MI JEFE (MENSAJE DE MARIO EL RECIBIR EL RECONOCIMIENTO JOSÉ TRINIDAD CABAÑA)

El 27 de octubre en el BANCO CENTRAL DE HONDURAS, el presidente Manuel de Jesus Bautista junto a l directiva de dicha institución premio José Trinidad Cabañas a Mario E. Fumero por su labor en pro de la juventud de Honduras, acto al cual concurrieron líderes de las Brigadas, ejecutivos del Banco y cuerpo diplomático. En el mismo se presentó un video sobre la trayectoria del homenajeado, y al final, Mario Fumero dio unas palabras que transcribimos a continuación.

 

MI JEFE 

-Señor presidente del Banco Central, Lic, Manuel de Jesús Bautista,
-Señores de la junta Directiva de esta institución,
-Personal y empleados del Banco Central,
-Invitados especiales,
-Medios de comunicación y amigos.
-Quiero expresar mi agradecimiento por el reconocimiento “José Trinidad Cabaña” que se me ha otorgado.
-En realidad, quien merece este premio es mi JEFE. Ya que lo que he hecho, ha sido porque él me lo ha ordenado.
-Mi jefe me llevó, sin querer, a trabajar en el año 1969 con jóvenes que consumían drogas en Brooklyn, Nueva York, como director de un programa de rehabilitación llamado Anchor House, solo dure seis meses, y renuncie frustrado, huyéndole a ese trabajo y diciéndole a mi jefe que eso no era para mí.
-A partir de ahí, visite y trabaje en muchos países latinoamericano, siendo Honduras el principal, en donde más viví. Siempre mi jefe me involucro a trabajar con jóvenes en problemas
-En el 1970 visitando Chile, y conocía la que es mi esposa. Con ella decidimos venir a Honduras.
-Ya estando en Honduras, en el año 1972, llegaron a mi casa unos jóvenes hippy, que consumían drogas, en aquel entonces solo habían drogas blandas.
-Mi jefe me ordenó trabajar con ellos, y en las calles de la Kennedy me reunía para escuchar sus canciones protestas, muchos jóvenes con problemas de drogas comenzaron a llegar, y mi Jefe intervino, naciendo la Asociación Brigadas de Amor Cristiano.
-Tiempo después venían jóvenes de otros lugares. En 1977 establecimos el Proyecto Victoria. Desde entonces hasta hoy, mi jefe ha enviado a más de 28,000 jóvenes a buscar auxilio. Mucho se recuperaron, un el 60%, y vimos como mi jefe suplió todo lo necesario para que llegáramos hasta aquí.
-En 1982 mi jefe me ordenó ir España, y pensé que ya no trabajaría con drogadictos, pero estando allí, dos jóvenes heroinómanos, tocaron a mi puerta en la ciudad de Córdoba, pidiéndome ayuda y otra vez me vi trabajando con drogadictos. Compramos una finca para establecer un centro de rehabilitación. 12 años después (1994) regrese a Honduras a rescatar el trabajo aquí, que estaba al borde de la quiebra, mientras el problema crecía.
-Yo nunca busque este trabajo, pero como dice el refrán “donde manda Capitán, no manda marinero” y aunque he querido escapar de este trabajo frustrante, mi jefe, usando diferentes técnicas, me ha dado una carga que aunque la he compartido con los que me ayudan, no he podido evadirla.
-Esta historia con mi jefe comenzó cuando tenía trece años. Vivía en un pobre barrio de Marianao, Cuba, un hogar desintegrado. Una noche el jefe me habló, y desde entonces, aquí me tienen. No hago lo que quiero, sino lo que el jefe quiere, y es él quien se merece este premio.
-Él puso en mí una visión, una carga, un compromiso. Recuerdo aquella noche, siendo niño, cuando me dijo: “Mario, ven en pos de mí, toma tu cruz, y sígueme” y aquí estoy. Mi jefe es Jesucristo, mi amo y Señor
-Termino con una radiografía del porque hacemos lo que hacemos. Nuestro mundo ha perdido el amor. La división es el cáncer que destruye familias y sociedades.
-La deshumanización alimenta el afán y la ambición, destruyendo el amor y la compasión.
-Honduras es rica en recursos humanos, ya que más del 50% de su población es menor de 30 años.
-El 70% de los asesinatos son jóvenes.
-Pero el 95% de los jóvenes que atendemos vienen de Hogares disfuncionales.
– 48 % de niños que nacen son hijos de madres solteras.
-Las drogas, alcohol y violencia afecta a 1 de cada 3 jóvenes.
-La corrupción nos sumerge en delincuencia y pobreza.
-Y la compasión, solidaridad, compromiso y amor por los perdidos se ha desvanecido, aún en las iglesias.
Es necesario obedecer al Jefe que nos manda a buscar al perdido, y darle amor a los que viven en frustración, y esa misión es una misión para todos.
Gracias por su apoyo, y espero nos ayuden para poder conseguir un busito que nos permita llevar a los jóvenes que se rehabilitan a los centros educativos, para advertirle a las nuevas generaciones los peligros que hay, cuando por frustración y vacío interior acuden a las drogas, alcohol o pandillas,
Porque de una cosa estoy seguro, mi JEFE tiene la capacidad de llenar ese vacío interior, y darnos el amor que quizás nunca antes hemos encontrado. Es por ello que dedico este premio José Trinidad Cabaña a mi Jefe, el cual nunca falla.
27 de octubre de 2017

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Mario Fumero, Noticias. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a MI JEFE (MENSAJE DE MARIO EL RECIBIR EL RECONOCIMIENTO JOSÉ TRINIDAD CABAÑA)

  1. Frank Latimer dijo:

    ENHORABUENA…
    … y que Dios siga usándole mucho…. y ….bien merecido es el reconocimiento .
    Ahora hace falta que toda institución se conciencie de este tipo de labor
    …. y de porqué ” nuestro Jefe ” ES EL ÚNICO QUE SABE Y PUEDE CAMBIAR VIDAS desde dentro , cuando se junta sana doctrina con obra social es muy dificil mantenerse libre y todo reconocimiento hacia quién lo consigue es merecido .
    DIOS LE BENDIGA .

  2. Felicidades por un merecido reconocimiento. Gracias por hacerle caso a tu “Jefe” y ser de ayuda a tantos adolescentes

  3. Victoria Piñon dijo:

    DIOS Le siga Bendiciendo grandemente, hermano
    … para La Gloria de SU NOMBRE 🌺

  4. mapo dijo:

    Gracias a Dios por la vida de nuestro hermano Mario Fumero, no todos los años nacen personas como él de Gran carisma y sensibilidad humana, y sobre todo valor, que aunque haya pensado tirar la toalla varias veces, EL JEFE, lo ha alentado a continuar peleando en el cuadrilátero, eres un Gran pugilista espiritual hermano. Bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s