LA PÉRDIDA DEL VALOR DEL DISCIPULADO

 Mario E. Fumero

            No podemos negar que los tiempos cambian, y junto a ellos, los valores y principios antiguos, los cuales lentamente se van transformando y perdiendo su carácter de originalidad, hasta diluirse la esencia del ser y estar en Cristo Jesús. Es inevitable que lo que acontezca alrededor nuestro en el aspecto social y mercantil nos afecte. Esta influencia externa del mundo en la vida del pueblo de Dios se ve a lo largo de todo el quehacer bíblico. Comenzamos bien, pero lentamente, bajo el llamado “efecto cumulativo” vamos desviándonos del principio original para adaptarnos a los cambio de los tiempo. ¿Vivimos un cristianismo comprometido con los valores del reino? ¿Es en realidad Jesús el Señor de nuestras vidas, o simplemente una formula religiosa? ¿Somos en realidad discípulos del Señor o vivimos tan solo como creyentes?

            Hemos tratado de mantener los principios del primer amor como originalmente comenzamos, pero hemos visto una decadencia en la iglesia que ha convertido lo vivenciar en recuerdo, y nuevas corrientes y actitudes nos han inundado llevando a una vida atada al sistema mundano, y por lo tanto, nos cuesta asumir nuestro papel de cristiano y discípulo al estilo bíblico. Es una realidad innegable que hay tres cosas que como iglesia hemos perdido:

  • 1-      El amor al evangelismo y al perdido.
  • 2-      El amor a la santidad y separación del mundo.
  • 3-      El amor al discipulado y a la paternidad espiritual.

EL AMOR AL EVANGELISMO Y PERDIDO

            Antes nos movía un deseo vehemente por salir a las calles a predicar. Nos interesábamos por los perdidos y necesitado (1 Cor 16:14). En nuestros cultos había un amor que nos atraía como imán los unos a los otros, y mucho más se manifestaba a los que no eran del grupo (Fil 4:7). Esto nos impulsaba al sacrificio, servicio y entrega, lo que producía una visión social comprometedora (Jn 15:14). Hoy esto se ha perdido, entramos y salimos del culto sin preocuparnos por el prójimo, que es el próximo.  No nos gusta salir a las calles a evangelizar, porque estamos muy cómodos en nuestras casas y templos. Se ha perdido el primer amor (Apo 2:4), y ese espacio lo ocupa el materialismo y el egoísmo del sistema dominante. Todos se mide con un símbolo de $$$ (amor al dinero) y desde los pulpitos se proclama esté como objetivo en la vida cristiana, porque el tener es más importante que el “ser”. La apariencia externa se cuida más que la interior.

EL AMOR A LA SANTIDAD Y SEPARACIÓN DEL MUNDO

El principio de la santidad se ha desvanecido (Hb 12:14,  2 Cor 7:1). Hemos adaptado nuestro cristianismo al mundo. En vez de dominarnos los valores, somos presa de las modas. No solo el mundo nos domina, sino que lo hemos introducido en la iglesia para integrarlo a nuestra liturgia. La Biblia establece que somos un pueblo diferente, una nación santa, (1 Pd 2:9, 2 Tim 2:19, 1 Jn 2:15) pero ¿En que se diferencia un mundano incrédulo de un cristiano practicante? (2 Cor 6:17). Nuestros lugares de culto se han convertido en teatro, centro de espectáculo o circo, un lugares de entretenimiento musical, adoleciendo de solidez bíblica, disciplina, compromiso y compañerismo (Lc 19:46).

EL AMOR AL DISCIPULADO Y LA PATERNIDAD ESPIRITUAL

Hacer discípulos significa entregarse a una persona como Jesús lo hizo. Es darle el cuidado y atención al convertido como si fuera un hijo (1 Cor 4:15,  Filemón 10). Esta entrega es un compromiso que requiere de nosotros tiempo y sacrificios, cosas que actualmente no tenemos. Jesús estuvo con sus discípulos 3 años por 24 horas, lo que representa 26,280 horas, y al final del mismo uno le negó, uno le vendió, otro dudo y ocho se escondieron, solo uno permaneció fiel al pie de la cruz, junto a tres mujeres. Y nosotros ¿Cuánto tiempo le dedicamos a un discípulo? ¿Hacemos discípulos o más bien actuamos simplemente como lo hacían los rabinos, escribas y fariseo? (Mat 23:15, Jn 15:13). El discipulado al estilo bíblico ha fracasado, y aunque nunca alcanzo los parámetros del Nuevo Testamento, su condición actual es peor que al principio, y estos nos debe llevar a una reflexión. ¿Debemos ajustarlo a nuestra actitud o realidad a actual? Si no podemos tomar al discípulo como hijo, entonces no queda otra opción: atenderlo como alumno, porque es mejor algo que nada. Actualmente hay tres modelos de discipulados en algunas iglesias:

  • 1-  El discipulado estilo cursillo, que no es discipulado sino entrenamiento bíblico. En este caso, damos un curso de x tiempo, y después lo graduamos de “discípulo” y ya está, que ande por libre.
  • 2-  El discipulado estilo clase de alumno. Tomamos al discípulo, le damos una lección semanal, o quizás una vez al mes. La buscamos y  le saludo en el culto, y es todo. A esto le llamaremos una relación de enseñanza.
  • 3-  El discipulado bíblico que va más allá de una simple lección, es una relación de cuidado, atención, protección, entrega, compromiso y preocupación. Es compartir, convivir, trasmitir con vida los principios de la Palabra (2 Cor 3:2). Es hacer del discípulo un hijo espiritual, y fortalecer la relación aunque seamos maduros en la fe (Tito 1:4, Fil 2:22).

            Yo pregunto ¿Nos preocupamos por los problemas y necesidades de nuestros discípulos? ¿Estamos pendiente de su situación si no viene a los cultos? ¿Compartimos alguna vez un tiempo que no sea simplemente de lección bíblica? ¿Existe una relación de confianza cuando el discípulo tiene problemas? ¿Estaría dispuesto a desvelarme y atenderle en momento de crisis? (2 Cor 2:4 Gal 4:19) ¿Me preocupan sus necesidades materiales o familiares? 1 Tes 2:7-8. El discipulado y paternidad espiritual es una misma cosa. La sujeción depende de la relación. Si no hay paternidad no hay discipulado, entonces somos maestros y no “Pabbi”. Un “Pabbi” es aquel que toma a un alumno para hacerlo un hijo, y tenerlo a su lado de forma constante a fin de que aprenda un estilo de vida. Eso es el discipulado “UN ESTILO DE VIDA FORJADA EN LA RELACIÓN”. Si no podemos hacer esto, entonces optemos por ser escriba o fariseo, que enseñaban, pero no vivían en relación íntima con sus alumnos los principios que proclamaba, ni respaldaban con su vida lo que impartían en teoría.

Aquí solo caben dos posiciones:

  • 1-      Asumimos un discipulado de compromiso y paternidad.

  • 2-      O lo adaptamos a nuestra actitud y posibilidad.

Por lo tanto, si no podemos darle la atención de relación, al menos demos una capacitación rudimentaria para que pueda vivir huérfano y sujeto circunstancialmente a una autoridad delegada y no paternal. Sé que el deterioro del cristianismo actual no nos permite regresar a la realidad de la Iglesia primitiva, porque el egoísmo humano ha crecido de forma gigantesca, como consecuencia del materialismo brutal en el cual vivimos. Solo nos resta hacer lo que podemos, sin mirar la realidad existente y clamar porque el Señor venga pronto por una iglesia que languidece en los afanes de este mundo, porque estoy seguro que pese al sombrío panorama espiritual de la iglesia, hay un remanente que espera con anhelo la venida del Señor.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Estudios Bíblicos. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a LA PÉRDIDA DEL VALOR DEL DISCIPULADO

  1. Martha dijo:

    Pastor pero cual es mi papel como hij@ espiritual de una persona a la ke no se le ve esa motivacion x discipularme, aparte de orar por mi maestr@??
    Cual debe ser mi actitud frente a una situacion asi, debo abandonarl@, debo orar 3, 10, 15 anios x esa persona… xq existe el caso de discipul@s ke anhelamos tener ese trato tan cercano con nuestr@ padre o madre espiritual…

    • HERMANO, A VECES DAMOS LO QUE RECIBIMOS. CUANDO LOS PADRES NO HAN RECIBIDO CARIÑOS Y PROTECCIÓN, LES CUESTA TRABAJO DARLO, PORQUE NADIE PUEDE DAR LO QUE NO TIENE O NO COMPRENDE. SI UD. ES MADURO EN LA FE, OLVIDE LOS ERRORES DE SU MAESTRO, ROMPA LA MALDICIÓN, Y APLIQUE LA REGLA DE ORO, DELE A OTRO, LO QUE UD HUBIERA QUERIDO QUE LE DIERAN A UD.
      PERDONE Y SOBRELLEVE LOS ERRORES DE LOS QUE NO SUPIERON SER PADRES ESPIRITUALES.

      MARIO FUMERO

      • Martha dijo:

        La verdad nunca habia visto las cosas desde ese punto de vista, me habia limitado a aceptar a mi maestra tal cual es y decir: asi es ella, ni modo!! practicamente estaba empezando a acomodarme y pensar ke no podia hacer nada mas ke orar… pero tiene toda la razon voy a empezar a darle ese amor y esa atencion ke tanto anhelo recibir de parte de ella, xq si no en nada estamos esto se trata de aplicar la palabra en nuestras vidas, Dios me esta formando para mis discipulas, me emociona saberlo… n_n
        Mil Gracias Pastor, Mil gracias a Dios x su vida.. Bendiciones

  2. Silvia dijo:

    Hermano muy buena su enseñanza, necesitamos que se nos hable asi, que nos duela y llegue a la llaga,

    Estoy de acuerdo con usted el discipulado es una transferencia,

    Me bendijo la ensenanza y voy a compartirla con otros

  3. Jose Manuel dijo:

    Hermano Mario Dios le bendiga

    Que podemos hacer con una persona que lleva años en un discipulado y que no le miramos un cambio siempre es rebelde respondon impuntual mantiene malas relaciones humanas criticadora chismes y todas esas cosas que no agradan a Dios que recomienda usted

    Seguirle ayudando o darle salida del grupo
    ¿Que hacer?

    PIENSA EN LO QUE HIZO JESUS CON SUS DISCIPULOS, QUE FUERON REBELDES, IMPULSIVOS, IMPERFECTOS Y CONFRICTIVOS. PACIENCIA Y ESPERAR QUE DIOS HAGA LA OBRA.

  4. karla dijo:

    pastor buen dia su enseñanza es muy buena es la primera vez que leo esto y en cierta forma yo vivi algo similar al discipulado estilo clase pero esto que usted puso me a hecho reflexionar mucho pero kisiera saber en si el discipulado es lo mismo que una paternidad espiritual porque muchos podemos tener muchos maestros pero no muchos padres

    • Frank Latimer dijo:

      ues a mi me tocó tener muchos …y los que faltan si no me voy pronto ,que es lo que realmente quiero .Será por eso que nunca tendré hijos espirituales , realmente es algo que no quiero , TAMPOCO ME GUSTA pues
      …” a nadie llaméis padre vuestro”…ojo …
      ———————————————————————————————————————
      ..MATEO 23
      6 y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas,
      7 y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí.
      8 Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos.

      9 Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos.
      ————————————————————————————————————————
      ¿ vale ?——————————-
      ———————————————————————————————————————
      verso -10 Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo.
      ——————————————————————————————————————-¿sencillo no ?
      _______________________________________________________________________

      verso 11 El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo.
      12 Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.
      —————————————————————————————————————
      No quiero , no puedo , Y ADEMÁS SI PUDIESE no debo influir en nadie desde arriba ni como padre ni como nada de eso , seré raro…..lo seré ,pero ahí esta la escritura .
      Si no influyo como hermano —mejor dejarlo y empezar de 0 otra vez .
      hasta aquí me llega la luz …más no veo .

      • Frank Latimer dijo:

        SI NO “INTERPRETO” … ó …. NO ENTIENDO …me lo explican …todo es posible en un cerebro limitado y humano como el mío .
        YO LO VEO ESCRITO Y PROHIBIDO …NO HAY ESTATUS DE PADRE ESPIRITUAL
        … a no ser como expresión muy poco afortunada , si es una expresión indicando procedencia del testimonio y de un trabajo facilitando el crecimiento desde el ministerio …lo entiendo , no pasa nada , pero es muy peligrosa la expresión de esa palabra, por algo esta escrito no usarla excepto con Dios .
        SI SE ME ESCAPA EL CONCEPTO JUDAICO …PUEDE SER …ESTOY EN ELLO Y HARÍAN BIEN EN COMPARTIR Y EXPLICARME LO NO QUE VEO, SI ES QUE ESTÁ MAL MI VISIÓN DEL ASUNTO .
        A VER ….SI CAPTO TODO DESDE LA CULTURA JUDÍA Y PROGRESO PARA ENTENDER .
        GRACIAS .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.