EL DIEZMO EN EL NUEVO PACTO

Héctor Barrero

En el Antiguo Pacto los Israelitas debían apartar tres diezmos. Diez por ciento de sus ingresos eran para el templo, otro diez por ciento cada tres años para los pobres, y otro diez por ciento para subir a Jerusalén a guardar las fiestas anuales: la Pascua, pentecostés, y la fiesta de Tabernáculos. Esas instrucciones están en Deuteronomio 14. Pero muchas veces en su historia Israel desobedeció esos principios. No guardó el sábado ni los sábados anuales y por lo tanto no guardó el segundo diezmo; hubo tiempos cuando no aportaron el diezmo para el templo, y cuando se olvidaron completamente de los pobres.

Después de haber vuelto de la esclavitud babilónica, obedecieron temporalmente, pero el profeta Malaquías dejó claro que habían vuelto a su desobediencia y que eso les traería maldición. En realidad el pueblo de Israel pocas veces obedeció el mandato de los tres diezmos.

En el Nuevo Pacto con el Señor Jesucristo no hay tres diezmos. El Señor Jesús nos pide el cien por ciento: nos pide todo, incluso nuestra vida. Todos nuestros recursos deben ser para edificar su reino. O edificamos Su reino o edificamos el reino de las tinieblas. Todo, absolutamente todo lo que hacemos con nuestro dinero debe honrar y glorificar a Dios. Lo honramos y glorificamos cuando cumplimos con nuestras responsabilidades como hijos, como padres, como ciudadanos, y como miembros de una congregación.

El apóstol Pablo escribió que si un cristiano se niega aportar para los de su casa es peor que un incrédulo y ha negado la fe. Los hijos deben cuidar de sus padres ancianos, de sus madres si han quedado viudas y sin trabajo por su edad. Los hijos no pueden decir es Corbán – es decir, este dinero es de la iglesia y no te puedo ayudar, porque el Señor Jesucristo dejó claro que primero están nuestros padres en necesidad. Además debemos ser generosos con los pobres, los huérfanos y las viudas. Así honramos a Dios. Todo el dinero que el Señor Dios nos da es para glorificarle a él en todo lo que hacemos y para apoyar generosamente la predicación de su reino..

————————————————————–

Héctor Barrero

El pastor Héctor Barrero sirve como Director de Misiones Latinoamericanas para la Comunión de Gracia Internacional y, junto con su esposa Paulina, pastorea dos congregaciones en Bogotá, Colombia. Es la voz del programa de radio diario “Verdad y Vida” en Bogotá, un ministerio que ha tenido un significativo impacto espiritual en la comunidad local. Héctor tiene una maestría en Estudios Teológicos de la Facultad Latinoamericana de Estudios Teológicos FLET y ha dedicado gran parte de su ministerio pastoral de 30 años a ayudar a las parejas a mejorar su relación matrimonial empleando un programa llamado Matrimonios con Propósito.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Diezmo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s