REFLEXIONES PARA HOY, EN PALABRAS: ANCIANOS (3)

Mario E. Fumero

Hechos_14:23  Y habiéndoles constituído ancianos en cada una de las iglesias, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en el cual habían creído.

El concepto bíblico en la iglesia primitiva sobre el término ancianos sigue los mismos parámetros de los principios del Antiguo Testamento, con la diferencia de que no se mide por la edad bilógica, sino por la edad espiritual. Es por ello que Apocalipsis 4:10 y  5:8 se menciona los 24 ancianos, haciendo alusión a los 12 ancianos de las tribus de Israel (Deuteronomio 1:23) y los 12  discípulos de Jesucristo.

En el establecimiento de las Iglesias, los apóstoles establecieron en cada localidad “ancianos”, para que gobernaran la iglesia buscando siempre un gobierno por consenso o pluralista, a fin de evitar el poder absoluto. En muchas partes se les concede a los ancianos la autoridad de gobernar la Iglesia (1 Pedro 5:1,5). Todos los problemas doctrinales y de estrategia, dice el libro de los Hechos, eran tratados por los apóstoles junto a los ancianos de las iglesias (Hechos 15:4,6:22, 20:17) de forma colegiada.

Pero no pensemos en ancianos en el sentido de “gente vieja en edad”,  porque el sentido de anciano en relación al gobierno de la Iglesia, no actúa por la edad física, sino por la edad espiritual y madures. Si nacemos de nuevo a los 17 años, cuando alcancemos los 30 años de edad, podemos ser maduros en la fe, y ser anciano en la iglesia, pero ¿si un anciano de 60 años se convierte a esa edad, le podremos considerar “anciano” en el sentido espiritual por su edad biológica, o debemos juzgarlo por su edad espiritual? El concepto de anciano del Nuevo Testamento no se fundamenta en la edad o tribu judía, sino en la experiencia y madures espiritual, porque muchos de los ancianos en la Iglesia primitiva fueron menores de 50 años, incluyendo a los apóstoles. CONTINUARA

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Anciano/a, Mario Fumero, Reflexiones en Palabras. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s