en la misma lista…… No dudo mucho que con la habilidad que usted tiene de armar un artículo de cualquier tema que le venga haga uno de nuestro tema para traer desprestigio al ministerio apostólico…..si de juzgar se tratara yo pudiera decir que el evangelio de tu país es comercial”.

RESPUESTA >Estimado hermano y apóstol A:…..Me malinterpretó usted, pues nunca he dicho ni lo pienso, que el ministerio apostólico no sea para este tiempo.  ¡No!.  Es uno de los cinco ministerios constituidos por Cristo para la Iglesia, según está mencionado en (Efesios 4:11), lo que sucede es que en nuestros tiempos muchos han cambiado el nombre de apóstol a quienes son enviados a fundar nuevas iglesias en territorios no evangelizados. Hoy la mayoría acostumbra llamarles “misioneros”. Pero, ha surgido un nuevo movimiento en nuestros días, el cual pretende considerar al ministerio de apóstol como un pontífice evangélico, con supremacía o dominio sobre los demás ministerios e iglesias.  Inclusive, se habla de cosas absurdas, como “la unción apostólica”, “la palabra apostólica” y otras tantas cosas, como si la Unción y la Palabra no solo nos vinieran del Espíritu Santo sino de los “apóstoles”.  Y perdóneme, pues no es nada contra usted o su ministerio. No se trata de menospreciar el ministerio de apóstol, sino por lo contrario, de no convertirlo en un título para conseguir “status” o predominio sobre los demás ministerios. Seguramente que no es el caso suyo, pero hoy vemos a ministros que se enaltecen a sí mismos, cambiando el nombre de su ministerio de pastor, por el de apóstol, como si ya les pareciera poco ser pastor.

Hermano, reconozco que debemos llevar buenas noticias y expectativas agradables a los creyentes y a los inconversos, pero no podemos descuidar ni callar la defensa de la doctrina genuina del Evangelio.  Son dos aspectos muy importantes de la predicación.    Por eso, no todos son evangelistas y pastores, sino también hay maestros y profetas. Estos últimos ministerios velan por la defensa de la doctrina y la fe DENTRO de la Iglesia, en contra de los lobos rapaces que se introducen o surgen desde adentro. Si a usted no le gusta este aspecto del Evangelio, tendría que arrancarle muchas páginas al Nuevo Testamento, en Epístolas como las de Pedro, Juan, Judas y aún las de Pablo, quienes nos dejaron por escrito la lucha que sostuvieron contra las falsas doctrinas y los falsos maestros  en su tiempo, lucha que debemos continuar nosotros. Incluido usted, e3stimado hermano y apóstol. Dios le bendiga.   A continuación el mensaje que publicamos en Julio 21/2006 sobre el mismo tema:

El APÓSTOL es uno de los cinco ministerios constituidos por nuestro Señor Jesucristo, para la edificación de su Iglesia y para perfeccionar a los santos, según está escrito en (Efesios 4 : 11-12) El apóstol es un ENVIADO (que ese es su significado etimológico en griego) de parte de la Iglesia con una misión (por eso es común llamarles (MISIONEROS”), generalmente a predicar el Evangelio, hacer discípulos y establecer iglesias en territorios nuevos o apartados, a semejanza de los doce apóstoles de nuestro Señor Jesucristo, a quienes él envió primeramente. Un apóstol o misionero, se reconoce por las señales mencionadas por el apóstol Pablo en (2 Corintios 11 y 12):  trabajos, azotes, cárceles, peligros de muerte, apaleamientos, apedreamientos, naufragios, robado por ladrones, amenazas y peligros, acechanzas, vituperios, deshonras, fatigas, desvelos, hambre, ayunos, desnudez, preocupaciones, indignaciones y debilidades.  Un apóstol no se alaba a sí mismo, sino que se gloría en el Señor, que es quien le concede hacer las obras y quien realmente las hace (2 Cor 10 : 12.17). Pablo deja un precedente para discernir el verdadero apóstol del falso (2 Cor 11 : 13).

Hoy está de moda en algunos el auto-nombramiento del título o ministerio de “Apóstol”, dándole una connotación de importancia, superioridad o grandeza, por encima de los otros cuatro ministerios, como si fueran los pontífices de la Iglesia de hoy, con autoridad sobre los pastores, evangelistas, profetas y maestros.  Pero, no hay tal en la Palabra de Dios, después de los doce iniciales. Por ejemplo, el apóstol Pablo, cuando regresaba de sus viajes misioneros a su iglesia de Antioquía o a la de Jerusalén, era un hermano más, sometido a los ministros locales, a los cuales les presentaba sus informes.     Inclusive, en las iglesias levantadas por él, al regresar, tenía que contender con otros “falsos apóstoles” llegados de Jerusalén, que usurpaban el dominio de los hermanos que el dejara en esas iglesias, como es el caso de su defensa en el pasaje citado de (2 Corintios 10, 11 y 12). Pero, a algunos ministros de nuestro tiempo, ya les parece poco y algo deshonroso, ser simplemente pastores, pues quieren el predominio con el título de “apóstol”, pero no para padecer el arduo servicio propio de ese ministerio en las misiones, sino para recibir la venia de los pastores “por de bajeados” y sometidos a ellos, en sus oficinas confortables, recolectando de ellos los parte de los diezmos y ofrendas de sus iglesias.  Ese no es el propósito de ese ministerio.   Tal vez podrían llamarse “superintendentes” de concilios o de asociaciones de iglesias, lo cual también es un trabajo digno, pero diferente, en el Señor.

Soy un hermano más, pero me atrevo a decir estas cosas con la autoridad que da la Palabra de Dios, la cual expongo en estas líneas, no mi particular opinión de simple hermano. He sentido la necesidad de compartir este tema, pues hoy escuchaba por la radio un culto donde ensalzaban a un otrora pastor, llamándole “apóstol” y dándole toda clase de loores o alabanzas que hasta superaban en gloria a nuestro Señor Jesucristo, a quien ni siquiera mencionaban.    Para culminar en ese acto de ensalzamiento personal, se levantó el supuesto “apóstol” diciendo: “Así les dice el Señor…..” y retribuyó a quienes lo ensalzaban, en honores y en dinero, con una supuesta profecía donde les anunciaba que iban a conquistar al mundo y las naciones, bajo “su cobertura”, por supuesto. Estemos en guardia contra esos falsos y autoproclamados “apóstoles” de hoy, que solo quieren recalcar su pretendida grandeza de este mundo y recibir la pleitesía de sus seguidores, teniendo a Cristo como un pretexto de segundo lugar.  Casi siempre TIENEN UNA NUEVA REVELACIÓN DE DIOS PARA EL MUNDO A TRAVÉS DE ELLOS.  Pretenden traernos la nueva doctrina que el Señor olvidó dar a su Iglesia en los 20 siglos anteriores. Creemos en el ministerio de Apóstol o Misionero, que es una bendición grande para la Iglesia y de mucho respeto y aprecio, pero distingamos o discernamos entre los verdaderos (generalmente humildes) y los falsos (con el mundo postrado a sus pies). Gracias damos a Dios por todos ustedes, mis amados hermanos, los pequeños y anónimos siervos de Cristo, llenos de fruto, con los cuales está edificando su Iglesia.

VER VIDEO ADJUNTO PARA COMPLEMENTAR INFORMACION:

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Apostolado, Corriente Apostolica. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a LOS NUEVOS APÓSTOLES

  1. Egla dijo:

    Hola Hermano: Gracias por la explicación entre Apóstol y Pastor. FRancamente estamos muy confundidos por la proliferación de los títulos de APÓSTOL Y PROFETA QUE HOy en día se escucha. Hay profetas verdaderos hoy en día, hay apóstoles?? rEALMENTE ESTAMOS CONFUNDIDOS. Yop siempre he creído que los apóstoles terminaron con los Doce de nustro señor Jesucristo y que luego de ellos, sólo han quedado pastores. Me gustaría me explicara si actualmente pueden existir PROFETAS Y APÓSTOLES Y siendo ésto posistivo, cómo reconocerlos?

    Muchas Gracias

    Egla

  2. Margarita dijo:

    Está muy bien hermano Fumero, que lo remita a la palabra de Dios, para recordarle a él y a todos los creyente, cuales son las funciones establecidas para este ministerio. Al parecer están creciéndo aceleradamente el de apóstoles y el de profetas, de manera que existe el peligro de un desequilibrio en el cual, la iglesia se vaya quedando sin pastores, ya que muchos estan sintiéndo “este llamado” abandonando el rebaño, para ver si alcanzan tan preciado título. Hoy en día como siempre, se necesitan y se necesitarán los cinco ministerio funcionando en la iglesia del Señor como él lo dejó establecido, cada uno trabajando en lo que el Señor lo llamó. De manera que urgen los evangelistas que prediquen a Jesucristo, pastores que cuiden el rebaño del Señor y maestros que enseñen la palabra de verdad.

  3. natanael padilla dijo:

    Estimado Mario:
    Lo que a mi me preocupa es la soberbia de varios pastores que si cometes el error de decirles pastores, inmediatam,ente te corrigen y te dicen soy apostol. soy profeta,etc. como si los enviados no fueran siervos del Dios Viviente , con el unico fin de predicar el evangelio y edificar a los santos. Mi padre fué un pastor ,cuya funcion primordial fué plantar iglesias y nunca quizo tener títulos mas que de Siervo de Dios. Sigue adelante, que hay un pueblo cristiano genuino que apoya tu posicion doctrinal. Bendiciones

  4. Alba luz Hernández dijo:

    seria bueno orar por la iglesia, pero hasta donde podemos llegar sólo con la crítica. porque no hacen un artículo de como orar por los pastores y por la iglesia.

    RESPUESTA
    CCREO QUE MUCHOS CRISTIANOS ORAMOS PORQUE HAYA MAS PUREZA EN LA PREDICACIÓN DEL EVANGELIO, PERO TRISTEMENTE LA BIBLIA ANUNCIA QUE VENDRIA LA APOSTASIA 1 TIM 4:1
    MF

  5. Ruben dijo:

    Tanto por hacer en el Reino de Dios, y ustedes peleando que unos apóstoles, profetas, pastores, los títulos a Dios lo tienen sin cuidado, en el cuerpo de Cristo Dios no coloco cargos sino funciones, establezcan el Reino de Dios, extiéndanlo y el que se quiera llamar como quiera que lo haga, Dios es el que recompensa. Hagamos mas y hablemos menos….

  6. Melinton dijo:

    No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino sólo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo. 22 Muchos me dirán en aquel día: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios e hicimos muchos milagros?” 23 Entonces les diré claramente: “Jamás los conocí. ¡Aléjense de mí, hacedores de maldad!”
    por mas bien que creas estar solo Dios escudriña los corazones de cada uno.
    a los que critican a los nuevos apostoles no sera envidia lo que el enemigo a senbrado en ustedes??
    y a los nuevos profetas no sera la altivez la que los ministra??
    No se trata de vivir para nosotros ni para definir Posturas.
    Hay caminos q al hombre le parecen recto mas su final es de muerte.
    seamos adoradores en espiritu y en verdad.
    si de verdad desean conocer la verdad de cualquier tema busquen al señor en la intimidad y el les dara el discernimiento a travez de su espiritu santo.
    Dios les bendiga.

  7. Edgar Mejia dijo:

    Felicito al Hermano Mario por su valentia en el Señor Jesucristo de abrirnos los ojos e indicarnos estas verdades como lo dice Natanael Padilla existimos gente genuina y celosos de la fe pura que se predica sin vicios ni intereses personales. Dios le Bendiga Grandemente Hermano….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s